Conecta con nosotros

Deportes

¿A quién apostarle en la NFL este fin?

Este fin de semana se llevarán a cabo los juegos divisionales, algunos juegos se ven muy parejos, y otros no tanto, principalmente en la liga americana.

El primer encuentro será los Broncos de Peyton Manning recibiendo a los Ravens de Ray Lewis en lo que posiblemente será su último juego como en la NFL.

Los Broncos son favoritos por tres puntos, en otras circunstancias podría ser un duelo más parejo pero los Ravens llegan con una defensiva muy cansada y a pesar de su triunfo la semana pasada han demostrado una baja en sus últimos encuentros, por lo que no se le ven problemas a los Broncos para vencerlos  por mas de un Touchdown de ventaja.

En el duelo más parejo de la jornada Green Bay visita a San Francisco, San Francisco se distingue por su defensa, pero esta ha sido exhibida en las últimas jornadas, aun así si algo distingue a los 49ers son sus impredecibles Quarterbacks y el potencial ofensivo de Frank Gore, por lo que a pesar de que los Packers vienen en mejor momento, siendo San Francisco local, lo mas cuerdo sería aportar por el “over” que está en 44.5.

Los Falcons son favoritos por 2.5 puntos antes los Seahawks,que vienen con una racha impresionante, a pesar de ser locales y primer lugar de la conferencia, con muchas dudas debido a sus debilidades y su muy favorable calendario, los falcons tienen muy pocas posibilidades de para la racha de Seattle.

En el último partido de la jornada no se ve por donde los Texans puedan vencer a los Pats, que ya los vapulearon hace unas semanas y los 9.5 puntos que les dan parecen pocos, a menos que Houston logre hacer “yardaje basura” ya una vez que New England vea asegurado el marcador.

 

Picks Recomendados:

 

Denver, Over GB/SF, Seattle y New England

Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Deportes

Muere Wilson Fittipaldi, ex piloto brasileño de Fórmula 1 y leyenda del automovilismo

«A los 80 años, Wilsinho falleció serenamente y rodeado de todo el amor que mereció durante toda su vida», dijo la organización en Instagram.

Wilson Fittipaldi «conjugó talento, visión de futuro y osadía para llevar el nombre de Brasil a un nivel nunca imaginado», agregó.

El excorredor estaba internado en un hospital de Sao Paulo desde el 25 de diciembre, cuando sufrió un paro cardíaco tras atorarse con un pedazo de carne que comió en un almuerzo familiar, con motivo de Navidad y de su cumpleaños 80.

Opacado por la imagen de su hermano menor, dos veces campeón de la Fórmula Uno (1972 y 1974), Wilson Fittipaldi corrió en diferentes categorías de Brasil y Europa.

Nacido en Sao Paulo el 25 de diciembre de 1943, pasó por la Fórmula 2 y la Fórmula 3 antes de alcanzar un acuerdo con Bernie Ecclestone, entonces director del equipo Brabham Ford, para ingresar a la F1 en 1972.

Se estrenó con un tercer lugar en el Gran Premio de Brasil, que no contaba para el campeonato, en un prometedor debut que fue opacándose con el paso de la temporada.

No hizo puntos y vio a su hermano Emerson convertirse, con 25 años, en el campeón mundial más joven de este deporte, un récord que mantuvo hasta que el español Fernando Alonso (24) lo desbancó en 2005.

En 1973 tuvo mejores actuaciones, alcanzando un quinto puesto en el circuito alemán de Nürburgring.

Sumó tres puntos en el campeonato que le permitieron terminar el año en la casilla 16, su mejor ubicación general en la F1.

Se ausentó para la temporada siguiente, en la que Emerson ganó su segundo título, para afinar detalles del estreno en la máxima competencia automovilística de un proyecto personal: el equipo brasileño Copersucar, que tiempo después se llamó Fittipaldi.

Wilson estuvo al volante de un auto que decepcionó. Se retiró en 1975 y se dedicó a dirigir la escudería, a la que su hermano Emerson se unió como piloto de 1976 hasta 1980.

El equipo no entró nunca al podio de la clasificación general de la Fórmula Uno y desapareció en 1982 en medio de aprietos financieros.

Wilson volvió ocasionalmente a las pistas en competencias de menor envergadura y se dedicó a seguir la carrera de su hijo Christian, quien pasó por la F1, Cart, Nascar y la Fórmula 3000, entre otras.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto