Conecta con nosotros

Nota Principal

¿Qué rayos está pasando en Rusia?

Published

on

Luego de que las tensiones entre el Grupo Wagner, de mercenarios rusos, y Vladímir Putin crecieran esta semana y el líder, Yevgueni Prigozhin, comenzara a avanzar a Moscú, se informó que se detuvo la marcha a la capital del país.

La cabeza de los Wagner iniciará negociaciones para reducir las tensiones tras una mediación del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko.

Pero, ¿qué está pasando en Rusia, con este grupo de mercenarios y por qué protestaron contra el Gobierno de Putin? Te contamos los detalles y lo que se sabe hasta ahora.

¿Qué sucede en Rusia?

La tensión entre Yevgeny Prigozhin, jefe del grupo de milicias privadas Wagner de Rusia, y el establecimiento de defensa de la nación explotó de manera dramática el viernes.


El jefe mercenario prometió castigar a los líderes militares rusos y dijo que el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, había orquestado un ataque con misiles que mató a un “gran” número de sus combatientes. El Kremlin respondió rápidamente, negando el ataque y acusando a Prigozhin de motín.

El conflicto interno es la mayor prueba de la autoridad del presidente Vladímir Putin desde que envió tropas a Ucrania hace 16 meses.

En un breve discurso televisado a la nación el sábado, Putin denunció la rebelión de las fuerzas de Wagner y su líder como “traición” y prometió un duro castigo.

¿Qué es el Grupo Wagner?

Fundado por Prigozhin en 2014, Wagner en su apogeo tenía alrededor de 50 mil reclutas mercenarios, muchos de ellos ex prisioneros, luchando en Ucrania.

Estados Unidos designó al grupo como una organización criminal transnacional a principios de este año, y Wagner ha sido sancionado por Australia, Canadá, Japón, el Reino Unido y la Unión Europea. El grupo ha operado durante años en campos de batalla en Medio Oriente, África y América Latina, donde ha sido acusado de cometer abusos generalizados contra los derechos humanos.

Wagner tiene un estatus legal turbio y los mercenarios son técnicamente ilegales en Rusia. El grupo opera independientemente de las fuerzas armadas oficiales de la nación y recientemente rechazó las demandas de Moscú de que sus reclutas firmen contratos formales con el ejército.

¿Quién es Prigozhin y cuál es su relación con Putin?

Yevgeny Prigozhin, de 62 años, es un empresario ruso y ex convicto que ha sido llamado ‘el chef de Putin’, debido a los contratos de sus empresas de catering con el Kremlin y los vínculos de larga data con el presidente. Las autoridades estadounidenses han dicho que controló una granja de trolls, conocida como la Agencia de Investigación de Internet para interferir en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016. En 2022, Prigozhin confirmó que creó a Wagner después de años de negar cualquier conexión con el grupo.

Prigozhin, considerado durante mucho tiempo una de las manos derechas de Putin, se ha vuelto cada vez más enconado con el liderazgo militar del presidente ruso en medio de las crecientes muertes de reclutas de Wagner. Prigozhin acusó durante meses al Ministerio de Defensa de no apoyar adecuadamente a sus fuerzas, a menudo en videos provocativos publicados en las redes sociales. En mayo, amenazó con retirar a sus tropas de la operación si no conseguían suministros, en particular municiones, pero luego se retractó.

¿Por qué Wagner está involucrado en la invasión de Putin?

Putin ha apreciado la ayuda de Wagner. Recientemente, este mes, el presidente reconoció que las fuerzas rusas que luchan en Ucrania carecen de suficientes armas avanzadas a pesar de que la producción de armas se ha triplicado.

Rusia ha sufrido grandes pérdidas de personal, muchos de los cuales apenas están capacitados y, a menudo, mal armados, aunque no está claro el número exacto de víctimas durante los 16 meses. Las fuerzas de Wagner han sido fundamentales en la ofensiva terrestre de Rusia; en mayo, el grupo tomó el control de la ciudad de Bajmut, en el este de Ucrania, después de más de 220 días de combates.

¿Cuál es el próximo movimiento de Wagner?

El viernes por la noche, Prigozhin acusó al Ministerio de Defensa de Rusia de un ataque con misiles contra un campamento del personal de Wagner.

En un mensaje de audio publicado más tarde, Prigozhin dijo que 25 mil de sus hombres estaban listos para “acabar con este lío” y luchar con el ejército si encontraban resistencia. El jefe mercenario dijo que él y sus combatientes habían ingresado a Rostov-on-Don, una ciudad en el sur de Rusia cerca de la frontera con Ucrania y una base de mando militar estratégica. Los informes no han sido verificados de forma independiente.

La tensión entre Yevgeny Prigozhin, jefe del grupo de milicias privadas Wagner de Rusia, y el establecimiento de defensa de la nación explotó de manera dramática el viernes. El jefe mercenario prometió castigar a los líderes militares rusos y dijo que el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, había orquestado un ataque con misiles que mató a un “gran” número de sus combatientes. El Kremlin respondió rápidamente, negando el ataque y acusando a Prigozhin de motín.

El conflicto interno es la mayor prueba de la autoridad del presidente Vladímir Putin desde que envió tropas a Ucrania hace 16 meses. En un breve discurso televisado a la nación el sábado, Putin denunció la rebelión de las fuerzas de Wagner y su líder como “traición” y prometió un duro castigo.

2024

Xóchitl Gálvez revela que Marko Cortés sí le gritó por felicitar a Sheinbaum

Published

on

By

En medio de las polémicas poselectorales y después una intensa jornada, Xóchitl Gálvez, la ex contendiente de la oposición en las elecciones presidenciales de este 2024, ha desatado una controversia al relatar un acalorado momento con Marko Cortés, presidente del Partido Acción Nacional (PAN). El motivo que desencadenó este altercado, se dio a una llamada telefónica que Gálvez hizo a Claudia Sheinbaum parafelicitarla por su triunfo, lo que Cortés consideró una traición política por no consultarlo antes.

En una entrevista dada al periodista Carlos Loret de Mola, Gálvez detalló cómo un gesto de cortesía hacia Sheinbaum, la vencedora según el conteo rápido, provocó una agresiva reacción del dirigente del PAN. «Marko Cortés me reclamó de manera muy agresiva y fuera de lugar», contó Gálvez, aún asombrada por la intensidad del enfrentamiento. La senadora explicó que su llamada fue un acto personal y no representaba a la coalición opositora.

Según Gálvez, el presidente del PAN la acusó, sugiriendo que el triunfo de Sheinbaum fue producto de una «elección de Estado». En palabras de Xóchitl, «Marko se enoja, me reclama con demasiado tono alto. No sé si a los hombres en general les gusta gritar, pero se pueden resolver los problemas o dialogar sin gritar y sí, sí levantó la voz. Me dijo que era indigno de mi parte felicitar a Claudia porque había sido una elección de Estado».

Xóchitl defendió su acción como un reflejo de madurez democrática. «En una democracia es importante saber ganar y perder», afirmó, insistiendo en que su llamada fue un simple acto de cortesía, no una validación del proceso electoral. Además, criticó la demora en el anuncio oficial de los resultados por parte del INE, sugiriendo que hubo irregularidades que deben ser investigadas.

De la misma forma, Gálvez anunció su intención de impulsar una reforma en el Senado para penalizar la intervención indebida en procesos electorales por parte del presidente de la República. A pesar de reconocer que no busca anular la elección, enfatizó la necesidad de sancionar cualquier acto ilegal que pueda empañar la integridad del proceso electoral.

Por su parte, Marko Cortés no se quedó callado. El líder del PAN admitió públicamente su desacuerdo con la felicitación de Gálvez, argumentando que era inapropiado felicitar a quien no ganó «a la buena». «Cuando Xóchitl habló esa noche para felicitar a Claudia, todavía se estaban contando los votos en buena parte del país», expresó Cortés. «Felicitas a alguien que ganó a la buena, pero no cuando te pisotean, cuando te avientan todo el Estado mexicano, cuando te difaman».

La controversia entre Gálvez y Cortés también puso al descubierto las tensiones internas dentro de la coalición opositora. Max Cortázar, ex coordinador de campaña de Gálvez, se unió a la refriega acusando una falta de recursos adecuados durante la campaña. Cortés, sin embargo, defendió la estrategia del partido, subrayando que el PAN destinó el 67% de los spots a la candidatura presidencial, más de lo acordado en el convenio de coalición.

«El convenio de coalición que firmamos era que 50 por ciento de los spots se entregaran a la candidatura presidencial y en el PAN entregamos el 67 por ciento», explicó Cortés. «Lo que falló en los spots fue el impacto que causaron, si generaban simpatía, convicción, si el mensaje era potente, el correcto o no era».

Las divisiones internas solo sirven para debilitar su posición frente a un partido gobernante que ha demostrado ser altamente efectivo en consolidar su poder. Para Gálvez, Cortés y sus colegas, el reto será encontrar una manera de reconciliar sus diferencias y presentar un frente unido que pueda competir efectivamente en las próximas contiendas electorales.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto