Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

¿Cuáles son las marcas más saludables de aceite comestible según Profeco?

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reveló a través de un estudio realizado por especialistas en la materia las marcas que aceite comestible que realmente tienen los aportes que mencionan en su etiquetado como es la calidad y los ingredientes que contiene el producto.

El estudio incluyó a marcas de aceite comestible etiquetadas como Gourmet, mismas que son de vegetal, olivo, canola, girasol, maíz, palma y muchos más. Los expertos destacaron que los resultados obtenidos fueron que las marcas más saludables son aquellas que utilizan y agregan en su etiquetado: Girasol, Cártamo, Maíz, Cacahuate, Olivo, Soya. Canola. Ajonjolí, Salvado de arroz, Uva

La Profeco entonces reveló las marcas de aceites comestible que contienen los ingredientes más naturales y de acuerdo a lo desglosado en la tabla nutrimento.

¿Cuáles son los aceites más naturales?

-Aceite Vegetal Comestible; Ave, Ke! Precio, Chedraui, Precissimo y 1-2-3
-Aceite de Canola; Capullo, Capullo Procardio, Vita y Valley Foods
-Aceite de Girasol; DiCiero y 1-2-3
-Aceite de Maíz; Altea y La Gloria
-Aceite de Olivo; La Gitana, El Olivo y San Lucas
-Aceite de Palma; Biosol
-Aceite de Aguacate; Avocare, Cate de mi Corazón, y San Lucas extra virgen gourmet
-Aceite de Ajonjolí; Foreway sesame expert, Hum Chum, Kaporo, JFC de ajonjolí, Satoru y san Miguel de ajonjolí extra virgen
-Aceite de Uva; San Lucas, aceite de pepita de uva

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Nota Principal

Cofepris emite alerta sanitaria por vapeadores y calentadores de tabaco

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), emitió una alerta sanitaria para los vapeadores en todas sus modalidades debido a que ocasionan graves daños a la salud.

Por medio de un comunicado conjunto con la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), la dependencia sanitaria detalló que estos “productos emergentes” se dividen en dos categorías: los cigarros electrónicos (E-cig), también conocidos como vaporizadores, y los productos de tabaco calentado.

La dependencia advirtió que todos estos dispositivos son dañinos para la salud, derivados de sus compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol. Dichos productos, expuso, contienen niveles importantes de metales como cadmio, níquel, plomo, entre otros.

Las comisiones resaltaron además que un cartucho con 5 por ciento de sal de nicotina es equivalente a entre uno y tres paquetes de cigarrillos; concentración que tiene efectos adversos a largo plazo en el desarrollo del cerebro de niños, niñas, adolescentes y fetos en formación.

Como parte de la alerta, las autoridades sanitarias señalaron tres principales tipos de daños a la salud asociados con estos productos, los cuales son:

Daños respiratorios por la inflamación del tejido pulmonar, causando padecimientos como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma y cáncer.

Daños cardiovasculares por los cambios en la circulación sanguínea, los cuales pueden causar arterioesclerosis e infartos al corazón.
Daños mutagénicos que aumentan el riesgo de cáncer y alteraciones a nivel reproductivo, como disfunción eréctil.

La alerta se emitió tras una revisión técnico científica por parte de personal especializado de Conadic y Cofepris, quienes con base en la evidencia científica consideraron que el impacto nocivo del uso de este tipo de productos en la salud pulmonar es alarmante, y que la exposición a sus aerosoles disminuye la capacidad de las personas en su respuesta inmunológica a infecciones respiratorias.

Cofepris aclaró que ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria en México, ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo.

La Conadic alertó sobre el efecto negativo de estos dispositivos frente al control de la epidemia de tabaquismo; esto, debido a que perpetúa la adicción a la nicotina y al mismo tiempo desincentiva el abandono del consumo de tabaco, y también puede ocasionar el uso simultáneo de dispositivos electrónicos y cigarros.

Cofepris y Conadic recomendaron a las personas no adquirir ni consumir este tipo de productos, ya que representan un riesgo para la salud individual y de terceros.

Con información de López-Dóriga Digital

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

La vacuna contra el VPH redujo las tasas de cáncer de cuello uterino en un 87% en algunas mujeres

La vacuna contra el VPH de primera generación redujo las tasas de cáncer de cuello uterino entre algunas mujeres en un 87%, informaron investigadores británicos.

El estudio publicado el miércoles en la revista The Lancet estima que a mediados de 2019, había 450 casos menos de cáncer de cuello uterino y 17.200 casos menos de precánceres de lo esperado en la población vacunada.

Investigadores del Kings College de Londres y el gobierno británico analizaron los datos de los registros de cáncer basados en la población en el Reino Unido entre enero de 2006 y junio de 2019 para siete grupos de mujeres, comparando las que estaban vacunadas con las que no.

Estaban buscando datos sobre la vacuna Cervarix, que protege contra dos cepas del virus del papiloma humano o VPH que causa cáncer. Las vacunas más nuevas que se venden bajo la marca Gardasil protegen incluso contra más cepas de virus que causan cáncer.

De los tres grupos que fueron vacunados, cada uno lo hizo a diferentes edades. Un grupo fue vacunado a los 12-13 años, otro a los 14-16 años y otro a los 16-18 años. Las vacunadas a las edades más tempranas fueron las más protegidas, informó el equipo. Aquellas que recibieron la vacuna entre las edades de 14 y 16 años vieron una tasa reducida del 62%, y las tasas se redujeron en un 24% entre las vacunadas entre los 16 y 18 años.

¿Qué es el virus del papiloma humano? Lo que debes saber sobre vacunas, síntomas y riesgos de cáncer
«Este estudio proporciona la primera evidencia directa del impacto de la campaña de vacunación del Reino Unido contra el VPH sobre la incidencia de cáncer de cuello uterino, que muestra una gran reducción en las tasas en los grupos vacunados», dijo la coautora del estudio, la Dra. Kate Soldan, de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido.

«Esto representa un importante paso adelante en la prevención del cáncer de cuello uterino. Esperamos que estos nuevos resultados fomenten la aceptación, ya que el éxito del programa de vacunación depende no solo de la eficacia de la vacuna, sino también de la proporción de la población vacunada».

El cáncer de cuello uterino es poco común entre las mujeres jóvenes, por lo que aún es demasiado pronto para determinar el impacto total que tienen las vacunas contra el VPH en las tasas generales de cáncer de cuello uterino. El Reino Unido también dejó de usar la vacuna contra el VPH en este estudio en 2012. Ahora, en lugar de la vacuna Cervarix, el Reino Unido usa la vacuna Gardasil.

El año pasado, la Organización Mundial de la Salud lanzó la Estrategia Global para Acelerar la Eliminación del Cáncer Cervical, el primer compromiso global para eliminar el cáncer, estableciendo el objetivo de lograr que el 90% de las niñas estén completamente vacunadas contra el VPH cuando cumplan 15 años.

En enero, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. también lanzó una campaña para aumentar las tasas de vacunación contra el VPH. La campaña se centró específicamente en los estados con algunas de las tasas de vacunación contra el VPH más bajas, incluidos Carolina del Sur, Texas y Mississippi.

En 2021, la Academia Estadounidense de Pediatría descubrió que las tasas de vacunación contra el VPH están mejorando, pero menos de la mitad de los adultos jóvenes en EE.UU. han recibido una o más dosis, y la tasa de vacunación contra el VPH aún no ha alcanzado la tasa de otras vacunas.

Los CDC comenzaron a recomendar la vacuna contra el VPH para niñas de 11 a 12 años en 2006. Un informe de los CDC de 2021 encontró que las tasas de cáncer de cuello uterino en EE. UU. han disminuido significativamente gracias a la vacuna contra el VPH.

El VPH es el virus de transmisión sexual más común en EE.UU.

Si bien generalmente se resuelve por sí solo, la infección persistente por VPH aumenta el riesgo de que las mujeres tengan cáncer de cuello uterino, cáncer en la parte posterior de la garganta y cáncer anogenital. El VPH también aumenta el riesgo de que los hombres padezcan cáncer de ano, pene y garganta.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto