Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Alerta Cofepris por leche para bebés contaminada con bacterias

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), ordenó este martes que se retiraran del mercado algunas leches en fórmula para bebés luego de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) confirmara denuncias de consumidores relacionadas con infecciones por las bacterias “Cronobacter sakazakii” y “Salmonella Newport”.

De acuerdo con un comunicado de la Cofepris, en Estados Unidos la empresa Abbott Nutrition llevó a cabo acciones preventivas y de vigilancia durante el fin de semana pasado para garantizar la seguridad de los bebés y señaló que se han identificado en ese país 16 lotes probablemente afectados, los cuales fueron producidos en Michigan.

Aunque hasta el momento en México no hay reportes de reacciones adversas, la comisión pidió identificar estos productos realizando una revisión de los números de lote, los cuales incluyen primeros dígitos del 22 al 37 con los códigos K8, SH o Z2. en las marcas de las fórmulas Similac, Alimentum y EleCare en los siguientes lotes:

Alimentum:
27938Z260
29284Z261
32416Z200
35014Z200

Fortificador de leche Similac:
22294Z200
22295Z200
26785Z200
26785Z200
27983Z200
31541Z200
33753Z200
34890Z200

EleCare:
27871Z203
29258Z200
32429Z200
35025Z200

La Cofepris anunció que se encuentra realizando visitas de verificación para dar seguimiento al retiro del producto presuntamente afectado para posteriormente, destruirlo y advirtió que tiendas departamentales, farmacias y los distribuidores deben verificar la existencia de cualquiera de estos lotes y, en caso de identificarlos, suspender inmediatamente su comercialización.

La Cofepris también emitió las siguientes recomendaciones para las personas que identifiquen los lotes afectados:

No consumir ninguno de los productos con los números de lote antes citados, y, en caso de contar con uno de estos productos, contactar con la empresa a través del teléfono 800-3688-742 o correo nutricion@abbott.com
En caso de observar algún síntoma o indicio de enfermedad por el consumo de las fórmulas de leche, consultar a un médico para recibir el tratamiento adecuado.
Presentar denuncia sanitaria a través de la página gob.mx/Cofepris en caso de que alguna tienda o establecimiento se encuentre comercializando los lotes afectados.

Abbott, aseguró que el retiro de sus productos impacta únicamente a Alimentum, EleCare y Human Milk Fortifier fuera de los Estados Unidos. Ningún otro producto de nutrición de Abbott, o productos Similac, distribuidos en México se ven afectados por este retiro.

Salud y Bienestar

Declaran al talco como probablemente cancerígeno para los humanos

La Organización Mundial de la Salud (OMS)clasificó al talco como “probablemente cancerígeno” para los humanos, de acuerdo con un informe del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, dependiente de ese organismo internacional, (CIRC/IARC) que fue publicado en la revista The Lancet Oncology.

En el mismo informe se incluyó al acrilonitrilo —un compuesto orgánico que se utiliza principalmente en textiles y plásticos— al que clasificó como “cancerígeno”.

El talco, un mineral natural extraído en diversas regiones del mundo, ha sido asociado con un riesgo aumentado de cáncer de ovario en estudios parciales en seres humanos y pruebas suficientes en animales de laboratorio. La exposición al talco se da principalmente en entornos laborales durante su extracción, molienda o procesamiento, así como en la fabricación de productos que lo contienen.

Para la población en general, el uso de cosméticos y polvos corporales que contienen talco representa la principal fuente de exposición. Sin embargo, no se puede descartar la posible contaminación del talco con amianto —un producto calificado como cancerígeno— en varios estudios humanos.

Por este motivo, los expertos no descartan ciertos sesgos en los estudios que han mostrado un aumento en la incidencia de cáncer.

En un comunicado de prensa, la OMS informó respecto de la evaluación realizada sobre el talco: “Después de revisar exhaustivamente la literatura científica disponible, el grupo de trabajo de 29 expertos internacionalesclasificó el talco como probablemente cancerígeno para los seres humanos (Grupo 2A) basándose en una combinación de pruebas limitadas para el cáncer en humanos (para el cáncer de ovario), evidencia suficiente para el cáncer en animales de experimentación y fuertes evidencia mecanicista de que el talco exhibe características clave de carcinógenos en células primarias humanas y sistemas experimentales”.

La OMS clasifica al talco como "probablemente cancerígeno" para los humanos
La OMS clasifica al talco como «probablemente cancerígeno» para los humanos

Aclaró, seguidamente, que “la clasificación del Grupo 2A es el segundo nivel más alto de certeza de que una sustancia puede causar cáncer”.

De esta forma, los expertos señalaron que “hubo numerosos estudios que mostraron consistentemente un aumento en la incidencia de cáncer de ovario en humanos que informan sobre el uso de talcos corporales en la región perineal. Aunque la evaluación se centró en el talco sin contener amianto, la contaminación del talco con amianto no pudo excluirse en la mayoría de los estudios de humanos expuestos”.

El informe también menciona que en junio, la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson (J&J) llegó a un acuerdo con la justicia de 42 estados en Estados Unidos en un caso relacionado con el talco, acusado de causar cánceres. A pesar de ello, una síntesis de estudios publicada en enero de 2020, basada en 250.000 mujeres en Estados Unidos, no encontró un vínculo estadístico entre el uso de talco en las partes genitales y el riesgo de cáncer de ovario.

En la década de 1970, surgió preocupación por la contaminación del talco con amianto, un mineral a menudo encontrado cerca de las fuentes de talco. Subsecuentes estudios indicaron un mayor riesgo de cáncer de ovario en las usuarias de talco.

La OMS advirtió que “también se observó cáncer de ovario en estudios que analizaban la exposición ocupacional de mujeres expuestas al talco en el industria de la celulosa y el papel. Sin embargo, no se puede excluir la confusión por la coexposición al asbesto. El aumento de la tasa se basó en un pequeño número de cánceres de ovario en esos estudios ocupacionales”.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto