Conecta con nosotros

Nota Principal

Mueren 8 de cada 10 intubados por COVID-19 en el IMSS

Desde que inició la pandemia por Covid-19 y hasta octubre, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó una letalidad de 86.9% en las personas que requirieron intubación o ventilación mecánica.

Especialistas advierten que esto se debe al déficit de profesionales de la salud en terapia intensiva y a que los pacientes llegan en condiciones muy graves a las unidades médicas.

De acuerdo con solicitudes de transparencia, hasta el pasado 14 de septiembre, el instituto atendió a 204 mil 33 pacientes por coronavirus, de los que 62% se reportaron como ambulatorios.

En una tarjeta informativa, enviada anoche a este diario, el IMSS detalló que al mes de octubre se han intubado a 17 mil 331 de sus pacientes y que de éstos han fallecido 15 mil 70, “lo cual arroja una tasa de letalidad de 86.9% a la fecha reportada”. Así, murieron 8 de cada 10 intubados.

Al comparar a México con otros países, se aprecia que la letalidad en este tipo de pacientes es muy elevada, por ejemplo, los primeros reportes desde Wuhan, China, revelaron una alta mortandad en pacientes con cuidados críticos, 80%, según Lancet Respiratory Medicine.

Sin embargo, para entonces se trataba de una enfermedad nueva, conforme avanzó la pandemia, reportes internacionales indicaron una disminución en el número de decesos en pacientes que pasaron por los ventiladores mecánicos.

Nueva York pasó de una letalidad de 88% a 25%, y para el mes de mayo un grupo de médicos del Emory University School of Medicin encontró que sólo 35% de los pacientes con Covid-19 que requirieron ventiladores murieron, un porcentaje más bajo que los primeros informes que rondaban 80%.

Alejandro Macías, infectólogo y excomisionado para la atención de la influenza en 2009 y actual integrante de la Comisión de la UNAM para la Atención del Coronavirus, precisó que si bien la adquisición de ventiladores mecánicos para atender la pandemia fue una buena respuesta por parte del gobierno, es necesario contar con los profesionales necesarios para atender una cama de terapia intensiva.

“No es lo mismo tener una cama con ventilador si no cuentas con el personal para atenderla, incluso, durante la pandemia hubo camas de terapia intensiva que se colocaron en áreas de extensión en los hospitales y esto por sí mismo puede significar un problema, no es un secreto que México tiene déficit de especialistas y para intubar es necesario estar capacitado, no es que los médicos no sepan hacerlo, pero sí se requiere profesionalización”, dijo.

De acuerdo con datos al 14 de septiembre pasado, de las 32 entidades en las que el IMSS acondicionó hospitales para atender Covid-19, cinco concentran 50% de las defunciones en personas que requirieron una cama de cuidados críticos.

La Ciudad de México lidera la lista con 2 mil 810 fallecimientos; seguida por el Estado de México, con mil 979; Veracruz reportó 964; Baja California, 849, y Jalisco, 621. En contraste, los estados con menos defunciones en pacientes intubados son: Durango, con 95; Zacatecas, con 113; Baja California Sur, con 118; Morelos, con 142, y Colima, con 147.

Gregorio Benítez, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que la intubación va más allá de la capacitación que deben tener los profesionales de la salud, puesto que también es necesario saber programar los ventiladores y ajustar la cantidad de oxígeno que recibirá el paciente.

“Los ventiladores no son equipos médicos que cualquiera sepa usar, si bien el personal encargado de la terapia intensiva tiene destreza en cómo intubar, no deja de ser algo arriesgado porque al final es un objeto ajeno al organismo, pero no sólo es la intubación, sino la programación del ventilador, ajustar los monitores, así como la cantidad de oxígeno que recibirá el paciente y monitorear el tiempo entre las respiraciones, por ejemplo”, expuso.

Debido al déficit de especialistas en terapia intensiva, el IMSS contrató 17 mil médicos; sin embargo, Arturo Olivares Cerda, secretario general del Sindicato del Seguro Social, resaltó que ninguno tenía especialidad, por lo que dentro del instituto se conformaron equipos para atender a pacientes con Covid-19.

Aproximadamente se crearon 3 mil 879 equipos conformados por 2 mil 342 médicos urgenciólogos; 235 epidemiólogos; 577 intensivistas; mil 320 internistas; 483 inhaloterapistas; mil 962 enfermeras intensivistas y 9 mil 533 generales, para atender a todos los pacientes con SARS-CoV-2, la dinámica era que cada grupo tenía un líder familiarizado con la atención en terapia intensiva que servía como guía a los demás integrantes.

“Los equipos se trasladaron a la Zona Metropolitana del Valle de México, se instalaron 16 mil 452 profesionales de la salud en 185 hospitales y seis unidades médicas de expansión para atender a pacientes con Covid-19 las 24 horas”, detalló el IMSS.

Fuente: Vanguardia

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Nota Principal

Inicia este lunes semáforo rojo modificado en todo el estado

El gobernador Javier Corral Jurado anunció que a partir del lunes 23 de noviembre, el estado de Chihuahua entra en una etapa de semáforo rojo modificado, ante lo cual pidió nuevamente solidaridad y comprensión, además de mantener la unidad para salir adelante.

En un mensaje dirigido al Pueblo de Chihuahua, el mandatario estatal informó que este lunes se reunirán los titulares de las secretarías de Innovación y Desarrollo Económico, General de Gobierno y de Salud, con el sector comercial y restaurantero, para establecer nuevas modalidades de reapertura y pedirles que firmen un compromiso para cumplirlas.

Los bares, centros nocturnos, tianguis, iglesias, cines y gimnasios continuarán suspendidos, al igual que se mantienen los horarios y restricciones de venta de alcohol hasta el 1 de diciembre.

Javier Corral destacó que actividades no esenciales como la industria, van a poder operar con un aforo de hasta el 30% del número máximo de registros en el IMSS, pero también podrán irse hasta el 80% con una certificación de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

En el nuevo semáforo rojo modificado, también podrán abrir las bibliotecas pero sólo para préstamo externo de libros y materiales, cubriendo las medidas y protocolos sanitarios.

Las tiendas de autoservicio también estarán abiertas, con el aforo permitido según su espacio y extensión.

El gobernador reconoció el esfuerzo, la solidaridad y el sacrificio de la sociedad, principalmente del sector económico, ya que ante el difícil equilibrio de cuidar la salud y al mismo tiempo proteger la economía, primero se protegerá la vida y la salud de las y los chihuahuenses.

“Esta difícil tarea tiene un objetivo clarísimo: evitar que más personas mueran a causa de esta enfermedad y este es precisamente el espíritu que anima al Consejo Estatal de Salud, que ayer votó por unanimidad las nuevas medidas”, expresó.

Reiteró que se han escuchado las diversas propuestas que los organismos empresariales han hecho y este próximo lunes les propondrán adecuaciones específicas que les permitan reabrir en alguna proporción sus negocios.

El jueves 26 sesionará nuevamente el Consejo Estatal de Salud, para analizar el comportamiento de las variables establecidas y el viernes 27 de se dará a conocer si se continúa en rojo modificado o se podrá transitar al naranja en alguna de las regiones a partir del 30 de noviembre.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Chihuahua

Más de 271 mil cervezas y 55 barriles fueron decomisados por “Célula COVID”

Inspectores de la Dirección General de Gobierno, lograron el aseguramiento de más de 270 mil latas de cerveza en la colonia Deportistas, ubicada al norte la ciudad.

Tras varios días de investigación, los elementos acudieron al domicilio en el que encontraron 271 mil 304 latas de cerveza y 55 barriles, y al no tener permiso de almacenaje se procedió a retirar el producto.

La célula estuvo integrada por elementos de la Fiscalía General del Estado, Policía Vial, Gobernación Estatal, COESPRIS y Protección Civil del Estado.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Nota Principal

Chiapas, segundo estado en semáforo epidemiológico verde

Chiapas se convirtió en el segundo estado de la República Mexicana que alcanza el color verde en el semáforo epidemiológico por COVID-19, es decir, logra un riesgo bajo de contagios de coronavirus.

Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, en conferencia diaria sobre la situación del coronavirus, presentó la actualización del semáforo epidemiológico por COVID-19. En esta ocasión, dos estados se mantienen en rojo, 14 en naranja, 14 en amarillo y dos en verde.

A partir del lunes 23 de noviembre, en Chiapas se podrán reabrir algunas actividades.

El estado de Chiapas, que estaba en amarillo, por primera vez pasó a semáforo verde, bajo riesgo epidemiológico por coronavirus. En tanto, 4 estados que estaban en naranja pasaron a semáforo amarillo, riesgo medio, las entidades son: Baja California Sur, Colima, Sinaloa y Yucatán.

De igual forma algunas entidades tiene riesgo de regresar a color rojo.

Así queda el semáforo COVID-19

Entidades en ROJO:

Chihuahua
Durango

Entidades en NARANJA:

Aguascalientes
Baja California
Ciudad de México (con riesgo de pasar a color rojo)
Coahuila (con riesgo de pasar a color rojo)
Estado de México
Guanajuato
Guerrero
Hidalgo
Jalisco
Nuevo León (con riesgo de pasar a color rojo)
Querétaro (con riesgo de pasar a color rojo)
San Luis Potosí
Sonora
Zacatecas (con riesgo de pasar a color rojo)

Entidades en AMARILLO:

Baja California Sur
Colima
Michoacán
Morelos
Nayarit
Oaxaca
Puebla
Quintana roo
Sinaloa
Tamaulipas
Tabasco
Tlaxcala
Veracruz
Yucatán

Entidades en VERDE:

Campeche
Chiapas

¿Qué se puede hacer en semáforo verde?
Se permite regresar a las actividades escolares, además de las no esenciales y la reapertura de espacios públicos. Se prevé que en este nivel se regrese a la normalidad pero manteniendo las medidas de salud pública y laboral, así como las acciones de cuidados a las personas vulnerables.

Se deben seguir de manera estricta las intervenciones de sana distancia, dependiendo del color de semáforo en el que se encuentren a nivel local.

De no hacerlo se corre el riesgo de que en los lugares en que no se ha incrementado de forma sustancial la actividad epidémica, pueda emerger la epidemia de forma abrupta, con la necesidad de imponer medidas más restrictivas que no convienen a la vida pública y la economía.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto