Conecta con nosotros

Dinero

Si un familiar fallece.. ¿qué pasa con sus deudas?

Cuando una persona fallece, pocas veces los familiares se preocupan por lo que sucederá con las deudas del finado, como préstamos o
tarjetas de crédito, y aunque normalmente no están obligados a pagarlas, en ocasiones sí deberán hacerlo, por lo que es mejor estar
preparado.

En la mayoría de los casos, los familiares no están obligados a pagar las deudas de la persona fallecida, ya que algunos servicios
como créditos hipotecarios y tarjetas de crédito cuentan con un seguro que salda la cuenta en caso de que el titular muera.

Sin embargo, de acuerdo con el portal Coru.com, en el caso de las tarjetas de crédito, el seguro no se hace válido si se tiene más de tres meses de atraso en el pago de la deuda o si haces uso de ella días posteriores al fallecimiento.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), estos son los casos en los que sí eres responsable de pagar la deuda:

Co-firmaste la obligación.
Eres la albacea.
Eres obligado solidario; es decir, aval o fiador.
Eres responsable legalmente de liquidar la herencia del finado y no cumpliste con ciertas leyes aplicables.

¿Y los créditos mancomunados?
Cuando el crédito es otorgado, las dos personas están cubiertas por el seguro de vida ligado a la hipoteca. Si alguno de los dos
fallece, el seguro liquida la deuda, siempre y cuando en la póliza se figure el esquema de cobertura mancomunada conyugal y no haya
atrasos en pagos.

Sin embargo, el adeudo aparecerá en el buró de crédito de todos los que son codueños y corresponsables del pago. En dado caso de
que el titular fuera un mal pagador, el historial negativo se verá reflejado en todas las demás personas vinculadas al crédito.

Fuente: Milenio

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Dinero

Bolsa mexicana sube a niveles no vistos en ocho meses ante noticias sobre vacuna contra Covid-19

La Bolsa Mexicana de Valores subió este martes a niveles no vistos en ocho meses, mientras el peso apuntaba a culminar la sesión plano luego de cinco jornadas de ganancias, en un mercado que continuó asimilando noticias sobre progresos de una vacuna experimental de Pfizer contra el coronavirus.

Analistas dijeron que, si bien el anuncio generó en la víspera una mayor demanda global por activos de riesgo, aún persisten preguntas sobre su eficacia y disponibilidad, mientras la pandemia sigue avanzando, lo que minó la euforia inicial entre algunos inversionistas.

La moneda nacional cotizaba en 20.33 por dólar casi al final de los negocios, con un marginal retroceso del 0.01% frente al precio de referencia de Reuters del lunes, cuando llegó a rozar brevemente la barrera de 20 unidades.

“El comportamiento horizontal del peso es resultado de una consolidación, después de la fuerte apreciación de las cinco sesiones previas”, dijo Gabriela Siller, analista del local Banco Base.

En las cinco jornadas previas, el peso acumuló un rendimiento del 4.9%.

El referencial índice accionario S&P/BMV IPC avanzó un 1.90% a 40,404.58 puntos, en su séptima sesión al alza. Más temprano, subió hasta 40,499.33 unidades, un nivel no visto desde principios de marzo.

Los títulos la minorista y embotelladora FEMSA fueron los que más contribuyeron al ascenso, con un 4.10% más a 138.26 pesos, seguidos por los de la cementera Cemex, que sumaron un 5.74% a 9.21 pesos.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años avanzó dos puntos base a un 5.78%, mientras que la tasa a 20 años subió tres, a un 6.82%. (Rts)

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto