Conecta con nosotros

Slider Principal

¿Usas lentes de contacto? Cambiar a anteojos podría detener la propagación del coronavirus

Usuarios de lentes de contacto en todo el mundo, enfóquense en esto: para reducir la propagación del virus pandémico que causa el covid-19, expertos sugieren que es hora de poner sus lentes de contacto en el estante y deslumbrar al mundo con sus anteojos.

Eso se debe a que usar anteojos puede ayudarte a dejar de tocarte la cara, según la Academia Estadounidense de Oftalmología, una forma clave de propagación de cualquier virus, incluido el nuevo coronavirus que se está extendiendo actualmente en todo el mundo.

Los usuarios de lentes de contacto no solo se tocan los ojos para ponerse y quitarse la lente dos veces o más al día, sino que también se tocan los ojos y la cara mucho más que las personas que no usan lentes de contacto, dijo el Dr. Thomas Steinemann, portavoz clínico de la Academia Estadounidense de Oftalmología.

“Tocas tu ojo y luego tocas otra parte de tu cuerpo”, dijo Steinemann, oftalmólogo del Centro Médico MetroHealth en Cleveland, Ohio.

“Te frotas los ojos, luego te frotas la cara, te rascas la cara, te pones los dedos en la boca y te pones los dedos en la nariz”, agregó. “Algunas personas no son muy higiénicas y pueden haberse olvidado de lavarse las manos primero”.

Las gafas también pueden proporcionar un poco más de protección contra las partículas de virus coronavirus que flotan en el aire, dijo Steinemann, aunque el contagio es más probable por la boca y la nariz que por los ojos.

Si bien es fundamental para cualquier profesional de la salud que atiende a pacientes con covid-19, para el resto de nosotros “es solo otro preventivo, otra forma de agregar un filtro para evitar el coronavirus”, dijo Steinemann.

En caso de que te lo preguntes, es muy poco probable que puedas contagiarte del nuevo coronavirus, o cualquier virus, por los ojos en sí mismos.

“¿Puedes terminar con covid-19 si el virus que ingresa a través de los ojos? Teóricamente, es posible, pero no tenemos pruebas de eso”, agregó.

“Supongo que es posible, pero siempre pensé que era un poco exagerado”, dijo el experto en enfermedades infecciosas Dr. William Schaffner, profesor de medicina preventiva y enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt en Nashville.

La conexión con la conjuntivitis aguda
Lo más probable es que este nuevo coronavirus pueda causar conjuntivitis, una condición altamente contagiosa también conocida como ojo rojo u ojo rosado. La conjuntivitis es una inflamación de la capa delgada y transparente de tejido, llamada conjuntiva, que cubre la parte blanca del ojo y el interior del párpado.

“La conjuntiva es una membrana mucosa modificada, como el interior de la boca o el interior de la nariz o la cavidad nasal y la faringe”, dijo Steinemann.

“Es húmeda y agradable y hospitalaria para los virus, de hecho, hay muchos organismos que pueden adherirse fácilmente a su conjuntiva, o en realidad, adherirse a una lente de contacto que también descansa sobre su conjuntiva”, agregó.

Los síntomas de la conjuntivitis incluyen lagrimeo, picazón o ardor, visión borrosa, un color rojo o rosado en la parte blanca del ojo, pus, moco y una secreción amarilla que puede formar costras en las pestañas, a menudo dejando pegados los ojos después del sueño.

Informes de China y de todo el mundo muestran que alrededor del 1% al 3% de las personas con covid-19 también tenían conjuntivitis.

Esto es preocupante porque el coronavirus puede propagarse al tocar el líquido de los ojos de una persona infectada, o de objetos que esa persona ha tocado y que luego transportan el líquido.

La noticia provocó que más de una docena de organizaciones nacionales de la vista pidieran a los oftalmólogos que dejaran de ver a los pacientes por cualquier cosa que no fuera atención urgente o de emergencia, como lesiones oculares. Eso incluye tanto en el consultorio como en la atención quirúrgica.

“Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad social de no funcionar como un vector de una enfermedad potencialmente mortal”, dijo la academia en su anuncio. “Esta es una crisis existencial. Nosotros, como médicos, debemos responder a ella y apoyar a nuestros colegas y nuestras comunidades. Manténgase seguro”.

Un estudio recientemente publicado por la Academia Estadounidense de Oftalmología no encontró evidencia de que las personas con covid-19 estuvieran derramando el virus en sus lágrimas, pero nadie en el estudio tenía conjuntivitis. Por lo tanto, aún se desconoce si el nuevo coronavirus puede transmitirse por las lágrimas.

No te asustes
Eso no significa que cualquier ojo rojo o rosado sea un signo de covid-19, subrayan los expertos.

El nuevo coronavirus, también llamado SARS-CoV-2, es solo uno de los muchos virus que pueden causar conjuntivitis; de hecho, es tan común que no fue una verdadera sorpresa para los científicos que este virus covid-19 recién descubierto hiciera lo mismo.

“Hay muchos organismos que pueden adherirse muy fácilmente a su conjuntiva, o para el caso, pegarse en una lente de contacto que también descansa sobre su conjuntiva”, dijo Steinemann.

Existen numerosos virus y bacterias responsables del resfriado común que pueden causar conjuntivitis, al igual que los hongos, las amebas y los parásitos que se acumulan al nadar en aguas contaminadas. Las reacciones alérgicas al humo o al polvo, los champús, el cloro de la piscina e incluso las gotas para los ojos pueden ser los culpables.

Además, hay muchas otras causas, a menudo benignas, de conjuntivitis: alergias estacionales; un orzuelo, que es un conducto ocular obstruido o una especie de “espinilla ocular”; un chalazión, que es una inflamación de la glándula a lo largo del párpado; blefaritis, otra inflamación o infección de la piel a lo largo del párpado; o iritis, una inflamación de la parte coloreada de tu ojo llamada iris.

Ninguna de esas condiciones es contagiosa.

No obstante, un ojo rosado o rojo podría ser una señal más de que debes llamar a tu médico si también tienes otros síntomas de covid-19, como fiebre, tos o falta de aliento.

O podrían ser alergias, especialmente si has estornudado y te pica la nariz y los ojos.

Independientemente, este es un momento para ser consciente acerca del distanciamiento social a 6 pies (o 2 metros) y practicar una buena higiene personal: lavarse las manos (de la manera correcta) en cada oportunidad y no tocarse la cara. Lo que nos lleva nuevamente a dejar los lentes de contacto por un tiempo.

“Este no es el momento de tomar el camino fácil”, dijo Steinemann. “Siempre lávate las manos, siempre usa desinfectante para manos. No te toques la cara. No te frotes los ojos. ¿Verdad? Y desinfecta tus lentes de contacto”.

Fuente: CNN

Chihuahua

Sensibilizan a estudiantes y personal del Tec de Monterrey con taller “Ponte en mis Zapatos”

La Dirección de Grupos Vulnerables y Prevención a la Discriminación, de la Secretaría de Desarrollo Humano y Bien Común, impartió el taller de sensibilización “Ponte en mis zapatos” a estudiantes y personal del Tecnológico de Monterrey Campus Chihuahua.

La dinámica tuvo el objetivo de generar conciencia entre las y los participantes, así como identificar los retos a los que se enfrentan las personas con discapacidad en su vida cotidiana, y fomentar la empatía por medio de la implementación de tres módulos interactivos.

En el primero, se reconocieron los diferentes tipos de barreras que pueden encontrarse en determinados espacios; el segundo constó de una actividad vivencial en la que los asistentes simularon una discapacidad motriz o visual; y el tercero consistió en diversos ejercicios que giraron en torno a la temática.

Como parte del taller de sensibilización, las y los integrantes de la comunidad escolar se desplazaron en sillas de ruedas y bastón guía para invidentes, para constatar la importancia de que los inmuebles cuenten con instalaciones accesibles para quienes tienen alguna limitación visual o motriz.

Esta capacitación se encuentra disponible para empresas, instituciones educativas y oficinas gubernamentales, y puede solicitarse en la avenida Agustín Melgar 3703, colonia Nombre de Dios, o al teléfono (614) 429-33-00 extensión 17919.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto