Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Que los miomas no se conviertan en infertilidad

México.- Se estima que el 60% de las mujeres llegan a tener miomatosis a lo largo de la vida, con una mayor incidencia en la quinta década, incluso en el 70% de la población femenina. Algunos de sus síntomas son: sangrado uterino, dolor pélvico y dificultades para la concepción. Además, sus principales factores de riesgo son los antecedentes familiares, donde se incrementa 2.5 veces cuando se tiene un familiar con este trastorno y 5.7 veces cuando un familiar los tuvo antes de los 45 años, menciona el Dr. Jorge Carrasco Rendón, ginecólogo y obstetra del Centro Médico ABC.

Los fibromas uterinos, también conocidos como miomas, son los tumores uterinos benignos más comunes. Aparecen en el 60% de las mujeres antes de los 40 años y en el 80% de las mujeres antes de los 50 años; pueden ocasionar infertilidad en 2-3%. La posibilidad de que sean malignos es del 1 al 2%.[2]

“Las niñas desde que son bebés pueden tener miomas microscópicos. Hay que recordar que los miomas responden a los estímulos hormonales que produce el ovario, principalmente de estrógenos que comienzan a crecer cuando la mujer inicia su periodo menstrual”, señala.

De acuerdo con el experto, algunos de los principales problemas que causan los miomas son:

-Hemorragia durante el periodo menstrual. Suele ser más abundante de lo normal y prolongarse todo el mes.
-Problemas de fertilidad. Los miomas, al deformar el útero, ocupan el espacio donde se gestaría el bebé, es decir, en la capa llamada endometrio. Al crecer dentro de esta impiden el embarazo.
-Compresión a órganos adyacentes. El útero se encuentra entre la vejiga y el recto por lo que puede haber micciones frecuentes y trastornos intestinales.
-Molestia en la actividad sexual, infección en las vías urinarias recurrentes u orinar frecuentemente.
-Dolor durante la menstruación, que conforme van avanzando los años, se intensifica.

Ahora bien, los miomas tienen diferentes tamaños, pueden ser microscópicos o de gran tamaño llegando a pesar hasta 5 kilos. Por lo que los síntomas no estarán relacionados al tamaño sino a su localización.

“Pueden estar localizados en el endometrio y causar hemorragias, llamados miomas submucosos o en la capa intermedia o muscular del útero, llamados miomas intramurales, hay otros que se llaman miomas subserosos que se encuentran en la capa más externa muscular. Todos pueden crecer y comprimir los órganos adyacentes”, manifiesta el Dr. Carrasco.

Para identificar los miomas, el especialista refiere que se debe poner atención cuando la mujer no puede embarazarse, por dolor en el periodo y menstruaciones abundantes. Señala que la mayoría de las pacientes comienzan con síntomas entre los 40 y 50 años, sin embargo, en las pacientes más jóvenes el diagnóstico generalmente se da por la sospecha de infertilidad.

En cuanto al tratamiento, el especialista subraya que no todas las pacientes van a requerirlo. Hay medicamentos que se utilizan para reducir el tamaño, pero no existe un medicamento que los quite totalmente. “Depende de las necesidades de cada paciente, si una mujer desea embarazarse, la opción es quitarle los miomas o, si persiste con dolor o sangrado menstrual en mujeres que se encuentran en la menopausia, se propone retirar el útero”.

Explica que para tratar los miomas es importante conocer la localización de estos e individualizar a cada paciente. En el caso de una mujer joven que tiene problemas de fertilidad y tiene miomas que están ocupando la cavidad del endometrio, se puede hacer un examen para introducir una cámara dentro del útero y rasurar o quemar los miomas para que quede pareja la capa interna y no interfiera en la formación del embrión.

Otra técnica es la cirugía laparoscópica, llamada miomectomía de mínima invasión, no obstante, cuando se trata de un tumor muy grande, la opción será hacer cirugía abierta. En todos los casos, los médicos deben estar entrenados en los diversos tipos de procedimientos que existen para resolver el problema de forma eficaz.

Asegura que en la consulta diaria se encuentra a tres pacientes con miomas, lo cual demuestra que hay una incidencia elevada. Generalmente, la paciente llega porque tiene dolor durante su periodo menstrual, mucho sangrado, no puede tener relaciones sexuales o porque no se puede embarazar.

Advierte que no es normal que haya menstruaciones dolorosas o con coágulos. “La mujer no debe aguantarse, si nota que cambia el ritmo menstrual algo está pasando, si el sangrado de la menstruación es de 4 a 5 días, pero de repente sangra de 10 a 15 días no es normal y debe revisarse”, apunta el Dr. Jorge Carrasco.

Finalmente, invita a las pacientes a que visiten a su ginecólogo, que les hará una exploración física y ultrasonido para detectar los miomas, o bien, una resonancia magnética o tomografía para evaluar el momento adecuado de dar tratamiento o llevar a cabo un proceso quirúrgico.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad Caleb Ordoñez 

Salud y Bienestar

Exhorta IMSS Chihuahua a prevenir la bronquiolitis en esta temporada

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, exhorta a los padres de familia a extremar cuidados en sus hijos ante los cambios de clima que se presentan en esta temporada.

El coordinador de Prevención y Atención a la Salud, de la Jefatura de Prestaciones Médicas, doctor Adrián Rodríguez Pacheco, destacó que el padecimiento más común es la bronquiolitis.

Explicó que es una enfermedad común del tracto respiratorio, provocada por una infección que afecta las diminutas vías respiratorias, denominadas “bronquiolos”, que llevan a los pulmones; a medida que estas vías respiratorias se inflaman, se hinchan y se llenan de mucosidad, resulta difícil respirar.

Rodríguez Pacheco informó que la bronquiolitis afecta más a bebés y niños pequeños, ya que sus vías respiratorias se bloquean con mayor facilidad que las de los niños de más edad o los adultos; y suele darse en los dos primeros años de vida.

Señaló que los niños que han padecido bronquiolitis tienen más probabilidades de desarrollar asma en una etapa posterior de la vida; e indicó que suele ser provocada por una infección viral.

“Las infecciones causadas por este virus son responsables de más de la mitad de todos los casos de bronquiolitis y ocurren sobre todo en el invierno y principios de la primavera”, resaltó.

Comentó que los síntomas de esta enfermedad son muy similares a los de un resfriado común, como lo son: la congestión, moqueo de nariz, tos y fiebre leve por uno o dos días, después se agrava la tos y aparecen silbidos agudos al exhalar.

Sin embargo, señaló que cuando se hacen más severos viene la respiración poco profunda, rápida frecuencia cardíaca, acelerado hundimiento del cuello y tórax con cada respiración, ensanchamiento de las fosas nasales, irritabilidad con dificultad para dormir y señales de fatiga.

Además, detalló el especialista del Seguro Social, el niño puede mostrar falta de apetito y quizá vomite después de toser; con menor frecuencia los bebés pequeños, en especial los prematuros, pueden presentar episodios en los que dejan de respirar por poco tiempo (lo que se denomina “apnea”) antes de desarrollar otros síntomas.

En los casos graves, expuso, los síntomas pueden empeorar con rapidez, un niño con bronquiolitis grave puede cansarse por el trabajo de respirar y tener poca entrada y salida de aire en los pulmones debido al taponamiento de las pequeñas vías respiratorias, la piel puede tornarse azulada (lo que se conoce como “cianosis”), lo cual es muy notorio en los labios y las uñas. El niño también puede quedar deshidratado por el esfuerzo que realiza para respirar, por los vómitos y porque come menos.

Rodríguez Pacheco comentó que la mejor manera de prevenir la bronquiolitis es lavarse las manos con frecuencia; también puede ser útil mantener a los bebés alejados de aquellos que están resfriados o tienen tos; los bebés que están expuestos al humo del cigarrillo tienen más probabilidades de contraer una bronquiolitis severa, por lo tanto, es importante evitar exponer a los niños al humo del cigarrillo.

Finalmente, recomendó a los padres de familia tener el adecuado cuidado hacia sus hijos, y en caso de que alguno presente dificultad para respirar, tos, o cualquier otro síntoma, hay que llevarlo de inmediato a su médico familiar para que reciba el tratamiento apropiado.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

La vejez es una “enfermedad” que se puede revertir: Investigador de Harvard

El genetista David Sinclair, investigador de la Universidad de Harvard, sostiene que la vejez debe ser vista como una enfermedad, y que es un padecimiento que incluso se puede revertir, según afirmó en entrevista con la BBC.

Tras dos décadas de estudios, el científico, que tiene un doctorado por la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, y un posdoctorado del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), opina que es posible retrasar el proceso de envejecimiento, incorporando a nuestra vida hábitos sencillos para tener una vida más larga y saludable.

Según Sinclair, además se desarrollarán medicamentos que coadyuven para lograr este propósito.

David Sinclair dirige un laboratorio en la Universidad de Harvard en el que investiga las razones del envejecimiento, trabajo que le ha valido una serie de premios y reconocimientos por parte de asociaciones y entidades científicas, además de ser elegido como una de las personas más influyentes por la revista Time.

El científico también posee 35 patentes y ha fundado o está involucrado en varias empresas de biotecnología, que buscan prevenir o frenar el envejecimiento.

Sinclair también es autor de Lifespan (esperanza de vida), un libro en el que sostiene su premisa máxima: que el envejecimiento no es inevitable.

El investigador cree que debemos cambiar radicalmente la forma en la que pensamos sobre la vejez: en lugar de considerarlo un proceso común y natural, debemos abordarlo como una enfermedad.

Te sugerimos: Científicos consiguen revertir envejecimiento celular por primera vez en la historia
Durante la entrevista, Sinclair explicó que los científicos estudiosos del envejecimiento han hallado nueve causas principales de este proceso.

Los humanos tenemos dos tipos de información en el cuerpo heredadas de nuestros padres, las cuales se ven afectadas por el entorno y el tiempo.

Una es “digital”, el código genético, y la otra es la analógica, el epigenoma, los sistemas de la célula que controlan qué genes se activan y desactivan.

De acuerdo con Sinclair, no hay ninguna ley en biología que diga que debemos envejecer, por lo que el proceso de vejez es una enfermedad.

El investigador menciona que hay acciones que realizan las personas que viven mucho tiempo que sirven “para alargar la vida”, como comer los tipos correctos de alimentos; como la dieta mediterránea, comer menos calorías y con menos frecuencia. El ejercicio físico también ayuda.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto