Conecta con nosotros

Deportes

NFL: La ‘maldición’ de ganarle a los 49ers de San Francisco

La ‘maldición’ de ganarle a los 49 de San Francisco.Los 49ers de San Francisco son uno de los mejores equipos de la presente temporada de la NFLCréditos: Twitter 49ers de San Francisco

Derrotar a San Francisco en la actual temporada ha traído graves ‘consecuencias’ a los tres equipos que lo han hecho: Cleveland, Minnesota y Cincinnati. Todos ellos han perdido por lesión a su mariscal de campo.

Estados Unidos.- Los 49ers de San Francisco pareciera que lanzan una ‘maldición‘ ante cada equipo que los vence en la actual temporada de la NFL.

¿Ya conoces nuestro canal de WhatsApp? Suscríbete!

En lo que va de la campaña, el equipo californiano ha caído en tres ocasiones y cada uno de esos rivales se ha quedado sin quarterback para el resto de la temporada.

Su primera derrota se dio el 19 de octubre ante Browns de Cleveland y el pasado 15 de noviembre se dio a conocer que Deshaun Watson, su mariscal de campo, quedaba fuera de la temporada a raíz de una lesión en el hombro derecho que requería de cirugía.

Más tarde, el 23 de octubre, cayeron de nueva cuenta, pero ahora ante Vikingos de Minnesota.

Siete días después de ese partido se anunció que Kirk Cousins, su lanzador, quedaba fuera de acción. La causa de la baja de Kirk, de 35 años de edad, fue un desgarro en el tendón de Aquiles.

Para el día 29 de octubre llegó un nuevo tropiezo de San Francisco, tercero en fila, en aquella ocasión frente a Bengals, quien recientemente se quedó sin Joe Burrow en lo que resta de la campaña.

Se anunció hace días que el jugador de Cincinnati presenta un desgarro de ligamento de la mano derecha.

Dichos acontecimientos hacen pensar a los aficionados al futbol americano que pudiera existir un ‘maleficio‘ al ganarle a los 49ers en la actual temporada, quienes actualmente arrastran tres triunfos en fila y ostentan una marca de 8-3.

Publicidad

Deportes

Muere Wilson Fittipaldi, ex piloto brasileño de Fórmula 1 y leyenda del automovilismo

«A los 80 años, Wilsinho falleció serenamente y rodeado de todo el amor que mereció durante toda su vida», dijo la organización en Instagram.

Wilson Fittipaldi «conjugó talento, visión de futuro y osadía para llevar el nombre de Brasil a un nivel nunca imaginado», agregó.

El excorredor estaba internado en un hospital de Sao Paulo desde el 25 de diciembre, cuando sufrió un paro cardíaco tras atorarse con un pedazo de carne que comió en un almuerzo familiar, con motivo de Navidad y de su cumpleaños 80.

Opacado por la imagen de su hermano menor, dos veces campeón de la Fórmula Uno (1972 y 1974), Wilson Fittipaldi corrió en diferentes categorías de Brasil y Europa.

Nacido en Sao Paulo el 25 de diciembre de 1943, pasó por la Fórmula 2 y la Fórmula 3 antes de alcanzar un acuerdo con Bernie Ecclestone, entonces director del equipo Brabham Ford, para ingresar a la F1 en 1972.

Se estrenó con un tercer lugar en el Gran Premio de Brasil, que no contaba para el campeonato, en un prometedor debut que fue opacándose con el paso de la temporada.

No hizo puntos y vio a su hermano Emerson convertirse, con 25 años, en el campeón mundial más joven de este deporte, un récord que mantuvo hasta que el español Fernando Alonso (24) lo desbancó en 2005.

En 1973 tuvo mejores actuaciones, alcanzando un quinto puesto en el circuito alemán de Nürburgring.

Sumó tres puntos en el campeonato que le permitieron terminar el año en la casilla 16, su mejor ubicación general en la F1.

Se ausentó para la temporada siguiente, en la que Emerson ganó su segundo título, para afinar detalles del estreno en la máxima competencia automovilística de un proyecto personal: el equipo brasileño Copersucar, que tiempo después se llamó Fittipaldi.

Wilson estuvo al volante de un auto que decepcionó. Se retiró en 1975 y se dedicó a dirigir la escudería, a la que su hermano Emerson se unió como piloto de 1976 hasta 1980.

El equipo no entró nunca al podio de la clasificación general de la Fórmula Uno y desapareció en 1982 en medio de aprietos financieros.

Wilson volvió ocasionalmente a las pistas en competencias de menor envergadura y se dedicó a seguir la carrera de su hijo Christian, quien pasó por la F1, Cart, Nascar y la Fórmula 3000, entre otras.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto