Conecta con nosotros

Resto del mundo

Sevilla amaneció con 56,000 banderas de España en recuerdo a víctimas de la Covid-19

La orilla del Guadalquivir a su paso por Sevilla, desde el puente del Alamillo a San Jerónimo, ha amanecido este domingo con 56.000 banderas de España colocadas en el césped, en memoria de las víctimas del coronavirus en este país.

Las banderas fueron colocadas durante la madrugada por unos 180 voluntarios de la Asociación Nacional de Víctimas y Afectados por el Coronavirus (ANVAC), cuyo portavoz, Jaime Sánchez, ha dicho que se trata de un nuevo acto similar a los realizados en otros puntos de España, con el matiz de que ahora son 3.000 banderas más, «después de que el Instituto Nacional de Estadística haya ampliado el dato de víctimas mortales».

Las banderas han sido colocadas desde las tres de la madrugada, «después de limpiar incluso la zona, porque hemos recogido basura que hemos tirado, con lo que no solo no ensuciamos el lugar donde lo hacemos, sino que lo dejamos igual que estaba, o mejor», ha enfatizado Sánchez.

«Elegimos la bandera porque la Constitución dice que nos representa a todos los españoles», ha subrayado y ha recordado que nunca hacen público el lugar en el que van a realizar acciones, «porque hay gente y grupos que nos amenaza y no entienden por qué hacemos esto. Aunque es una parte minúscula de la sociedad, preferimos no hacer público donde vamos a poner las banderas».

Ha subrayado el carácter apolítico y aconfesional de la asociación que preside y ha sostenido que «de los más de 3.500 asociados, nadie ha dicho nada en contra de estos actos porque todo el mundo entiende que la bandera representa a todos los españoles».

La asociación leerá este mediodía en Sevilla, como en todos los lugares donde actúa, un manifiesto en recuerdo de las víctimas, y recogerá las banderas a partir de las 18.00 horas.

Fuente: EFE

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Resto del mundo

Desarticulan plan para plagiar a gobernadora de Michigan

Trece personas vinculadas con una milicia de extrema derecha fueron detenidas y acusadas de planear el secuestro y posible asesinato de la gobernadora de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer.

Un tribunal federal de Michigan acusó a seis personas formalmente de conspirar para cometer el secuestro de la gobernadora y de otros funcionarios, con lo que se enfrentan a una condena de cadena perpetua.

El Estado de Michigan imputó delitos relacionados con terrorismo a otro grupo de siete miembros de la milicia Wolverine Watchman, organización con ideas ultraderechistas que fue infiltrada por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Los miembros de la milicia habían adquirido armas, realizado vigilancias a la gobernadora en su domicilio y se habían entrenado para secuestrarla o asesinarla junto a otros miembros del Gobierno estatal de Michigan antes de las elecciones del próximo 3 de noviembre.

Según la fiscal general de Michigan, Dana Nessel, los acusados que pertenecían a Wolverine Watchman tenían la intención de instigar una guerra civil en el país y se enfrentan a cargos relacionados con terrorismo y conspiración para cometer un secuestro.

El plan de los miembros de la milicia era “juzgarla por traición” en un lugar remoto de Wisconsin y no descartaban acabar con su vida.

La gobernadora agradeció a los agentes “que arriesgaron su vida para defender” la de su familia.

Preguntado si pensaba que el tuit de Donald Trump, “¡Liberen a Michigan!”, que supuestamente estaba dirigido a militantes de extrema derecha, animaba a las milicias radicales, el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, respondió afirmativamente.

En julio, los imputados planearon secuestrar o matar a la gobernadora en su casa de vacaciones en la Isla de Mackinac, en Michigan.

Fuente: Informador

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Nueva Zelanda declara libre de Covid-19 al último paciente por contagio local

«Los médicos de Nueva Zelanda declararon el miércoles pasado libre del Covid-19 al último paciente contagiado a través de un brote local, mientras que otros 37 casos catalogados como contagios importados continúan activos en el país.»

Se preveía que la ciudad de Auckland, que con 1.7 millones de habitantes es la más poblada de la nación, retomara a partir de la medianoche la práctica normalidad tras superar un rebrote del Covid-19 que obligó a las autoridades a decretar a mediados de agosto una segunda cuarentena.

Es un gran hito. Los neozelandeses han logrado una vez más, a través de sus acciones, aplastar al virus. Los sistemas que hemos desarrollado y reforzado desde la primera ola de la Covid-19 han sido efectivos para seguir al virus, aislarlo y eliminarlo», dijo el ministro de Salud, Chris Hipkins.

El rebrote en Auckland de la Covid-19 fue detectado en cuatro miembros de una misma familia y después el brote se expandió hasta provocar 179 infecciones, a las que se suman otros siete contagios locales vinculados a un grupo de personas que retornó del exterior.

El ministro Hipkins aclaró en un comunicado que espera que el brote de Auckland sea oficialmente «cerrado» en cuatro
semanas -o dos periodos de incubación del nuevo coronavirus si no se registra ninguna infección a partir de este foco.

Nueva Zelanda acumula desde el inicio de la pandemia un total de mil 505 infecciones, incluidos 25 fallecidos y de los cuales 37 casos entre las personas provenientes del exterior continúan activos.

El país oceánico, que declaró el primer confinamiento el 25 de marzo cuando solo tenían 50 casos confirmados y que regresó a la nueva normalidad el 8 de junio, entró en recesión técnica el mes pasado tras caer un 12.2 % en el segundo trimestre de 2020 a raíz de las duras restricciones impuestas.

La nación celebra elecciones generales el 17 de este mes, en las que la primera ministra, la laborista Jacinda Ardern, parte como favorita para revalidar su cargo por un período de tres años.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Liberan bajo fianza a expolicía acusado del asesinato de George Floyd

Derek Chauvin, acusado del asesinato del afroamericano George Floyd, salió este miércoles de prisión en libertad bajo fianza.

El expolicía de Mineápolis (Minesota, EE.UU.) Derek Chauvin, acusado del asesinato del afroamericano George Floyd, a quien mantuvo varios minutos presionándole el cuello con la rodilla, salió este miércoles de prisión en libertad bajo fianza.

Según medios locales, Chauvin, quien se espera que comparezca ante los tribunales en marzo próximo por la muerte de Floyd, fue liberado tras depositar una fianza de un millón de dólares.

La Fiscalía del estado de Minesota decidió el pasado 3 de junio agravar los cargos contra Derek Chauvin, el agente que le aplastó el cuello con la rodilla a George Floyd, el hombre negro que murió a manos de la Policía de Mineápolis.

Tal y como señalan los documentos judiciales del caso, Chauvin fue imputado por asesinato en segundo grado, mientras que también se habrían presentado cargos contra los agentes Thoomas Lane, J.A. Keung y Tou Thao por ser cómplices de los delitos de asesinato en segundo grado y homicidio en segundo grado.

Benjamin Crump, abogado de la familia de Floyd, cuyo caso ha provocado protestas a nivel mundial, aseveró el pasado mes de junio que se trató de un momento «agridulce». «Estamos alegres de que el fiscal general haya tomado esta decisión, arrestarlos e imputarlos a todos y agravar los cargos presentados contra Chauvin», dijo, sin embargo, este miércoles fue liberado tras pagar la fianza.

La muerte de Floyd suscitó manifestaciones contra la violencia policial en todo Estados Unidos, algunas de las cuales derivaron en desórdenes y saqueos, debido en parte a la crudeza de las imágenes de su detención, en la que Chauvin le presionó el cuello durante casi nueve minutos con la rodilla hasta que murió.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto