Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Un embarazo estresante reduce las posibilidades de tener un hijo hombre: Estudio

Las futuras mamás que sufren estrés físico o mental durante sus embarazos tienen menos probabilidades de tener un niño y también pueden tener un mayor riesgo de parto prematuro, según un estudio publicado este lunes.

“El útero es un primer hogar influyente”, dijo la autora principal Catherine Monk, directora de salud mental de las mujeres en la unidad obstetricia / ginecología en el Centro Médico Irving de NewYork-Presbyterian / Columbia University.

“Sabemos que los varones son más vulnerables en el útero y, presumiblemente, el estrés en estas mujeres es de larga data”, dijo Monk.

La naturaleza generalmente asegura que hay un promedio de 105 niños nacidos por cada 100 nacimientos femeninos; después de todo, los machos tenían más probabilidades de morir por accidentes o peleas de caza salvaje.

Pero en este estudio, las mujeres que tenían presión arterial más alta y otros signos de estrés físico tuvieron cuatro niños por cada nueve niñas (relación 4:9); mientras que las madres que estaban psicológicamente estresadas tenían dos niños por cada 3 niñas (relación 2:3). Todas las mujeres tuvieron embarazos saludables.

“Otros investigadores han visto este patrón de disminución en los nacimientos masculinos relacionados con eventos catastróficos traumáticos”, dijo Monk. “Uno de ellos es el asesinato del presidente Kennedy y el otro son los ataques terroristas del 11 de septiembre en la ciudad de Nueva York”.

Las mujeres embarazadas que fueron presionadas físicamente también fueron más propensas a dar a luz prematuramente que las madres sin estrés. Sin embargo, las futuras madres con tensión mental tuvieron más complicaciones durante el parto, como un parto más prolongado, que las madres con estrés físico.

El papel del apoyo social

Sin embargo, cuando las futuras madres recibieron apoyo social, como tener a alguien con quien hablar o contar para que les ayudara con sus problemas, el riesgo de parto prematuro desapareció, un descubrimiento sorprendente, dijo Monk.

Aún más sorprendente, cuanto más apoyo social recibía una madre, más posibilidades tenía de tener un bebé varón.

“El apoyo podría ser de familiares y amigos”, dijo Monk. “Podría ser un sentido de pertenencia en una comunidad religiosa. Es el sentido de cohesión social y conexión social lo que la investigación sugiere se convierte en un amortiguador contra las experiencias de estrés. Significa que te tomas un descanso”.

El apoyo social es crítico para generar confianza en una nueva madre, dijo la doctora Christina Penfield, profesora asistente de medicina materno-fetal en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, que no participó en el estudio.

“El embarazo es un momento crucial en la vida de las mujeres que coincide con una redefinición de uno mismo, la familia y la comunidad”, dijo Penfield. “Por lo tanto, no es sorprendente que varios estudios hayan demostrado que cuando brindamos programas de apoyo social a mujeres embarazadas vemos mejoras en sus resultados psicosociales”.

Estrés crónico y embarazo
Se estima que 30% de las mujeres embarazadas reportan estrés psicosocial por tensión en el trabajo o depresión y ansiedad, según los estudios.

Si bien este estudio no exploró cómo el estrés podría afectar el embarazo, otros han señalado el papel de la hormona del estrés cortisol.

El cortisol es parte del sistema de alarma de “vuelo o vuelo” del cuerpo y está destinado a disiparse una vez que el peligro haya pasado. Los niveles crónicamente altos pueden aumentar la presión arterial y hacer que un individuo sea más propenso a la enfermedad.

Un estudio encontró que las mujeres embarazadas bajo presión tenían niveles más altos de cortisol; esos niveles también estaban presentes en el líquido amniótico del bebé a las 17 semanas de gestación.

“El estrés durante el embarazo puede ser perjudicial tanto para la madre como para el bebé”, dijo Laura Berman, profesora clínica asistente de obstetricia / ginecología y psiquiatría en la Facultad de Medicina de Feinberg.

“Estar estresada mientras se espera un bebé puede aumentar las posibilidades de una mujer de depresión posparto. También puede conducir a parto prematuro y bajo peso al nacer”, agregó Berman, quien no participó en el estudio.

Sin embargo, Penfield advierte contra enfocarse mucho en una asociación entre el estrés materno y los resultados adversos.

“Estos estudios solo pueden sugerir una asociación y no pueden establecer la causalidad”, dijo. “Por ejemplo, algunas mujeres que reportan un alto estrés también pueden tener una disminución del sueño, dietas irregulares o poco saludables, o mayores tasas de consumo de sustancias. No está claro si es el ‘estrés’ el que causa el resultado adverso”.

Fuente: CNN

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Salud y Bienestar

Mexicanos son acechados por reflujo y cáncer de estómago

El reflujo gastroesofágico y el cáncer de estómago son dos de las principales enfermedades gastroenterológicas que afectan a la población mexicana, afirmaron especialistas del Hospital General de México Eduardo Liceaga.

Durante el Concurso Internacional de Conocimientos Médicos (CICoM), el médico cirujano Eduardo Pérez Torres señaló que el reflujo gastroesofágico puede presentarse de manera fisiológica en la mayor parte de la población, pero cuando sobrepasa los parámetros normales se convierte en enfermedad.

Explicó que el reflujo se produce debido a un contenido gástrico que viaja hacia el esófago en relación a una presión inferior de seis mmHg, lo que también ocasiona sensaciones de quemadura, también conocida como pirosis, y regurgitación.

Ante esta situación, “es necesario realizar el diagnóstico y tratamiento adecuados”, alertó el especialista en la Gaceta de la Facultad de Medicina, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Por su parte, el coordinador de la Clínica de Cirugía de Tracto Digestivo Superior, Agustín Etchegaray Dondé, mencionó que el cáncer de estómago es la neoplasia más frecuente del aparato digestivo, al representar una tasa de 3.4 casos por cada 100 mil habitantes en México.

También es la segunda causa de muerte por tumores malignos, tanto en hombres como en mujeres. Por lo que, dijo, la sospecha clínica es vital para ofrecer un tratamiento multidisciplinario y oportuno.

Esta enfermedad no suele presentar síntomas en etapas iniciales, sino hasta que se encuentra en estado avanzado. Cuando esto último ocurre hay pérdida de peso, anemia, masa abdominal palpable y vómito persistente.

Fuente: Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Científicos descubren el origen de la metástasis en cáncer

Los científicos del Instituto Sloan Kettering de Nueva York, liderado por el oncólogo español Joan Massegué, descubrieron que la capacidad de los cánceres para hacer metástasis depende de su capacidad para cooptar las vías naturales de reparación de heridas, lo que abre una vía para su posible tratamiento.

El adelanto científico, publicado en la revista Nature Cancer y que fue comunicado también por el propio Sloan Kettering Cancer Center, proporcionan un marco novedoso para pensar sobre la metástasis y cómo tratarla. Hasta el momento no se sabe mucho sobre lo que hace que las células cancerosas sean capaces de reproducirse.

Este estudio de investigadores del Sloan Kettering Institute concluye que las células iniciadoras de metástasis emplean un truco para propagarse: cooptan las capacidades naturales de curación de heridas del cuerpo.

«Ahora entendemos la metástasis como la regeneración del tejido equivocado -el tumor- en el lugar equivocado, los órganos vitales distantes»– Joan Massagué , director del Instituto Sloan Kettering y el director de la investigación sobre un asunto en el que lleva 30 años investigando.

Anteriormente había indicios de que los cánceres podrían utilizar vías de curación de heridas para apoyar su crecimiento. En la década de 1980, el investigador Harold Dvorak denominó a los tumores «heridas que no sanan». Pero los nuevos hallazgos presentan la primera imagen detallada de cómo funciona este proceso en el nivel de células y moléculas.

¿QUÉ SABER DE LA METÁSTASIS?
Aunque la metástasis es mortal, no es algo que las células cancerosas puedan hacer fácilmente. Para propagarse, las células cancerosas deben separarse con éxito de sus vecinas, atravesar las capas de tejido que las separan de la circulación, nadar o arrastrarse a una nueva ubicación en el cuerpo a través de la sangre o el líquido linfático, salir de estos vasos, luego echar raíces y comenzar a crecer en el nueva ubicación.

En cada paso de este proceso, la mayoría de las células cancerosas sueltas mueren. Menos del 1 % de todas las células cancerosas que se desprenden de un tumor finalmente formarán metástasis medibles.

«Una vez que las células cancerosas aprenden a sobrevivir al estrés de en un ambiente extraño, es muy difícil deshacerse de ellas», dice Karuna Ganesh , médico-científica del Programa de Farmacología Molecular de SKI y una de las autoras del artículo. «Son una entidad completamente diferente del tumor en el que comenzaron».

Ganesh y sus colegas querían entender qué permite a algunas células sobrevivir a este viaje estresante. Se centraron en una molécula llamada L1CAM, que estudios previos del laboratorio de Massagué habían demostrado que es necesaria para que numerosos tipos de células cancerosas hagan metástasis con éxito en los órganos.

Los tejidos sanos normales no suelen producir L1CAM, pero los cánceres avanzados sí lo hacen. Lo que desencadena exactamente la L1CAM ha sido hasta ahora un misterio.

Al observar los tejidos tumorales humanos con un microscopio, fue claro para los investigadores que dividir las células con L1CAM era más común en áreas donde se rompía una capa epitelial, es decir, herida. Esto llevó a los científicos a preguntarse si se requiere L1CAM para la reparación normal de heridas, como ocurre en el intestino después de la colitis. Usando un modelo de colitis en ratones, descubrieron que, de hecho, este era el caso.

En definitiva, el avance concreta que las metástasis no se derivan de mutaciones genéticas sino por una reprogramación de las células que les permite regenerar creando metástasis.

Fuente: Publimetro

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

El alzheimer podría tener vacuna en 2022

Investigadores de la Universidad de California en Irvine han afirmado que una vacuna contra el Alzheimer podría en humanos en tan solo dos años.

Los investigadores desarrollaron un tratamiento que eliminó con éxito la acumulación de proteínas amiloides y tau en el cerebro de los ratones genéticamente modificados.

Se cree que estas placas desencadena la neurodegeneración y, en última instancia, el deterioro cognitivo.

Asimismo, sugieren que esta “vacuna contra la demencia” está lista para ser probada en humanos, y si es exitosa podría convertirse en el “avance de la próxima década”.

El estudio, publicado el mes pasado en la revista Alzheimer’s Research & Therapy, encontró que la vacuna disminuye significativamente las acumulaciones de ambas proteínas.

La vacuna, desarrollada por Nikolai Petrovsky, endocrinólogo de la Universidad de Flinders en Australia, combina dos tratamientos previos, denominadas AV-1959R y AV-1980R, respectivamente, diseñados para reducir los grupos de proteínas amiloides y tau en el cerebro de los ratones genéticamente modificados.

La vacuna está formulada en un adyuvante novedoso llamado Advax, desarrollado por un equipo de investigadores australianos, el cual mejora la inmunogenicidad de la vacuna.

El estudio encontró que la vacuna contra el Alzheimer previene la acumulación de proteínas y elimina las que ya existen.

«Pudimos evitar la pérdida de memoria en los ratones y obviamente el siguiente paso es llevar esto a los ensayos clínicos en humanos», dijo Petrovsky a ABC News Australia.

Agregó: «Es un momento emocionante para comenzar la nueva década; con suerte, este es el avance de la próxima década si podemos lograr que funcione en los ensayos en humanos».

Esas pruebas podrían comenzar en los próximos 18 a 24 meses, dijo.

Después de muchos fracasos de ensayos clínicos de alto perfil de fármacos diseñados para reducir las agregaciones de proteína amiloidea en el cerebro, algunos científicos están buscando medidas preventivas basadas en vacunas para combatir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Finalmente, la hipótesis es que evitar la acumulación de estas proteínas tóxicas puede ser la forma más eficaz de tratar la demencia.

Fuente: Vanguardia

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto