Conecta con nosotros

Revista

“Aprendiz de Pirata”: el programa olvidado en donde actuaban Luis Miguel y Don Ramón

Luis Miguel actuó en una ficción mexicana llamada Aprendiz de Pirata junto con Ramón Valdés en 1984, quién fue conocido por interpretar al entrañable Don Ramón de El Chavo del 8 producida por Roberto Gómez Bolaños. En aquel entonces, Don Ramón ya era un personaje icónico para la televisión mexicana y en ese entonces, Luis Miguel era uno de los jóvenes prometedores que estaban en Televisa.

Por su apariencia física en aquel entonces, resulta fácil relacionar a Ramón Valdés con el polémico Luisito Rey, padre de Luis Miguel al cual conocimos en la serie producida por Netflix, sin embargo, no interpretaba al padre, sino a su tío.

Luis Miguel llevaba por nombre Aprendiz de Pirata, su personaje tomaba algunos conceptos de su vida, era un joven con gran talento y con un futuro sobresaliente, curiosamente, El Sol de México siendo un infante de tan sólo 15 años de edad grabó su segundo sencillo de su cuarto álbum de estudio.

“Siempre te la pasas dormido, cantante de chisguete. ¡Ya deberías estar listo! Tienes a toda la gente esperándote para grabar un programa especial de la televisión al que solamente se lo dan a los grandes cantantes”, se escucha decir recriminando Ramón Valdés a un joven Luis Miguel.

 

En la producción de Televisa dentro de la trama, Ramón Valdés le dio vida a un pirata que tenía como objetivo enseñarle a su sobrino (Luis Miguel) la labor de un corsario. Sin embargo, siempre terminaba regañándolo al puro estilo El Chavo del 8, mientras tanto, ambos emprendían un viaje en búsqueda de un tesoro, el intérprete de La incondicional encuentra una lámpara de los deseos y pide ser un cantante famoso.

En aquel momento cuando Luis Miguel era el Aprendiz de pirata comenzó a interpretar el tema Tú no tienes corazón mientras cavaba en la arena y, viendo como el hombre del parche (Ramón Valdés) disfruta de la brisa y el sol mientras lo vigilaba.

Al finalizar, Luis Miguel despierta y se da cuenta que todo se trató de una pesadilla, en realidad, ya era un gran intérprete musical. Sin embargo, al despabilar y ser todo lo que imagino, no pudo deshacerse de su tío regañón.

Fue durante la época de los 80 cuando Televisa realizaba programas especiales de música en donde se invitaban a los artistas más famosos de aquella época. En ellos mostraban sus nuevas canciones a través de creativos videos, la producción de Aprendiz de Pirata fue dirigido por Alberto del Bosque y tenía 41 minutos de duración.

Esa fue una de las últimas producciones donde se pudo ver a Ramón Valdés antes de ser intervenido quirúrgicamente por un cáncer de estómago, que finalmente le cobraría la vida en 1988. Pasen los años que pasen nunca se olvidará cuando Luis Miguel fue aprendiz de pirata de Ramón Valdés ni de sus trascendental interpretación de Don Ramón en el Chavo del 8.

Por su parte, Luis Miguel se convirtió en un ícono de la música mexicana así como ser uno de los personajes más relevantes de la farándula nacional. Recientemente ha estado en boca de todos a raíz de la serie producida por Netflix sobre su vida, la cuál es interpretada por el actor Diego Boneta y que está a punto de lanzar su tercera temporada el 28 de octubre de 2021.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad Caleb Ordoñez 

Revista

Alertan por “El Juego del Calamar”, podría causar daños en niños

La plataforma de streaming Netflix disfruta del impacto que ha tenido su nuevo éxito, la serie El Juego del Calamar, vista por millones de personas alrededor del mundo, pero entre este segmento se encuentran niños que están expuestos a escenas violentas. Incluso, alertan por posibles daños que pueden causar en los pequeños.

El Juego del Calamar es una serie que no sobrepasa el mes dentro del catálogo de Netflix y, a pesar del poco tiempo, se ha convertido en una de las series más vistas en la historia de la plataforma de streaming.

Caleb Ordoñez Talavera Chihuahua

De acuerdo con Nam Chan-woo, director de la serie, señaló en diferentes ocasiones que su producción se basa en juegos clásicos con los que se entretienen los niños en Corea del Sur; sin embargo, el toque especial en la serie El Juego del Calamar es que estos son jugados por adultos que se enfrentan a la muerte en cada juego a cambio de una gran suma de dinero.

Los juegos parecían un poco brutales en la serie para maximizar el elemento dramático. Sin embargo, en realidad todos los juegos de la serie existen y son jugados por niños coreanos desde siempre

Es por ello que, dentro de la serie se observa contenido para adultos y violento como asesinatos, suicidio, peleas, maltrato y sexo. Netflix señala que no es una producción apta para la comunidad infantil ni adolescente, sino que está destinada para personas mayores de 18 años, aunque en otros países, lo sugiere a partir de los 16 años.

“El Juego del Calamar” y el impacto en los niños

Expertos en el comportamiento de niños se han postulado al respecto y alertan a los padres de familia sobre la serie El Juego del Calamar, pues podría causar dañosafectando su comportamiento o generándoles traumas.

Tal como se mencionó en líneas anteriores, la serie expone escenas que podrían ser perturbadoras para los niños y adolescentes, o bien, pueden verse influenciados por la violencia que se maneja, según lo mencionan expertos.

Existen posibilidades de que padres prohíban a sus hijos ver esta serie, pero estos cuentan con las herramientas necesarias (teléfonos, internet, dispositivos electrónicos y más) que les facilitan el acceso para poder ver los capítulos a escondidas.

Es así que el impacto de la producción coreana ya se ha reflejado entre los niños. Un ejemplo de esto es el caso que se reportó en una escuela de Bélgica, donde niños se divirtieron con los juegos de la serie y, los perdedores, eran golpeados y azotados.

Los directivos de la escuela solicitaron a los padres de familia hablar con los niños para evitar estas prácticas.

“El Juego del Calamar” y los daños que pueden causar en niños

Silvinha Tavares, psicóloga clínica de Psyalive.com, explica que el contenido grotesco y violento de la serie El Juego del Calamar puede generar daños en la comunidad infantil porque se encuentran en una etapa de aprendizaje en la que no sólo se guían de lo que ven en sus padres.

Toman como ejemplo a otras personas o personajes, como los que aparecen en la serie, hasta llegar a idealizar y cometer las mismas acciones que ven en ellos.

Tienden a idealizar personajes que cometen actividades violentas, ya que en las series los muestran como seres dignos de admiración, generando el deseo de ser cómo él

Así, los niños pueden cometer actitudes agresivas lejos de la pantalla. En contraparte, las escenas de violencia y de contenido adulto pueden generar miedos o traumas ante la explicitud que se muestra.

Se recomienda supervisar el contenido que los niños de casa consumen a través de sus dispositivos móviles o que estén a su alcance con el fin de proteger su integridad y evitar que sean vícitmas de prácticas negativas que los pongan en riesgo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Revista

Chihuahuense protagonista la serie en español más exitosa de netflix

“El juego del calamar” se ha posicionado como la serie más vista en las últimas semanas; incluso está cerca de convertirse en la más vista de la historia de Netflix. Sin embargo, “la venganza de las Juanas” le está pisando los talones para convertirse en los más visto de la plataforma.

En dicha exitosa serie aparece la actriz chihuahuense Oka Giner (Juana Caridad) quien ha causado sensación con otros títulos como Gossip Girl Acapulco y Madre solo hay dos, pero la producción de Netflix ha aumentado su popularidad.

Caleb Ordoñez Talavera

Según el sitio FlixPatrol, la serie mexicana ya alcanzó el puesto número cinco de lo más visto a tan sólo 10 días de su estreno, no sólo en países hispanohablantes.

Aunque el drama surcoreano aún mantiene el liderato actual, pero poco a poco disminuye la cantidad de público que la elige.

¿De qué trata La venganza de las Juanas?

La nueva versión de la novela de 1997, esta vez en formato de serie, se estrenó el 6 de octubre en Netflix. Fue escrita por Jimena Romero, quien retoma la historia original de su padre, el fallecido guionista y escritor Bernardo Romero.

Protagonizada por Renata Notni, Zuria Vega, Oka Gines, Juana Arias y Sofía Engberg, la serie uenta con 18 capítulos de 40 minutos.

La historia original, en la que cinco mujeres descubren que son hijas del mismo hombre, tenía elementos de realismo mágico y mucho humor. En esta sigue habiendo magia a través de Juana Bautista (Sofía Engberg), una chamana maya, pero el giro es hacia el suspenso, el género favorito de la escritora.

Como en la original, las Juanas comparten una marca de nacimiento, pero mientras que en la primera versión se tardaban más en resolver el misterio del lazo que las une, en la nueva, acorde a los tiempos actuales, todo se aclara rápidamente con una prueba de ADN.

Las Juanas conservan su nombre, pero algunas han cambiado sus profesiones.

Juana Manuela “Manny” (Zuria Vega) no es boxeadora, trabaja en un club de desnudistas como bailarina, y Juana Valentina (Renata Notni) ya no es vendedora en una tienda de electrodomésticos, ahora es periodista y está enfocada en el tema de desaparición de mujeres. Juana Caridad (Oka Giner) sigue siendo monja, aunque ya no es totalmente inocente. Juana Matilde (Juanita Arias) se mantiene como cantante y Juana Bautista sigue conectada con las energías y la adivinación, pero en este caso bajo la tradición maya.

Caleb Ordoñez Talavera

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto