Conecta con nosotros

Revista

“Nunca hables, de lo que no sabes”. Entrevista a Doany Domínguez en Podcast Lateral

La periodista Doany Domínguez, estuvo en entrevista con Mario Salinas, en el Podcast Lateral, donde compartió situaciones de la vida personal y profesional y, como llegó a ser una voz importante en los medios de comunicación de Chihuahua capital.

A grandes rasgos, ella asegura no temerle a nada, eso le permitió llegar lejos, pero si han existido situaciones que la han auto saboteado y trabaja para eliminar eso de su vida.

Con la voz quebrada, indica que hasta el momento no ha superado la muerte de sus padres, pese a que ellos siempre le dijeron que lo natural era nacer y morir, hoy en día, sigue en terapia para poder vivir sin dolor.

En una larga charla, contó cómo ha ganado premios de periodismo y lo importante que es trabajar en equipo. Ahora se dedica a hacer periodismo restaurativo, un mecanismo novedoso que no solo sirve para criticar políticas públicas, sino resolver el problema.

Hoy en día, Doany es mentora de comunicadores que van encaminados a lograr un nombre, tal como ella lo tiene en este momento y ahora se ha convertido en su mentora.

Aquí les dejamos la entrevista de la periodista.

 

Mario Salinas: Doany ¿cómo estás?

Doany Domínguez: muy contenta, muy honrada por esta invitación, te agradezco muchísimo.

Mario Salinas: Oye tengo mucho que aprender de gente como tú, espero que ahorita que ya hicimos toda la magia de la pre producción, podamos aprender mucho de ti, de tu comunicación, de tu locución, trate ahorita antes de entrar a cuadro mantenerme, dije no me voy a poner en modo fan, pero gracias por estar aquí, espero pasarla bien.

Doany Domínguez: la vamos a pasar muy bien, ni lo dudes.

Mario Salinas: La primera vez que te vi en persona, fue escuchándote gritar en un partido de tus 49 contra mis broncos de Denver, y luego me dicen a pues ella es Doany Dominguez, la que estabas buscando para lateral. Platícame de la afición por los deportes, la verdad es que si la vives intensamente.

Doany Domínguez: Mira yo soy 49 desde que tengo 5 o 6 años, no sé, estábamos buscando una caricatura mi hermana y yo y me quedé ahí porque había nieve, a pensar de que somos de Cuauhtemoc crecimos en el DF y entonces extrañábamos la nieve y había un juego de 49 contra broncos y, ahí nos quedamos, mi hermana es una súper dotada y si yo tenía 5 pues ella tenía menos y nos quedamos a ver el juego tratando de entender las reglas y de ahí pal real, yo amo todos los deportes vistos, no practicados, salvo el automovilismo que ahí sí he conducido, porque de lo único que sé es de automóviles.

Te voy a decir hasta qué grado llega mi apasionamiento en todo, pero sobre todo en el tema de los deportes, tengo amigos que han puesto sports bars y restaurantes madamas para que vaya a ver los juegos ahí y hacerles público, de verdad!

Mario Salinas: Lo decimos ahorita, eres muy apasionada, de donde crees que viene esa intensidad por lo que te llena, parece muy obvio pero a mi no me suena tan obvio porque a mí me encanta esto, pero sé que lo tengo que regular porque si no me empacho, no sé si tú esa intensidad la aprendiste a regular o para ti ya no es necesario.

Doany Domínguez: No es necesario, porque no le tengo miedo a nada, segundo sé que mis intenciones siempre son buenas, yo jamás usaría ni los micrófonos ni mi capacidad para afectarte de alguna manera, o sea yo lo que está os llamados a hacer los periodistas es a sacar lo evidente al área abierta, pero no es para destruir, contrario, lo que más necesitamos en estos tiempos es el bien mayor.

Yo desde chiquita, desde que recuerdo, mi papá y mi mamá también, era muy querida en la cuadra, pero mi papá siempre llegaba a contarnos cómo había ayudado a alguien, entonces ya cuando creces con esa escuela, pues es muy difícil que cuando te dediques a lo que sea ¿porque tendrías que hacerlo con otra intención y porque tendrías que hacerlo con menos pasión que algo que necesita dar un ejemplo, porque tú estás de paso, vienen generaciones atrás de ti, que si tú haces mal tu chamba, viene a degradar lo que viene atrás de ti.

Yo por ejemplo soy producto de generaciones de la vieja escuela que me arroparon, que me abrazaron y tengo méritos, pero mi mayor mérito es tener grandes maestros.

Y algunos maestros que he tenido me han dicho ya es que tú ya me superaste, y pues no hay mejor marca para saber que fuiste un gran maestro, que te superen tus alumnos, yo espero que mis alumnos al rato sean mejores que yo y entonces habré hecho bien mi trabajo.

Mario Salinas: Esa intensidad del día a día tienes alguna manera para cuidarte tu para que no sea alguna energía desbocada?

Doany Domínguez: Es una energía desbocada, y me ha costado mucho tiempo llegar a la conclusión regularla, sobre todo cuando se apaga el micrófono, que dejas de existir públicamente, y voy a citar a un amigo que dice “todos necesitamos terapia, y yo empecé a ir a terapia hace muy poco relativamente, porque yo siempre pensé que esas cosas no eran para mi. Ya me veo yo sentada con una persona especialista de la salud mental e incluso holística, que yo no creía nada de todo eso, que estoy tratando de aprender y digo cómo me tarde en llegar a esta parte, donde ya no ayudo yo, sino me ayudan a mi.

También saber pedir ayuda es algo que se aprende, en mi caso estaba acostumbrada a servir y ayudar y me empezaron a decir dos tres amigos, es que también cuídate tú y yo no lo necesito, pero después de mi accidente que me vuelvo una persona con discapacidad, entiendo que necesito ayuda.

Mario Salinas: Que difícil, verdad

Doany Domínguez: Pues la vida te para cuando no te paras tu, Diosito dijo a ver mi reina.

Mario Salinas: Es aprender de tu misma vulnerabilidad, porque muchas veces si hay señales y no las quieres ver, porque es la típica de te está costando hasta la chamba y no nos dejamos, que bueno que en tu caso ya aprendiste a recibir poquito a poquito.

Doany Domínguez: El que te ayuden a subir escaleras, a bajar! Mira yo durante mucho años siempre corría para todos lados con unos tacones que no me los quitaba nunca, es más tengo un poema, porque entre otras cosas, escribo poemas y en un poema, escribí como me entero que ya llegue a mi casa porque en el depa resuenan mis tacones y ahí me enteraba que ya me tenía que apagar.

De pronto haces cosas en automático y si está muy difícil quitarte el automático y meter el freno de mano, pero si no lo haces tú, a las buenas o las malas, va a pasar.

Mario Salinas: Vienes de una casa llena del mundo de l comunicación, tú abuelo, tu papá han hecho un nombre y una carrera, antes de eso cuéntame los primeros recuerdos, sobre todo los que relacionas en ese mundo, no se, ver a tu papá con una cámara, ver armar un sed hasta de juego ¿cómo eran esos recuerdos y cómo te conectan a lo que ahorita estás viviendo?

Doany Domínguez: Yo me recuerdo desde muy chiquita, mi papá con muchos amigos locutores necesitando voces infantiles y llevando a las dos mocosas, para mi es sumamente clásico, en alguna otra entrevista cuento cómo crecimos y se nos hizo natural, pero aparte calientas la garganta de una manera distinta, porque tienes que aprender a respirar, mover el diafragma, o sea tú oyes una bonita voz y no sabes todo lo que hubo de tras para trabajarla, lo mismo pasó en el caso de mi abuelo.

Hay dos maneras de que yo me conecte, una que soy exageradamente extrovertida, muchísimo y dos que como me aprendí las técnicas de comunicación desde muy chiquita, nunca se me ha hecho desconocido el micrófono ni la prensa escrita, ni los medios, ni los géneros literarios, ni periódicos, porque mi papá escribía, así crecí.

Tuve un abuelo que también escribía, conducía, hizo periodismo, de hecho así lo asesinan, cuando inicia el narcotrafico, lo matan con todo y su segunda familia cuando empezaba el narcotrafico, e incluso cuando me dicen ¿te han amenizado de muerte? N cantidad de veces ¿y no te asustas? Claro que no, es parte de la chamba, te vas a morir, lo doy por hecho, porque tú de muestra no te quedas, estas de acuerdo.

Mario Salinas: Cuando estás en esos momentos de tu vida, como niña, ya sabías que en eso te ibas a convertir.

Doany Domínguez: Nunca pasó, verdaderamente es un accidente que esté yo aquí, yo iba ser astrónoma, pa que mejor me entiendas, en este país la única manera de ser astrónoma es graduándote de la licenciatura en física y estudiando el posgrado en física en la UNAM.

Yo llego muy mona a la UNAM y me tocaron los dos años de ese paro que no podías estudiar ahí si no eras chilango, un monto de cosas.

Entonces mi papá nos regresa a mi hermana y a mi, si están corriendo peligro, que de hecho si, entonces llego aquí y me doy cuenta que es realmente difícil la licenciatura en física. Mi papá tenía una licenciatura en física, y me dijo esta muy pesada, no te metas a dos y, me metí a dos, a relaciones internacionales (por el tema de que ya siendo astrónoma iba a viaje por el mundo con mi conocimiento en astronomía)

Cuando entro a física, que incendiaban salones, estaba muy complicado el tema en la escuela porque te arriesgaba el físico, estuvo muy difícil.

Entonces me regresa mi papá, a mi me da un infarto, porque yo necesitaba regresarme. Llegó a Chihuahua, consigo mi primer empleo, me pagaban 1500 pesos y le hablo a mi papá toda contenta y le digo en lo que se arregla lo de la UNAM, yo ya tengo trabajo y ya gane mis primeros 1500.

Yo creo que uno de los mejores pilotos, es s que mi abuelo y yo compartimos los mismos hobbies, mi abuelo corrió en la panamericana, en una que ganó llegó hecho una bola de fuego.

El tema es que pasaron 40 minutos y de pronto me tocan la puerta, era mi papá y me dice olvídate de trabajar, eres Yam buena para lo que sea y le vas a ganar amor al dinero y le vas a perder amor a prepararte, ahí me dijo estudia lo que sea, y le contesto bueno voy a estudiar lo más fácil porque física requiere toda mi intención.

En eso llegó una tía con folletos de universidades y me dice mi papá, tienes que estudiar ciencias sociales porque se te dan muy naturales. Llega mi tía y me dice esta carrera es nueva, se llama ciencias de la comunicación y dije esa me aviento.

Un año antes de acabar la carrera llega un periodista Don Andres Paes, y empieza a decir si ustedes se hacen periodistas y llegan a tener una prueba de un político que está con una mujer que no es su esposa, le piden una lana y les va ir muy bien, de pronto escucho a uno de mis compañeros que pregunta hasta cuánto puede pedirse por una foto, cerré el libro y levanto la mano y le digo al profe me puedo retirar, y me dice el señor Paes puedo preguntarte porque, y le digo porque está usted haciendo puras barbaridades, cómo se le ocurre que usemos el periodismo para ser personas que corruptamete exijan dinero a una persona que tenga derecho a vivir su vida privada.

Estaba muy molesta cuando llego a la parada de camión y veo que va llegando mi maestro y me dice ya tienes chamba, mañana llegas a las 9:00 de la mañana, me quedo con la tarje y no entiendo. Llegó a mi casa y dije ps voy a ir y fue mi primer trabajo, llego con el señor Paes le digo es broma y me dice no, es una prueba y de todo ese salón la única periodista eres tú, de eso se trata, de honrar a la verdad.

Me dice consíguete a dos de tus compañeros que les gire la ardilla como a ti y te los tres y trabajamos dos de mis mejores amigos, hasta la fecha.

Empecé reporteando y terminé editando el periódico, aprendí todo y así fue cómo llegué al periodismo, un año antes de terminar mi carrera, ya tenia chamba y me fui a vender tarjetas de crédito, llego y el primer día no vendí nada y mi amiga dos.

No vendí nada, y al quinto día me dice mi amiga ya no te estreses, era para que me dieran la gerencia, ya se pueden ir… me voy nada, yo salgo de aquí vendiendo tarjetas, no te exagero a las dos semanas después me volví primer lugar de ventas nacional, después me volví supervisora, yo vendía una tarjeta por minuto y ya no me dejaban vender más porque mis comisiones eran tan Grandes que ganaba más que mis jefes, a mi me usaban para entrenar a los demás.

Ganaba en cinco minutos lo que cualquier otra persona ganaba en una jornada completa.

Cuando me quedo sin el trabajo del heraldo.

Me vuelven supervisora, me suben el sueldo y me dice no queremos perder a la mejor vendedora y ganar una mala supervisora, yo hice a mi equipo al mejor equipo de ventas a nivel nacional.

Cuando estoy vendiendo tarjetas, que tengo el equipo campeón ya no necesitaba supervisarlos, ya ni trabajaba, cuando me habla otra compañera de la universidad y me dice Doany necesitamos una reportera en el Heraldo, déjate venir con tu currículum, cuando llego me meto y veo a un señor de lentes y le digo , vengo a entregar esto.

Me dice usted es Doany Domínguez, es mujer y joven y, yo ajá! Entonces habla a recursos humanos, me contrata ese mis días y me dice preséntese mañana a partir de las 7:00 de la mañana, ya sabía de otro periódico, no hubo que enseñarme.

Empecé a reportear al día siguiente, otro amigo, con quien hice segundo a segundo tuvo un programa en radio universidad, antes había hecho un rito para un descosido en radiorama, ya tenía mis pininos.

Caleb Ordóñez es mi amigo, y fuimos el primer programa que trataba temas de política al interior de Radio Universidad, ahí entrevistábamos a todos los candidatos de todos los partidos.

Lo más sorprendente era que éramos dos chavitos, ahí mi directo fue Antonio Paya, en el Heraldo era Javier Contreras.

Salgo de radio universidad, se va Caleb al mundial e invito a Alejandro Guereque, a que me acompañe porque hacíamos enlace con Caleb.

Un día me dice Caleb, vamos a un programa de verdad, me lleva a Antena con Pedro Zavala, en Antena.

Pedro me sienta en los micrófonos y me dice cuánto cuesta el mundial que acaba de empezar y que jugador es el mejor pagado, y desde ahí me dejo una sección física que se llenaba números y deportes.

Termina esa etapa, se enferman mis papás, tengo que cuidarlos, dejo chambitas y regreso al Heraldo.

Al mes que llegue al Heraldo, entregue un proyecto para crear la sección de vehículos del Heraldo y me decía Javier Contreras, su novio es mecánico, y yo no, su papá es mecánico, y yo no y me dice entonces porque una sección de autos si es mujer, porque es lo único que sé.

Me dice vénganse en la tarde, cuando regreso en la tarde, me tiene la mesa llena, circulación, publicidad, editor, todas las secciones y me pide explicar el proyecto, hoy no hay una, hay dos secciones de lo que ha crecido.

Entonces me volví jefa al mes, yo entraba muy temprano, salía muy tarde del periódico y yo trabajaba sola y no más tenía un editor.

Llegaba a las agencias de autos, y me decían está esperando alguien de la prensa, a Doany Dominguez y les decía yo soy Doany, y me decían cómo, tú eres la que hace las reseñas, se sorprendían!

Estamos trabajando Jorge Armendariz y yo y me lleva su programa de radio, estoy ahí y termino y llega Ricardo Boone y me dice, que buena eres, desde ahí Jorge me siguió invitando, luego me invitaron con Juan Enrique Lopez Aguirre a ser co conductora en la mañana.

Mario Salinas: deja te interrumpo, entonces estabas con tu bandera de joven pero ya con mucha experiencia.

Doany Domínguez: Así es y Ricardo me acerca con Juan Enrique y de ahí bendito sea Dios nunca he tenido que buscar trabajo y todos los que me ofrecen sin en medios de comunicación, ya nunca me pude salir de ahí.

Mario Salinas: Al estar transitando por muchos proyectos en diferentes medios, hoy en día como le haces para mantenerte fresca.

Doany Domínguez: Para mi es muy fácil iniciar un proyecto, desarrollarlo y hacerlo crecer, segundo a segundo es un ejemplo y ahorita lo estoy haciendo con Espacio Noticias.

Vamos a iniciar un podcast donde se llama platicando con Doany, vas a estar invitado. No me puedo ciclar porque todo el día estoy consumiendo información.

La genere que me conoce sabe que duermo muy poco, yo para las 6:00 de la mañana ya te leí todas las primeras planas del mundo, como mujer soy muy auditiva, cuando llego a la oficina ya traigo lo que ocurrió en todas partes.

Voy generando desarrollo, voy dando seguimiento, tengo una serie de compañeros que le saben muchísimo. Yo siempre he dicho que un buen jefe sabe que es bueno cuando el empleado va un paso adelante de él, en este caso mis compañeros van un paso adelante te de mi, me estoy rodeando de una generación inferior.

El quehacer de la vida no te permite ciclarte. Hago lo que amo, soy muy buena,m y me pagan por lo que hago, porque me ciclaría.

Mario Salinas: Me estoy adelantando, tú hablas mucho de si es necesario crear un personaje, con todas estas tablas que traes, como le haces para que el personaje no se coma ala persona, una vez que ya estás en tu casa?

Doany Domínguez: Te voy a decir mi secreto, yo soy mi propio personaje, desde chiquita.

Recuero la primera vez que viajamos en avión, yo les dije a mis papás a mi no me sienten con ustedes, déjenme con otra persona para platicar. Mi primera entrevista se la hice a mi hermana de dos.

Me sientan con un señor, las dos horas de vuelo platicamos, me lleva con mis papás y les dice, su hija dice que va ser presidente ya de México y si le creo.

Cuando me monto en personaje, cuando tengo que soporte algo con lo que no estoy de acuerdo y puedo hacer el mundo arder.

La última vez pasó con unos jovencitos, que los hacen que tomen protesta, pero les impiden dar conferencias de prensa y comunicados, ahí me tuve que montar en personaje porque sino les trueno la carrera política a chavitos. Estaba volando derechos de cuarta generación.

Mario Salinas: Tienes mucho estómago y ese estómago, me gustaría sabes si en algún momento te pase que te sientas con la guardia abajo, como le haces?

Doany Domínguez: Yo vivo en guerra, voy a decirte a algo que me dice un amigo, yo un día le dije, he entrevistado de presidentes pa abajo, hasta vagabundos y me dice el, no es al revés, has entrevistado desde vagabundos hasta abajo, presidentes.

Jamás me pongo nerviosa, jamás! Ni cuando entrevisté a Muñoz Ledo, que me estaba pendiendo una revolcada, hasta que quise llorar cuando termino la entrevista, entonces hasta hace poquito, me habla el rector de la Universidad, para decirme que me quiere en la universidad, voy a hacer algo.

A mis amigos no me les rajo y no pregunté, me trae a Enrique Garay y me trae al director general de la NFL Mexico, me cita dos o tres horas antes, nunca me lo imaginé, en frío le digo que voy a hacer? Y me dice lo que sabes hacer.

Hice cuatro o cinco horas de radio y me equivoqué como nunca me había equivocado. Me decían mis amigos de niner porque estás tan nerviosa, y yo porque es Enrique Garay, le cambie el nombre, Gavaldon, le dije, o sea me equivoqué en todo.

Ese fue el momento en el que me agarraron con la guardia baja y fue hace dos tres semanas.

Mario Salinas: A esa auto critica que estás mencionando, crees que si tú no lo sabes manejar, se puede volver hasta cierto punto un auto sabotaje? Cómo piensas y cuando te das cuenta si puedes ser muy dura contigo

Doany Domínguez: Me ha pasado, me pasó recientemente con dos amigos que me hacen un ofrecimiento laboral, increíbles casi al mismo tiempo. Uno me contrata un miércoles y el otro me lo ofrece el viernes y yo por una circunstancia de lealtad, por el momento en el que estaba atravesando había dejado al amor de mi vida que es la radio abierta, que yo renuncié por principios, cuando me lo ofrece me invita a comer, mi mesa favorita mi restaurante favorito y me dice, ya hable tal persona, la mera mera del estado y tenía que palomearte y te palomeo y yo ¿en serio? No me tiene miedo? Si te tiene miedo pero ya dijo que no hay nadie mejor para esto que tú.

En ese momento le dije que no y le vi la cara, acabo de firmar ayer con otro amigo en común. Me dice que mala noticia, yo ya te hacía transformando y le digo, yo te voy a ayudar, no necesito estar ahí contigo y me dice, si pero yo te quería ahí conmigo.

Todavía me puede, me voy con mi actual jefe, amigo también de esta persona y me dice qué te pasó y le digo es que acabo de venir con fulano de tal y me ofreció… Y me dice ¡felicidades! Le dije que no, por qué me dice, porque te traicionaba a ti… Y me dice a ver somos amigos los tres y como porqué me vas a traicionar y me dice desde cuando acá haces una sola cosa, te me regresas con él y le dices que si aceptas y acepté y en eso estamos.

Ahí me sabotee porque cuando renuncio a la radio, que me dice mi jefe no te voy a acepta la renuncia y me fui, como que se me cayó la Doany de siempre y dije no voy a fallarle a alguien que acaba de creer en mí, como ya le fallé al otro que le renuncie irrevocable sin darle chanza de defenderse. Fueron circunstancias desafortunadas que ahí me hicieron sabotearme y eso es bastante reciente

Mario Salinas: Anteriormente como lo manejabas.

Doany Domínguez: A mí me decías Doany vente vamos a hacer tal cosa y a todo decía que sí, esta es la primera vez que dije que no. Yo creo que me autosaboteo cuando digo que no, es mi caso, en mi caso a todo digo que si, a todo, ahorita te conté todo lo que traigo en juego, porqué cuando llegas a terminar un nivel de compromiso y de poder, las cosas se te dan.

Tú me preguntas y cómo consigues a tus fuentes, al principio con la asistente, ya después ya somos compas.

Mario Salinas: Creo que muchas veces el miedo que no es racional, nos puede paralizar, siendo un personaje público ¿dónde se presenta más el miedo, si en lo personal o profesional y cómo lo enfrentas?

Doany Domínguez: Le tengo miedo a puras cosas imaginarias, y aun  así ruego para que no escuche un sonido porque a prender todas las luces. No me tengo miedo a las alturas, menos a la velocidad, soy adicta a todo lo que sea extremo e incluso la última vez que estuve en una terapia, me dice mi terapeuta qué vamos a trabajar contigo y le digo a los excesos, porque cuando me desvelo, me desvelo mucho, bueno no duermo mucho a menos que sea empastillasa y aun así duermo muy poquito.

Soy adicta al exceso de velocidad, excelso de trabajo, al exceso de volumen, hast mi voz… A mí me dicen es que tú no necesitas micrófono lo traes integrado. Si voy a ver una serie, la empiezo y la termino, si voy al súper compro un chorro y luego lo tengo que andar regalando. En todo soy excesiva.

Me dice mi terapeuta no necesariamente los excesos son una falla, a mí me han funcionado muy bien, llega un nivel de preparación en donde hay personas que si pueden y otras con pueden, por ejemplo yo puedo estar en un micrófono al infinito.

A mí me decía Abel Salinas que yo era ajonjolí de todos los moles, porque me invitaban a política, deportes, economía, espectáculos, música, lo que fuera. Yo entraba en la mañana y seguía en todos.

Cuando te digo que no tengo miedo, es en serio.

Dentro de mis pocas virtudes está controlar el miedo, a lo mejor si le tuviera miedo a más cosas, estaría en otro lugar. No te puedo decir si bien o mal, pero lo que si te puedo decir es que yo me salgo de aquí, me atropella un camión y yo no me quedo con ganas de nada.

Viví todo lo que tenía que vivir y cuando pensé que no, me traen a Enrique Garay y al presidente de la NFL en México.

Me encanta la velocidad, me dice un amigo tienes que tener cuidado porque pareciera que te quieres matar, no tienes respeto por tu vida, me decía.

Me dice una amiga, tu don no es tu don porque tú piensas que tu don es no tener miedo y eso no es ser valiente, para ser valiente es tener miedo y enfrentarlo.

Mario Salinas: Hablando de las heridas y como las heridas también construyen ¿cuál es la herida que tiene más peso?

Doany Domínguez: Las muertes de mi papá y mi mamá, son todavía trabajo de terapia, porque para mí eran inmortales, ese es el punto de quiebra que trabajo todos los días. Una amiga mía me dijo tus papás van a morir el día que tu no estés, porque no los dejas morirse y efectivamente los dos se me murieron.

Uno un día que vine a Chihuahua por suplementos médicos y mi mamá otro día, ella llevaba una semana aquí en Chihuahua porque tenía un nuevo trabajo, pasó eso.

Cuando me accidenté, duré tres  días en un hospital con un dolor, porque nunca me pusieron inmovilizador porque el IMSS estaba a reventar, era un dolor, peor bueno, está herida, cuando me dijeron que no iba a volver a caminar, conduje en silla de ruedas un debate político aquí en Chihuahua, o sea ni esto me detuvo como lo hizo la muerte de mis papás.

A pesar de que estuvo duro, y todavía trabajo el luto, porque los extraño un chorro, me hicieron la mujer más feliz del mundo, a pesar de eso, a los días, me acuerdo que mi mamá murió un domingo y para un jueves yo ya estaba aquí.

Juan Enrique me dijo si te dejo con el duelo, te vas a morir. Yo no me he muerto de hambre por mis amigos.

La muerte de mi papá, si duro un rato en shok, pero también estaba trabajando y el trabajo me sacó mucho adelante, mis papás nos decían a mis hermanas que lo único seguro que teníamos era la muerte, ellos nos decían cuando ya no estemos, no nos lloren porque vivimos a nuestro estilo, cuando nos vayamos, nos vamos air enteros porque vivimos a nuestro estilo y nuestro mayo orgullo son ustedes, honren la vida que les dimos.

¿Cómo le haces cuando tienes por un lado el duelo que te paraliza y por otro lado con esas palabras? Esa esas heridas no supero, de ahí en más, incluida esta fractura, me l pelan.

Mario Salinas: El año pasado recibiste el premio estatal José Vasconcelos, me gustaría saber un poco de ese trabajo.

Doany Domínguez: Nada grande se hace en solitario, sería yo bastante tarada si no soy agradecida, como ganar premios.

El reportaje se llama “Nos dejaron solos, un chihuahuense en Ucrania”, se trata de un chavo de Juárez en Ucrania, Roberto consiguió el número de Erik, y me dice tengo el número de un chihuahuense en Ucrania.

Por el cambio de horario ahí mismo lo entrevistamos, nos aceptó la llamada.

Ese premio es histórico y te voy a decir porqué, ese premio no acepta a dos personas con un solo trabajo, yo en ese momento le hablo al presidente a Nico, pero no te lo puedo mandar yo sola, porque en ese trabajo estamos Roberto y yo, me dice mira, mándame todo y hagan un volado.

Es la primera vez que se gana un reportaje en radio con dos personas, porque en radio necesitas hacer que tu audiencia imagine lo que está ocurriendo, porque no tenemos imagen.

Cuando estás haciendo radio en vivo, lo escuchas y se te olvidó, entrevisto a Erik en un primer momento en el bunker, luego cuando sale en del bunker, luego cuando va en camino a Polonia.

Todo pasó al mismo tiempo, hablé con Relaciones Exteriores en Chihuahua, en México y me explican que van a mandar un avión, pero él estaba por una salida en vehículo, él era ciudadano ucraniano, los otros mexicanos que estaban allá estaban de visita allá. Él tenía la bronca de que eran nacionalizados los dos, él y su esposa.

Fueron cuatro, cinco o seis, hasta que llega a Juárez, entonces lo mando con fecha, duración, hora, unas entrevistas se cortaban, otras no y bueno. Ese fue el premio que ganó.

Se involucraron todos los niveles de gobierno y nos lo dieron a dos periodistas por primera ocasión.

Mario Salinas: Ese es el periodismo restaurativo.

Doany Domínguez: No, ese es periodismo, periodismo.

Mario Salinas: Hablabas también del periodismo restaurativo.

Doany Domínguez: Hay te va, con ese gané otro premio, es aquel en donde si ves u problema pero también manejas la solución.

Por ejemplo, tengo sentada a la persona que necesita un trasplante de corneas, con ese lo gané, tardaron no sé cuantos meses en encontrar al donador y necesitábamos una cantidad una cantidad grande.

Cuando yo me entero de la causa, me dice una amiga, tenemos una semana para juntar esta cantidad para un trasplante de córnea, es para una mujer adulta que duró cuatro años esperando una cornea.

Y yo le decía no puede ser en un hospital público y no se podía.

Conozco a otra chava que ella era sorda y necesitaba aparatos auditivos carísimos, pero no es tan urgente oír como es el trasplante de córnea.

Ella empezó a hacer repostería para vender en los cruceros sus pies, y al ir a comprar en ese lugar para ella recuperar la inversión, entonces yo la conozco, la invito a entrevista y llamamos al público a que compre, ese es el periodismo restaurativo.

Mario Salinas: Hablas de que ahorita no estás tan cerca del micrófono, pero mencionas el poder eterno es del micrófono, pero quien regula a ese poder?

D Doany Domínguez: Las personas que tenemos el gran privilegio de tener un micrófono. No me vas a dejar mentir, cuántas veces te has preguntado si lo que tienes que decir es bueno, es inteligente y le ayuda a alguien. O sea el poder del micrófono se le da a esa persona adecuada.

A veces el poder de la persona que está frente al micrófono, en ocasiones no es el mejor, pero se va depurando. Te vigilas, te autorregulas y hablas de lo que te conste y de lo que dominas.

Mi criterio siempre es que no sea estúpido, que sea guapo y que tenga muchas herramientas, porque si no, no me aguantan, o sea a mí me amas o me odias. Tengo amigos en todos los niveles de poder, que tienen toda la inteligencia, que resuelven, esos me elijen como amiga porque les aprendo y yo aporto y por eso mis amigos son maravillosos.

He tenido una fortuna increíble, ese es mi criterio, personas que no se achiquen, porque si tu no crees en ti mismo, quien va a creer.

Mario Salinas: quien cerrar esta conversación con un par de preguntas ¿Qué sugerencias tienes para los nuevos, uno de loción y otro de comunicación? Platícanos que es lo que tú entiendes

Doany Domínguez: Mira hay una regla de oro para la vida y es nunca hables de lo que no sabes, ahorita todo mundo opina porque todo mundo puede.

Es tan común que te encuentres a babosos diciendo tonterías porque pueden, y debes de ser un periodista demócrata, consumiendo toda una gama de medios y, estar alimentándote todo el día de información verificada y comprobada.

Busca información, prepárate, rodéate de personas que te aporten, toca puertas de personas inteligentes.

Mario Salinas: Hoy en día como te sientes en la responsabilidad que tienes, de ser mentora.

Doany Domínguez: Orden dada que no es supervisada, vale pa tú ya sabes, si tú me estás pidiendo memoria y yo acepto, te voy a estar fregando.

Tienes que juntar dos cosas, el maestro llega cuando el alumno ya está listo, en esta vida solamente hay alumnos.

Cuando piensas en éxito én quien piensas?

Doany Domínguez: En mi familia, en mis amigos.

Mario Salinas: Doany, gracias por tu tiempo.

Doany Domínguez: Gracias, vamos a hacer más cosas juntos.

Caleb Ordoñez Talavera

Revista

Se presentará Natanael Cano en Chihuahua y Cd. Juárez; Comenzará venta de boletos

¡Atención a todos los fans de Natanael Cano! Se han anunciado las fechas de sus próximos conciertos en Chihuahua y Ciudad Juárez. No se lo pueden perder:

Concierto en Chihuahua: Programado para el viernes 27 de septiembre.
Concierto en Ciudad Juárez: Programado para el domingo 29 de septiembre.

La venta de boletos comenzará el día 07 de Junio a las 11 am a través de Don Boleto . Estén atentos y aseguren su entrada cuanto antes, ya que esperamos un gran número de asistentes y los boletos se agotarán rápidamente.

Los accesos serán los siguientes:
Diamante 4800
Tumbado 2500
General 750

No se olviden de seguir sus redes sociales para estar al tanto de todas las novedades y sorpresas que tiene preparadas para estos conciertos.

Los boletos se podrán comprar a partir de mañana en la siguiente dirección:

Chihuahua: https://ventas.donboleton.com/eventperformances.asp?evt=3018

Juarez:

https://ventas.donboleton.com/eventperformances.asp?evt=3017

 

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto