Conecta con nosotros

Resto del mundo

Niña de 5 años es diagnosticada con Covid y enviada a casa; falleció 15 horas después

Una niña de cinco años falleció recientemente en la ciudad de Amarillo, en Texas (Estados Unidos), tan solo 15 horas después de ser diagnosticada con COVID-19. Según el testimonio de los padres, los médicos aseguraron que la enfermedad no afecta a los niños y la enviaron a casa, informan medios locales.

La menor, identificada como Tagan White, fue trasladada a un hospital después de pasar varios días con mucho sueño y empezar a vomitar. En el establecimiento dio positivo al coronavirus, pero los especialistas consideraron que podía recuperarse en su domicilio.

“Nos dieron de alta y simplemente me dijeron que estaría bien, que el coronavirus no afecta a los niños”, aseguró a KAMR la madre de la niña, Lastassija White .

Lejos de ser así, Tagan continuó debilitándose en casa, hasta que sus padres la encontraron “casi inconsciente” mientras dormía. Al notar que había dejado de respirar, llamaron de inmediato a una ambulancia, pero la menor murió poco después.

“Mi corazón está tan vacío que estoy destrozada y no sé si seré capaz de recomponerme. […] Todo lo que puedo oír es ‘mamá’. ¿Cómo puedo seguir sin esas palabras todas las noches? Estoy tan perdida, mi amor, que todavía me cuestiono las acciones de dios”, escribió Lastassija al compartir una foto junto a su hija en Instagram.

La familia señaló que Tagan no tuvo los síntomas más comunes relacionados con la pandemia, como fiebre o tos.
“El doctor nos dijo que nuestra hija estaría bien, y ni siquiera sobrevivió 24 horas. Murió dentro de las siguientes 15 horas”, declaró Quincy Drone, el padre de la niña.

Por su parte, la directora del Departamento de Salud de Amarillo, Casie Stoughton, manifestó que la institución está “desconsolada”. “Nuestros pensamientos y oraciones están con esa familia en particular y con cualquier familia que haya perdido a alguien aquí en nuestra comunidad”, agregó.

Fuente: RT

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Resto del mundo

«Trump me lo pidió», asegura «hombre búfalo» al FBI

La policía arrestó a más alborotadores del Capitolio el sábado, incluido un hombre que se llevó el atril del presidente de la Cámara, cuando surgieron más detalles gráficos de la insurrección, que revelaron la violencia y brutalidad de la mafia que irrumpió en un asiento del poder político estadounidense.

Un oficial ensangrentado fue aplastado en una puerta que gritaba en el asedio del miércoles, lo que obligó a los legisladores a esconderse durante horas y detener su votación para afirmar la victoria del presidente electo Joe Biden. Otro oficial cayó por una barandilla hacia la multitud que estaba debajo después de ser golpeado por detrás. Los miembros de los medios de comunicación fueron maldecidos, empujados y golpeados.

Una gran cantidad de fotos y videos capturaron el motín, que dejó cinco muertos. Muchas de las imágenes fueron tomadas por los propios alborotadores, pocos de los cuales llevaban máscaras que hubieran reducido no solo sus posibilidades de contraer el coronavirus, sino también sus posibilidades de ser identificados. Algunos se esforzaron por destacar.

Jacob Anthony Chansley, un hombre de Arizona visto en fotos y video de la mafia con la cara pintada y vistiendo un disfraz que incluía un sombrero de piel con cuernos, fue detenido el sábado y acusado de cargos que incluyen entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio. .

El alborotador sin camisa que fue fotografiado asaltando el Capitolio de los Estados Unidos con un traje de cuernos y pieles le dijo al FBI que llegó a Washington DC el miércoles «a pedido del presidente».

Chansley, más conocido como Jake Angeli, permanecerá bajo custodia en Arizona a la espera de una audiencia de detención que se programará durante una comparecencia inicial ante el tribunal a principios de la próxima semana, dijo la fiscal federal adjunta Esther Winne a The Associated Press por correo electrónico. Chansley no respondió de inmediato a los mensajes enviados por correo electrónico y teléfono.

Chansley, quien se había convertido en un elemento básico en su disfraz en las protestas pro-Trump en todo el país, ahora se encuentra entre las docenas de personas arrestadas a raíz de la invasión del Capitolio por una gran multitud de partidarios de Trump enfurecidos por su derrota electoral.

Los alborotadores se apoderaron de las cámaras de la Cámara y el Senado, rompieron ventanas y ondearon banderas de Trump, Estados Unidos y la Confederación.

Un hombre de Florida acusado de robarse con el atril de Pelosi durante el caos fue arrestado el viernes por la noche con una orden federal y estaba detenido el sábado sin derecho a fianza en el condado de Pinellas, Florida. Los registros de la cárcel no muestran si Adam Johnson, de 36 años, de Parrish, Florida, tiene un abogado.

Johnson fue acusado el sábado de robo, entrada violenta y alteración del orden público en los terrenos del Capitolio.

El padre casado de cinco hijos fue rápidamente identificado en las redes sociales por los residentes locales como el hombre de una foto sonriendo mientras caminaba por la rotonda del Capitolio con el atril de Pelosi, informó The Bradenton Herald.

Johnson publicó en las redes sociales que estuvo en Washington, D.C., durante los disturbios del miércoles e incluyó comentarios despectivos sobre el movimiento Black Lives Matter, según The Bradenton Herald. Posteriormente, esas publicaciones se eliminaron o eliminaron.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto