Conecta con nosotros

México

Activistas de Derechos Humanos en México buscan refugio en EU

 

El Paso, una de las ciudades más seguras de Estados Unidos, alberga ahora a un creciente número de activistas de derechos humanos mexicanos que escapan de las persecuciones que sufren en Ciudad Juárez, la más violenta de México, ubicada justo cruzando la frontera.

Algunos activistas huyen por miedo a los cárteles de drogas. Otros temen a los militares desplegados desde 2008 en Ciudad Juárez, precisamente para protegerlos.

Saúl Reyes Salazar y su familia, integrada por varios activistas, han pagado un alto precio por denunciar lo que llama la «militarización» de la ciudad mexicana de 1,2 millones de habitantes y ubicada a 1.870 km de la capital: seis familiares han sido asesinados desde 2008.

Reyes Salazar, su esposa e hijos viven ahora en una pequeña casa de alquiler en El Paso (sur de Texas), después de recibir asilo en enero.

«Los primeros días que estuvimos en El Paso representaron la primera vez en mucho tiempo que pude dormir por la noche y despertar en la mañana sin pesadillas», dijo a la AFP.

Hace unos cuatro años esta familia comenzó a denunciar desapariciones forzadas, asesinatos y torturas presuntamente perpetradas por soldados desplegados por el presidente mexicano Felipe Calderón como parte de una ofensiva contra los cárteles lanzada a nivel nacional en diciembre de 2006.

Los operativos, en los que participan miles de militares, han estado acompañados de un crecimiento de los asesinatos brutales. Unas 50.000 personas han muerto en la ola de violencia, la mayoría -según el gobierno- delincuentes, pero también civiles ajenos al crimen organizado.

Sólo en Guadalupe, un poblado de 3.000 habitantes en las afueras de Ciudad Juárez, han sido asesinadas 180 personas, 26 han desaparecido y se han encontrado ocho cadáveres aún no identificados, según conteos de Reyes Salazar.

Los integrantes de su familia, que tenía una panadería cerca a Guadalupe, recibieron amenazas desde que comenzaron a denunciar la violencia contra otros y finalmente se convirtieron ellos mismos en víctimas.

«Tal vez estamos más seguros aquí (en El Paso)», dice Reyes Salazar en su pequeña y oscura cocina. «Pero no me siento bien de saber que sigue existiendo tanta maldad allá», añadió.

Según Carlos Spector, abogado de la familia que ha ganado un puñado de casos similares de mexicanos que piden asilo, unos 21 defensores de derechos humanos han sido asesinados en el estado de Chihuahua, donde se encuentra Ciudad Juárez, desde que llegó el Ejército en 2008.

«La mayoría de los casos de asilo que tenemos y que hemos visto son producto de crímenes de Estado, y no están relacionados con el narcotráfico. Ni uno de los casos están relacionados con drogas», dijo Spector.

«En todos los casos miembros del gobierno mexicano han sido señalados como autores materiales de los crímenes y el gobierno de Estados Unidos ha estado de acuerdo con nosotros mediante la concesión» del asilo, prosiguió.

Al margen de quién está en el origen de los crímenes, para muchos activistas ya es demasiado tarde.

Marisela Escobedo, una madre que batalló durante dos años para llevar al asesino de su hija adolescente a la justicia, fue asesinada a balazos en diciembre de 2010 frente a la gobernación de Chihuahua, mientras efectuaba un plantón de protesta.

Un video tomado por la policía muestra cómo un automóvil se estaciona cerca del edificio y la activista intenta huir de un pistolero que finalmente la alcanza y le dispara a quemarropa. Su asesino sigue libre.

Norma Andrade, que se convirtió en activista luego de que su hija de 17 años fuera secuestrada y asesinada presuntamente por narcotraficantes, huyó de Ciudad Juárez tras ser baleada en diciembre de 2011 y se refugió en Ciudad de México donde fue atacada hace un mes con un arma cortopunzante.

Andrade anunció que buscará asilo fuera de México, mientras su hija, Malú Andrade, también activista, ha sido amenazada y también sufrió el intento de incendio de su casa en Ciudad Juárez. «Eso te vuelve paranoica», dijo Malú Andrade a la AFP.

Pese a que al otro lado de la frontera encuentran tranquilidad, los activistas no viven una vida fácil. «Ahora nos encontramos en una posición mucho más vulnerable económicamente, con menos opciones para el activismo social», dijo Reyes Salazar, quien recordó que su familia tuvo que dejar negocios y bienes.

«Echo de menos México (…) Creo que el sueño de todos los exilia.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

México

El deterioro en la cobertura de vacunación viene desde hace 3 sexenios, asegura López-Gatell

El Programa Nacional de Vacunación dejó de ser lo que antes fue, desde los sexenios de 2000, 2006 y 2012. “Que no salgan con la historia de que echamos a perder un magnífico Sistema de Vacunación, porque ya estaba sin personal, sin la red fría, sin cobertura y con fallas”. Así lo mencionó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell en entrevista para El Economista al señalar que una clara muestra de ello fue el brote de sarampión que justamente empezó el mismo día que se registró el primer caso de Covid-19 en México, el pasado 28 de febrero.

Si el brote fue este año, “es clarísimo que los infectados debieron haberse vacunado hace años y no recibieron la inmunización; sólo 7% se debieron haber vacunado durante este sexenio, el resto por las edades debieron haberse vacunado en el sexenio 2012-2018 y en el 2006-2012”.

El sarampión es una enfermedad altamente infecciosa y contagiosa en seres humanos, y requiere una cobertura mínima de 95% de vacunación, pero esto no se cumplió por años. La consecuencia de esa mala cobertura, detalló el funcionario, fueron los rebrotes en el país, las lecciones son muy claras.

Aseguró que igualmente desde hace años viene una falta de cobertura de vacunación contra rubeola y parotiditis, y dijo tendría que haber algo de autocrítica de parte de quienes permitieron ese deterioro.

Ante ese escenario apuntó que desde el 2018 le pidieron apoyo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con la intervención de Cuauhtémoc Ruiz Matus quien trabajó en el organismo y Alejandro Cravioto Quintana, vacunólogo y presidente del Estrategical Advisory Group de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sí es cierto, dijo, que México tuvo uno de los mejores esquemas de vacunación más completos, tempranos y más robustos pero eso fue en otra época. “El Programa Nacional de Vacunación nació bien y sí fue un orgullo reconocido a nivel mundial, gracias a la gestión del Dr. Jesús Kumate y del Dr. José Ignacio Santos que hoy es parte del equipo de gobierno y creador directo del programa, y se mantuvo en muy buenas condiciones, pero desde el sexenio 2000-2006 empezaron fallas vacunales muy importantes”.

Indicó que se dejó de invertir en el sistema de salud pública, traducido en falta de infraestructura, contrastada con el abandono de hospitales, en donde prevaleció la corrupción, además de que se estancó la formación de recursos humanos. El déficit en datos duros es de 240,000 médicos y personal de salud como enfermeras y especialistas.

Hay áreas que presentan más carencias que otras. En las áreas troncales como pediatría, ginecología, medicina interna y cirugía tenemos una cobertura regular, pero si hablamos de subespecialidades, el déficit es grave como en salud mental, campo desierto completamente, infectología y un enorme problema de distribución”, dijo.

Comentó que en salud pública tenemos un déficit histórico en el subsistema que es el personal de promoción de la salud, epidemiología de campo, programa nacional de vacunación. El último sexenio en el que se le dio un empuje a la salud fue en el de Ernesto Zedillo, cuando el Dr. de la Fuente fue secretario, pero a partir de ahí se dejó de invertir en recursos humanos y en la profesionalización de los médicos de primer contacto.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

Cancelan foro con Jaime Maussan sobre cura ‘milagrosa’ del Covid-19

La senadora de Baja California, Lucía Trasviña Waldenrath, invitó a través de sus redes sociales a un foro a distancia sobre “hydrotene” un supuesto tratamiento para el coronavirus. El foro se realizaría este lunes a las 6 de la tarde, pero un par de horas antes la legisladora informó que “ante la desinformación y mal manejo de la prensa” cancelaba el foro.

En el comunicado, donde se anunciaba el evento, se definió a este producto como un “complejo compuesto de nutrición antioxidante que tiene propiedades que ayudan a tratar el COVID-19”.

El foro titulado “Hydrotene: estrategias y alternativas de tratamiento contra el COVID19” tiene como objetivo escuchar una alternativa y posible solución al virus que acontece al país y al mundo entero, según el cartel con el que se promociona.

La senadora de Morena afirmó que el evento contaría con la participación de expertos quienes platicarán sobre el producto y la efectividad que tiene para tratar la enfermedad provocada por el coronavirus.

Entre los convocados estaba el periodista José Jaime Maussan Flota, a quien se le adjudica el papel de documentador de casos de pacientes con COVID-19 e Hydrotene, además promociona su venta a través del llamado Biotiquín Maussan.

Dentro del listado de personajes presentes estaría también el ingeniero Juan Alfonso García Urbina, científico y desarrollador de la vacuna Hydrotene; el doctor José de Jesús Zalce Benítez, médico naval, el doctor Víctor Gómez Lerma, médico de SSA, y el doctor Jesús Morán, médico inmunólogo clínico y alergólogo, todos los anteriores investigadores de pacientes con COVID-19 y de Hydrotene.

El anuncio del evento fue replicado por la cuenta oficial del Senado de México.

Fuente: Animal Político

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

Basílica de Guadalupe cerrará del 10 al 13 de diciembre para evitar aglomeraciones

Debido a la pandemia de COVID-19, este año la Basílica de Guadalupe permanecerá cerrada del 10 al 13 de diciembre, para evitar la aglomeración de millones de fieles que cada año la visitan, informó la Arquidiócesis Primada de México.

“Sin embargo, es importante enfatizar que las condiciones sanitarias que vive el país a causa del COVID-19 no nos permiten en esta ocasión celebrar a la Virgen de Guadalupe peregrinando juntos a su santuario; y el bien de todo el pueblo mexicano nos motiva a tomar medidas de contención para evitar que el virus se propague, con las graves consecuencias que esto traería”, señala la Iglesia en un comunicado.

La Iglesia católica llamó a los fieles a realizar los festejos guadalupanos en sus parroquias o casas. Añadió que en coordinación con el gobierno de la Ciudad de México y la alcaldía Gustavo A. Madero, se realizará un operativo para orientar a los peregrinos que lleguen a la Basílica para la conmemoración del 12 de diciembre durante los días de cierre.

Los fieles podrán seguir a través de la televisión e internet el programa de actividades que prepara la Basílica así como algunas dinámicas para participar de forma activa a la distancia. El programa puede revisarse en la página www.virgendeguadalupe.org.mx.

Este martes la Arquidiócesis, el gobierno de la CDMX y la alcaldía darán más detalles sobre el operativo y las maneras de celebrar.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto