Conecta con nosotros

Revista

Amber Heard admite golpear a Johnny Depp, en audio filtrado

Amber Heard tuvo el infortunio de ser grabada mientras admitía golpear a Johnny Depp luego de que ambos se acusaran de violencia doméstica.

Fue amber quien inició con la demanda contra el protagonista de las películas «Piratas del Caribe» sin embargo ante esto el actor respondió de igual manera por lo que ambos tenían las mismas acusaciones.

Mucho se creyó que Heard había sido víctima de un bebedor compulsivo sin embargo la cara de la moneda dha dado un giro inesperado para Amber y probablemente conveniente para Johnny.

A pesar de que la violencia doméstica años atrás era algo característico hacia la mujer, lo cierto es que hoy en día no respeta género, dado a los antecedentes del actor se creía que era él quien arremetía en contra de su ex esposa Amber Heard, sin embargo parece ser que era algo recíproco.

Los bochornosos episodios de este matrimonio es algo que todo mundo conoce hasta el momento incluso tan fuertes han sido sus conflictos que se llegó hasta los juzgados con tal de probar quién de los dos tenía la razón pues ambos hicieron acusaciones contra el otro.

Muchos pensarán que los admiradores del actor apoyaban su versión solo porque tiene mayor trayectoria que Amber y es más famoso y conocido que ella sin embargo sus fans podrían tener razón al apoyarlo.

DailyMail obtuvo unos audios en donde Amber Heard admite haber golpeado a Depp, lo más preocupante de esto, es que ella misma admite que era incapaz de controlarse y cada que discutían respondía con violencia.

«No sé cuál fue el movimiento de mi mano real, pero estás bien, no te lastimé, no te di un puñetazo, solo te estaba pegando», según el diario es parte del audio en el que Amber admite su agresión contra Depp.

Agencias

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Revista

De estrella de Televisa a indigente: Así fue la vida de Carlos Peniche

Hay algunos famosos que han continuado su carrera gracias a su constante preparación dentro del mundo artístico y hay otros que no supieron ‘’escalar’’ debido a problemas que no supieron resolver, tal es el caso de Carlos Peniche.

Quien debutó en el mundo de las novelas con ‘’Mi Querida Isabel’’, una producción de Televisa, terminó como vagabundo por culpa del alcohol, pues aunque tiene una fuerte referencia familia siendo hijo de Alejandra Peniche y sobrino de Arturo y Flavio Peniche, su vicio fue más grande que eso.

La polémica en su vida comenzó cuando, cuatro años más tarde de su debut, Carlos denunció públicamente que había sido víctima de acosos sexual por parte de un productor mientras formó parte de la telenovela ‘’La Casa en la Playa’’, quien al negarse a aceptar las peticiones del productor, Televisa terminaría por vetarlo.

Luego de lo ocurrido, Peniche debutó en TV Azteca, que aunque tuvo varios proyectos, con el tiempo fueron cesando, a esto se suma una ruptura amorosa, la cual se dice fue la última gota que derramó el vaso pues entró en depresión y comenzó a tener serios problemas con el alcohol.

Fue a mediados de 2017 cuando las cámaras de ‘’Ventaneando’’ captaron a Peniche como indigente, ahí aseguró que comía de los alimentos que las tiendas tiraban y que ganaba un poco de dinero ofreciéndose a cargar mercancía.

Cabe señalar que gracias al video que publicó Ventaneando, fue que Carlos comenzó a tener muchas ofertas de trabajo, por lo que cuatro meses después de haber sido filmado en la calle, el actor se encontraba viajando a Alemania para trabajar en una serie.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Revista

Erasmo Catarino organiza reencuentro de exacadémicos y lo rechazan

El cantante quería realizar un reencuentro virtual con los integrantes de la cuarta generación de La Academia, pero la mayoría lo rechazó.

Debido al confinamiento ligado a la pandemia por coronavirus, cada vez son más los artistas los que recurren a distintas plataformas digitales para dar a conocer sus proyectos, entre ellos, Erasmo Catarino, quien planea realizar un concierto virtual.

Originalmente el cantante pensó en organizar un reencuentro virtual con sus compañeros de la cuarta generación del reality de La Academia, creyó que sería fácil reunirlos, incluso visualizó cómo sería el evento; sin embargo, la mayoría de los integrantes lo rechazó.

Así lo confesó el interprete de “La manzanita” al programa Venga La Alegría:

“Lo intenté hacer con mis compañeros de la cuarta generación, no se pudo, cada quien trae sus agendas. Yo les mandó un abrazo, muchas bendiciones donde estén y espero que un día podamos concretarlos”.

El exAcadémico dijo ser consiente que a veces se viven altas y bajas; no obstante, reprochó que algunos de sus excompañeros ni siquiera respondieran a su llamado, como Yuridia, quien lo ignoró.

«Yuri la verdad no me contestó, yo entiendo que cada quien trae sus proyectos, cada quien trae su tiempo bien contado”, dijo para después asegurar que no quitará el dedo del renglón y pese al fracaso realizará un show con quienes sí lo apoyaron.

Cabe mencionar que Erasmo ofrecerá un show virtual el 29 de agosto con motivo de los 15 años de carrera musical.

Fuente: SDP

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Revista

Ellen DeGeneres pide perdón en medio del alud de críticas por su “tóxico” ambiente laboral

La comediante Ellen DeGeneres, de 62 años, ha escrito una carta pidiendo perdón a los empleados de su famoso programa después de que salieran a la luz quejas de más de una decena de trabajadores, antiguos y actuales, que aseguran haber sufrido maltrato laboral: desde comentarios racistas hasta despidos injustificados en The Ellen DeGeneres Show. La misiva, a la que tuvo acceso exclusivo The Hollywood Reporter, es el primer reconocimiento de la animadora ante el alud de críticas que ha recibido en las redes sociales.

“Obviamente, algo cambió”, escribe en la carta. “Como alguien que fue juzgada y casi perdió todo por ser quien soy [en referencia al ostracismo que sufrió al salir del armario públicamente], realmente entiendo y siento una profunda compasión por los que son vistos de manera diferente, o tratados injustamente, o de manera desigual, o lo que es peor, son ignorados”, continúa.

DeGeneres asegura estar “descubriendo” que las personas que trabajan con ella y para ella están hablando en su nombre, tergiversando quién es “y eso tiene que parar”. Por último, promete que las cosas van a cambiar —aunque no da más detalles— y asegura que se están tomando medidas. Según The Hollywood Reporter, citando dos fuentes anónimas, una de las medidas sería despedir al productor Ed Glavin, uno de los señalados por malas prácticas perpetradas en el programa seguido diariamente por dos millones y medio de espectadores.

El mal ambiente contra la icono LGTB venía gestándose desde abril, cuando el programa fue suspendido por el coronavirus. Primero fue la información publicada por Variety en la que se contaba que los más de 30 empleados del programa no recibieron ninguna comunicación por escrito de los productores sobre sus horas de trabajo, pagos o consultas sobre su salud durante más de un mes. El equipo, además, se enteró de que la productora había contratado a una compañía de tecnología externa, ajena a cualquier sindicato, para ayudar a DeGeneres a hacer el programa desde su casa.

Después, siempre según el medio local, les dijeron que se preparan para un recorte salarial del 60%. Días después llegó el desafortunado comentario de la presentadora que, desde su mansión en Los Ángeles, afirmaba sentirse “en prisión” durante la cuarentena por la pandemia.

Durante décadas, DeGeneres ha sido considerada como una persona muy positiva en Estados Unidos. Cada vez que finaliza su programa, que lleva 17 temporadas, invita a sus millones de espectadores a ser amables conlos demás. Pero ese sello de figura tolerante ha empezado a patear los estómagos de una sociedad cada vez más polarizada, que busca posiciones frontales, especialmente en los personajes públicos.

A finales de 2019 se hizo viral una imagen de la presentadora sonriendo junto al expresidente George W. Bush en un partido de fútbol americano que enfureció no solo a sus detractores, sino también a varios de sus fieles. Incluso celebridades como Susan Sarandon o Mark Ruffalo exigieron explicaciones por sus buenas maneras con el hombre responsable de la invasión de Irak y quien en 2015 se opuso al matrimonio homosexual.

La respuesta de la poderosa activista entonces fue reconocer que era amiga del expresidente y se defendió: “Hemos olvidado que está bien que todos seamos diferentes”. Esta vez la polémica por las acusaciones de sus empleados han causado un terremoto mayor y han traspasado las esferas del submundo tuitero. WarnerMedia, el conglomerado mediático que produce The Ellen DeGeneres Show, ha encargado una investigación independiente sobre “el ambiente laboral tóxico” dentro del programa que alegan las fuentes anónimas que han hablado con Buzzfeed y Variety. La contestación de la presentadora también ha sido de otro calibre.

A pesar de que el comentario de DeGeneres sobre sentirse prisionera en su mansión de Montecito de casi mil metros cuadrados ha caído en el olvido, pone de manifiesto el impacto social de la pandemia en el culto a las celebridades. La segunda presentadora mejor pagada de la televisión estadounidense no ha sido la única criticada por su falta de decoro a la hora de intentar empatizar con sus seguidores sin saber por lo que están pasando. Estrellas como Gal Gadot o Ryan Reynolds también han sido criticados por enviar mensajes de apoyo desde sus cómodas residencias. Con la economía parada desde hace meses, los estadounidenses no aceptan de la misma manera que los famosos les pidan que donen dinero o se mantengan positivos. La “amabilidad”, ahora, se mide con otra balanza.

Fuente: El País

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto