Conecta con nosotros

Revista

5 Iconos del cine de terror que casi cualquiera podría vencer

Published

on

1.- Toby (Actividad Paranormal)

Toby es el peor de los demonios en la hitoria del infierno a primera instancia parece aterrador. Desafortunadamente conforme aprendemos mas sobre como hace tratos con mujeres a cambio de sus primogénitos. Y que pasa mucho tiempo junto a niños pequeños para ser un demonio.

Como vencer a Toby? Consigue un mejor demonios para hacer un trato con él, no todos los demonios buscan primogénitos, muchos de ellos se conforman con sacrificios animales.

2.- Samara Morgan (El Aro)

La madre de Samara la mató arrojándola a un pozo, si eso es triste, pero no es algo que no incumba a nosotros, los problemas familiares son para un Talk Show, no VHS embrujados. El poder de Samara radica en la popularidad de un video, que siendo realistas ya están descontinuados. Y si por casualidad lo llegas a ver, tienes 5 dias para desperdiciar y al final hacer una copia y enseñárselo a alguien, hay muchas personas para pasar la maldición.

3.- Jigsaw (Saw)

Para empezar si llegas a ser una víctima de Jigsaw es porque te lo mereces, hay una muy ligera posibiliad de ser capturado en lugar de alguien más, pero Jigsaw, al menos el original tenía una metodología en su método de tortura.

Considerando que es muy tarde para decirte que simplemente seas una mejor persona, la única manera de sobrevivir es jugar su juego. En una retorcida forma de verlo, él solo te trata de hacer una mejor persona. Tal vez pierdas un poco de carne o sangre, pero si eres bueno para los juegos saldrás con vida.

4.- Carrie (Carrie)

Carrie tiene habilidades increíbles y peligrosas, pero solo cuando está enojada. Pero a fin de cuentas es sólo una chavita emocional de preparatoria. Dale algunas flores, llévala al cine, dedícale una serenata, cualquier cosa cursi.

Si la diferencia entre la vida y la muerte es una sonrisa, podrías hacer el ridículo en público, aprenderte muchos chistes nuevos, etcétera. Por otro lado si solamente eres una carita y no te importa ser mala persona, solamente tienes que decirle que la amas… pero buena suerte si se entera que no es cierto.

5.- Chucky (Chucky)

Chucky es un muñeco de plástico con el alma de un asesino serial, claro, tiene una esposa y un hijo ahora que lo han hecho cambiar su modo de actuar, pero recordemos al Chucky actual. Si eres un niño pequeño y tienes que lidiar con Chucky, probablemente tus pequeñas manos y debilidades físicas en general no son contendientes para el plástico chino. Pero ningún adulto debería tener problemas para partir a Chucky en 2, incluso tu perro podría matarlo sin querer. Toma las partes y tiralas en diferentes partes para que no pueda volver a reunirse. O podrás ser la burla, y deberías, de todos tus amigos por haber sido asesinado por un muñeco. 

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Revista

SocialMediaCUU explica porqué las redes sociales son trascendentales en las elecciones

Published

on

By

Los datos que proporciona el INE respecto de la lista nominal, es decir, la lista de personas que ya tienen credencial para votar, muestra un porcentaje muy amplio de gente joven que votará por primera vez. Entre sus principales características está el hecho de que utilizan principalmente medios digitales para informarse y, por su número, representan un valioso mercado para todos los partidos políticos.


 

En la lista nominal se cuentan poco más de 98 millones de personas, al corte de febrero de 2024. Así, en el país existen poco más de 15 millones de personas inscritas entre los 18 y 24 años; es decir, primovotantes, lo que representa el 15% del total.

Si sumamos a la población millennial y centennial, es decir, todas las personas de 18 a 39 años inscritas, tenemos a casi 47 millones, que representan al 48%, es decir, prácticamente la mitad del universo de votantes.

Las cifras son claras: 15 millones de personas que no han participado jamás en un proceso electoral presidencial (y posiblemente en ningún otro) y que, estadística e históricamente, no tienen una preferencia política definida, pueden inclinar la balanza a favor de cualquier candidata o candidato; y casi la mitad de la lista nominal utiliza Internet y medios digitales para enterarse de las propuestas de las y los actores políticos.

De acuerdo con los últimos datos disponibles de la Encuesta Nacional Sobre Disponibilidad Y Uso De Tecnologías De La Información En Los Hogares (ENDUTIH), en el país existen 93 millones de internautas, siendo la franja de edad de los 18 a los 34 años, la que más se conecta a la red. Por otro lado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) muestra que las audiencias de radio han bajado a un 8.9% del universo de personas que pueden recibir una señal y las de televisión, a 14.1%. Para radio, las audiencias principales se encuentran en el rango de edad de 35 a 44 años, y las de TV se sitúan en 45 años o más.

Y es en este sentido en donde se plantea la problemática de las leyes electorales, ya que se tienen medios tradicionales como la televisión, la prensa impresa y la radio sobrerregulados, que incluso llevaron al INE a convertirse en una especie de central de medios gracias a la excesiva espotización; no obstante, los medios digitales, los más consultados por un enorme segmento de la población, no fueron tomados en cuenta en las normativas actuales.

Las plataformas digitales se convierten en una especie de tierra sin ley que permite a partidos y actores políticos realizar prácticas no éticas sin temor a sanción alguna ya que no solo no se contemplan acciones de comunicación política digital o fiscalización adecuada, además las normativas vigentes solo son aplicables a autoridades, actores y partidos políticos, no obstante, cualquier persona puede hacer una campaña electoral utilizando redes sociales y plataformas digitales.

De ahí la necesidad de crear marcos legales que permitan que las y los ciudadanos puedan elegir de manera libre, autónoma y sin cohesión a sus gobernantes, ya que tal y como se encuentra el panorama normativo electoral, la posibilidad de crear estrategias al marco de la ley para favorecer o entorpecer las campañas es muy alta, frente a un riesgo prácticamente nulo.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto