Conecta con nosotros

Slider Principal

Reforzará Senado medidas tras muerte de legislador

Luego de la muerte del senador Joel Molina y el contagio de legisladores que estuvieron en la sesión del 20 de octubre, la Cámara alta alista medidas para prevenir nuevos casos de Covid.

El coordinador de Morena, Ricardo Monreal, dijo que el Senado debe continuar trabajando, por lo que se reunirá con los coordinadores parlamentarios para determinar las medidas que implementarán en las próximas sesiones. Por ley, el Senado debe aprobar a más tardar el próximo 31 de octubre la Ley de Ingresos.

«Debemos continuar trabajando en lo que creía (Joel Molina) y por lo que él luchaba, seguiremos transformando el marco legislativo que nos propusimos y continuaremos caminando en unidad de propósitos y con firmeza, a pesar de la miseria y la ruindad que, aún en la desgracia que nos enluta y entristece, se ha utilizado para atacarnos y para medrar sobre nuestras causas».

Monreal dijo que los acuerdos de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) tendrán como objetivo profundizar las medidas sanitarias que se han implementado y aseguró que en la sesión del 20 de octubre, en la que concretaron la extinción de 109 fideicomisos, sí se tomaron acciones para evitar contagios.

A esta sesión acudió Molina, quien falleció ayer a causa de Covid-19. Asistió también el morenista Alejandro Armenta, cuya presencia ocasionó la protesta de senadores, sobre todo del PAN, quienes acusaron que no había cumplido la cuarentena necesaria tras contagiarse, lo que ponía en riesgo a todos.

Este domingo, la emecista Verónica Delgado, quien acudió a esa sesión, anunció que dio positivo a coronavirus.

«En las próximas horas me reuniré con los coordinadores y las coordinadoras de grupos parlamentarios para acordar procedimientos y continuar profundizando las medidas sanitarias, como lo hicimos el pasado martes ante el cambio de sede», indicó.

Se prevé que entre las medidas que ratificará la Jucopo se encuentra la realización de pruebas para detectar a personas infectadas y evitar que acudan al Senado, aunque aún no está claro si éstas se limitarán a las y los legisladores o se extenderán a empleados.

Hoy, el grupo parlamentario del PAN envió al presidente de la Cámara alta, Eduardo Ramírez, y a Monreal una carta en la que solicitó que se implementen cuatro medidas: la aplicación previa a cada sesión de pruebas PCR no sólo a las y los senadores, sino a todo el personal que estará presente.

Además, que se pospongan todas las actividades legislativas, entre ellas sesiones ordinarias, reuniones de comisiones, foros y reuniones de trabajo hasta que se den a conocer los resultados de dichas pruebas y que se reactive de inmediato el Grupo de Trabajo Congreso Digital a Distancia con el fin de que se presente a la Jucopo, a más tardar el 30 de octubre, el proyecto de ley que les permita sesionar a distancia y de forma mixta en comisiones y en el pleno.

Finalmente, que se refuercen en el recinto legislativo todas las medidas sanitarias de conformidad con los más altos estándares nacionales e internacionales, incluyendo el uso obligatorio de cubrebocas, así como el respeto de tiempo máximo durante las reuniones.

«Durante esta semana se hizo de nuestro conocimiento que tres de nuestros compañeros legisladores de diversas bancadas sufrieron el contagio de Covid-19. Por lo que es necesario tomar medidas contundentes que nos permitan llevar a cabo nuestra labor parlamentaria en un entorno seguro para todas y todos los senadores y personas de asistencia que brindan su importante apoyo en el trabajo legislativo», señala la misiva.

Fuente: Reforma

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad Caleb Ordoñez 

Slider Principal

Cómo denunciar a las escuelas que exigen regresar a clases presenciales

La titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez, informó que, hasta el momento 12,639,915 estudiantes y 1,200,245 docentes regresaron a las actividades presenciales en 135,230 centros educativos a lo largo de la República, luego de más de un año de pandemia.

Sin embargo, debido a que las clases presenciales no son obligatorias, muchos otros estudiantes optaron por continuar su educación desde casa, de manera que las escuelas no pueden obligar a los menores a regresar a las aulas físicamente.

Para realizar este tipo de denuncia y otras inquietudes al respecto, la SEP habilitó el Sistema de Orientación e Información del Sector Educativo (TELSEP), donde se podrá consultar todo lo relacionado con el regreso a las aulas, además de realizar quejas.

En la CDMX, las escuelas de educación básica se podrán denunciar en este número telefónico 55 36 01 87 99 extensión 48543.

Respecto a las y los alumnos de escuelas media superior y superior, podrán denunciar a sus planteles a través del Sistema Integral de Quejas y Denuncias Ciudadanas (SIDEC), que se encuentra aquí.

¿Qué se necesita para denunciar?

Ante cualquier circunstancia, los tutores del menor deberán proporcionar los siguientes datos:

– Nombre completo

– Domicilio

– Correo electrónico

– Nombre de la escuela

Durante la mañana del martes, Gómez también señaló que se han detectado casos de COVID-19 en 88 escuelas del país, lo que representa el 0.06% de los colegios que se encuentran actualmente abiertos. De los centros reportados, solamente 39 han cerrado temporalmente como medida de prevención, es decir, el 0.03%.

“Eso también nos da un buen indicio de que todo lo que se está haciendo, de este esfuerzo, está bien (…) Vamos muy bien y yo creo que vamos a ir cada día mejor”, expuso.

“Se ha incrementado y se sigue incrementando el número de escuelas abiertas, de compañeros trabajadores de la educación y de alumnos (…) Lo agradezco y reconozco el esfuerzo que se está haciendo”, agregó.

Asimismo, Gómez Álvarez se mostró agradecida con las autoridades federales, así como con las familias quienes, aseguró, se han comprometido para el cumplimiento de los filtros de seguridad sanitaria.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

Tres pescadores mexicanos pasaron 27 días en altamar sobreviviendo a base de sangre de tortuga, agua de lluvia y pescado crudo

En México, tres pescadores fueron rescatados sanos y salvos en aguas de la bahía de Tehuantepec (Oaxaca) tras estar desaparecidos en altamar cerca de 27 días, informaron esta semana medios locales. Marcos Alfaro Salgado, Mauricio Trinidad Mesinas y Jorge Trinidad Mesinas habían zarpado a bordo de una embarcación tiburonera desde Puerto Madero, en el municipio de Tapachula, en el estado vecino de Chiapas, el pasado 10 de agosto. Tenían planeado regresar a tierra al día siguiente, pero los fuertes vientos del océano Pacífico los arrastraron mar adentro.

El 11 de agosto, los tres hombres se comunicaron con la capitanía del puerto para reportarse e informar que habían perdido la orientación. Fue la última vez que se supo de ellos y, desde entonces, sus familiares solicitaron que se iniciara una búsqueda. El dueño del pesquero que los trasportaba prometió enviar una lancha para rescatarlos, pero las condiciones climáticas lo impidieron.

Luego de algunos días, los intentos por encontrarlos se detuvieron. En ese entonces se esperaba la llegada del huracán Grace a México, que pronosticaba fuertes lluvias e inundaciones. Entre tanto, el oleaje alejaba cada vez más a los pescadores, que se habían quedado sin combustible y sin manera de comunicarse. Como no habían previsto tal calamidad, llevaban pocos víveres y se vieron obligados a sobrevivir con agua de lluvia, pescado crudo y sangre de dos tortugas que lograron capturar, según contaron a la prensa.

El fin de semana pasado, los tripulantes avistaron un peñasco y, remando con sus manos y con la ayuda de las olas, terminaron encallando en esas rocas y pisaron tierra firme. La noche del domingo otra embarcación pesquera que transitaba por aguas de Tehuantepec los detectó y emprendió su rescate. Al llegar a las costas de la bahía, recibieron atención médica y establecieron contacto con sus familiares.

El pasado lunes 6 de septiembre los tres protagonistas de la historia regresaron a sus hogares en Puerto Madero, donde tuvieron un emotivo reencuentro con sus allegados. En diálogo con el diario Milenio, Jorge y Mauricio Trinidad, de 28 y 31 años respectivamente, confesaron haber sufrido mucho con su experiencia y aseguraron que iban a renunciar a la pesca y volverían a su antiguo trabajo en el área de la construcción. Por su parte, Marcos, de 50 años, regresará al mar cuando se recupere. «Los tres coincidieron en que es una lección y oportunidad de vida, que aprovecharán para ser mejores personas», recoge el periódico.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto