Conecta con nosotros

Acontecer

Adele Lim’s ‘Crazy made Asians’ Pay inequality Sparks #NotWorthLess Hashtag

Television writer Deirdre Mangan started the trend Tuesday afternoon with her own story.
Two weeks after The Hollywood Reporter revealed that Crazy Rich Asians’s Adele Lim had left the franchise amid a sizable pay disparity with her co-screenwriter, scribes are taking to social media to reveal their own experiences with the pay gap.

Deirdre Mangan was the first to use the hashtag #NotWorthLess to share her story. «Much respect to Adele Lim for walking away from CRA. That’s a heartbreaking decision to make,» she wrote Tuesday afternoon. «The rampant pay inequality in the entertainment industry is archaic. Writers who are not able-bodied white men are #NotWorthLess.»

Mangan wrote that for two series at two different studios for which she was hired as co-producer (she did not name them but she most recently served as co-producer on both Universal TV’s Midnight, Texas and ABC Studios’ The Crossing), she was told both times that «budget limitations» precluded the studios from paying her more. She later found that a male colleague at the same level on a show with a similar budget at the same studio earned $1,500 more than her per episode. She asked him how he managed to negotiate successfully and he replied, «Must’ve been my agent. He doesn’t really talk to me, I just get emails from his assistant.»

Veteran writer Terri Kopp, who created BET’s In Contempt and currently serves as co-EP on Showtime’s The Chi, reported that the first time she ran a show, she discovered that she was making less than her male co-EP. Fellow upper-level writer Patti Carr detailed her negotiations with CBS Studios, for which she’d executive produced or co-EP’ed four CW series, when it approached her in 2018 to co-EP NCIS: New Orleans. She countered «the usual low-ball opening number» with an equivalent to her previous CBS Studios fee, plus a 3 percent annual increase. After the studio’s final offer came in 25 percent under that counter, she walked. Carr wrote that CBS Studios then hired a white male writer, who had fewer credits amd years of experience, as an executive producer and paid him more than Carr had even asked for. Eight months later, he was fired after HR complaints. (Carr didn’t name the writer, but her description fits the profile of Adam Targum, NCIS: New Orleans’ second-in-command, who was let go in January after complaints of «bullying» behavior in the writers room and on set.)

Haven Entertainment manager Garrett Greer has seen the discrepancy at work as a rep. The lowest development deal he ever closed was with a female client who was offered executive story editor credit for a show she created. «Business affairs said she didn’t have enough experience to merit our counter. The female head of drama development told me that in her view, ‘writers need to earn their credits,'» he wrote, adding that he later learned that two years prior, «a straight white man with literally no experience who set a project up with the same producers and studio was granted EP credit and a robust fee.»

«The #NotWorthLess tweets are disappointing and not at all surprising,» wrote veteran comedy writer Travon Free, whose credits include The Daily Show, Full Frontal with Samantha Bee and Black Monday, «especially seeing how on a show I worked on I know of white male writers with years less experience getting bumped up to my pay level in half the time while I got no raise the same year.»

 

thehollywoodunlocked.com/putlockers-hd-watch-ad-astra-2019-online-full-for-free

Crazy Ex-Girlfriend co-EP Audrey Wauchope wrote that she always asks about numbers and has found that in her ten-year career, she and writing partner Rachel Specter have always been paid less than male colleagues at the same level. «Oh, and there are two of us – two for the price of 0.75,» she added, uploading an excerpt from one email to their agents: «We never realized until this week that everyone else at our level makes 1 to 4k more than us an episode… Is there no wiggle room to negotiate more than scale since there are two of us? It just feels like we’re really being taken advantage of.»

 

Putlockers-[HD]-Watch! Ad Astra [2019] Online Full For Free •

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Acontecer

Resguardan a dos adolescentes por petición de sus padres; presentan problemas de comportamiento

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal realizaron el resguardo de dos niñas de 12 y 13 años que presentan problemas de comportamiento, a quienes por petición de sus padres se les canalizó a la oficina de trabajo social para que reciban atención integral mediante los programas de apoyo que ofrece la Dirección de Prevención Social de esta dependencia.

En la primera intervención, agentes municipales atendieron un llamado al número de emergencia 911, en donde los padres de una niña de 13 años, solicitaban apoyo para trasladarla a la oficina de Trabajo Social de la SSPM, ya que requerían ayuda del personal capacitado porque su hija presentaba problemas de conducta.

Motivo por el cual los oficiales se trasladaron hasta la vivienda ubicada en el cruce de las calles Senderos de Murcia y Senderos de las Zarzuelas, de la colonia Senderos de San Isidro, en donde la madre de la niña manifestó que teme por la integridad de su hija ya que últimamente ha mostrado un comportamiento muy agresivo, además de encontrarle en su red social conversaciones con un masculino de 21 años, con quien tenía pensado salir, por lo que los agentes procedieron a su resguardo.

En la segunda acción, se realizó el resguardo de una niña de 12 años, en un domicilio ubicado en el cruce de las calles Villa Verde y Villa Azul, del fraccionamiento Villas de Salvárcar, a quien por petición de sus padres se trasladó a la oficina de Trabajo Social para que reciba atención especializada y mejore su conducta, manifestando sus tutores que su hija se ha mostrado muy rebelde y que el día de ayer comenzó a agredirlos verbalmente luego de que no le dieron permiso de verse con un sujeto a quien conoció por la red social Facebook, con el que quiere irse a vivir, por lo que temen por su integridad.

Cabe mencionar que en ambos casos las niñas fueron canalizadas a la oficina de trabajo social en donde por medio de personal capacitado recibirán atención integral, trabajando de la mano con sus tutores para lograr un entorno familiar adecuado.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Acontecer

Josephine emperature rises between Hardin Langford jealousy and betrayal

After We Fell will follow Tessa’s misadventures, as she finds herself without friends, without family. The only person she can turn to is Hardin. Unfortunately, the latter, after having learned a heavy secret that his beloved was hiding from him, decides to turn to anger.After – Chapter 2 (or After We Collided) is revealed a little more! After a hot trailer and an eventful trailer between jealousy and betrayal, fans are now entitled to a short extract in which the temperature rises between Hardin (Hero Fiennes-Tiffin) and Tessa (Josephine Langford).

“The positive reactions to the second film mean a lot to us. Without you, we wouldn’t be here ”begins Hero Fiennes Tiffin aka Hardy the bad boy. «And that’s why we have good news to share with you,» continues Josephine Langford, the interpreter of Tessa Young. “We can finally tell you that the third and the fourth film will also go into production,” she announces. The two actors close the video by advising to follow “After” closely on social networks and wish a lot of pleasure to watch “After We Collided”, the second film of the saga.
https://www.hcpress.com/front-page/123movies-after-we-collided-full-movie-hd.html
https://www.lakefieldstandard.com/articles/123movies-after-we-collided-full-movie-2020-hd-online-free/

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Acontecer

Pandemia pone en evidencia violencia sexual

Además de desencadenar una crisis sanitaria global, la pandemia del nuevo coronavirus ha agravado la violencia de género en muchas partes del mundo. En Brasil, el aislamiento social impuesto por la cuarentena ha provocado un aumento del 40% de los casos de violencia contra la mujer, de acuerdo con el Foro Brasileño de Seguridad Pública.

La cifra incluye también un mayor número de casos de violencia sexual, lo que se plasma en los registros de los servicios de salud que atienden a las víctimas de este delito y llevan a cabo la interrupción de los embarazos contemplados por la ley —es decir, en casos de violación, riesgo de muerte materna o anencefalia del feto—. El Hospital Pérola Byington, en São Paulo, un referente en el país en este tipo de procedimientos, realizó 275 abortos legales en el primer semestre de este año. En 2019, durante el mismo periodo, se realizaron 190, de un total de 377 en todo el año pasado, según la Secretaría de Salud del Estado de São Paulo.

En el Hospital de Clínicas de la Universidad Federal de Uberlândia (UFU), en Minas Gerais, además del aumento de los procedimientos de aborto legal, también se ha registrado un mayor número de víctimas de violación que acuden al centro sanitario con una gestación avanzada. “La violencia contra la mujer ha aumentado y la gravedad de los casos es mayor, nos llegan más casos de gestación más avanzada porque las niñas y mujeres creen que, por la cuarentena, no se realiza ese servicio”, dice la médica Helena Paro, jefa del servicio de violencia sexual en el Hospital de la UFU. Durante 2019, se realizaron 19 interrupciones de embarazos contempladas por la ley. En los seis primeros meses de 2020, ya han sido 24. “Estimamos, hasta que acabe 2020, un aumento de casi el 100% con respecto al año pasado, algo que tiene que ver con la pandemia.”

Entre marzo y mayo de 2020, se produjo una reducción del 50,5% en los registros de violaciones a mujeres y violaciones de personas vulnerables del sexo femenino (niñas menores de 14 años o mujeres con alguna discapacidad intelectual) en relación con el mismo periodo de 2019, de acuerdo con el Foro Brasileño de Seguridad Pública. No obstante, los técnicos encargados del informe explican que dicha cifra “no indica la reducción de estas agresiones; al contrario, lo que quiere decir es que las víctimas no consiguen acudir a la Policía para denunciar”. Según Daniela Pedroso, miembro del Grupo de Estudios sobre el Aborto (GEA) y psicóloga que lleva más de 23 años atendiendo casos de violencia sexual y aborto legal, solo el 10% de las víctimas buscan ayuda inmediata tras una agresión sexual.

“Con un aumento del 40% de la violencia doméstica, especialmente los niños son quienes están aún más expuestos a la violencia sexual. Y sin colegio, que es un lugar de protección. El propio caso de la niña de Espírito Santo demuestra que su embarazo duró exactamente el periodo en el que estamos en cuarentena”, afirma la psicóloga, refiriéndose al caso de la niña de 10 años que tuvo que abortar tras ser violada por su tío de 33 años en la ciudad de São Mateus. “La falta de conocimiento del propio cuerpo y la dificultad de percibir el riesgo de un embarazo, sumado a las amenazas sufridas, hacen que esas niñas tengan una percepción tardía del embarazo”, explica Pedroso.

En el Hospital Pérola Byington, el 45% de las atenciones por violencia sexual son de víctimas infantiles de hasta 11 años. Entre enero y junio de este año, el centro atendió a 1.600 personas, 728 de ellas de hasta esa edad. Durante el mismo periodo del año pasado, fueron 1.954 atenciones, 855 de ellas de víctimas infantiles. “En todos los servicios, la mayoría de las víctimas son adolescentes que han sido abusadas; las niñas son minoría, pero, cuando llegan, ya están en una fase de gestación más avanzada. Primero, porque no entienden su propio cuerpo ni lo que es el embarazo”, dice Helena Paro, la jefa del servicio de violencia sexual en el Hospital de la UFU.

En el contexto de la crisis sanitaria, estas víctimas se topan con una dificultad más: el acceso limitado a los centros que realizan la interrupción legal del embarazo. De los 76 hospitales registrados en el Ministerio de Sanidad que ofrecen este procedimiento, solo 42 siguieron en funcionamiento el primer semestre de este año, y 17 de ellos informaron que suspendieron sus servicios específicamente a causa de la pandemia.

En los cuatro años que el servicio de referencia de la Universidad Federal de Uberlândia está en operación, la víctima de violencia sexual más joven que acudió embarazada tenía 11 años, y estaba de 17 semanas.

—¿Sabes cómo se quedan embarazadas las mujeres? —le preguntó la médica Helena Paro a la niña.

—No, porque eso no me lo enseñarán en el colegio hasta el año que viene.

“A veces, las niñas a las que atendemos ni siquiera menstrúan y ya son víctimas de violencia sexual. Entonces, cuando les debe llegar la primera menstruación, no les viene, porque ya están embarazadas”, lamenta la médica. Cada hora, se viola a cuatro niñas brasileñas de hasta 13 años, según el Anuario Brasileño de Seguridad Pública. La mayoría de las víctimas no tiene más de cinco años. El 90% de esos casos de violencia ocurren en casa, y el 72% de los testigos no lo denuncia. “Uno de los principales problemas es que la inmensa mayoría de las niñas y mujeres que se quedan embarazadas tras ser violadas no saben que tienen derecho a un aborto seguro, con un equipo especializado, contemplado por la ley desde 1940?, añade Paro.

A pesar de que la niña de 11 años haya sido la víctima más joven en someterse a un aborto legal en Uberlândia, no ha sido la única de esa franja de edad que ha tenido que atender el Hospital de Clínicas de la ciudad del Estado de Minas. La médica cuenta que la mayoría de las niñas que atienden se encuentra en el limbo de la adolescencia, con 13 o 14 años, desean realizar el procedimiento, pero, por influencia de sus familiares, acaban desistiendo. “No nos queda otra que respetarlo y, como sigue siendo una víctima de violencia sexual con un embarazo de riesgo, le proporcionamos toda la atención prenatal a la niña. Dos años después, muchas de esas niñas padecen trastornos mentales graves debido a esa infancia robada”.

La médica opina que la responsabilidad sobre la divulgación de los derechos de las mujeres, incluido el acceso a un aborto legal y seguro no es solo obligación del Ministerio de Salud, sino también de la cartera de Educación, que, según ella, debería incluir los derechos sexuales y reproductivos en las clases de educación sexual en las escuelas. Pero a Helena Paro no le gusta hacer abortos. Y, como ella misma dice, a ninguna mujer le gusta tener que someterse a este procedimiento.

“Querríamos que ninguna mujer tuviera que elegir. Pero cada vez que le doy el alta a una paciente que sufrió un aborto legal, siento que he salvado una vida, porque ellas mismas dicen que volvieron a vivir. Ser provida es devolverle la vida a esa mujer a la que una agresión sexual le robó su vida”, concluye.

Fuente: El País

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto