Conecta con nosotros

Resto del mundo

De ser el parque de diversiones más grande de Latinoamérica a un lugar abandonado: la insólita propuesta turística de la Ciudad de Buenos Aires

Fue uno de los atractivos más importantes de la Ciudad de Buenos Aires, y el parque de diversiones más grande de América Latina. Atravesó licitaciones fallidas, clausuras y hasta cambios de nombre, pero lo que más impactó al lugar fue el inexorable paso del tiempo. Hoy, entre juegos oxidados, boleterías abandonadas y estructuras obsoletas que permanecieron inamovibles, el sitio está abierto para visitas, mientras el Gobierno porteño le dice a la población que se trata de un «espacio verde recuperado».

El Parque de la Ciudad está ubicado en Villa Soldati, uno de los barrios humildes del sur capitalino, donde abundan las casas precarias y escasean los espacios de ocio. Se trata de un predio de al menos 50 hectáreas –originalmente poseía más de 120-, que se redujo por la instalación de escuelas, un hospital, una comisaría, viviendas destinadas a los participantes de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 y otros proyectos.

Su punto más icónico es la llamada Torre Espacial, una antigua columna de 208 metros de alto que puede observarse desde varios sectores del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Cuando funcionaba, ofrecía imponentes vistas panorámicas tras subir por dos elevadores, que transportaban hasta 28 personas cada uno. Esta obra parecida a una espada, fabricada en Austria e inaugurada en 1985, todavía es reconocida como el mirador artificial de 360 grados más alto de Sudamérica, y en su momento llegó a ser el más elevado del mundo dentro de un parque de diversiones. En los días despejados, incluso se podía ver la costa uruguaya.

Donde el tiempo se detuvo

El lugar es una combinación entre mucho pasto, árboles y un pequeño lago acondicionado, ideal para descansar y disfrutar en familia, contrastado por juegos deteriorados y sin mantenimiento. Así, lo que antes era furor para chicos y adultos, hoy se parece más a una locación para hacer películas de terror: una noria que no gira, un trencito que no se mueve, aerosillas que no circulan y aguas danzantes que ya no bailan, podrían ser el escenario perfecto para una tenebrosa escena de suspenso, en los márgenes internos de la ciudad.

Igualmente, la vieja montaña rusa, que supo causar adrenalina y gritos ensordecedores en sus días de esplendor, es la peor muestra de la dejación. Ahora, se nota cómo los anticuados carritos pierden sus colores vivos y el enorme conjunto de fierros, poco fiables, se descomponen en el ambiente. Para los nostálgicos, es la parada más dura del recorrido.

‘Quiero que todo vuelva a ser como cuando era chico’

«Me genera un mix de bronca, impotencia y muchos recuerdos, de sonidos, luces, aromas… Me resulta imposible dejar de pensar en lo que aun hoy podríamos tener y disfrutar«, lamenta Hernán Rodríguez, uno de los vecinos que intenta mantener vivo al parque de diversiones, aunque solo sobrevivió en su memoria. Este amante de la electromecánica se pasaba todas las vacaciones de invierno allí, en su época de escuela secundaria: «Ir al parque y ver todo funcionando, más allá del vértigo, de saber si estás boca arriba o boca abajo, era hipnotizante», comenta.

Al hablar, Rodríguez se retrotrae a escenas imborrables de su adolescencia: «Tengo muy presente el vientito frío en las orejas, los ruidos, los gritos, la música que salía de unos ‘honguitos’ con parlantes al ras del piso, y las comidas». La típica frase, ‘quiero que todo vuelva a ser como cuando era chico’, lo define bastante bien. «Y disfrutar sin preocupaciones ni incertidumbre», añade. De hecho, el asunto lo atravesó tanto que lanzó una cuenta de Instagram para rememorar datos y fotos históricas del predio, y hasta llegó a conformar la Organización por la Conservación del Parque de la Ciudad.

La historia de un sueño trunco

Los inicios de esta historia nos retrotraen a 1982, cuando el parque abrió sus puertas bajo el nombre de Interama. Este ambicioso proyecto duró poco, ya que al año y medio el Gobierno de la Ciudad rescindió el contrato con la empresa privada y el lugar quedó administrado por el Estado. Así, pasó a llamarse Parque de la Ciudad, como se lo conoce hasta hoy. En 2003, la Justicia ordenó clausurar 12 juegos por falta de seguridad, tras una recomendación de la Defensoría del Pueblo, que dio lugar a una denuncia presentada por la ONG del entrevistado. Casi al mismo tiempo, las autoridades locales resolvieron el cierre total, en medio de la polémica por la muerte de un operario del juego Huracán. El Ejecutivo de Aníbal Ibarra había prometido relanzarlo en un mes, con las fallas reparadas.

Después de cuatro años sin actividad, en 2007 reabrió sus instalaciones y un año más tarde se volvieron a montar algunos juegos para niños y adultos, incluyendo atracciones de vértigo. Ya bajo la gestión de Mauricio Macri en la ciudad, volvieron a clausurarse las estructuras y el sitio fue renombrado como Ciudad Rock. Y, aunque no sea muy roquero, en 2014 llegó a cantar el mismísimo Ricky Martin. Para la disposición del lugar, se habían pavimentado unas 18 hectáreas verdes. De todos modos, la Defensoría insistía por la reapertura del parque de diversiones, pero en buenas condiciones.

Después de muchas idas y vueltas, el Parque de la Ciudad reabrió y ahora tiene una capacidad limitada para 300 personas diarias, por la pandemia. Se puede visitar los sábados, domingos y feriados entre las 10 y las 18 (hora local), y la entrada se cobra 45 pesos (casi medio dólar). El lugar cuenta con 90 empleados públicos –divididos en cuadrillas de 15 personas- que se encargan de la limpieza pero, sobre todo, evitan que algún curioso se cuele en los juegos que ya no funcionan. Igualmente, tampoco hay mucho más para hacer.

Este espacio perdido en el tiempo depende del Ministerio de Desarrollo Económico de la capital, y sus funcionarios le dicen a RT que, de las 60 atracciones que había al comienzo, la gran mayoría se vendió en subastas. Una de las preferidas por Hernán era el Aconcagua, una famosa montaña rusa de agua: «Fue fabricada en Alemania y era única en el mundo», afirma. Más en detalle, precisa que hoy solo quedan ocho estructuras en el terreno.

Entre tanto, no se conocen nuevos planes para el parque y la administración macrista de Horacio Rodríguez Larreta tampoco definió qué hacer con los antiguos juegos del lugar. Así las cosas, resta por ver si los altos niveles de indigencia, la crisis habitacional o la falta de espacios verdes incentiva al Gobierno porteño para darle fines sociales al lugar. O, por qué no, hacer revivir el viejo parque de diversiones, hoy devenido en un extraño museo abierto.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Resto del mundo

«Las próximas semanas pueden ser muy duras»: Alberto Fernández extiende las restricciones para contener la pandemia

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, informó este viernes la extensión de las restricciones para contener la pandemia de coronavirus ante el incesante incremento de contagios y muertes registrados en las últimas semanas.

«Necesitamos una reducción de casos más marcada y sostenida», advirtió en un mensaje desde la Casa Rosada, sede del gobierno, en el que destacó que la situación epidemiológica en el Área Metropolitana de Buenos Aires es crítica, mientras que otras zonas del país enfrentan una alta tensión sanitaria.

Las restricciones comenzaron a regir el pasado 9 de abril por un periodo de dos semanas, pero este viernes el presidente las amplió hasta el 21 de mayo.

«Por los contagios que ya tuvimos y por los que hay actualmente, las próximas semanas pueden llegar a ser muy duras en la ocupación de camas de terapia», explicó.

Fernández anunció que, para tratar de paliar esta nueva ola de la pandemia, el país será dividido en zonas de mediano y bajo riesgo, en donde los gobiernos locales podrán diseñar sus propias medidas.

Por otra parte, habrá zonas de alto riesgo y de alarma epidemiológica, y ahí la prioridad será limitar al máximo la circulación de personas y evitar el colapso de las Unidades de Cuidado Intensivo.

También subrayó la importancia de que el país ya haya recibido una dotación de 10 millones de vacunas, con lo que seguirá adelante el plan de inmunización más grande y acelerado de la historia.

«Jamás me haré el distraído frente al problema que estamos viviendo. Es mi responsabilidad establecer medidas contundentes frente a la pandemia, para evitar que el descuido nos arrastre hacia un escenario de mayor gravedad. Las medidas que adoptamos son las que se han tomado en todo el mundo. Con el virus, es imposible negociar, tenemos que tomar medidas firmes», señaló.

Las restricciones

En todo el país se suspenden hasta el 21 de mayo los viajes de egresados y turísticos y las reuniones sociales de más de 10 personas en espacios cerrados y abiertos. Las personas en riesgo de contagio no deberán asistir a sus trabajos y el horario de veda nocturna rige desde las 00:00 hasta las 06:00, pero se podrá ampliar de acuerdo con la emergencia de cada región.

Por ejemplo, en las zonas de máxima alerta epidemiológico, entre las que se encuentra la capital y la provincia de Buenos Aires, no se puede circular a partir de las 20:00 horas.

También se mantienen cerrados los centros comerciales, y no se pueden realizar actividades religiosas, recreativas o deportivas en lugares cerrados.

Uno de los puntos más importantes es que confirma la suspensión de las clases presenciales, a lo que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se reveló vía judicial, por lo que las escuelas han seguido abiertas en las últimas dos semanas, a la espera del fallo de la Corte Suprema sobre la constitucionalidad del decreto presidencial.

Por otra parte, los locales de comida mantendrán cerradas sus puertas a las 19:00. A partir de ese horario sólo podrán ofrecer servicio a domicilio, mientras que el transporte público solo podrá ser utilizado por personal de actividades esenciales.

El martes, Argentina registró 524 muertes por coronavirus, la cifra más alta desde hace un año, lo que lo convirtió en el país con mayor número de fallecimientos después de India, que está enfrentando una crisis humanitaria por la pandemia.

A nivel general, hasta ahora el país sudamericano acumula 2,9 millones de contagios y casi 63.000 muertes por coronavirus.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Un reconocido escritor venezolano se quita la vida tras reconocer haber abusado sexualmente de una menor

El escritor venezolano Willy Madrid Lira, conocido como Willy McKey, se quitó la vida la tarde del jueves en la ciudad de Buenos Aires, luego de que asumiera públicamente haber abusado sexualmente de una menor de edad.

McKey se lanzó desde el noveno piso del apartamento donde vivía una amiga, ubicado en Recoleta, un barrio residencial de la capital argentina. Al lugar llegó la Policía de la Ciudad y los cuerpos de rescate, que lo encontraron sin signos vitales en el patio interno de una vivienda del primer piso.

La muerte del escritor ocurrió luego de que fuera señalado en las redes de abusar sexualmente de una adolescente, entre 2015 y 2016. Tras la difusión del testimonio anónimo de la afectada, McKey reconoció haber cometido el delito de estupro contra la denunciante, mientras que el Ministerio Público venezolano abrió una investigación en su contra.

En un último mensaje publicado en su cuenta de Twitter, antes de conocerse su fallecimiento, pidió perdón.

La consternación que causó la denuncia contra McKey se volcó a las redes, en un semana donde ya habían comenzado a difundirse señalamientos similares contra integrantes de grupos musicales, entre ellos Alejandro Sojo, de la banda de pop rock Los Colores, y Tony Maestracci, del grupo Tomates Verdes, contra los que también se abrieron investigaciones judiciales.

¿De qué se acusa a McKey?

La usuaria ‘Pía’, cuya identidad no ha sido revelada, creó en Twitter la cuenta @mckeyabusador, donde hace un detallado relato, que incluye capturas de conversaciones que sostuvo con McKey, de cómo su relación de amistad terminó en abuso, cuando la joven tenía 16 años.

En los trinos, la afectada explica que el escritor le hablaba de temas sexuales de forma no explícita, le refería sus sueños eróticos y la llamaba para masturbarse. Finalmente, la invitó a su casa, en dos oportunidades, para abusar sexualmente de ella.

«Era la primera vez en mi vida que estaba desnuda frente a un hombre«, escribió.

«Genuinamente pensé que mi vínculo con Willy era algo especial. Desde el principio confié en él y en su mirada hacia mí. Incluso durante el hostigamiento sexual. Me decía lo que quería escuchar, me miraba como quería que me miraran. Aún no proceso la mayoría de estas cosas», concluye.

La respuesta

Tras la denuncia de esta joven, el escritor subió tres comunicados en su cuenta de Instagram, de la que borró todo el registro anterior.

En una primera publicación, con una portada en fondo violeta, color que ha sido relacionado con los movimientos feministas, escribió: «Comunicado personal. Quizás yo también he sido un abusador». En este texto no admitió de forma directa su responsabilidad, pero pidió «perdón a las mujeres que en algún momento haya podido afectar».

En un segundo comunicado, de portada negra y con el título ‘Hacerse cargo de los abusos. He cometido estupro’, manifestó que debía «hacerse cargo» de las acusaciones porque sabía quién era la persona que lo denunció y cómo se habían dado los hechos. «A ‘Pía’, mi víctima, mi perdón más rotundo», agregó.

En su respuesta, que ha sido criticada por la revictimización que podría causar, aplaudió «la valentía de quien hace la denuncia», porque luego del abuso que le pudo infligir, siguió teniéndolo «dentro de su círculo de referencias y en contacto constante, a pesar de haber pasado por la situación de estupro«.

Por último, en un tercer texto, llamado ‘Denuncia de abuso. Consecuencias y decisiones’, expresa que se someterá a «la resolución que bien pudiese adoptar ‘Pía'» y ofrece «herramientas» para «ayudar, respaldar y apoyar» a la denunciante. Entre las opciones, sin embargo, no estaba el sometimiento voluntario a la Justicia para ser investigado.

Oleada de denuncias

Además de esta denuncia de estupro, hubo otros señalamientos de acoso contra McKey. Uno de ellos es de la periodista María Áñez, quien publicó en su cuenta de Twitter un hilo donde afirma que McKey le habría ofrecido publicar sus escritos a cambio de fotos, entre 2013 y 2014.

Luego de conocerse los hechos, el portal de literatura y política Prodavinci, donde el escritor se desempañaba como colaborador, anunció el rompimiento de su relación laboral con el también analista político. En la misma línea se expresó la fundación que organiza el Concurso Nacional de Poesía Joven Rafael Cadenas, que adelantó que consultaría con sus abogados si pueden retirarle el premio que le concedieron.

Desde las primeras denuncias que se conocieron en Venezuela el fin de semana pasado, han ido aumentando los testimonios de hombres y mujeres que exponen situaciones de abuso de poder, acoso y violencia sexual en ámbitos académicos, laborales, políticos y artísticos, en un hecho inédito en la historia reciente del país suramericano.

Desde el movimiento feminista, con sus distintas plataformas de organización, se han coordinado acciones para respaldar a las víctimas y visibilizar las violencias machistas en una sociedad que, por primera vez, protagoniza un debate masivo sobre este tema, que se ha trasladado con mayor fuerza en las redes sociales. De hecho, fue gracias a ello que el Ministerio Público abrió una investigación contra varias figuras públicas y ha puesto a disposición de la población números telefónicos y correos electrónicos para recibir e investigar sus acusaciones.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto