Conecta con nosotros

Increible

ONG pide desaparecer del mercado las galletas de animalitos “por fomentar el maltrato animal”

Las famosas galletas mexicanas de animalitos podrían decir adiós al mercado, luego de que un grupo de veganos pidieran su desaparición tras asegurar que podría ser maltrato animal.

Los franceses que realizaron la denuncia, afirmaron que comer este alimento genera mala conducta en los niños, ya que los hace creerse superior a los animales.

La ONG “Vegan Sociaty”, aseguró también que los consumidores incentivan la superioridad ante otros seres vivos y dejaron en claro, que, aunque no contiene ingredientes de origen animal, piden su prohibición por la forma que tienen.

“El consumo de galletas de animales reitera a los niños su acceso privilegiado al mundo natural, y a todos los animales, ya que los convierte en subordinados. Al poder ‘recolectar’ animales, manipularlos y comerlos, se resaltan las nociones de supremacía humana sobre otras especies”, dijo Corey Lee Wrenn, una eco-feminista y profesora titular de sociología en la Universidad de Monmouth.

La profesora dijo que esta misma crítica aplica también para las gomitas de ositos y los gusanos de goma, pues, según ella, también reiteran las mismas creencias y conductas de superioridad entre los niños.

Si bien es cierto que las exigencias de que este alimento sea prohibido podrían resultar un tanto extremas, hace unos meses la organización PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) sí consiguió la prohibición en Francia de una marca de galletas que mostraba animales enjaulados.

Y aunque en redes sociales se ha abierto un acalorado debate por la petición de la ONG, por lo pronto solo queda esperar a ver cómo reaccionan las autoridades francesas ante las demandas de Vegan Society.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Increible

Encuentra serpiente venenosa en bolsa de lechuga

Alex White encontró una serpiente venenosa dentro de la bolsa de lechuga que había comprado en el supermercado.

Esa es la espeluznante historia que vivió una pareja en Sydney, Australia. Su caso se volvió viral debido a que dentro de la bolsa de lechuga venía una serpiente venenosa.

Alex White, el cliente, dio a conocer a los medios locales que se llevó un gran susto al ver a la serpiente retorcerse dentro de la bolsa.

También explicó que al principio creyó que era un gusano, pero descartó esa idea luego de percatarse de que el animal estaba sacando la lengua, y los gusanos no tienen lengua.

De acuerdo con los expertos, la indeseable amiga, era una serpiente venenosa cabeza pálida.

Luego de llegar a casa del supermercado, Alex White comenzó a desempacar, y junto con su pareja, se llevó la desagradable sorpresa de encontrar a la serpiente.

Entonces llamaron a la la Organización de Rescate de Vida Silvestre, quienes posteriormente le informaron que se trataba de una bebé marrón oriental. Una de las serpientes más venenosas de Australia.

Los expertos también afirman que esta serpiente es de una especie medianamente agresiva, y pueden llegar a morder en repetidas ocasiones.

En caso de que alguien sufra una mordedura de esta especie, debe acudir al hospital inmediatamente

La serpiente medía 20 centímetros de largo, y se encontraba durmiendo en la lechuga a pesar de las bajas temperaturas del refrigerador del supermercado.

Cuando Alex White acudió a hacer sus compras, tomó la bolsa y luego la guardó en su mochila durante el trayecto de regreso a su casa.

Para que la serpiente llegara hasta Sydney, tuvo que hacer un viaje de 870 kilómetros desde la planta de empaque de la lechuga en la ciudad de Toowoomba, ubicada también en Australia.

Un experto manipulador de la especie llegó a la casa de Alex White y su pareja para recuperar a la serpiente, la cual fue trasladada en un recipiente con calor.

Ahora están intentado rastrear el origen de la lechuga. El objetivo es regresar a la serpiente a su hábitat natural.

Agencias

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Increible

Surge ‘LadyProfeco’ por exigir le respeten precio en euros

Sucedió en ‘Town Square’ de Metepec, Estado de México, de acuerdo con datos ofrecidos por la protagonista, quien con “un colorido” lenguaje relató lo ocurrido.

Resulta que la joven relató que en una sucursal de Zara se encontró con una prenda con la etiqueta marcada en euros y una bolsa sin etiquetas. Al acudir a caja, pidió se le respetara el precio exhibido y si no lo hacían acudiría a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por lo que en redes sociales la llamaron #LadyProfeco.

De acuerdo con la protagonista, la etiqueta del chaleco marcaba 19.95 euros; sin embargo le hicieron saber que la etiqueta no tenía el costo en pesos.

Me dijo, es que la gente es mañosa y le quita la etiqueta en pesos para que se lo hagamos válido. Y le dije, güey, no es mi pedo”.

Fuente: Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto