Conecta con nosotros

La Columna de Segundo a Segundo

Opinión: La CRE, otra joya del surrealismo mexicano por Diana Avitia

Cuando Salvador Dalí visitó nuestro país, al cuestionarlo cuando nos visitaría nuevamente el pintor fue claro; “De ninguna manera volveré a México. No soporto estar en un país más surrealista que mis pinturas”. Muchos lo tomaron como una ofensa, aceptémoslo dentro de todos nuestros atributos la ecuanimidad no es uno de ellos, muchas veces la vida cotidiana de nuestro país supone un bizarro y pintoresco sueño.La vida política no está exenta de ello, es más me atrevería a decir que muchas veces exalta este raro atributo. Desde el pasado mes de febrero inicio una encarnizada designación para ocupar los cargos de comisionados en la Comisión Reguladora de Energía CRE, organismo que nunca había tenido protagonismo en los encabezados de prensa y que a raíz de la primera comparecencia de los aspirantes frente al senado con los cuestionamientos y enfrentamientos que se dieron, convirtió esto en un circo.

Pongámonos en contexto político y posteriormente repasemos de una manera rápida el sustento legal de esta novela; para ser ungido se tiene por ley que pasar un por un filtro, una comparecencia que se hace frente al senado, van pasando las ternas de los candidatos que el presidente envió y uno por uno van siendo cuestionados en este examen público con el fin de demostrar sus capacidades y conocimientos ya que es un puesto sumamente especializado y sobre todo delicado. Es aquí donde inicia todo, en la primera comparecencia los candidatos que envió el ejecutivo a pesar de tener un currículum amplio y capacidades probadas (también hay que decirlo) pero no contaban con el perfil, cuando los senadores los cuestionaban quedaba cada vez más claro el desconocimiento que tenían en el área, lo que terminó de coronar el ridículo fue cuando Xóchitl Gálvez preguntó a uno de los candidatos ¿que era un CEL? (certificado de energía limpia), a lo que burlonamente el aspirante levantó su teléfono celular respondiéndole; “esto es un cel”.
Empezó la guerra mediática y la ya tradicional pelea en twitter, fifís vs chairos. La oposición señalaba que la falta de capacidad técnica de las ternas era evidente, que los candidatos a modo no tenían el conocimiento. La contra parte argumentaba que los senadores trataron de exponer a los candidatos y que las preguntas eran estratégicas, iniciaron los ríos de insultos a la senadora Gálvez, un personaje sumamente polémico.
Para que la terna pueda resultar ganadora se necesita la mayoría calificada (las dos terceras partes del senado) y no la mayoría simple (la mitad más uno), es aquí donde se rechazan las ternas ya que MORENA a pesar de arrasar en las elecciones no cuenta con mayoría calificada en la cámara alta.
Todos esperaban la segunda propuesta del presidente para iniciar el procedimiento de elección nuevamente y aquí es donde nuestro surrealista país nos da otra de sus bellas pinceladas y el ejecutivo manda la lista de los nombres de los mismos aspirantes, pero ahora lo hace en diferente orden, como dicen en mi rancho… la misma gata, pero revolcada.
Esto caldeo los ánimos de todos los involucrados, en la segunda comparecencia la tensión del ambiente se podía cortar con un cuchillo, confieso que al ver como se desenvolvía esto tuve un sabor amargo, el nivel que casi todos mostraron era de revancha, de agresión, los senadores se sintieron retados y los aspirantes ahora llegaron envalentonados y poco mas que soberbios, cuando les preguntaban algo muchos respondían de manera ríspida, uno incluso se levantó a media comparecencia cuando no le pareció lo que le cuestionaban, un senador notablemente cansado le decía al aspirante; ¿qué quiere que le pregunte para que se siente cómodo?, otra candidata atacando a la senadora Gálvez, una de ellas leyó la definición de CRE extraída de
Wikipedia, otro con desdén señalaba que no iba a decir nada que no haya dicho en su anterior comparecencia y mucho mas, pero creo que estos ejemplos son más que ilustrativos para imaginar ese día en la cámara.
Ahora lo mas importante, un poco de derecho; desde el 2013 se adiciona el octavo párrafo al artículo 28° de la Constitución el cual señala; “El Poder Ejecutivo contará con los órganos reguladores coordinados en materia energética, denominados Comisión Nacional de Hidrocarburos y Comisión Reguladora de Energía…”. Entonces; esta comisión pertenece al Ejecutivo. La CRE es la institución por medio de la cual el presidente ejerce sus facultades de regulación técnica y económica en materia de electricidad e hidrocarburos, de acuerdo con la Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética (LORCME). La oposición señala que se perderá la autonomía, pero ¿realmente nace como autónoma o nunca lo fue?.
El segundo párrafo del artículo sexto de la citada ley que reglamenta el párrafo octavo del 28° constitucional es clara; “Para nombrar a cada Comisionado, el Presidente de la República someterá una terna a consideración de la Cámara de Senadores, la cual, previa comparecencia de las
personas propuestas, designará al Comisionado por el voto de las dos terceras partes de sus miembros presentes. Si el Senado no resolviere dentro de dicho plazo, ocupará el cargo de Comisionado la persona que, dentro de dicha terna, designe el Presidente de la República”. Rechazados los aspirantes por segunda vez el presidente de manera casi inmediata y en uso de sus atribuciones envió el nombramiento de Luis Linares Zapata, Norma Leticia Campos Aragón, José Alberto Celestinos Isaac y Guadalupe Escalante como comisionados de la CRE.
Dejando a un lado el drama, filias, fobias, insultos, revanchas, tablas de valor y moralidad, el procedimiento se desarrolló conforme a derecho. A pesar de que los candidatos estaban preparados en diversas áreas la exigencia de este perfil los rebasó, la formas fueron las peores, sobre el bienestar de las instituciones siempre estará la imposición, no es exclusivo de esta administración, pero ahora es a quien se le tiene que cuestionar, la guerra de poder por el poder lacera al país, el sentido común en muchas decisiones no está presente, hay quienes señalan que el fin de estas designaciones es inutilizar al órgano.Esta tragicomedia llego a su fin, se cuentan con quince días para que la oposición interponga recursos, honestamente no se ve por donde entrarle. Esperemos que este tipo de espectáculos cada vez sean menos, el juguete sigue siendo el país y la sensatez tiene que imponerse, usando las
armas del presidente, lo parafraseo diciendo; esto no fue ilegal, pero fue vergonzosamente inmoral.

Publicidad

La Columna de Segundo a Segundo

#ElSegundero: •Tenemos que hablar de quienes piden licencia y quienes no lo hacen

El segundero
8/12/2020

Seguimos con el tema de quienes aspiran a la gubernatura del Estado Grande, y vale la pena analizar, quienes ni piden licencia o ni presentan renuncia y sus porqués.



Chihuahuitas
.- Primero las Damas, Maru Campos y su equipo decidieron no solicitar licencia, y menos presentar la renuncia pues 
el municipio si tienen para el aguinaldo. Le quieren hacer al estilo de los gringos: seguir en el cargo y hacer campaña, los asesores dicen que Maru por la mañanas se dedicará a la administración municipal y por las tardes a la campaña, dirían los chilangos “una alcaldesa godín”, sus opositores aseguran que las familias chihuahuenses solo tendremos presidenta de 9 a 3, y los fines de semana pues menos. Ahora, si Maru no pide licencia es porque la ley podría permitírselo pero también por aquello de las ordenes de aprehensión. Si Campos deja el puesto la guillotina podría caer de inmediato sobre su cabeza.

Juaritos.- Quién de plano se vuela la barda al no pedir licencia sin ninguna justificación es Armando Cabada, quien en su nueva piel morenista ahora hará la chamba solo pats quienes le ayuden a contestar a su favor en la encuesta. Por eso las críticas no han dejado de pegarle desde que se inscribió para la candidatura del partido de AMLO. Una incongruencia mayúscula del ex alcalde “independiente”.

Senado.- Cruz Pérez Cuellar, es otro que no pide licencia y seguirá jugando el doble juego de Senador y hacer campaña, cosa que no sorprende pues desde el inicio de su encargo, o más bien desde el 2016, vive en eterna campaña para contender por la gubernatura. Ayer comentábamos esta decisión de Cruz pues tiene doble filo. Además de que su licencia podría dejar un hueco en el grupo morenista del Senado, también podría ocasionar una detención al quedarse sin fuero.

PEMEX.- Rafael Espino, el consejero independiente de PEMEX, tampoco presentó renuncia o licencia a su cargo, ¿Quién le perdería el amor al cheque quincenal? Aunque aseguran que para el empresario Espino, el puesto es más honorario que otra cosa y en su caso no es necesaria separarse de su cargo.

Suspirante.- Por su parte Hugo Aguirre, alcalde con licencia de Guachochi, presentó su licencia ante el Cabildo, para dedicarse de lleno a buscar la candidatura por el PRI, el joven abogado se está jugando el todo por el todo, convirtió a Guachochi en un bastión priista desde 2016, para algunos ha dado resultados positivos, y se enfrenta a las artimañas de Bazán, cuenta con el apoyo de los priistas que no quieren a Omar (es decir muchos), y aunque muy humildemente, ha ido sumando a perfiles que ven en él a quien pueda levantar al PRI, lo seguiremos de cerca.

Eterno candidato.- Carlos Borruel, es otro al que le aplauden que no tuvo miedo dejar el cheque quincenal de la burocracia, en una hábil jugada, pues durante el 2020 se dedicó a generar simpatías con diversos alcaldes, no generó conflictos con los grupos internos del PAN, fue parte del gabinete de Corral, y hasta dicen que pudiera ser el caballo negro. ¿La segunda es la vencida?

Fundador.- Pero quien se lleva una estrellará en la frente, sin duda es Víctor Quintana, pues fue de los primeros en renunciar a su cargo de Secretario de Desarrollo Social de la administración panista, y estaría de mas no haberlo hecho, bonito cuadro sería buscar la candidatura por MORENA y trabajar para Corral. Una combinación abominable para los del centro del país. La verdad es que Quintana se deslindó muy a tiempo y por eso sigue en la pelea.

Vato cumplidor.- El que si cumplió su palabra fue Gustavo Madero, pues presentó licencia, con dolor de su corazón renunció al sueldo de senador, como lo había señalado en fecha y hora pactada. Aunque con calzador, Madero está metido en la contienda por la gubernatura, aun sabiendo que en Chihuahua, nunca ha ganado una elección, que va debajo de Maru en las encuestas, pero que el apoyo de Corral lo hace quedarse firme en sus anhelos.


El insulto para la sociedad chihuahuense, es quienes siguen usando la tribuna de sus cargos para los que fueron elegidos, en búsqueda de un interés personal, ahora sí que quieren comer pinole y chiflar al mismo tiempo, no hay piso parejo, pues quienes siguen en el cargo se valen de los recursos financieros y humanos para la consecución de sus aspiraciones…simple y sencillamente eso NO SE VALE.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto