Conecta con nosotros

Revista

‘La Roca’ podría buscar ser el próximo presidente de EEUU

Published

on

El actor Dwayne «La roca» Johnson afirmó que está analizando seriamente cambiar su carrera y no descartó que pudiera aspirar a ser el próximo presidente de Estados Unidos.

El también fisiculturista, quien se inició como superestrella en la lucha libre estadunidense, dejó entrever en una entrevista con la publicación GQ que podría ser el próximo sucesor del presidente republicano Donald Trump.

La aclamada estrella de acción expresó sus posibles aspiraciones políticas y por qué se le pidió que aprobara a cualquiera de los candidatos en las elecciones presidenciales de 2016.

El año pasado, The Washington Post publicó un artículo de opinión afirmando que Johnson podría ser una fuerza a tener en cuenta si decidiera entrar en la arena política.

Desde entonces, Johnson dijo a Caity Weaver de GQ que ha dado un pensamiento profundo. Y cuando se le preguntó si va a contender por el puesto, respondió: «Creo que es una posibilidad real», según Weaver, quien observó que la respuesta fue solemne.

Johnson también comentó sobre su evasiva de endosar a Trump y Hillary Clinton durante la temporada electoral del año pasado. Él rechazó ambas ofertas por múltiples razones, explicó.

«Me sentí como si estuviera en una posición en la que mi palabra tuviera mucho peso e influencia, que por supuesto es la razón por la que querían el endoso», dijo el actor.

«Pero también tengo un tremendo respeto por el proceso y sentía que si compartía mis opiniones políticas públicamente, algunas cosas sucederían -y estas son todas las conversaciones que tengo conmigo mismo, en el gimnasio a las cuatro de la mañana”, indicó.

«En su momento sabía que si opinaba podría influir en otras personas y por eso no quise decidirme a dar mi opinion», expresó.

Johnson, que protagoniza la próxima cinta de Baywatch («Guardianes de la bahía») dijo a ambos campamentos electorales que preferiría que los estadunidenses decidieran por sí mismos.

Respecto a Trump, dijo: «Personalmente, siento que si yo fuera presidente, el equilibrio sería importante. El liderazgo sería importante».

«Asumir la responsabilidad de todo el mundo. [Si no estuviera de acuerdo con alguien] en algo, yo no los cerraría. En realidad los incluyo. Lo primero que haríamos es que nos íbamos a sentar y hablar de ello, manifestó el actor, de 45 años.

Cuestionado sobre la prohibición impuesta por la administración Trump de viajar a musulmanes, fue directo y tuvo una respuesta inmediata.»Estoy totalmente en desacuerdo con él», anotó.

«Creo firmemente en nuestra seguridad nacional, pero no creo en una prohibición que restrinja a los inmigrantes. Creo en la inclusión. Nuestro país fue construido sobre eso, y continúa haciéndose fuerte con eso mismo», puntualizó.

MVS

Revista

SocialMediaCUU explica porqué las redes sociales son trascendentales en las elecciones

Published

on

By

Los datos que proporciona el INE respecto de la lista nominal, es decir, la lista de personas que ya tienen credencial para votar, muestra un porcentaje muy amplio de gente joven que votará por primera vez. Entre sus principales características está el hecho de que utilizan principalmente medios digitales para informarse y, por su número, representan un valioso mercado para todos los partidos políticos.


 

En la lista nominal se cuentan poco más de 98 millones de personas, al corte de febrero de 2024. Así, en el país existen poco más de 15 millones de personas inscritas entre los 18 y 24 años; es decir, primovotantes, lo que representa el 15% del total.

Si sumamos a la población millennial y centennial, es decir, todas las personas de 18 a 39 años inscritas, tenemos a casi 47 millones, que representan al 48%, es decir, prácticamente la mitad del universo de votantes.

Las cifras son claras: 15 millones de personas que no han participado jamás en un proceso electoral presidencial (y posiblemente en ningún otro) y que, estadística e históricamente, no tienen una preferencia política definida, pueden inclinar la balanza a favor de cualquier candidata o candidato; y casi la mitad de la lista nominal utiliza Internet y medios digitales para enterarse de las propuestas de las y los actores políticos.

De acuerdo con los últimos datos disponibles de la Encuesta Nacional Sobre Disponibilidad Y Uso De Tecnologías De La Información En Los Hogares (ENDUTIH), en el país existen 93 millones de internautas, siendo la franja de edad de los 18 a los 34 años, la que más se conecta a la red. Por otro lado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) muestra que las audiencias de radio han bajado a un 8.9% del universo de personas que pueden recibir una señal y las de televisión, a 14.1%. Para radio, las audiencias principales se encuentran en el rango de edad de 35 a 44 años, y las de TV se sitúan en 45 años o más.

Y es en este sentido en donde se plantea la problemática de las leyes electorales, ya que se tienen medios tradicionales como la televisión, la prensa impresa y la radio sobrerregulados, que incluso llevaron al INE a convertirse en una especie de central de medios gracias a la excesiva espotización; no obstante, los medios digitales, los más consultados por un enorme segmento de la población, no fueron tomados en cuenta en las normativas actuales.

Las plataformas digitales se convierten en una especie de tierra sin ley que permite a partidos y actores políticos realizar prácticas no éticas sin temor a sanción alguna ya que no solo no se contemplan acciones de comunicación política digital o fiscalización adecuada, además las normativas vigentes solo son aplicables a autoridades, actores y partidos políticos, no obstante, cualquier persona puede hacer una campaña electoral utilizando redes sociales y plataformas digitales.

De ahí la necesidad de crear marcos legales que permitan que las y los ciudadanos puedan elegir de manera libre, autónoma y sin cohesión a sus gobernantes, ya que tal y como se encuentra el panorama normativo electoral, la posibilidad de crear estrategias al marco de la ley para favorecer o entorpecer las campañas es muy alta, frente a un riesgo prácticamente nulo.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto