Conecta con nosotros

México

¿Qué pasaría si una bomba atómica cayera en la Ciudad de México?

Published

on

¿Qué pasaría si una bomba atómica cayera en la Ciudad de México? Ya hay un simulador que plantea ese escenario.

Investigadores de la Outrider Foundation crearon un simulador sobre el estallido de una bomba atómica en alguna de las principales ciudades del mundo, en el que se muestra la extensión de la bola de fuego, la radiación, la onda de choque y el calor generado por diferentes armas atómicas.

El propósito de ese proyecto es sensibilizar sobre el peligro que constituyen las armas nucleares, cuya fuerza es arrasadora y destruye territorios por varias decenas de kilómetros.

En la simulación de la organización, con sede en Washington D.C., además hay opción de que se seleccione entre una explosión de superficie o ráfaga de aire, así como cuatro bombas diferentes las cuales son el Little Boy, el norcoreano Hwasong-14, la W-87 y la Bomba Zar con una potencia de 50 mil kilotones, la mayor bomba atómica detonada por el ser humano.

De acuerdo con López Dóriga Digital, el objetivo de Outrider Foundation, que opera sin fines de lucro, es alertar al público sobre el impacto de los desastres ambientales como el cambio climático o la guerra nuclear.

El ejercicio se realizó plantenando como hipótesis una bomba en la Ciudad de México y estos fueron los siguientes resultados de acuerdo: Con la Bomba Little Boy, la cual se lanzó en Hiroshima, las muertes se calculan 87 mil 49 muertos y 374 mil 807 heridos.

En tanto, la radiación sería de 0.1 kilómetros cuadrados, y la bola de fuego de 3.7 kilómetros cuadrados, mientras que la onda de choque sería de 9.4 kilómetros cuadrados.

Por su parte, la Bomba Zar traería la muerte de 10 millones 394 mil 546 muertos, y el número de heridos sería de 5.9 millones, coya radiación, además, sería de 30.9 kilómetros cuadrados, y la bola de fuego sería de 67 kilómetros cuadrados.

La onda de choque sería de mil 351 kilómetros cuadrados.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

México

En riesgo, la mitad de la población nacional de jaguares si el Tren Maya no cumple ley ambiental

Published

on

By

Un total de dos mil jaguares, de los cuales mil habitan en la reserva de la biósfera de Calakmul, se encuentran en riesgo por la construcción del Tren Maya. Por ello la planeación del proyecto“bajo ninguna circunstancia deberá impactar las zonas núcleo y de amortiguamiento de las áreas naturales protegidas” de la península de Yucatán.

Así lo expuso Gerardo Ceballos, presidente de la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar, en una reunión que sostuvo a finales de octubre con el titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), Rogelio Jiménez Pons.

En entrevista, Ceballos explica que la reunión se dio en la ciudad de México ante la preocupación de investigadores, conservacionistas y difusores de la ciencia que integran la Alianza en representación de 25 instituciones del país, respecto a que el proyecto no cumpliera con la legislación ambiental debido al trazo original propuesto y que atravesaba la reserva de la biósfera de Calakmul.

“No había un pronunciamiento sobre el cumplimiento de la ley ambiental y por eso nos importaba hablar con ellos. El trazo debe respetar los límites de las áreas naturales protegidas federales, estatales y municipales. Esto es especialmente relevante con el Parque Nacional Tulum (Quintana Roo), las Reservas de la Biosfera Yum Balam y Sian Ka’an (Quintana Roo) y Calakmul (Campeche), y las áreas naturales protegidas estatales de Balam-Ku y Balam-Kin (Campeche), entre otras. Bajo ninguna circunstancia deberán impactarse las zonas núcleo y de amortiguamiento de las áreas naturales protegidas”, explica Ceballos.

En los últimos 12 años, la Alianza ha logrado el incremento de la población del jaguar a nivel nacional, que pasó de 4 mil a 4 mil 800 del 2010 a la fecha de acuerdo con los dos censos que han realizado en ese ínter, gracias al trabajo conjunto con instituciones como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, SEMARNAT, CONABIO, la Alianza WWF – Fundación Telmex/Telcel y el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza.

“Nuestra Alianza ha puesto a México a la vanguardia en la conservación y los estudios del felino más grande del continente americano, dato especialmente notable si consideramos que actualmente enfrentamos un periodo en que la biodiversidad está bajo asedio en todo el mundo”, explica Ceballos.

El investigador indica que los estudios de impacto ambiental deben ser especialmente rigurosos para verificar la factibilidad del proyecto, toda vez que la reserva de la biósfera de Calakmul, el hábitat natural del jaguar, es una de los tres macizos forestales más importantes que le quedan al país.

“La reserva de la biósfera de Calakmul es casi dos veces mayor que la de Chimalapas, y dos veces y media mayor que la Lacandona, que son las tres macizos forestales del país más importantes. Calakmul es una de las 20 selvas más extensas que quedan en el planeta y el trabajo de conservación que se ha hecho ahí es muy importante. Por ello la preocupación”, expone el investigador.

LEE: Qué requisitos requiere una obra de infraestructura (el Tren Maya aún no cumple ninguno)

Trabajo conjunto en defensa de la biodiversidad

El pasado 23 de noviembre Ceballos envió a Jiménez Pons una carta en la que resume los puntos tratados en la conversación de finales de octubre, y que hoy se da a conocer. En ella agradece “la disposición a dialogar” y expone la disposición de la Alianza en “apoyar el diseño y evaluación del proyecto con elementos técnicos y científicos que sirvan para mitigar sus impactos ambientales negativos”.

“Esto es fundamental para consolidar la conservación del jaguar, las áreas naturales protegidas y las selvas de la región, así como impulsar un desarrollo sostenible regional. Estamos en la mejor disposición de integrar un grupo de trabajo con Ustedes para avanzar en los temas ambientales relacionados con la conservación del jaguar y su hábitat”.

En la misiva, el investigador reitera que la planeación del proyecto del Tren Maya “deberá contar con todos los estudios ambientales necesarios para determinar su factibilidad ambiental, y deberá acatar plenamente la legislación ambiental vigente en materia de impacto ambiental, forestal, vida silvestre y aguas nacionales, entre otras”.

“Para nosotros es fundamental evaluar y mitigar los impactos sobre el jaguar y la diversidad biológica regional”, precisa.

Entre los puntos tratados en el encuentro, Ceballos explicó a Jiménez Pons y su equipo la relevancia de determinar las medidas de mitigación y conservación en las zonas que aún conservan selvas extensas y que no se encuentran en alguna área natural protegida, porque funcionan como corredores biológicos para el jaguar y otras especies animales.

“Dependiendo de las características del tren, se deberán determinar el número y ubicación de pasos de fauna elevados a lo largo del trazo del tren, para fauna mayor como jaguares y tapires. Además, deberán adecuarse los viaductos, obras de drenaje y pasos para que funcionen como pasos de fauna de especies de menor tamaño como ocelotes y osos hormigueros”.

Ceballos abunda que si el proyecto se hace bien, “puede ayudar a reestablecer la conectividad de los hábitats del jaguar que están impactados por el sistema de carreteras existentes, a lo largo de las cuales se ha planteado la vía férrea. Los pasos para la fauna además de reducir la fragmentación del hábitat también sirven para disminuir el atropellamiento de animales silvestres”.

De igual forma, se deberá evaluar cómo consolidar las áreas naturales protegidas de la región. “Un adecuado diseño del tren, así como su correcta evaluación puede representar una valiosa oportunidad para ordenar el desarrollo anárquico que ocurre en la periferia de las áreas naturales protegidas como Calakmul y Tulum. Por ejemplo, se puede ampliar la reserva de Calakmul para incorporar otras áreas adyacentes importantes para la conservación, como la reservas estatales Balam-Ku y Balam-Kin con Calakmul. También se pueden adicionar otras selvas no protegidas que nuestro grupo ya ha identificado y cuentan con el apoyo de las comunidades rurales que son dueñas de la tierra”.

Ceballos propuso también a Jiménez Pons y su equipo la creación de un fideicomiso ambiental para apoyar el manejo de las áreas naturales protegidas de la región y las zonas que aún conservan en buen estado sus ecosistemas, pero que no están bajo algún esquema de manejo sustentable, por los beneficios ambientales y sociales que traería.

Entre los esquemas de manejo sustentables bajo diferentes modalidades de conservación que se propusieron ampliar en la región se encuentran las Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC), las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) y el pago por servicios ambientales de CONAFOR.

Otra propuesta de la alianza es que, además de las consultas que marca la legislación ambiental en el caso de las manifestaciones de Impacto ambiental, se lleven a cabo consultas previas con las comunidades a las que pertenecen las selvas que aún mantienen poblaciones de jaguares. Esto siguiendo los tratados nacionales e internacionales vigentes, en particular el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar A.C. es una asociación que está integrada por más de 50 investigadores, conservacionistas y difusores de la ciencia que representan a 25 instituciones, cuyo principal objetivo es la conservación del jaguar y su hábitat para beneficio de todos los mexicanos.

Fuente: Animal Político

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

¿Ya se vale copiar en la escuela? Esto explica Esteban Moctezuma

Published

on

By

Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Esteban Moctezuma, secretario de Educación, afirmó que en la iniciativa educativa del Gobierno federal se promoverá la enseñanza colectiva por lo que ahora “se vale y se debe copiar”.

En entrevista con Grupo Radio Centro, el funcionario detalló el jueves que en el modelo propuesto se favorecerá el trabajo en conjunto.

“Ahora se vale copiar y se debe copiar porque se debe trabajar en equipo. Ahora los niños deben aprenden a que el conocimiento es algo que se genera en lo individual y en lo social”, agregó.

Como ejemplo, Moctezuma puso el caso de una maestra que pide a sus alumnos que investiguen sobre el cambio climático. Bajo el formato propuesto, los alumnos tendrán que hacer grupos para investigar y exponer juntos un tema.

En cuestión de los exámenes, el secretario de educación dijo que se harán de manera grupal, una sugerencia que responde “a las habilidades que demanda el mundo moderno” que, apuntó, buscan a personas que sepan trabajar en equipo.

“Si tú le preguntas a una empresa qué tipo de persona quiere, siempre te van a decir que alguien que esté dispuesto a trabajar en equipo y no a alguien que someta a los demás”, afirmó.

Moctezuma señaló que en la educación con un enfoque colectivo además de sembrar democracia se estimula una cultura de paz en los estudiantes.

“Mientras más compartamos el conocimiento, mejor va a ser la sociedad”, subrayó.

Sin embargo, el funcionario señaló al momento de que los educadores plasmen la calificación de sus alumnos en las boletas, sí se tomará en cuenta el desempeño individual.

El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó el miércoles una iniciativa para derogar la reforma educativa promulgadas en el sexenio anterior y que propone, entre otros cambios, la obligatoriedad de la educación hasta el nivel superior y la inclusión de la figura de interés supremo de la educación para las y los niños y jóvenes en el artículo 3° constitucional.

El Financiero

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

Que Estado controle mercado de marihuana, piden legisladores y especialistas

Published

on

La bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados se pronunció a favor de impulsar a la brevedad, la dictaminación de las iniciativas de reforma presentadas por legisladores de distintas fracciones en San Lázaro y el Senado, para despenalizar el consumo de marihuana.

La vicecoordinadora perredista, Verónica Juárez, recordó que la iniciativa presentada en semanas pasadas, plantea como uno de los ejes centrales, que el Estado tenga la potestad y control de la regulación de dicha sustancia en todas sus etapas, desde la producción y el consumo terapéutico y lúdico.

“Cómo el Estado puede, como la regulación puede pasar al Estado y que se haga cargo entonces, desde lo que tiene que ver con espacios de parcelas, ver todo lo que tenga que ver con la producción, lo que tenga que ver con el transporte, con la industrialización, con la compra, con la venta. También en la iniciativa se prevén algunas otras cosas que tienen que ver como que tengamos justicia terapéutica para aquellos consumidores considerados problemáticos”, indicó la legisladora.

La también secretaria de la Comisión de Justicia de San Lázaro señaló que hay condiciones para que, en el siguiente periodo ordinario de sesiones, se dictaminen las iniciativas presentadas por distintas fuerzas parlamentarias.

Durante el foro “¿Legalizar la marihuana?”, Juárez Piña indicó que solicitará analizar los planteamientos en conferencia con el Senado de la República, a fin de elaborar y proyecto integral, que establezca normas adecuadas, en especial en el tratamiento a los consumidores “problemáticos” y en la cantidad de hierba que se permitirá cultivar, procesar y consumir.

Recordó que su iniciativa propone eliminar el tope de cinco gramos de marihuana permitidos para consumo personal, y autorizar que en cada unidad habitacional puedan cultivarse hasta tres matas de la planta, a fin de atender la saturación en cárceles, pobladas de jóvenes consumidores.

En el encuentro, el investigador del Programa de Política de Drogas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Froylán Enciso, se pronunció a favor de transitar de la “guerra contra las drogas” al control de las sustancias, a fin de quitarle las ganancias a las organizaciones criminales y redireccionar los recursos generados en justicia social, a fin de evitar el proceso de militarización que propone el Ejecutivo Federal, con la Guardia Nacional.

Recalcó que si el Estado regula el mercado de cannabis, podría aprovechar las ganancias, dar solución y alternativas distintas al crimen organizado, a los campesinos que producen marihuana y amapola, lo anterior, otorgando licencias.
Los recursos obtenidos deberían etiquetarse para un fondo de reparación del daño a víctimas del delito, desarrollo comunitario en las zonas productoras y en políticas de prevención.

Por su parte, la directora general de la organización México Unido contra la Delincuencia, Lisa María Sánchez, indicó que la intervención de las autoridades en el mercado, en caso de que se establezca en México, debe seguir reglas estrictas y controles claros, para aprovechar la industria, sin que ello derive en la generación de un segundo mercado negro, alterno al que manejan las organizaciones de crimen organizado.

A su vez, Saúl López, investigador de la División de Estudios Jurídicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), indicó que la regulación de la marihuana debe tener perspectiva se salud pública.

El Estado, apuntó, debería ser el receptor de la marihuana sembrada por productores locales, y el encargado de otorgar “franquicias” para su venta, incluyendo el debido cobro de impuestos.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto