Conecta con nosotros

Cine

Se publicó en D23 Expo de Disney que «Intensa Mente» tendrá secuela

Una constelación de estrellas desfiló en el Hall D, el Centro de Convenciones de Anaheim, California, en donde Disney y Pixar mostraron imágenes exclusivas y anunciaron sorpresas como «Intensa Mente 2».

La secuela de la película lanzada en 2015 sigue el intento de las emociones (rabia, alegría, miedo, tristeza y disgusto) por convivir en la cabeza de la pequeña Riley, y contará con el regreso de Amy Poehler como Alegría, bajo la dirección de Kelsey Mann.

«Leí el guión y es increíble», dijo Poehler arrancando gritos de la platea. «Puedo decirles que transcurre en la cabeza de Riley, sólo que ahora ella es una adolescente».

«Supongo que no les contaré sobre la nueva emoción que aparece», agregó anticipando que la película se estrenará en el verano de 2024.

No fue la única sorpresa del primer día de D23

Pixar, estudio bajo el paraguas de Disney, anunció «Elio», que retrata a un niño de 11 años que no consigue encajar en su entorno, pero que accidentalmente se convierte en el embajador del planeta Tierra al tener un encuentro extraterrestre.

Las primeras imágenes de la producción para estrenar en 2024 muestran coloridos alienígenas, así como los rostros de Elio, interpretado por Yonas Kibreab (Obi-Wan Kenobi), y su madre Olga, con la voz de América Ferrara (Betty la fea).

El estudio también presentó un clip de su primera serie, «Win or lose», que sigue las aventuras de un equipo escolar de softball, con un toque particular: cada capítulo será contado desde la perspectiva de algún protagonista.

Los miles de asistentes también vieron las primeras imágenes de «Elemental», a estrenar en 2023, que cuenta la historia de amor de Ember (Leah Lewis) y Wade (Mamoudou Athie) que viven en Elemento.

En esta trama los habitantes de la colorida ciudad son de fuego, aire, agua o tierra, e intentan convivir a pesar de sus evidentes diferencias.

Durante el evento denominado D23 se proyectaron los primeros clips de la nueva versión actuada de «La Sirenita», protagonizada por Halle Bailey, y de «Mufasa: el rey león», con imágenes generadas por computador y que narra la transformación de Mufasa de cachorro huérfano a soberano de exuberantes tierras.

Disney también mostró un pequeño clip de «Wish», que transcurre en el Reino de los Deseos, y cuenta los orígenes de la magia y la estrella que baña a todos los filmes de la firma.

Protagonizada por Ariana DeBose (West Side Story), la producción animada enmarca la celebración de los 100 años de Disney que se cumplen en 2023.

Celebración por los 100 años

Los festejos fueron el viernes pasado en el Centro de Convenciones con la participación de estrellas como Jake Gyllenhaal, Jamie Lee Curtis, Kristen Bell, Jude Law, Patrick Dempsey, Amy Adams y Maya Rudolph, entre otros.

Disney incluirá «100 años de maravillas» en su logotipo, y presentó a sus fans la exhibición de Memorabilia, que cuenta la historia de la empresa iniciada por Walt Disney hace un siglo.

Destaca el Mickey Mouse One, aeronave que perteneció al fundador de Disney.

Los miles de seguidores del «lugar más feliz en la tierra» hicieron fila desde temprano para disfrutar de experiencias interactivas, así como adquirir productos y reencontrarse con amigos.

Princesas, brujas, criaturas fantásticas, Peter Pan y stormtroopers colmaron los pasillos en el regreso de esta fiesta que se celebra cada dos años y que fue suspendida en 2021 por la pandemia.

«Estoy emocionado porque tenía tantas ansias de volver», dijo el actor Allen Waiserman, quien llegó al primer día de D23 en la piel de Lady Tremaine, la villana de «Cenicienta».

Waiserman trabajó por meses en su atuendo, y la transformación le tomó cinco horas.

«Esto ya no es sobre la marca Disney, es sobre los fans que conocemos son como nuestra familia. Es sobre los amigos aquí que te aceptan como eres. Aquí me aceptan por vestirme como drag. Nos aceptamos los unos a los otros, y nos amamos los unos a los otros», dijo.

 

Fuente: eluniversal.com.mx

Publicidad

Cine

Expertos denuncia un gran error histórico de Napoleón de Ridley Scott

   MADRID – Napoleón de Ridley Scott llega a los cines este viernes 24 de noviembre. Joaquin Phoenix da vida al líder militar francés en la cinta, que ya ha recibido diversas críticas por su presunta falta de rigor histórico. Unas acusaciones que, el propio director ha calificado de «absoluta giliipollez», pero que siguen llegando.

   En una escena del filme se puede ver cómo las tropas francesas lideradas por el emperador disparan con cañones contra las pirámides de Giza, algo que aparentemente nunca ocurrió. «No sé si él hizo eso. Pero fue una forma rápida de decir que tomó Egipto», declaró Scott a Times of London.

¿Ya conoces nuestro canal de WhatsApp? Suscríbete!

   No hay evidencia de que los invasores franceses lanzaran artillería contra las pirámides, o de que las tropas de Napoleón dispararan a la nariz de la Esfinge. «Por lo que sabemos, Napoleón tenía en alta estima la Esfinge y las pirámides y las utilizó como medio para impulsar a sus tropas a una mayor gloria», ha declarado a New York Times Salima Ikram, profesora de Egiptología en la Universidad Americana de El Cairo. «Definitivamente no disparó», añadió.

   Algunos historiadores han criticado a Scott, pero al menos otros esperan que Napoleón genere interés en los acontecimientos reales que inspiraron la película. Y aunque Napoleón no disparó a las pirámides, su invasión de Egipto tuvo un profundo efecto en la herencia cultural egipcia. «En última instancia, la campaña es una derrota: los franceses pierden y son expulsados«, explicó Alexander Mikaberidze, profesor de la Universidad Estatal de Luisiana en Shreveport especializado en historia napoleónica.

   La campaña francesa en Egipto de 1798 a 1801 fue impulsada por las ambiciones coloniales de Napoleón, pero, además, tomó la decisión de invitar a más de 160 expertos en campos como la botánica, la geología, las humanidades y otros para acompañarle en la invasión. «Había un interés real por parte de los expertos y, creo que por extensión, un interés real por parte de Napoleón por poder comprender estas cosas a las que los europeos no habían tenido acceso ilimitado desde el período clásico», dijo Andrew Bednarski, académico de la Universidad Americana de El Cairo que se especializa en egiptología e historia del siglo XIX. En su esfuerzo por documentar el vasto patrimonio arqueológico de Egipto, los estudiosos franceses se apoderaron de muchos elementos importantes, incluida la Piedra Rosetta, una roca con inscripciones en tres idiomas que resultó fundamental para descifrar los antiguos jeroglíficos egipcios. La piedra y muchos otros botines terminaron en manos británicas después de que cayera el control francés sobre Egipto en 1801. Para entonces, Napoleón había regresado a Francia.

Tras la fallida campaña, la noticia de las maravillas culturales que escondían los desiertos de Egipto se extendió por toda Europa e impulsó una nueva ola de egiptomanía global. Este apetito insaciable por las antigüedades egipcias ha dado lugar a siglos de exploración, excavación y expolio de la vasta cultura de la región. Desde la invasión de Napoleón, buscadores y comerciantes han sacado de Egipto innumerables tesoros, muchos de ellos a través de canales clandestinos y abiertamente criminales.

Como resultado, muchos de los elementos más icónicos del Antiguo Egipto, incluida la mencionada Piedra Rosetta y el busto de Nefertiti, se encuentran en museos y colecciones privadas lejos de su país de origen.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto