Conecta con nosotros

La Columna de Segundo a Segundo

*Crece el resentimiento en el PRI *Serrano y Garfio aventajan entre la cúpula, ¿y entre la ciudadanía? *A-corralados Cruz y Borruel *Ni López ni Ortuño convencen al panismo

Published

on

En el PRI se agudizan los vientos de fractura. Con las aplastantes victorias a nivel nacional y local, muchos esperaban una buena tajada del pastel, proporcional al menos al empeño que pusieron durante la campaña, pero no alcanza para todos.

Leonel de la Rosa
no ha tenido el tacto adecuado para repartir las candidaturas, muchas de ellas con altísimas probabilidades de victoria. Así, varios aspirantes a las alcaldías de Chihuahua y Juárez, simplemente no entienden porqué unos si tuvieron el visto bueno del partido, y ellos no.

La elección de candidatos “dedounidad” siempre ha sido una institución en el PRI, y es imposible que no queden llagas en el camino, pero ahora parece que hay descalabrados, mutilados y hasta destripados políticos, luego del destape de precandidatos para Chihuahua y Juárez, en el que se excluyó -y a la mala- a muchos que consideran, con razón o no, que tienen derecho a ser al menos considerados.

Y es que el destape a muchos les cayó por sorpresa, pues esperaban que al menos los convocaran antes para explicarles porqué quedaban fuera, y en una de esas, hasta les ofrecían un premio de consolación. Pero ni los pelaron.

Otro aspecto que levantó ampollas fue que el destape se haya realizado antes de la reunión del Consejo Político, la cual consideran clave para tomar este tipo de decisiones que, se suponía, involucraban a todo el priísmo, o al menos lo simulaban.

En resumen: De la Rosa ninguneó a varios aspirantes, dejó claro que no hace falta consultar al priísmo, tomar en cuenta las encuestas, ni esperar los tiempos. ¿A qué se deberá esta manera tan áspera y hostil de operar?

Para la dirigencia tricolor, los más fuertes parecen ser Enrique Serrano y Javier Garfio Pacheco, pero ya en el trabajo de calle, ¿qué tan buenos gallos son?, pues Serrano nunca ha ganado ninguna elección, y su personalidad difícilmente podrá llenar el hueco de “Teto”, un político acostumbrado, como él mismo cuenta, a embarrarse de mocos y lodo, y a realizar una especie de política circense, y ahora que si como rival le toca Ramón Galindo, con experiencia en conquista del voto y buen conocimiento de los corazones juarenses, el PRI podría llevarse una sorpresa nada grata.

En Chihuahua, Javier Garfio Pacheco tiene sin duda vara alta entre las cúpulas, pero tampoco es visto como el ideal de candidato y muchos no pueden hacerse a la idea de ver su rostro en los pendones, pero la verdad sea dicha, por el PAN tampoco aparece alguien que le haga sombra. Imagínese el rostro de Tere Ortuño tapizando la capital, como que no, ¿verdad?

Y ya que mencionamos a Ortuño, hablemos también de su protector, Gustavo Madero, a quien le están dando duro en casa, pues le achacan las dos derrotas más estrepitosas de la historia del panismo: perder la presidencia y al 80% de los militantes, pues consideran que eligió el peor momento para depurar los padrones.

Otro dolor de cabeza es que Josefina Vázquez Mota, contra todo pronóstico, reapareció en la sesión del Consejo Nacional del PAN, y parece que le disputará al paisano Madero la dirigencia de lo que queda de Acción Nacional. Después de seis meses de ausencia, hasta su cuenta de Twitter volvió a utilizar, señal de que trae ganas de hacer ruido. Y lo hará.

Un panista más que volvió para vengarse es Javier Corral, quien al parecer logrará llevar hasta el Tribunal Electoral las cuentas que están pendientes desde la elección interna para elegir a los candidatos del PAN al Senado, en el que hubo desde los tradicionales acarreados, hasta compra de votos, alianzas en lo oscurito y hasta el apoyo de otros partidos.

Ya hace un mes que en el Comité Directivo Estatal del PAN se decidió enviar el tema a la Comisión de Orden y Justicia, y aunque Cruz Cuéllar intentó zanjarlo con más triquiñuelas, los de su partido no lo respaldaron, algo inédito. Corral no se va a quedar contento con una llamada de atención para sus compañeros, y está dispuesto a llegar a las últimas consecuencias.

En el PAN no hizo falta pasar la guadaña para dejar sin aspiraciones a seis de los ocho aspirantes a la candidatura, pues a estas alturas solo Antonio López y Teresa Ortuño siguen en la carrera, aunque ninguno convence a los propios panistas.

Y es que Toño López no ha podido superar el nocaut electoral que le propinó Marco Adán Quezada, ni con las frases de superación personal que a diario postea en Facebook. Los panistas tampoco lo han superado.

En el caso de Ortuño, carta fuerte de Madero y del yunquismo, muchos no ven más que a otra Josefina Vázquez Mota, destinada a perder, y por mucho. Mientras en el PRI parece que sobran candidatos, en el PAN no se hace uno. Pese a ser sólo dos perfiles los que quedan, es seguro que el panismo llegará dividido a las elecciones, hay muchas heridas abiertas y, francamente, muy poco por ganar.

Ya que andamos por los ámbitos municipales, tal parece que Eloy García Tarín y Raymundo Romero, usarán su arma más poderosa contra manifestaciones y agitamientos: el tiempo. Los plantones, sobre todo en Chihuahua, se marchitan pronto cuando no hay un respaldo económico o político que los azuce, y en este caso no lo hay.

20130121-082323.jpg

20130121-105254.jpg

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

La Columna de Segundo a Segundo

#ElSegundero: •Tenemos que hablar de quienes piden licencia y quienes no lo hacen

Published

on

By

El segundero
8/12/2020

Seguimos con el tema de quienes aspiran a la gubernatura del Estado Grande, y vale la pena analizar, quienes ni piden licencia o ni presentan renuncia y sus porqués.



Chihuahuitas
.- Primero las Damas, Maru Campos y su equipo decidieron no solicitar licencia, y menos presentar la renuncia pues 
el municipio si tienen para el aguinaldo. Le quieren hacer al estilo de los gringos: seguir en el cargo y hacer campaña, los asesores dicen que Maru por la mañanas se dedicará a la administración municipal y por las tardes a la campaña, dirían los chilangos “una alcaldesa godín”, sus opositores aseguran que las familias chihuahuenses solo tendremos presidenta de 9 a 3, y los fines de semana pues menos. Ahora, si Maru no pide licencia es porque la ley podría permitírselo pero también por aquello de las ordenes de aprehensión. Si Campos deja el puesto la guillotina podría caer de inmediato sobre su cabeza.

Juaritos.- Quién de plano se vuela la barda al no pedir licencia sin ninguna justificación es Armando Cabada, quien en su nueva piel morenista ahora hará la chamba solo pats quienes le ayuden a contestar a su favor en la encuesta. Por eso las críticas no han dejado de pegarle desde que se inscribió para la candidatura del partido de AMLO. Una incongruencia mayúscula del ex alcalde “independiente”.

Senado.- Cruz Pérez Cuellar, es otro que no pide licencia y seguirá jugando el doble juego de Senador y hacer campaña, cosa que no sorprende pues desde el inicio de su encargo, o más bien desde el 2016, vive en eterna campaña para contender por la gubernatura. Ayer comentábamos esta decisión de Cruz pues tiene doble filo. Además de que su licencia podría dejar un hueco en el grupo morenista del Senado, también podría ocasionar una detención al quedarse sin fuero.

PEMEX.- Rafael Espino, el consejero independiente de PEMEX, tampoco presentó renuncia o licencia a su cargo, ¿Quién le perdería el amor al cheque quincenal? Aunque aseguran que para el empresario Espino, el puesto es más honorario que otra cosa y en su caso no es necesaria separarse de su cargo.

Suspirante.- Por su parte Hugo Aguirre, alcalde con licencia de Guachochi, presentó su licencia ante el Cabildo, para dedicarse de lleno a buscar la candidatura por el PRI, el joven abogado se está jugando el todo por el todo, convirtió a Guachochi en un bastión priista desde 2016, para algunos ha dado resultados positivos, y se enfrenta a las artimañas de Bazán, cuenta con el apoyo de los priistas que no quieren a Omar (es decir muchos), y aunque muy humildemente, ha ido sumando a perfiles que ven en él a quien pueda levantar al PRI, lo seguiremos de cerca.

Eterno candidato.- Carlos Borruel, es otro al que le aplauden que no tuvo miedo dejar el cheque quincenal de la burocracia, en una hábil jugada, pues durante el 2020 se dedicó a generar simpatías con diversos alcaldes, no generó conflictos con los grupos internos del PAN, fue parte del gabinete de Corral, y hasta dicen que pudiera ser el caballo negro. ¿La segunda es la vencida?

Fundador.- Pero quien se lleva una estrellará en la frente, sin duda es Víctor Quintana, pues fue de los primeros en renunciar a su cargo de Secretario de Desarrollo Social de la administración panista, y estaría de mas no haberlo hecho, bonito cuadro sería buscar la candidatura por MORENA y trabajar para Corral. Una combinación abominable para los del centro del país. La verdad es que Quintana se deslindó muy a tiempo y por eso sigue en la pelea.

Vato cumplidor.- El que si cumplió su palabra fue Gustavo Madero, pues presentó licencia, con dolor de su corazón renunció al sueldo de senador, como lo había señalado en fecha y hora pactada. Aunque con calzador, Madero está metido en la contienda por la gubernatura, aun sabiendo que en Chihuahua, nunca ha ganado una elección, que va debajo de Maru en las encuestas, pero que el apoyo de Corral lo hace quedarse firme en sus anhelos.


El insulto para la sociedad chihuahuense, es quienes siguen usando la tribuna de sus cargos para los que fueron elegidos, en búsqueda de un interés personal, ahora sí que quieren comer pinole y chiflar al mismo tiempo, no hay piso parejo, pues quienes siguen en el cargo se valen de los recursos financieros y humanos para la consecución de sus aspiraciones…simple y sencillamente eso NO SE VALE.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto