Conecta con nosotros

Resto del mundo

Tomados de las manos, así murieron a causa del COVID-19

La pandemia del COVID-19 ha afectado a millones de personas alrededor del mundo, ocasionado que se den a conocer todo tipo de historias, las cuales nos han logrado tocar el corazón en diversas ocasiones, tal como la que a continuación les presentamos.

Resulta que una pareja que vivía en la ciudad de Salisbury, Maryland en Estados Unidos, perdió la vida tras una larga lucha enfrentando al virus del SARS-CoV-2; sin embargo, lo que ha llamado la atención es que murierontomados de la mano y con solo cuatro minutos de diferencia.

Sus nombres eran Johnny Lee Peoples, de 67 años, y Cathy Darlene Peoples, de 65, quienes habían permanecido internados en el Centro Médico Regional Novant Health Rowan, en cuartos separados.

Pero gracias al personal médico, la pareja fue reunida en la misma habitación donde más tarde perdieron la vida tomados de la mano.

“Al día siguiente los pusieron en la misma habitación, juntaron las manos, las enfermeras se reunieron y pasaron con cuatro minutos de diferencia”, reveló su hijo, Shane Peoples.

La pérdida de esta hermosa pareja ocurrió el pasado 2 de septiembre, luego de que ambos enfrentaron al virus por 30 días y tras un intenso trabajo del personal de salud por salvarlos

“Estuvieron casados 48 años, y juntos 50. En todo este tiempo caminaron tomados de la mano”, agregó su hijo.

Como era de esperarse la historia de Johnny y Cathy se volvió viral en las redes sociales y le ha dado la vuelta al mundo, misma que se ha replicado gracias a una fotografía en la que aparecen juntos de jóvenes.

Con información de WBTV

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Resto del mundo

Con «robo hormiga», empleado logró 1.3 millones USD en tóner de impresora

Un ex empleado de la biblioteca de Texas ha sido acusado de robar $ 1.3 millones en tóner de impresora de su lugar de trabajo en el transcurso de casi una docena de años, dijeron las autoridades.

Randall Whited, que trabajaba en contabilidad en la Biblioteca Pública de Austin, supuestamente hizo un mal uso de las tarjetas de crédito de la biblioteca para comprar mucho más tóner del que requería el centro de libros; luego se llevó el líquido a casa, lo guardó en su garaje y lo revendía en línea, según un informe de auditoría Lunes.

Whited supuestamente compró al menos $ 1.5 millones de dólares en tóner desde octubre de 2007 hasta julio de 2019 para la biblioteca, aunque la oficina del auditor estimó que solo habría necesitado alrededor de $ 150,000 en ese período de tiempo.

Los investigadores descubrieron hojas de cálculo que detallaban información sobre dónde se vendía el tóner, así como imágenes de seguridad de Whited sacando cajas de tóner en varias ocasiones de la biblioteca al estacionamiento.

El personal de la Biblioteca Pública de Austin (APL) dijo que Whited afirmó que entregaba artículos regularmente a otras sucursales de APL, dice el informe.

Whited también fue acusado de poner al menos $ 18,000 dólares en artículos personales en tarjetas de crédito de la biblioteca, incluidos auriculares de realidad virtual, aspiradoras robóticas y un dron.

La oficina del auditor dijo que Whited se salió con la suya con los supuestos derroches de gastos porque la biblioteca «no tenía los procedimientos adecuados para usar las tarjetas de crédito de la ciudad y no siempre seguía los procedimientos establecidos».

El hombre de Texas fue descubierto robando el tóner de las impresoras gracias a grabaciones de seguridad. Pixabay
Whited, quien renunció en julio de 2019 por un tema no relacionado, no ha respondido a los intentos de contactarlo sobre los hallazgos de la investigación, dijo la oficina.

«También remitimos estos asuntos al Departamento de Policía de Austin, debido a la naturaleza potencialmente criminal de las acciones de Whited», dijo la oficina del auditor de la ciudad.

Fuente: Debate

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Sevilla amaneció con 56,000 banderas de España en recuerdo a víctimas de la Covid-19

La orilla del Guadalquivir a su paso por Sevilla, desde el puente del Alamillo a San Jerónimo, ha amanecido este domingo con 56.000 banderas de España colocadas en el césped, en memoria de las víctimas del coronavirus en este país.

Las banderas fueron colocadas durante la madrugada por unos 180 voluntarios de la Asociación Nacional de Víctimas y Afectados por el Coronavirus (ANVAC), cuyo portavoz, Jaime Sánchez, ha dicho que se trata de un nuevo acto similar a los realizados en otros puntos de España, con el matiz de que ahora son 3.000 banderas más, «después de que el Instituto Nacional de Estadística haya ampliado el dato de víctimas mortales».

Las banderas han sido colocadas desde las tres de la madrugada, «después de limpiar incluso la zona, porque hemos recogido basura que hemos tirado, con lo que no solo no ensuciamos el lugar donde lo hacemos, sino que lo dejamos igual que estaba, o mejor», ha enfatizado Sánchez.

«Elegimos la bandera porque la Constitución dice que nos representa a todos los españoles», ha subrayado y ha recordado que nunca hacen público el lugar en el que van a realizar acciones, «porque hay gente y grupos que nos amenaza y no entienden por qué hacemos esto. Aunque es una parte minúscula de la sociedad, preferimos no hacer público donde vamos a poner las banderas».

Ha subrayado el carácter apolítico y aconfesional de la asociación que preside y ha sostenido que «de los más de 3.500 asociados, nadie ha dicho nada en contra de estos actos porque todo el mundo entiende que la bandera representa a todos los españoles».

La asociación leerá este mediodía en Sevilla, como en todos los lugares donde actúa, un manifiesto en recuerdo de las víctimas, y recogerá las banderas a partir de las 18.00 horas.

Fuente: EFE

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Desarticulan plan para plagiar a gobernadora de Michigan

Trece personas vinculadas con una milicia de extrema derecha fueron detenidas y acusadas de planear el secuestro y posible asesinato de la gobernadora de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer.

Un tribunal federal de Michigan acusó a seis personas formalmente de conspirar para cometer el secuestro de la gobernadora y de otros funcionarios, con lo que se enfrentan a una condena de cadena perpetua.

El Estado de Michigan imputó delitos relacionados con terrorismo a otro grupo de siete miembros de la milicia Wolverine Watchman, organización con ideas ultraderechistas que fue infiltrada por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Los miembros de la milicia habían adquirido armas, realizado vigilancias a la gobernadora en su domicilio y se habían entrenado para secuestrarla o asesinarla junto a otros miembros del Gobierno estatal de Michigan antes de las elecciones del próximo 3 de noviembre.

Según la fiscal general de Michigan, Dana Nessel, los acusados que pertenecían a Wolverine Watchman tenían la intención de instigar una guerra civil en el país y se enfrentan a cargos relacionados con terrorismo y conspiración para cometer un secuestro.

El plan de los miembros de la milicia era “juzgarla por traición” en un lugar remoto de Wisconsin y no descartaban acabar con su vida.

La gobernadora agradeció a los agentes “que arriesgaron su vida para defender” la de su familia.

Preguntado si pensaba que el tuit de Donald Trump, “¡Liberen a Michigan!”, que supuestamente estaba dirigido a militantes de extrema derecha, animaba a las milicias radicales, el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, respondió afirmativamente.

En julio, los imputados planearon secuestrar o matar a la gobernadora en su casa de vacaciones en la Isla de Mackinac, en Michigan.

Fuente: Informador

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto