Conecta con nosotros

Acontecer

Alcalde genera burlas por editar cubrebocas en sus fotos

El alcalde del norteño municipio de Comondú, en Baja California Sur, Walter Valenzuela Acosta, es el centro de críticas, burlas y memes este viernes luego de una serie de fotografías que publicara en sus redes sociales portando «cubrebocas virtuales».

Luego de una gira de trabajo por la localidad costera de San Carlos, en su municipio, el alcalde subió las fotos presumiendo sus gestiones y la cercanía con la gente, asegurando que lo hizo «con sana distancia y todas las medidas de sanidad e higiene».

Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que las redes sociales reaccionaran y se ha comenzado a viralizar que las fotos estaban editadas con algún programa que habría colocado cubrebocas a todos los presentes.

Fotógrafos, diseñadores y cientos de ciudadanos comentaron la publicación del alcalde, percatándose de lo ocurrido, señalando los detalles que evidenciaron que los cubrebocas fueron «colocados» con un programa de edición de fotos.

«¿Y el Photoshop? Por lo menos hubieran editado un N95», se leía entre los comentarios.

«Esos cubrebocas están sobrepuestos a la fotografía original, se ve claro que la foto está truqueada y no están guardando la sana distancia», dijo otro usuario.

Algunos comentarios también se enfocaron en cuestionar que no «predique con el ejemplo». Y es que el alcalde es médico de profesión.

Esta mañana las publicaciones con los «cubrebocas Photoshopeados», como le nombran, se han compartido más de mil veces y registra más de 700 comentarios.

Fuente: Diario de Yucatán

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Acontecer

Trasero sin memoria, el síndrome sedentario del que no se libran ni los deportistas

Los adultos pasan una media de 10 horas al día sentados, lo que produce toda una serie de atrofias en las posaderas. Por un lado, los músculos flexores de la cadera —el psoas, el iliaco, el recto femoral del cuádriceps y el sartorio— se entumecen y acortan. Por el otro, sus compañeros de articulación, los glúteos, se alargan (sobre todo, el medio). El mayor problema es que estos cambios no solo ocurren mientras se está sentado, sino que, al levantarse, el trasero no parece recordar como volver a su ser original. Es lo que se denomina como amnesia glútea y no se libran de ella ni siquiera los deportistas.

“Al pasar tanto tiempo en estiramiento pasivo y continuado, resulta más difícil activar el trasero cuando es preciso”, explica el doctor Tomás Fernández Jaén, jefe del Servicio de Medicina Deportiva de Clínica CEMTRO. Da igual lo buena y ergonómica que sea la silla, y lo correcta que sea la postura al sentarte, tu glúteo —quieras o no— va a entrar en fase de hibernación. Si estás pensando que puede ser algo parecido a cuando se duerme un miembro, olvídalo. Nada tiene que ver con ese cosquilleo típico. De hecho, de primeras no notas ningún tipo de molestia. Por esto, también se le llama síndrome del trasero muerto.

La prueba de la escalera
Aunque no sentir dolor en las posaderas, no quiere decir que no pase factura. Prueba a subir unas escaleras, ¿te dan pinchazos en la espalda baja? Tienes los glúteos muertos. También lo percibirás si los isquiosurales (el músculo que recorre la parte posterior del muslo desde la cadera a la rodilla) se queja al hacer un step-up (subir a un cajón y elevar la rodilla al pecho) o si te duelen las rodillas al correr. Sí, aunque hagas ejercicio puedes no librarte de este síndrome.

Lo glúteos son tres músculos y cada uno tiene sus movimientos favoritos: al menor le van bien las zancadas laterales; al medio, las sentadillas de sumo; y al máximo los puentes glúteos.

Ni siquiera salir a correr cada día o a montar en bici son garantía de no sufrirlo. Y es que puede que corras sin exigir demasiado a los glúteos (algo probable si no metes cuestas hacia arriba en tu ruta). Y el ciclismo, por su parte, no es buen amigo de las posaderas: su función es extender la cadera y sobre la bicicleta (sobre todo, la de carretera), la cadera va flexionada. “El cuerpo se rige por el principio de economía en el gasto energético y en el reclutamiento muscular. Si no precisa un determinado número de fibras musculares para hacer un ejercicio, no las reclutará”, apunta el experto.

Ante la sospecha, visita al fisioterapeuta. La prueba para comprobar si tu trasero sigue vivo es sencilla. Se llama test o marcha de Trendelenburg y consiste en que el paciente levante una pierna y doblarla por la rodilla hasta dejarla en posición de 90 grados. Después hay que aguantar en equilibrio unos instantes. Dado que la misión del glúteo medio es equilibrar la pelvis, cuando falla —como puede pasar al subir una escalera o caminar— la cadera se ladea. Si es tu caso, tranquilo, se trata de una situación reversible. “No hay un daño estructural definitivo, es más un trastorno funcional transitorio”, apunta el experto.

Sabemos que el cuerpo funciona con la filosofía de trabajo en equipo. Uno para todos y todos para uno. Cuando uno pasa demasiado tiempo estirado sucede algo así como si no recordara cómo volver contraerse (de ahí lo de la ‘amnesia’). Al resto del equipo le toca cargar con el muerto, nunca mejor dicho. “Los miembros inferiores se comportan biomecánicamente como una cadena cinética. Si un eslabón no es capaz de cumplir con una actividad física, la repercute normalmente hacia distal (para entendernos, hacia el músculo o articulación de más abajo)”, aclara el experto.

Así que toca darle movimiento a los glúteos dormilones. “Lo primero es procurar no permanecer sentados mucho tiempo seguidos. Mejor hacerlo en periodos cortos y levantarnos de cuando en cuando. Además, conviene realizar estiramientos. Y lo último es establecer un trabajo muscular equilibrado de toda la cintura pelviana”. Los glúteos son tres músculos y cada uno tiene sus movimientos favoritos a la hora de ejercitarse. Al menor le van bien las zancadas laterales. Al medio, las sentadillas de sumo (con las puntas de los pies hacia fuera, piernas muy separadas y bajando la retaguardia hasta que quede a la altura de las rodillas). Por último, el glúteo máximo trabaja al 100% en los puentes glúteos (tumbado boca arriba eleva la pelvis al techo). Y esto vale parra todos (sedentarios, runners y ciclistas). Conclusión: más entrenamiento cruzado y menos hacer todos los días lo mismo.

Fuente: El País

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Acontecer

Mexicanos venden casas, autos y se endeudan para atenderse por Covid-19

El acceso de un paciente a la atención médica por COVID-19 es cada día más difícil en el sector público, y en el privado los costos son inaccesibles.

La inevitable saturación en clínicas públicas obliga a la población a buscar inalcanzables opciones en hospitales privados que, de acuerdo con testimonios, obligó ya a familias a vender casas, autos, acudir a préstamos con familiares y amigos.

La sola aplicación de una prueba para detectar el virus marca la diferencia. Es gratis en una institución de gobierno, cuesta mil 250 pesos en hospitales de Salud Digna y de hasta 3 mil 950 pesos en hospitales privados, como Médica Sur.

Si bien se cuenta con mayores opciones que en los estados, en la capital del país una hospitalización por un mínimo de cinco días en hospitales de nivel Medio las aseguradoras ofrecen un costo mínimo de 350 mil pesos.

Con base en estimaciones de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en hospitales de nivel Alto, que son sólo dos, uno en la Ciudad de México y otro en Interlomas, podrían ser del doble.

El costo promedio que la AMIS estima para el tratamiento de estos pacientes es de 435 mil pesos con seguro de gastos médicos mayores, y de 222 mil pesos en los casos con seguro de vida. Aclara que atiende también a 163 casos de pacientes ambulatorios, con un costo promedio de 14 mil 449 pesos.

La Asociación precisa que, si el paciente es ya de carácter grave o crítico, que requiere atención en unidades de cuidados médicos intensivos, el costo se eleva a un promedio de 920 mil pesos, y si la persona necesita aún de más atención, como la intubación, la tarifa crece a los 947 mil pesos.

Los costos son variados y “van desde 25 mil, 30 mil o 40 mil pesos por un día” en “hospitales medios” privados en la Ciudad de México, hasta casos en los estados de la República en los que, “si hay lugar”, piden algunos un monto inicial de 100 mil o 150 mil pesos, como garantía del pago por la atención, que en entidades locales pueden llegar a costar hasta dos millones de pesos, revelan testimonios de diversos casos en el país.

Indican que, por ejemplo, en Chiapas, “pagar un día de hospitalización en un sanatorio privado, una persona enferma de COVID-19 tendría que destinar su salario de un año y dos meses”. En Guadalajara, tratar de salvar a un familiar puede costar más de 800 mil pesos en una estancia de dos semanas.

De acuerdo con una serie de testimonios y casos que presentará El Financiero, destacan también los costos en zonas turísticas. En Cancún, debido a los altos costos que se pagan, la atención médica durante los 14 días que puede tardar la hospitalización, se llegaría a pagar entre los 840 mil a los 2 millones 100 mil pesos, por lo que se estima que solamente empresarios, personal de los tres órdenes de gobierno y turistas podrían pagar y recuperarse de la epidemia en hospitales privados.

La AMIS acepta que, por los altos costos en servicios particulares, se buscan cada día esquemas más accesibles de financiamiento, ya que, si bien ha aumentado la demanda de seguros médicos, se ha registrado una caída importante en el aseguramiento de otros rubros, como de autos.

Fuente: El Financiero

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Acontecer

Pepsico apuesta por las botanas para satisfacer los nuevos hábitos de consumo

El confinamiento en casa ha provocado cambios significativos en los hábitos de consumo de las personas alrededor del mundo y, por lo tanto, en las estrategias de las compañías. Tal es el caso de PepsiCo, quien recientemente anunció que decidió apostar más por su división de snacks o botanas debido a que sus consumidores compran más productos para consumir en casa.

“Como vimos en América del Norte, nuestros negocios de snacks y alimentos a nivel internacional demostraron ser más resistentes que las bebidas, con un aumento orgánico del 2% frente a una disminución del 5% en bebidas”, dijo Ramón Laguerta en su más reciente conferencia con analistas.

La compañía estadounidense, dueña de Quaker y Sabritas, dijo que los ingresos orgánicos aumentaron en sus mercados emergentes y en desarrollo como un 30% en China, 8% Sudáfrica, 7% en Brasil y 3% en México.

“Con respecto a nuestra posición competitiva, mejoramos nuestra participación de mercado de snacks hasta la fecha en México, China, Brasil, Reino Unido, Francia y España, mientras que mantuvimos o mejoramos nuestra cuota de mercado de bebidas en el Reino Unido, Alemania, Polonia, México, Brasil y Tailandia”, señaló Laguerta.

La empresa ve este crecimiento derivado a que las personas cocinan más en casa y complementan estas comidas con productos como la avena Quaker pero también marcas como Tostitos o Sabritas.

“Lo que estamos observando es que el consumo en casa está generando un movimiento hacia presentaciones más grandes tanto de bebidas como de snacks. Normalmente lo que hacen estas compañías es dividir su portafolio entre lo que son las presentaciones de consumo individual y las familiares”, señala Jorge Senties, socio de estrategia y mercado de consumo de PwC México.

El consultor señala que los snacks están ganando mercado ya que no pueden sustituirse tan fácilmente como los platillo de los restaurantes que puedes preparar en casa.

De acuerdo con el estudio Oportunidades para los mercados de Consumo de PwC, uno de los productos disponibles en el canal tradicional con menor sensibilidad a los cambios en los precios es precisamente las botanas, como las frituras y palomitas, a lado de la leche y los refrescos, de acuerdo con PwC.

Fuente: Forbes

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto