Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Qué comer antes y después de la vacuna contra Covid para mitigar efectos secundarios

Mientras las vacunas COVID-19 continúan en la República Mexicana, se conoce más sobre los posibles efectos secundarios que deja su aplicación, especialmente después de la segunda inyección de un régimen de dos dosis. Por eso, te explicamos qué puedes comer antes y después para mitigar estas reacciones.

Antes de la vacunación, qué puedo comer

Fortalecer el sistema inmunitario ayuda a mitigar los efectos secundarios de la vacuna COVID-19. Expertos de la UNAM recomiendan consumir: frutas, verduras, granos, legumbres, nueces y semillas oleaginosas; y complementar con el cosumo de huevo, leche, carne o pescado.

De acuerdo con la guía Sobreviviendo a la COVID-19 en México: el remedio olvidado, una forma de llevar una correcta alimentación es el “plato arcoiris”, ya que diferentes colores de alimentos proveen de una diversidad de nutrientes:

  • Alimentos rojos (con antocianos y licopeno) reducen el riesgo de cáncer y fortalecen la salud del corazón.
  • Alimentos de color anaranjado/amarillo (contienen carotenoides) ayudan a mantener la salud de los ojos e incrementan la capacidad del sistema inmune para enfrentar los virus.
  • Frutas y verduras de color verde pueden reducir el riesgo de cáncer e incrementan el sistema inmune para reducir tu vulnerabilidad a ciertas enfermedades.
  • Alimentos con color azul/púrpura (contienen antocianos y flavonoides) reducen el riesgo de cáncer, embolias y enfermedades cardiovasculares.
  • Alimentos de color café/blanco (contienen antioxidantes) ayudan a combatir algunas enfermedades como por ejemplo infecciones de garganta y del estómago.
  • Y trata de evotar, antes y después de la vacuna COVID-19, el consumo de demasiados carbohidratos refinados, azúcar, grasa, sal y alcohol , los cuáles pueden desencadenar o empeorar la diabetes, la obesidad, la hipertensión y otras enfermedades, dicen los especialistas de la UNAM.

Otros puntos importantes que puedes seguir antes de la vacuna COVID-19:

  • No vacunarse con el estómago vacío. Comer previamente podría ayudar a evitar un desmayo o mareos.
  • Hidratación: Los dolores de cabeza son un efecto secundario común de la vacuna y la deshidratación puede exacerbar el dolor.
  • Después de la vacuna
  • Cuida tu flora intestinal

Una dieta variada y rica en fibra es la clave para mantener un sistema digestivo saludable y una flora intestinal diversa. Así que después de vacunarte, toma fibra y alimentos fermentados como yogur, concluye el especialista.

Té de jengibre para las náuseas
El jengibre tiene la reputación de ser un remedio tradicional excelente y seguro para las molestias gastrointestinales, dice el médico.

Hidratarse tras la vacunación
El consumo de agua natural, antes y después de la aplicación, es importante. La fiebre que puede inducir una vacuna puede provocar deshidratación.

Sopa casera
El experto de Estados Unidos también recomienda consumir caldo de pollo.

Efectos de la vacuna COVID-19
Según la Facultad de Medicina de la UNAM, se han registrado principalmente:

Dolor en el sitio de inyección
Mareo
Fiebre
Malestar general

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud y Bienestar

Síndrome de Guillain-Barré: El efecto secundario de las vacunas AstraZeneca y Johnson & Johnson

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) está alerta de la vacuna contra el COVID-19 del laboratorio AstraZeneca mientras que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) hace lo propio con la vacuna de Johnson & Johnson pues ambas podrían estar relacionadas con el síndrome de Guillain-Barré.

Este síndrome es un trastorno inmunitario que provoca que el cuerpo se ataque a sí mismo por error. De tal forma que puede devenir en una inflamación de nervios misma que ocasiona debilidad muscular, parálisis, dolor o entumecimiento.

Aunque puede presentarse a cualquier edad, es más común que ocurra entre los 30 y 50 años. Sin embargo, aunque es poco común que ocurra, se han presentado casos luego de aplicación de la vacuna contra la influenza.

Además, también se relaciona con la presencia de infecciones virales o bacterias como los padecimientos gastrointestinales, el VIH, el herpes y la mononucleosis.

Las autoridades en salud de Estados Unidos recomendaron a quienes recibieron la vacuna contra el COVID-19 estar alertas a los primeros síntomas del síndrome de Guillain-Barré: hormigueo que empieza en las piernas, hasta extenderse a los brazos y la cara. Aunque también puede derivar en parálisis de músculos faciales, brazos y piernas.

El tratamiento y la recuperación puede tomar algunas semanas hasta lograr la recuperación total del paciente. Sin embargo, algunas personas pueden desarrollar daños permanentes en el sistema neurológico y en raros casos puede causar la muerte.

Hasta ahora, en México no se han reportado casos positivos del síndrome de Guillain-Barré como efecto secundario luego de recibir alguna de las vacunas contra el COVID-19.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

¿Tuviste Covid y no te diste cuenta? Agradécele a tus genes

¿Cuándo te contagiaste de Covid-19 tus síntomas y molestias fueron más intensos que los de tus amigos o conocidos? o ¿Ni siquiera te diste cuenta de que estabas enfermo? Esto se debe principalmente a que la dotación epigenética influye en la severidad de la enfermedad en cada individuo, reveló un estudio.

‘Epigenome-wide association study of COVID-19 severity with respiratory failure’, investigación liderada por Manel Esteller y Aurora Pujol, indica que tu condición genética impacta en los síntomas que puedes llegar a presentar o no cuando te contagias de COVID-19.

En el estudio se analizaron a 400 personas que dieron positivo a COVID-19, que no pertenecían a grupos de riesgo, es decir, no tenían diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Se examinó el material genético en función de los niveles de sintomatología. Se encontró que existen variaciones epigenéticas en los interruptores químicos que regulan las actividades del ADN en quienes desarrollan un cuadro de COVID-19 grave.

“Estas modificaciones suceden principalmente en genes asociados con una excesiva respuesta inflamatoria y en genes que reflejan una tendencia general a un peor estado de salud”, se indica en el estudio.

‘‘El 13 por ciento de la población mundial presenta esta firma epigenética (epicovid), por tanto, es la población de máximo riesgo y a la que hemos de cuidar especialmente’’, expresó el científico Manel Esteller.

Con estos hallazgos, se abre una puerta más en materia de medicina personalizada en el campo de la genómica y será posible diseñar modelos que permitan detectar pacientes en riesgo, mejorar su tratamiento y disminuir la mortalidad por COVID-19.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto