Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Retiran del mercado el Redotex. Popular medicamento contra la obesidad

  • Las sustancias contenidas pueden causar disfunción de tiroides, derrame cerebral,
    arritmia cardiaca, convulsiones y debilidad muscular, entre otros
  • 24 años en el mercado sólo se explican por omisiones de anteriores autoridades e
    influyentismo que serán investigados
  • Su producción, distribución y venta es un delito a partir de hoy

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informa que ha revocado los registros sanitarios a Redotex y Redotex NF, después de que el equipo de científicos de esta autoridad sanitaria determinó que su consumo representa un alto riesgo a la salud, derivado de la cantidad de reacciones adversas registradas y las sustancias
dañinas que contienen.

Se informa que, a partir de hoy, la COESPRIS Chihuahuense a través de su titular, el Dr. Luis Carlos Tarín, menciona queda suspendida en todo México, la producción,

distribución y venta de los productos Redotex y Redotex NF, cuyo titular de los
registros sanitarios es la empresa Productos Medix S.A. de C.V., por lo que dichas
acciones representan un delito.

Ambos productos eran utilizados como tratamiento contra la obesidad, puesto
que suprimían el apetito. Sin embargo, esta autoridad sanitaria efectuó una
revisión y análisis técnico, identificando diversas reacciones adversas que pueden
ser letales, como taquicardia, afectación de las válvulas cardiacas e hipertensión
pulmonar, alteraciones del ritmo cardiaco, así como ansiedad, nerviosismo e
insomnio, entre otros.

Ambos productos contienen D-norpseudoefedrina, sustancia diseñada por el
fabricante para enmascarar la pseudoefedrina, prohibida en México desde 2008.
Cabe señalar que el uso prolongado de D-norpseudoefedrina aumenta el riesgo de
sangrado cerebral, daño cardiaco, alteraciones psiquiátricas posparto,
exacerbación del glaucoma, retención urinaria, insomnio, mareo y nerviosismo.

Otras sustancias contenidas en la formulación, como triyodotironina, diazepam,
atropina y aloína, al combinarse pueden causar disfunción de tiroides, arritmias
cardiacas, derrames cerebrales, fiebre, alucinaciones y delirio, por citar algunas.
Gracias a la adecuada farmacovigilancia, se detectaron 837 reportes por
reacciones adversas causados por el consumo de Redotex y Redotex NF. Además,
se tiene conocimiento de que las agencias reguladoras de la Unión Europea (1997),
Rusia (1998), Estados Unidos (2011), Argentina 2013), El Salvador (2013) y la Agencia
Mundial Antidopaje cancelaron los registros sanitarios de Redotex y/o
D-norseudofedrina.

La permanencia de estos productos en el mercado mexicano por más de 24 años,
solo puede explicarse a partir de la existencia de una red que muy probablemente
involucra a exfuncionarios públicos de sexenios anteriores, por lo que parte de la
estrategia que seguirá Cofepris será investigar más a fondo dicha red de colusión.
Por lo aquí descrito, esta comisión federal recomienda a la población no adquirir
ni consumir Redotex y Redotex NF. Asimismo, exhorta a acudir con profesionales
de la salud para valoración médica y determinar las alternativas de tratamiento y
control de la obesidad.

En caso de haber consumido alguno de los productos citados o de presentar
cualquier reacción adversa o malestar, es necesario reportarlo en el siguiente
enlace (en línea) o al correo electrónico: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx
Cofepris recomienda a profesionales de la salud evitar la prescripción de ambos
fármacos y de cualquier otro producto que contenga D-norpseudoefedrina, así
como considerar otras alternativas terapéuticas. En cuanto a distribuidores y
farmacias, se hace un llamado para detener la comercialización de inmediato.

Esta autoridad sanitaria reitera su compromiso de proteger la salud al cancelar el
registro de pseudomedicamentos que han permanecido por más de dos décadas
en el mercado nacional. Asimismo, mantendrá contundentes acciones de
vigilancia sanitaria con el fin de evitar que otros productos, empresas o
establecimientos incumplan la legislación sanitaria vigente y representen un
riesgo a la salud de las personas.

Salud y Bienestar

¿Pérdida de olfato un síntoma de insuficiencia cardíaca? Esto es lo que un estudio científico revela

Un reciente estudio científico ha sacudido las bases médicas al revelar que la pérdida del sentido del olfatopodría ser un indicativo temprano de insuficiencia cardíaca, una condición grave que afecta a millones de personas en todo el mundo. Este hallazgo inesperado pone en alerta a la comunidad médica y destaca la importancia de reconocer señales menos conocidas de problemas cardíacos.

La insuficiencia cardíaca, caracterizada por la incapacidad del corazón para bombear sangre de manera eficiente, puede llevar a complicaciones severas como ritmos cardíacos irregulares, daño renal, hepático e incluso la muerte súbita. Tradicionalmente, la pérdida del olfato se ha asociado con problemas respiratorios o neurológicos, pero este nuevo estudio publicado en el Journal of the American Heart Associationsugiere una conexión directa con la salud cardiovascular.

Según los investigadores, el bulbo olfatorio, responsable de la percepción de olores, puede verse afectado por la disminución del flujo sanguíneo cuando el corazón no funciona adecuadamente. Este fenómeno podría explicar por qué la anosmia (pérdida del sentido del olfato) podría actuar como un marcador precoz de riesgo para desarrollar insuficiencia cardiaca congestiva.

El estudio se basó en datos recopilados de aproximadamente dos mil 500 participantes del estudio ABC de la Salud del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, inscritos entre 1997 y 1998. Durante un seguimiento de 12 años, se observó que aquellos que experimentaron eventos cardiovasculares tenían más probabilidades de experimentar pérdida del olfato.

La investigación concluyó que los individuos con pérdida de olfato tenían un riesgo aproximadamente un 30% mayor de desarrollar insuficiencia cardiaca congestiva en comparación con aquellos que no presentaban esta condición. Este hallazgo subraya la importancia de evaluar regularmente la salud cardiovascular en personas que experimentan cambios en el sentido del olfato, especialmente en grupos de riesgo como personas mayores o con antecedentes familiares de enfermedades cardíacas.

La duración de la pérdida del olfato puede variar significativamente en personas con insuficiencia cardiaca. En algunos casos, la anosmia puede ser temporal y mejorar con el tratamiento adecuado para las condiciones cardíacas subyacentes. Sin embargo, si la insuficiencia cardíaca no se maneja de manera efectiva, la pérdida del olfato puede persistir indefinidamente, destacando la importancia de la atención médica oportuna para evitar complicaciones a largo plazo.

Aunque la pérdida del olfato puede ser atribuida a múltiples condiciones médicas, es crucial no pasar por alto este síntoma, ya que podría ser un indicativo de problemas cardiovasculares subyacentes, incluida la insuficiencia cardiaca. Se recomienda consultar a un médico ante cualquier cambio en la percepción de olores para descartar posibles complicaciones de salud más serias.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto