Conecta con nosotros

Opinión

Dale chance a la chaviza. Por Itali Heide

Itali Heide

Estamos en la mejor época de nuestras vidas, así nos la vendieron. Universitarios indestructibles, de los que desayunan café, ansiedad y Twitter para terminar los objetivos de sus tesis. Adultos disfrazados de preguntas existenciales y dolores de crecimiento, esperando su titulación. La segunda mitad de los bebés noventeros ahora estamos a unos pocos pasos de formar parte de la fuerza laboral.

Dicen que mi generación es la más diversa, tolerante, conectada, educada e idealista de la historia. Por otro lado, nos han llamado sensibles, flojos, desconectados y agresivos. Entre nuestras protestas por igualdad, clases universitarias por Zoom, responsabilidades de independizados novatos, trabajos de becario sin paga, clásicos brotes emocionales de juventud y la sensación inminente de un mundo destruyéndose lentamente a nuestros pies, nuestra agenda cada día se llena de otra preocupación.

Los Millennials y Gen Z son las generaciones con mayor índice de educación de toda la historia. (Imagen: Circle K)

¿Por qué los adultos jóvenes ahora están tan preocupados? En teoría, jamás había sido tan fácil construir la vida que soñamos. La gran mayoría de las dudas que surgen hoy en día, se pueden contestar en un par de segundos preguntándole a Google. Por alguna razón, la hiperventilación digital, los tatuajes y perforaciones extrañas, los reality shows en Acapulco, las selfies eternas y los memes no están contribuyendo tanto a nuestra felicidad como esperábamos.

Una posible respuesta es clara: el mundo es simplemente más complicado ahora que nunca. Estamos pasando de una era en la que la minoría cuestionaba la autoridad, a una era en la que la mayoría lo hace. Recuerdo el verso que alguna vez mencionaron cuando mi obligación semanal aún era ir a la iglesia dominical: »mientras más sabiduría, más problemas; mientras más se sabe, más se sufre».

Quizás el tsunami de información ha sido demasiada carga para las generaciones que todavía buscamos nuestro lugar en el mundo. El conocimiento de los seres humanos no solo se actualizó, sino que instaló un sistema operativo que transformó la manera en la que aprendemos, pensamos y actuamos.

Los diagnósticos de depresión y ansiedad están aumentando a un ritmo más rápido para los millennials y los adolescentes. (Imagen: Creative Commons)

Se nos fue entregado este mundo roto sin folleto de instrucción: guerras, contaminación, crisis financieras, colapsos sociales, xenofobia sistémica, corrupción y capitalismo codicioso. A medida que el mundo va descubriendo cuáles deben ser nuestros próximos pasos para asegurar que las próximas generaciones tengan un mundo que cuidar, los jóvenes estamos inundados en un exceso de información deprimente. Así como nuestros ancestros lucharon por la independencia, voto igualitario, la eliminación del autoritarismo y seguridad laboral, nosotros luchamos por los temas que hoy en día deben abordarse.

Como decía un ‘chavorruco’ que alguna vez cruzó mi camino: ‘dale chance a la chaviza’. Recién salidos del nido, pero con alas fuertes y corazón sincero, estamos aquí para mejorar nuestro futuro y el de los que nos siguen. Entre diferencias generacionales y disputas sobre la eliminación de los valores tradicionales, todos queremos vivir en paz con lo que nos rodea. La pelea por la igualdad y paz se transforma y evoluciona, pero sigue siendo tan importante como lo fue hace generaciones.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Opinión

Opinión: La justicia no se consulta, con Diana Avitia

Otra polémica, otra farsa, otra idea que suena arrancada de las historias más bizarras que podamos imaginar, en nuestro país, desde hace ya varios meses esto es pan de cada día.

El pasado jueves el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sesionó sobre la constitucionalidad de la tan sonada consulta ciudadana que buscaba como fin el enjuiciar a los expresidentes con la pregunta; ¿Está de acuerdo o no con que a las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen y en su caso sancionen la presunta comisión de delitos por parte de los ex presientes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, antes, durante y después de sus respectivas gestiones? El presidente posicionó el tema, como siempre, en el pensamiento colectivo utilizando su conferencia matutina como herramienta de difusión, tuvimos un bombardeo constante de esa descabellada idea, el 1 de octubre seis ministros del poder judicial, buscaron mil maneras de justificar con la más bella retorica otra locura presidencial, utilizando discursos elocuentes y dando la vuelta a la realidad con tecnicismos jurídicos ocultaban el trasfondo real, finalmente ganaron por un voto y dieron luz verde a otra orden del ejecutivo, teniendo a seis ministros arrodillados, incluyendo al ministro presidente, al final hicieron cambios radicales a la pregunta, pero el capricho se cumplió, el último bastión que servía como contrapeso ese jueves se derrumbó.

El ministro Laynez fue, para mi gusto, el mas enfático y coherente de todos, afirmaba que la justicia no se negocia, que no debe por ningún motivo ser objeto de consulta y entre otras cosas afirmaba respecto a la consulta; «Yo no tengo duda de lo que significa la participación de la sociedad y creo que eso no está a discusión, hay muchas formas de consultar a los ciudadanos».

No solo es frustrante, sino dolorosa la manera en la que se quiere manipular una y otra vez a la ciudadanía con populismo barato, hacen creer a la población que si esta consulta no es apoyada por el grueso de los ciudadanos no se podría abrir un proceso en contra de cualquier funcionario que hubiera, si así se probara, cometido un ilícito. No hay nada más falso que esa absurda afirmación, de ninguna manera es necesaria la consulta y sobre todo el gasto millonario que esta implica, aquí se les olvido la austeridad republicana, no hay dinero para medicamentos contra el cáncer, estancias infantiles, refugios para mujeres violentadas, comedores comunitarios, pero si lo habrá, y de sobra para una absurda consulta, cuyo único objetivo es mantener la popularidad del presidente en alto, para que así, porque esa es la única forma que conocen, ganen su candidatos.

Si la Procuraduría General de la República cuenta con elementos para enjuiciar a cualquier exfuncionario, incluyendo a los ex presidentes, que haga uso de su monopolio de acción penal y que se abra proceso a quien presuntamente haya cometido algún delito, no es necesario preguntar a todo el país para ello.

Poniendo en perspectiva esta situación, es tan absurdo como si se nos cuestionara vía una consulta ciudadana si se debiera o no abrir una carpeta de investigación en contra un presunto violador, aun cuando la fiscalía contara con elementos que hicieran suponer la culpabilidad del presunto delincuente, tendríamos, siguiendo este patético ejemplo, que someter a una votación el proceder de la fiscalía, gastando tiempo, dinero, esfuerzo, entonces; ¿Cuál sería el fin de tener un órgano dentro de la estructura gubernamental que se encarga de ello?

Cada día la tiranía deja las sombras y se muestra tal como es, un gobierno unipersonal y absoluto, sin limitaciones, que solo responde a los intereses del gobernante, la consulta es a todas luces inconstitucional, desde que estamos en la facultad de derecho nos enseñan a idealizar la figura de los ministros, hoy se muestran más humanos que nunca, cediendo por cuestiones políticas a enormes aberraciones jurídicas, el único freno que puede existir a estas atrocidades, es la democracia, las vísceras y la venganza sobrepasan las necesidades reales y siguen siendo el motor para tomar las decisiones en este país, porque como afirma el pensamiento platónico; “Solo el yugo más indócil podría esperarse del rencor con que gobierna el esclavo recién convertido en amo”.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Trump vs Democracia. Por Itali Heide

Itali Heide

Ebrio de poder, Donald Trump se enfrentó al nominado democrático, Joe Biden, este martes en el primer debate presidencial. Lo que debió haber sido un espacio en el que los ciudadanos americanos pudieran enfocarse en las políticas individuales de los candidatos, desató en un caos encabezado por incoherencias, interrupciones y arrogancia.

El actual presidente mantuvo clara su convicción: la realidad fuera de su propio interés no existe. Si no gana las elecciones, será por fraude. Si mueren otras doscientas mil personas por COVID, será por culpa de China. Si la recesión sigue, será por Biden. Cualquier violencia, será por extremismo de izquierda. Si alguien lo critica, será por ‘fake news’. Será culpa de cualquier otra entidad, menos sus acciones deplorables y falta de responsabilidad presidencial.

 

Joe Biden le suplicó a la ciudadanía votar: ‘Tú determinarás el resultado de esta elección.’ (Imagen: Reuters)

En la mente de Trump, el debate es sencillo: Republicanos contra Demócratas. Más específicamente, Trump contra Anti-Trump. Fuera de esta visión suya y de sus fieles seguidores, las posibles consecuencias de otros cuatro años con la actual administración salen de lo partidario: es Trump contra Democracia. Ha jugado con la posibilidad de inhibir una transición pacífica, oponiéndose a un pilar del sistema democrático. Rechazó la posibilidad de condenar a milicias de extrema derecha y la supremacía blanca. Rechaza todo sentido de verdad y hecho. El presidente Trump no tiene un plan fuera de mantener el poder que alimenta su ego.

 

‘Esto va a ser un fraude como nunca hayan visto’, insistió Trump al hablar sobre las próximas elecciones. (Foto: Reuters)

 

El total desprecio de Trump por el tejido de la democracia, su falta de autorreflexión y responsabilidad, y su creciente agitación hacia un mundo que se atreve a cuestionar sus elecciones y autoridad, podrían tener consecuencias absolutamente catastróficas para una de las naciones más poderosas del mundo.

¿Joe Biden es el candidato ideal opositor? Probablemente no, pero en esta circunstancia, la alternativa es distópica. Su elección sería un paso hacia la democracia, alejándose de la polarización total en el sistema político. En una administración de Biden y Harris, existe la posibilidad de que exista un diálogo y toma de decisiones entre partidos opositores.

 

Una y otra vez, Trump se ha mostrado como quien es: un déspota en el sentido más literal de la palabra. No posee la educación, las habilidades sociales ni la capacidad de ser empático, condiciones mínimas y básicas para ser un líder político. Alguna vez dijo Maya Angelou: ‘Cuando la gente te muestra quiénes son, créeles.’

Los ciudadanos americanos deberán reflexionar su voto, distanciandose de las fronteras existentes entre sus partidos. La elección no será Biden vs Trump, sino ciencia vs ignorancia, unión vs división, diplomacia vs impulsividad, diálogo vs censura, periodismo vs propaganda, y sentido común vs ineptitud, y verdad vs mentira.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Se nos fue septiembre… Por Anahí Toledo

Un mes más que se acaba, uno más cerca del final del año…el que le da entrada al otoño, despidiendo oficialmente a los shorts, más albercas y mosquitos (espero).

No sé si es la época que se acerca, pero en contraste al clima de afuera yo siento más cálidos estos meses…se ha ido la euforia del verano, empieza a respirarse con más calma. Los días son más cortos, menos calurosos, más relajados…a pesar de que esté al ha sido completamente inusual me llena de ánimos empezar esta última temporada.

Hay algo en los cafécitos, los abrigos, las chimeneas, que me emociona…es como la sobremesa del año, ya relajados, satisfechos, pero siempre con un “huequito” para algo más. Ya se que parece que me estoy adelantando, en realidad quedan tres meses para el fin del año, y algunas varias semanas de calor, pero se pasa tan rápido que ya lo siento cerca.

Hay que agarrar fuerza y ánimos para este último jalón…siempre hay cosas que hacer.

¡Se nos fue septiembre, y así se nos va a ir octubre, noviembre y diciembre…y así de rápido se nos va el año!

¡Disfruta esta época, llénala de anécdotas futuras y momentos que recordar!

¡Trata de ser lo mejor que puedas ser, y acábate la última temporada del año!

Facebook.com/eso pienso

Instagram: @eso.pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto