Conecta con nosotros

Slider Principal

Los repartidores de Amazon están colgando móviles de los árboles para conseguir más repartos

La crisis sanitaria ha afectado a muchos sectores y ha dejado sin trabajo a un gran número de personas -en Estados Unidos hay una tasa de desempleo de más del 10%-, por lo que los repartidores de Amazon, tratando de lograr que se les asignen más entregas, han colgado de los árboles cercanos a los centros de almacenamiento de paquetes de Amazon sus móviles.

¿Por qué? Por lo visto, según han contado al medio de comunicación internacional expertos y personas con conocimiento directo de las operaciones de Amazon, la compañía de Jeff Bezos ‘premia’ a aquellos repartidores que se encuentran más cerca del centro de reparto, dándoles antes la ruta de entrega.

El sistema es bastante simple: lo que hacen los repartidores es sincronizar su propio teléfono móvil con el dispositivo que han dejado en el árbol. Después esperan pacientes a que entre una alerta en la app Amazon Flex, una aplicación similar a Uber que les permite realizar entregas en sus propios coches. “Para muchos que tienen otros trabajos, es una forma de ganar dinero extra en su tiempo libre”, afirman desde Bloomberg.

Así es el robot de reparto de Amazon que se está probando cada vez en más lugares debido a la crisis sanitaria
Con el aumento del desempleo -y la consiguiente bajada de los fondos destinados a los desempleados, que han visto cómo se reducían las prestaciones-, la competencia por este tipo de trabajos se ha endurecido y más personas dependen de él como su principal fuente de ingresos. Estas rutas de entrega suponen unos 15 dólares, según la información del medio internacional.

En un correo electrónico interno, Amazon dijo que investigaría el asunto pero que no podría divulgar el resultado de su investigación a otros repartidores que se han quejado de los que han manipulado el sistema con esta treta. La compañía, a través de una portavoz, declinó la oferta de Bloomberg de hacer más comentarios al respecto.

A diferencia de los empleados por horas a los que se les paga incluso cuando el trabajo es lento, a los trabajadores subcontratados solo se les paga por trabajo. Por lo tanto, asegurar una ruta a través de la aplicación del teléfono es el primer paso clave para ganar dinero.

Amazon quiere que compres menos: está reduciendo las recomendaciones para hacer frente al aumento de pedidos
La mayoría de las rutas Flex duran de dos a cuatro horas y se pueden programar con anticipación, pero por las que los repartidores compiten tan ferozmente en Chicagoson ofertas instantáneas de entrega rápida, que requieren una respuesta inmediata y suelen tardar entre 15 y 45 minutos en completarse.

Cuando los conductores ven una oferta instantánea, solo tienen unos minutos para aceptar la entrega o perderla contra otra persona.

Es probable que los perpetradores cuelguen varios teléfonos en los árboles “para distribuir el trabajo a varias cuentas de Amazon Flex y evitar que Amazon los detecte”, dijo Chetan Sharma, consultor de la industria inalámbrica, a Bloomberg. “Si todas las rutas se alimentaran a través de un dispositivo, sería fácil de detectar para Amazon”, añadió.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Policiaca

El desgarrador momento en el que madre encuentra a su hijo en fosa clandestina

En redes sociales circula el video del desgarrador momento en el que Enedina, integrante del colectivo “Buscadoras de la Paz”, encuentra a su hijo Víctor en una fosa clandestina, a seis meses de su desaparición, en Hermosillo, Sonora.

Víctor, de 24 años, desapareció en abril pasado, por lo que su madre presentó una denuncia ante las autoridades correspondientes.

Sin embargo, tiempo después, Enedina inició su propia investigación para dar con el paradero de su hijo, luego de que cerraron la carpeta de investigación del caso de Víctor, debido a que se había “extraviado”.

Junto con el colectivo “Buscadoras de la Paz”, el pasado 14 de septiembre, encontró el cuerpo de Víctor en una fosa clandestina, que estaba en una casa abandonada, en la colonia San Bosco, en la Ciudad de Hermosillo. Dieron con el lugar gracias a su investigación y a una llamada anónima que confirmó las sospechas.

En la grabación se observa a Enedina en medio del llanto hincada a un costado de los restos de su hijo.

En un segundo video, publicado por dicho colectivo, una mujer recorre el lugar lleno de basura, donde fueron hallados los restos de Víctor.

“Encontramos a un muchacho que estaba buscándolo su mamá desde hace seis meses […] pueden ver su tenis y sus piernas. Creemos que está de cabeza en este hoyo. Así dejan a nuestros hijos, nadie los busca si no salimos nosotras”, señala la mujer con la voz entre cortada.

Por su parte Cecilia Delgado pide a la ciudadanía su apoyo para que aporten información de manera anónima, sobre la ubicación de posibles fosas clandestinas.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2F104017507980753%2Fvideos%2F2762873440628127%2F&show_text=0&width=560" width="560" height="315" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true" allowFullScreen="true"></iframe>

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

El día que el Chapo intentó su libertad por 50 millones de dólares

Era el 8 de enero de 2016 y un oficial de la ahora extinta Policía Federal (PF) realizó en Los Mochis, Sinaloa, una detención fortuita que llevaría al llamado juicio del siglo: arrestó a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, quien se había protagonizado una espectacular fuga de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, y asu jefe de sicarios Orso Iván Gastélum, El Cholo.

El día que El Chapo Guzmán fue detenido por tercera ocasión, el agente de la División de Seguridad Regional, al que por razones de seguridad se identifica como Tiburón tenía la asignación de realizar tareas de vigilancia en la carretera Los Mochis-Navojoa cuando recibió la orden de estar la pendiente de un auto Focus rojo que había sido robado y que probablemente se dirigía a ese punto.

Tal como se lo habían advertido, vislumbró el auto y le puso el alto sin saber que a bordo viajaban Guzmán Loera y El Cholo, del cártel de Sinaloa, quienes habían logrado burlar el cerco de la Marina escapándose por una alcantarilla.Iván Gastélum trató de intervenir a favor de su jefe (Foto: AP)Iván Gastélum trató de intervenir a favor de su jefe (Foto: AP)

«Comandante dígame qué quiere, pero ya écheme la mano (…) es más, le dejo 50 millones de dólares para que no vuelva a trabajar nunca en su vida”, le habría dicho El Chapo Guzmán al agente, según el diario Milenio, que tuvo acceso a las declaraciones de Tiburón, que forma parte de un recuento de historias de éxito, heroísmo, tragedia y sobrevivencia acumuladas en el blog de la PF, que desapareció este primer día del año para dar paso a la Guardia Nacional.

Ante la negativa del agente, El Cholo Iván también intentó intervenir a favor del Chapo al decirle al oficial “comandante, traigo al patrón, échenme la mano”.

Sin embargo, Tiburón los esposó y los subió a la patrulla y junto con su compañero los llevó a los dos a un hotel mientras llegaban los refuerzos.Para Guzmán Loera, esa detención marcaría su destino (Foto: REUTERS/Tomas Bravo)Para Guzmán Loera, esa detención marcaría su destino (Foto: REUTERS/Tomas Bravo)

“Ayúdeme y no va a volver a trabajar. Comandante, dígame qué quiere pero ya écheme la mano”, le dijo Guzmán Loera quien le ofreció como regalo, además del dinero, empresas que tenía en Sinaloa.

“Ahorita, espérese. Ahorita vemos qué hacemos”, le habría señalado el oficial, ante lo cual como respuesta recibió un “comandante, no se vale. Tanto huir y tanto dinero para que usted venga y me entregue. No se vale”.

Sin embargo, las súplicas tampoco conmovieron al agente de la PF quien le habría respondido con un tajante “también entiéndame, estoy haciendo mi trabajo. Nadie me dijo que ahí venía usted. Yo soy policía y estoy haciendo mi trabajo. No vaya a creer que alguien me avisó”.

El resto de la historia es de todos conocida, Guzmán Loera y El Cholo Iván fueron entregados a la Marina y enviados a cárceles de máxima seguridad.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Slider Principal

Llega Chihuahua a 13 mil 957 casos confirmados de Covid-19

El director médico de la Secretaría de Salud en la zona norte, Arturo Valenzuela Zorrilla, informó que el estado de Chihuahua registra 13 mil 957 casos confirmados y mil 317 decesos hasta el último reporte epidemiológico.

En el Reporte COVID-19 Conferencia Informativa #217 Virtual #174, destacó también que suman 7 mil 135 personas recuperadas con 78 nuevos; 9 mil 963 han sido descartados, 79 en las últimas 24 horas y se tienen 3 mil 985 sospechosos, se agregaron 229.

Contagios por municipio: Ahumada 11, Aldama 22, Allende 8, Ascensión 47, Aquiles Serdán 117, Bachíniva 9, Batopilas 5, Bocoyna 128, Balleza 2, Buenaventura 8, Camargo 88, Carichí 3, Casas Grandes 6, Chihuahua 3,620, Chínipas 29, Coronado 3, Cuauhtémoc 655, Cusihuiriachi 6, Delicias 748, Galeana 4, Gómez Farías 60, Guachochi 50, Gran Morelos 7, Guadalupe 3, Guadalupe y Calvo 9, Guazapares 25 y Guerrero 24.

Parral 431, Ignacio Zaragoza 2, Janos 15, Jiménez 71, Juárez 6,923, Julimes 5, López 2, Madera 19, Manuel Benavides 17, Matachí 1, Meoqui 147, Moris 2, Namiquipa 35, Nuevo Casas Grandes 171, Ocampo 6, Ojinaga 277, Praxedis G. Guerrero 4, Riva Palacio 2, Rosales 28, San Francisco del Oro 3, Santa Bárbara 10, Satevó 4, Saucillo 54, Temósachi 4, Urique 16, Valle de Zaragoza 3, San Francisco de Conchos 3, Santa Isabel 1, Dr. Belisario Domínguez 1, La Cruz 1, San Francisco de Borja 2.

La información muestra que el 53% (7,346) son del sexo masculino y 47% (6,611) del femenino.

Se confirmaron 15 nuevos fallecimientos: 7 en Juárez, 6 en Chihuahua, 1 en Cuauhtémoc y 1 en Nuevo Casas Grandes.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto