Conecta con nosotros

Resto del mundo

Rusia anuncia que «no tolerará el comportamiento» de República Checa, Bulgaria y los países bálticos tras la expulsión de varios diplomáticos rusos

Rusia «no tolerará lo que están haciendo ahora en la República Checa, los búlgaros» y otros países que «se están uniendo a ellos», ha declarado este jueves el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, en relación a la expulsión en los últimos días de varios diplomáticos rusos, informa RIA Novosti.

«No lo toleraremos [este comportamiento], y ya no lo toleramos. Lo demostramos claramente», ha comentado Peskov.

Rusia y República Checa se hallan inmersas en una aguda crisis diplomática después de que hace dos semanas Praga anunciara la expulsión de 18 diplomáticos rusos bajo la sospecha de que trabajaban para los servicios de inteligencia de Moscú y estaban implicados en las explosiones de varios depósitos militares del país en 2014.

Según el portavoz, EE.UU. y los países de Europa se obstinan en pasar por alto el deseo de Rusia de mantener buenas relaciones con ellos. «Lo principal es el deseo de Rusia de estar en buenos términos. Por alguna razón, obstinadamente, ni Washington, ni Bruselas, ni [otras] capitales europeas no quieren escuchar esta primera parte y el mensaje principal del presidente Putin», ha añadido.

Relaciones entre la Unión Europea y Rusia

Las relaciones entre la Unión Europea y Rusia, que pasan actualmente por un momento extremadamente difícil, se encuentran «en el punto más bajo desde el final de la Guerra Fría», según lo declaró este jueves el embajador de la UE en Moscú, Markus Ederer.

«Estamos en el punto más bajo desde el final de la Guerra Fría. Y cada día bajamos rápidamente», ha señalado Ederer que, no obstante, abogó por aprovechar las oportunidades existentes de cooperación, en particular en el ámbito empresarial.

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, ha subrayado en su cuenta de Facebook que el nivel de diálogo entre Rusia y la Unión Europea ha disminuido a su punto más bajo «debido a las acciones de Bruselas».

Al respecto, el presidente de EKAI Center, Adrián Zelaia, opina que «estamos en un contexto de clara agresividad hacia Rusia por razones coyunturales de corto plazo y también por razones estratégicas».

«Ese contexto va a continuar y está alimentado fundamentalmente por las grandes corporaciones multinacionales occidentales y por, desde el ámbito político, fundamentalmente desde EE.UU.», resumió Zelaia.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Resto del mundo

En el momento más oscuro de la pandemia en Brasil, una «cortina de abrazo» permite a los ancianos volver a tocar a sus seres queridos (VIDEO)

Los abrazos, los besos o los apretones de mano fueron de las primeras cosas que se desaconsejaron para evitar los contagios de coronavirus. Tras meses de separación de sus seres queridos, los ancianos de 24 asilos de Brasil han vuelto a recibir estas formas de afecto gracias a la fabricación de «cortinas de abrazos», grandes plásticos resistentes y transparentes que cubren todo el cuerpo e impiden las infecciones.

La cooperativa médica Unimed Blumenau distribuyó estas cortinas en las residencias de cuatro municipios del estado brasileño de Santa Catarina y está previsto que unos 600 mayores se beneficien del producto.

El plástico, además de ser muy manejable y adherirse con facilidad al cuerpo, imposibilita no solo la transmisión del covid-19, sino que también de otros virus. Su higiene es simple y se realiza con alcohol al 70 %.

El éxito del proyecto ha quedado plasmado en los rostros de felicidad de los ancianos al reunirse con sus familiares.

Marlise Hering estuvo un año y medio sin poder abrazar a su madre. «Vine para visitarla y fue una gloria poder abrazarla. Fue muy emocionante», relata.

La gerente de Unimed Blumenau, Mara Rúbia Krutzsch Olímpio, explica que la iniciativa intenta ofrecer una dosis de cariño y de amenizar las lagunas de afecto que sufren los ancianos, principales víctimas del covid-19.

«Es muy triste no poder recibir un abrazo de quienes amamos. Es desolador (…) Se trata de una cortina para que las personas se puedan reencontrar. Sentir otra vez la presencia entre padres e hijos, hermanos y familiares que estuvieron separados durante la pandemia. Tras meses y meses sin contacto, muchos pensaban que ya no podrían tocar a sus allegados», asegura.

Olímpio advierte que con el contacto físico los ancianos recuperan su autoestima y se garantiza su salud mental. «La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social y no solo la ausencia de una dolencia o enfermedad», dice.

Las cortinas –24 en total, una para cada asilo– han sido confeccionadas por las costureras de la Cooperativa de Grupos de Inclusión Productiva (Coopergips), que trabaja junto a Unimed Blumenau, y permanecerán en las residencias por tiempo indefinido.

Todo vacunados

Todos los mayores que usaron las «cortinas de abrazos» han sido vacunados. La campaña de inmunización comenzó a mediados de enero en Brasil con los profesionales de salud y después, a principios de febrero, con los ancianos. Los datos preliminares indican que se ha producido desde entonces un descenso de hospitalizaciones de ancianos, que suman 30 millones en un país de 211 millones de habitantes.

Según el Ministerio de Salud, los pacientes de 71 años o más representaban el 38 % de las hospitalizaciones en la primera semana del año y bajó hasta un 26 % en la primera de abril.

En Brasil, se han vacunado más de 30 millones de personas de la primera dosis, alrededor de un 19 % de la población. La inmunización a personas de 90 años se intensificó en febrero, de 70 años a mediados de marzo y de 60 años en abril.

También se registró una baja en el número de muertes. Si en 2020, el número de ancianos mayores de 70 años representó el 51 % de fallecimientos en hospitalizaciones por síndrome respiratorio, en los primeros cuatro meses de 2021 los decesos descendieron hasta un 44 %.

El gigante latinoamericano vive uno de los peores momentos de la pandemia con una media móvil de casi 2.400 personas por día, y con variantes del covid-19 mucho más agresivas que se ensañan más con los jóvenes. En marzo, la mayoría de los pacientes que estaban ingresados en Unidades de Terapia Intensiva (UTIs) tenían menos de 40 años. En total ya son más de 395.022 muertes y se han superado los 14,4 millones de contagios. Unos datos que por ahora solo arrojan pesimismo.

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Sputnik V emprende una demanda por difamación contra la agencia reguladora brasileña de medicamentos

Sputnik V anunció este jueves que emprenderá una demanda por difamación contra la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) por «difundir  intencionalmente información falsa e inexacta» sobre el fármaco.

El lunes de esta semana, tras un debate de más de cinco horas, Anvisa rechazó la importación de la vacuna rusa, alegando la supuesta falta de información suficiente para garantizar la seguridad, calidad y eficacia del medicamento.

Para los desarrolladores de la Sputnik V, esos alegatos son la razón para emprender un proceso legal por difamación. Entre las críticas esgrimidas contra decisión de Avisa figura el hecho de que la misma agencia reguladora brasileña admitió que no había probado la presencia de replicantes virales en la vacuna.

«Anvisa hizo declaraciones incorrectas y engañosas sin haber probado la vacuna real Sputnik V. Y sin considerar el oficio del Instituyo Gamaleya, que indica que no hay RCA presente y que solo se utilizan vectores no replicantes con E1 suprimido. Nuestro equipo legal se pondrá en contacto», aseveraron.

El mismo día en que se anunció el rechazo a la importación de Sputnik V, los responsables de la vacuna rusa consideraron que la decisión era «de naturaleza política» y no tenía «nada que ver con el acceso a la información sobre la vacuna o la ciencia».

Anvisa mantuvo en vilo a los gobiernos de 17 estados, que esperaban importar el fármaco para atender la crisis sanitaria derivada del coronavirus y que, al menos en Brasil, ha confrontado a las regiones con las decisiones del presidente Jair Bolsonaro. Ahora, la última palabra podría quedar en manos del Supremo Tribunal Federal.

Posiciones cruzadas

Las cifras de muertes y contagios por covid-19 en Brasil mantienen al país suramericano como uno de los epicentros mundiales de la pandemia. Con un número de fallecimientos que se acerca los 400.000 y más de 14 millones de contagios, la necesidad de tener acceso a más vacunas es urgente.

En ese marco, hay posicionamientos cruzados sobre Sputnik V en Brasil. En la víspera de la negativa de Anvisa, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) había aprobado el lanzamiento comercial de la vacuna, al considerar que era «segura».

«La Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación aprobó el lanzamiento comercial de la vacuna con el nombre de Gam-COVID-Vac [Sputnik V]», informó la cartera en un comunicado de prensa.

En marzo, Bolsonaro telefoneó a su homólogo ruso, Vladímir Putin, para tratar la compra y producción de la vacuna Sputnik V. Antes de esa conversación, el Gobierno brasileño ya había comunicado la compra de 10 millones de dosis del fármaco desarrollado por Gamaleya.

El inmunizante ya se produce en el país por la Uniao Química, socia del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), y el primer lote de este fármaco producido en suelo brasileño fue presentado a finales del mes pasado. Sin embargo, la Uniao Química solo estaba a la espera de la autorización de Anvisa.

Hasta el momento, en Brasil solo se aplica la vacuna china CoronaVac, con permiso para uso de emergencia, y la sueco-británica de AstraZeneca, autorizada para uso a gran escala. Además, tiene ya aprobadas las de la belga Janssen y de la estadounidense Pfizer.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto