Conecta con nosotros

Revista

Cumple Pedro Infante 55 años de fallecido

Published

on

A 55 años de su muerte, Pedro Infante, quien se convirtió en ídolo del pueblo mexicano por su trabajo en más de 60 filmes y su manera de interpretar temas como “Amorcito corazón”, será recordado con diversos homenajes durante el presente mes.

El pasado 12 de abril recibió un tributo en el espectáculo teatral ¡Si nos dejan!, en esta función especial, se contó con la presencia de la actriz Irma Dorantes, quien fuera la última esposa del recordado artista.

En el sur de Mérida, a pocos metros de donde sucedió el accidente, se realizarán diversos eventos en honor al “Idolo del pueblo”, entre ellos, una carrera de 5 mil 300 metros y una caminata de mil 700 metros, en punto de las 8:00 horas.

Posteriormente, Armando “El Torito” Infante, hijo del fallecido actor, será el encargado del espectáculo musical en el que se contará con la presencia de mariachis, así como músicos locales.

En el Distrito Federal, agrupaciones de motociclistas, así como la Asociación Nacional de Charros, realizarán este 21 de abril eventos en honor al actor.

En otros estados de la República también se ofrecerán conciertos en recuerdo a Pedro Infante a lo largo de todo el mes de abril.

José Pedro Infante Cruz nació el 18 de noviembre de 1917 en Sinaloa, en el seno de una familia humilde conformada por el músico Delfino Infante García y María del Refugio Cruz Aranda, además de ocho hermanos.

En 1919 se trasladó con su familia a Guamúchil, donde adquirió algunas nociones de música, y fue en sus primeros años aprendiz de carpintero, fue también miembro de un conjunto musical que actuaba en la localidad de Guasave.

Desde temprana edad mostró talento y afición por la música, al aprender diversos instrumentos. Durante su adolescencia en Guamúchil se casó con María Luisa León, su única esposa legal, con la que adoptó a Dora Luisa, y quien consideró que su voz suave y entonada podía tener futuro por lo que la impulsó para que siguiera su carrera de cantante.

Así llegaron al Distrito Federal en 1935; donde empezó a darse a conocer con la interpretación de canciones de autores como Alberto Cervantes, José Alfredo Jiménez, Cuco Sánchez, Tomás Méndez, Rubén Fuentes, Chava Flores y otros.

Su primera grabación musical, El soldado raso, fue realizada el 19 de noviembre de 1943, para el sello Discos Peerless, aunque se dice que la primera canción que grabó fue el vals Mañana, que pasó sin pena ni gloria.

Pedro Infante inició su carrera en el cine como extra en la película En un burro tres baturros y participó en algunos filmes como actor secundario, pero su primer papel principal fue en la película La feria de las flores, en 1943.

Jorge Negrete lo escuchó cantar y lo recomendó de inmediato con Joselito Rodríguez, hermano de Ismael Rodríguez, director de las películas más exitosas de Infante.

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Revista

SocialMediaCUU explica porqué las redes sociales son trascendentales en las elecciones

Published

on

By

Los datos que proporciona el INE respecto de la lista nominal, es decir, la lista de personas que ya tienen credencial para votar, muestra un porcentaje muy amplio de gente joven que votará por primera vez. Entre sus principales características está el hecho de que utilizan principalmente medios digitales para informarse y, por su número, representan un valioso mercado para todos los partidos políticos.


 

En la lista nominal se cuentan poco más de 98 millones de personas, al corte de febrero de 2024. Así, en el país existen poco más de 15 millones de personas inscritas entre los 18 y 24 años; es decir, primovotantes, lo que representa el 15% del total.

Si sumamos a la población millennial y centennial, es decir, todas las personas de 18 a 39 años inscritas, tenemos a casi 47 millones, que representan al 48%, es decir, prácticamente la mitad del universo de votantes.

Las cifras son claras: 15 millones de personas que no han participado jamás en un proceso electoral presidencial (y posiblemente en ningún otro) y que, estadística e históricamente, no tienen una preferencia política definida, pueden inclinar la balanza a favor de cualquier candidata o candidato; y casi la mitad de la lista nominal utiliza Internet y medios digitales para enterarse de las propuestas de las y los actores políticos.

De acuerdo con los últimos datos disponibles de la Encuesta Nacional Sobre Disponibilidad Y Uso De Tecnologías De La Información En Los Hogares (ENDUTIH), en el país existen 93 millones de internautas, siendo la franja de edad de los 18 a los 34 años, la que más se conecta a la red. Por otro lado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) muestra que las audiencias de radio han bajado a un 8.9% del universo de personas que pueden recibir una señal y las de televisión, a 14.1%. Para radio, las audiencias principales se encuentran en el rango de edad de 35 a 44 años, y las de TV se sitúan en 45 años o más.

Y es en este sentido en donde se plantea la problemática de las leyes electorales, ya que se tienen medios tradicionales como la televisión, la prensa impresa y la radio sobrerregulados, que incluso llevaron al INE a convertirse en una especie de central de medios gracias a la excesiva espotización; no obstante, los medios digitales, los más consultados por un enorme segmento de la población, no fueron tomados en cuenta en las normativas actuales.

Las plataformas digitales se convierten en una especie de tierra sin ley que permite a partidos y actores políticos realizar prácticas no éticas sin temor a sanción alguna ya que no solo no se contemplan acciones de comunicación política digital o fiscalización adecuada, además las normativas vigentes solo son aplicables a autoridades, actores y partidos políticos, no obstante, cualquier persona puede hacer una campaña electoral utilizando redes sociales y plataformas digitales.

De ahí la necesidad de crear marcos legales que permitan que las y los ciudadanos puedan elegir de manera libre, autónoma y sin cohesión a sus gobernantes, ya que tal y como se encuentra el panorama normativo electoral, la posibilidad de crear estrategias al marco de la ley para favorecer o entorpecer las campañas es muy alta, frente a un riesgo prácticamente nulo.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto