Conecta con nosotros

Chihuahua

Enrique Servín, el guardián de las palabras

Por: Alejandro González / Martha Treviño / Enrique Corte

Enrique Servín habla más idiomas que todos los chihuahuenses juntos. Veintidós, para ser exactos, con los cuales podría hacerse entender en los cinco continentes. Pero a pesar de haber cultivado una de las mentes más cosmopolitas que podamos conocer, lo que en verdad le apasiona es una región olvidada y empobrecida: la Sierra de Chihuahua, cuyo patrimonio cultural se ha dedicado a preservar.

Su cualidad más conocida es el haber aprendido por sí mismo lenguas tan lejanas en el tiempo y el espacio como el portugués, italiano, catalán, francés, inglés, alemán, danés, sueco, polaco, ruso, georgiano, griego clásico, latín, maltés, árabe, persa, indonesio, náhuatl, maya, guaraní y el que más le gusta: tarahumara.

Con ese amor por las palabras no es raro que el también abogado y maestro en antropología social acabara ejerciendo un oficio que compensa los bajos ingresos con las millonarias satisfacciones: es un poeta empedernido, reconocido con galardones como el Premio Chihuahua [1996], el Premio Nacional Fuentes Mares [2000], el Premio Andrés Henestrosa [2014], el Premio Linda Gaboriau de Traducción Literaria [Canadá, 2014]. También ha sido asesor e invitado distinguido en países como China, Grecia, Canadá, Estados Unidos y Noruega.

13226708_10205546962908141_7244686739125965179_nPero no todo es amor al arte. También ha trabajado impartiendo clases de idiomas, talleres literarios, y como coordinador del área de Literatura de la Universidad Autónoma de Chihuahua, donde fundó Flor y Arena, la primera serie editorial permanente para difundir las letras chihuahuenses. Luego se incorporó al Instituto Chihuahuense de la Cultura (Ichicult), donde editó la revista Solar.

Fue hace seis años que el castellano no le bastó y enfocó su esfuerzo en la conservación de las lenguas y culturas del estado como coordinador del Programa Institucional de Atención a Lenguas y Literaturas Indígenas (PIALLI), un proyecto que tardó años en ejecutar por la incredulidad y desinterés de las autoridades, el cual es ahora un referente replicado a nivel nacional por los resultados alcanzados a partir de cuatro ejes principales: documentación, estudio, revitalización y difusión.

UN ESTADO, SIETE IDIOMAS

galeria_nota_PresentanProgramaFestivaldeLasTresCulturas2015_2Para comprender la complejidad cultural de Chihuahua, Servín refiere las cuatro lenguas indígenas que sobreviven: guarojío, tepehuan, tarahumara y pima, así como las minoritarias de origen europeo: el alemán bajo hablado por los menonitas y el inglés por los mormones. Por supuesto también cuenta el español.

No obstante, son las lenguas indígenas las más amenazadas, pues pierden hablantes a un ritmo acelerado, mientras que el inglés y el alemán bajo se expanden y consolidan. Es por ello que ha encabezado los esfuerzos de rescate con la publicación de 22 libros entre los que destaca Anirúame. Historias de los tarahumaras de los tiempos antiguos.

SISTEMA ESCOLAR OFICIAL Y DESIGUALDAD, ENEMIGOS DE LA DIVERSIDAD

Baca-_MG_4527-by-Mary-Lou-Saxon-WEB“El principal enemigo de las lenguas indígenas en México se llama escuela. Un gobernador tarahumara denunció que ‘las escuelas son fábricas de blancos; entran hablando sólo tarahumara y salen hablando sólo español’. Esto los aleja de la vida comunitaria, ya no quieren participar en las ceremonias, quieren irse a las ciudades o al narco. El problema es que estas escuelas fueron diseñadas por el Estado para servirle al Estado, no a la comunidad. Si queremos mantener nuestra pluralidad necesitamos transformar las escuelas indígenas y convertirlas precisamente en escuelas indígenas, no escuelas del Estado Mexicano funcionando en zonas indígenas”, indicó el especialista.

“Un ejemplo son los menonitas, que ya desplazaron al rarámuri como primera lengua minoritaria. Debido a dos grandes diferencias: son una comunidad empoderada que compite en igualdad e incluso en superioridad de circunstancias respecto a sus vecinos, y la otra es la escuela en la que sólo manejan su lengua. Muchos creen que si los rarámuris estudian sólo su idioma se van a separar o a balcanizar, pero con los menonitas no dicen nada porque tienen ojos azules. Necesitamos ser valientes y avanzar hacia modelos que desde hace décadas se ejecutan con éxito en numerosos países, sin menoscabo de que aprendan español, pero su lengua de trabajo debe ser la materna”, agregó.

LOS CUATRO PASOS PARA RESCATAR LAS LENGUAS INDÍGENAS:

Enrique Servín propone cuatro ejes para la preservación cultural:

Documentar los idiomas tiene el objetivo de fijar expresiones concretas en video, audio o texto. Así se evita lo que ocurrió con el legado de los pueblos conchos, que a pesar de haber triplicado a la población rarámuri en la época prehispánica, fueron exterminados en el Siglo XVIII y su cultura se perdió para siempre. Gracias a esta actividad se han preservado historias, mitos y leyendas como la guerra de los árboles, el segundo diluvio y otras con notable valor cultural, mitológico y antropológico, explicó Servín.

Estudiar lo documentado es esencial. Se han publicado 22 libros en los cuatro_MG_0345 idiomas indígenas, así como materiales bilingües y en castellano dirigidos a las comunidades mestizas, académicas, y a los participantes de los cursos de tarahumara organizados por el Ichicult, que han sido cuatro de nivel principiante, dos de intermedio y está por iniciar el primero de avanzados. “Fue muy difícil. Tanto la inscripción como los materiales son totalmente gratuitos y al principio se inscribían cinco o seis personas. Ahora llegan hasta 150 interesados y debemos duplicar los grupos, lo cual demuestra que el programa, con todos sus defectos y limitaciones, ha logrado posicionar a la lengua indígena como un tema de la cultura chihuahuense”.

Revalorizar las culturas y lenguas indígenas: “se trata de una transformación ideológica para evitar que sientan inferioridad, discriminación, y que sufran el desplazamiento lingüístico. Buscamos rescatar la importancia de la tradición oral, el vínculo con su cultura y su territorio; la cohesión social, la permanencia, y un capital político. A través de tu lengua mantienes tu identidad y tu conciencia de ser un sujeto de derechos”.

Foto Curso de rarámuriCapacitar es ir un paso más allá. Quienes han aprendido a revalorar las lenguas y culturas de Chihuahua reciben formación no sólo para enseñar, sino para diseñar, gestionar y ejecutar proyectos como promotores lingüísticos. Esto incluye audiolibros, murales, talleres literarios, ediciones y cortometrajes, entre otras iniciativas. Las acciones destacadas en este esfuerzo son reconocidas con el Premio Guardián de la Palabra.

Foto mural 1Estos cuatro pasos son reforzados con acciones como la instalación de 32 murales y letreros de negocios, 12 señalamientos carreteros en lenguas indígenas, y el reparto focalizado de los materiales producidos por el PIALLI.  “Sólo somos dos personas y tenemos tan pocos recursos que cuando vamos a la Sierra o a eventos llevamos nuestra mesita y ofrecemos los libros gratis a las personas interesadas. Si los regalas masivamente acaban usándolos para fogatas, así que sólo los damos a quienes nos los piden”.

No obstante, uno de los mayores desafíos es la modernización léxica de lenguas indígenas como el tarahumara y el tepehuan. “Son lenguas que durante miles de años sólo se han hablado en contextos rurales, y por tanto son increíblemente ricos para expresar su realidad como tipos de tierras, terrenos, ríos, movimientos, nubes, vientos, animales, plantas, y tienen capacidades expresivas que el castellano no, pero son muy pobres para expresar aspectos técnicos o científicos como electricidad, cable, vacuna, pues no hay equivalencia”.

Por ello, estos comités se conforman con especialistas que tienen la encomienda de crear nuevas palabras a partir de los procedimientos derivacionales típicos de los idiomas. “Para los libros no teníamos una palabra para terremoto, así que los llamamos kahuinoca, que es la unión de ‘tierra de montes’ y ‘movimiento’. En tarahumara ya publicamos un primer diccionario y así podemos enseñar muchos más conceptos y materias en su idioma”.

URGE TRANSFORMAR LAS POLÍTICAS CULTURALES DE CHIHUAHUA

Ante la próxima transición de gobierno, Enrique Servín, acompañado de expertos en cultura como Roberto Ransom, Rubén Mejía, Luis Armendáriz, Gisela Franco, José Luis Evangelista y Rubén Nevárez, envió una carta pública al gobernador electo Javier Corral, para compartirle sus puntos de vista sobre el perfil que debería tener quien encabece las políticas culturales de la administración entrante.

20160422_130252Las personas con experiencia no pueden ser desperdiciadas. Descalifican de un plumazo a quienes estamos dentro de las instituciones a pesar de que contemos con 25 o 30 años de experiencia en manejo de proyectos culturales, promoverlos, en fin… los artistas conciben al Ichicult como una institución para apoyarlos, es normal que el gremio se concentre en sus propios intereses, pero también manejamos una red de bibliotecas que operan a nivel estatal, archivos históricos, complejo de teatros, museos, lenguas indígenas, cultura popular, cultura urbana, un sistema editorial, etcétera”.

También criticó la propuesta de desaparecer el Ichicult: “Qué fácil se dice pero descalificar de un plumazo todo eso no tiene ningún sentido. Debe haber entre los distintos grupos un diálogo muy amplio, bien intencionado, desapasionado, pero lo que veo es un apasionamiento enorme. Todos peleándose contra todos. Debemos mantener el sentido de la cultura en un estado postrauma, en una sociedad terriblemente herida en la que la cultura debe jugar un papel de sanación inmenso”.

Respecto al perfil que debería cubrir el próximo director del Ichicult, señaló que debe contar con trayectoria personal y profesional impecable, un conocimiento profundo, desinteresado y lúcido del complejo panorama cultural, una sólida experiencia administrativa, así como una extensa y diversa red social. “Yo espero que el ofrecimiento de Corral de escuchar perfiles sea cierto, aunque en política normalmente no ocurre así. Hoy tenemos una gran esperanza y alegría por los resultados de la elección. Ojalá que la comunidad cultural entienda la importancia de este momento histórico para construir las bases desde una perspectiva democrática, abierta, incluyente, no manipulada, para poder conceder a la cultura el papel de sanación que debe tener y que deje de ser privilegio de algunos para ser un derecho de todos”, finalizó.

Chihuahua

Parque Barrancas, el destino ideal para vacacionar este verano

Ubicado en el corazón de la Sierra Tarahumara, en el municipio de Urique y a un paso de la estación del tren Chepe en la zona del divisadero, se encuentra el Parque Barrancas, el destino ideal para vacacionar este verano por sus espectaculares vistas y su oferta de deportes de aventura y de gastronomía regional.

Sus relieves, paisajes y sorprendentes montañas, permiten combinar la naturaleza con actividades que destacan tanto a nivel nacional como internacional.
 
Una de las atracciones más famosas del Parque es el ZipRider, una tirolesa que alcanza velocidades de más de 100 kilómetros por hora, en un trayecto con impresionantes paisajes.

En la zona se encuentra además el Circuito de 7 Tirolesas, mismas que ofrecen diferentes alturas y longitudes, perfectas para compartir con amigos y familiares.
 
Otra de las actividades más populares es La Vía Ferrata, que consiste en un recorrido de rappel donde las y los visitantes pueden cruzar puentes y saltar desde grandes alturas, todo con apego a estrictas medidas de seguridad.

También se cuenta con el Bosque Aéreo, un espacio lleno de puentes colgantes y obstáculos en las copas de los árboles, que permite conocer a fondo la vegetación de la región serrana.
 
Cabe destacar que en la zona se encuentra además el emblemático Teleférico, que con 3 kilómetros de longitud, atraviesa las Barrancas del Cobre. 
 
En cuanto a gastronomía, dentro del complejo de atracciones se localiza el Restaurante Barranco, un merendero que ofrece cocina regional de primer nivel, donde se puede probar el sazón de Chihuahua en su más autentica presentación.

Entre las especialidades de la casa destaca el guisado de abigeo, platillo estrella que combina carne seca con el tradicional chile colorado; así como las enchiladas de chile pasado aderezadas con queso chihuahuense, o los frijoles elaborados a la usanza local.
 
En términos de turismo de aventura, el Parque Barrancas es uno de los mejores en su clase. Ha sido galardonado con diversos premios y reconocimientos, además de que desde 2023 forma parte de los 100 Destinos Imperdibles de México.
 
Para más información o para planificar sus vacaciones en este destino, se invita a consultar en el sitio oficial https://parquebarrancas.com/, o en las redes sociales @Parquebarrancas.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto