Conecta con nosotros

Nota Principal

Tiroteo en una escuela de Texas: la policía confirmó que hay cuatro heridos y buscan al sospechoso

Al menos cuatro personas resultaron heridas por disparos este miércoles durante una pelea en el instituto de secundaria de Timberview en la localidad de Arlington, en Texas (EE.UU.), donde el autor de los tiros se dio a la fuga.

En una rueda de prensa, el jefe adjunto de la Policía de Arlington, Kevin Kolvye, explicó que una de las víctimas sufrió heridas leves y rechazó tratamiento médico, mientras que los otros tres fueron llevados a un hospital

La policía identificó a Timothy George Simpkins, de 18 años, como principal sospechoso del suceso.

“Llame al 911 si conoce el paradero de Timothy George Simpkins, de 18 años, que puede estar conduciendo un Dodge Charger 2018 Silver con matrícula PFY-6260?, escribió la policía de Arlington en Twitter junto a una foto del joven.

El sospechoso señalado por la policíaEl sospechoso señalado por la policía

Según las investigaciones preliminares, las autoridades creen que hubo un pelea en una de las aulas en la segunda planta entre dos estudiantes y que uno de los dos empleó un arma.

La Policía indicó que no se trata de un suceso de violencia fortuita en el centro, sino que fue una pelea.

Durante el suceso se cerraron los accesos al centro educativo y los estudiantes y profesores estuvieron confinados en las aulas y oficinas del instituto.

Imágenes de televisión en vivo mostraron una fuerte presencia policial alrededor de la escuela, con oficiales armados registrando el extenso campus y camiones de bomberos en la escena.

Las imágenes en vivo también mostraron una línea de ambulancias y vehículos del departamento de bomberos en el exterior de la escuela, pero no se pudo ver a las personas que estaban siendo tratadas por lesiones. Una persona publicó en las redes sociales un video que mostró a alumnos escondidos en un aula mientras afuera se oyen disparos.

También se podía ver una flota de autobuses escolares amarillos preparándose para evacuar a los estudiantes de la escuela.

Timberview tiene unos 1.900 estudiantes de noveno a duodécimo grado. El extenso complejo se inauguró en 2004.

(Captura de pantalla)(Captura de pantalla)

El suceso se produjo pocos días después de un tiroteo en una escuela autónoma de Houston en la que quedó herido un administrador.

Después de un año dedicado principalmente a aprender en línea, las escuelas estadounidenses han regresado al aula, reviviendo el miedo a los tiroteos en el campus, con múltiples incidentes a pequeña escala reportados en las últimas semanas.

Más de 248.000 estudiantes han estado expuestos a la violencia con armas de fuego en las escuelas desde que 13 personas murieron en la masacre de Columbine High School en Colorado en 1999, según datos compilados por The Washington Post.

La cifra incluye a los involucrados, incluyendo los testigos y los que se vieron obligados a evacuar las instituciones educativas cuando estallaron los disparos.

En 2018, hubo 25 tiroteos en escuelas y 23 más en 2019.

El tiroteo escolar reciente más mortífero en los Estados Unidos tuvo lugar en 2018, cuando 17 estudiantes murieron en un tiroteo de un ex alumno en una escuela secundaria en Parkland, Florida.

El mismo año ocurrió el tiroteo escolar más mortífero en Texas, cuando un joven de 17 años armado con una escopeta y una pistola abrió fuego en Santa Fe High School cerca de Houston, matando a 10 personas, la mayoría de las cuales eran estudiantes.

Nota Principal

Un Donald Trump agradecido se sincera: «Un milagro, debería estar muerto»

El expresidente y ahora contendiente consecutivo a la presidencia por el Partido Republicano, Donald Trump, reconoció, tras el atentado sufrido, que sobrevivió de «milagro», por lo que el legado que Trump seguirá extendiéndose por algunos años más.

Donald Trump y el milagro de sobrevivir a un balazo en la cabeza

En su primera entrevista posterior al ataque del que fue víctima el pasado sábado 13 de julio durante un mitin en Pensilvania, Trump aseguró que «debería estar muerto» de no ser por el milagro que le salvó la vida.

«El médico del hospital dijo que nunca había visto algo así, lo llamó un milagro», explicó el exmandatario, con parte de la cabeza aún vendada por las heridas recibidas y rindiendo declaraciones exclusivas al New York Post.

Se supone que no debería estar aquí, se supone que debería estar muerto.

Donald Trump

Donald Trump compartió la experiencia que casi acaba con su vida durante una entrevista a bordo de su avión privado camino a Milwaukee, donde este lunes 15 de julio da inicio la Convención Nacional Republicana, donde se confirmará la candidatura de Trump a la presidencia de los Estados Unidos, lo que lo convierte en abanderado republicano.

¿Por dónde pasó la bala que hirió a Trump?

Según las primeras pericias levantadas, la bala estuvo cerca de atravesar el cráneo de Trump, si no es porque el expresidente giró su cabeza ligeramente 0.3 segundos antes del impacto, lo que condujo a que el proyectil cruzara apenas la oreja derecha del objetivo principal.

Thomas Matthew Crooks, que fue abatido por agentes del Servicio Secreto segundos después de abrir fuego contra Trump, estaba registrado como votante del Partido Republicano.

Durante la entrevista, el abanderado republicano añadió que, mientras los agentes del Servicio Secreto le conducían fuera del escenario donde se registró el atentado, él aún quería seguir interactuando con sus seguidores, pero los agentes le dijeron que no era seguro y que tenían que llevarlo a un hospital.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto