Conecta con nosotros

Slider Principal

Definen IMSS, SEP y SSA proceso de vacunación para maestros

Autoridades de las secretarías de Educación y Salud, así como del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), definieron, en reunión realizada esta mañana en la sede de la Secretaría de Educación Pública (SEP), el proceso de vacunación contra Covid-19 para personal educativo de instituciones públicas y privadas en los estados de Coahuila, Chiapas, Nayarit, Tamaulipas y Veracruz.

La secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, informó que, al personal docente, administrativo y de apoyo, de educación Básica, Media Superior y Superior, se aplicará una dosis única, en centros y macrocentros de vacunación de esas entidades, los cuales se definirán en coordinación con las autoridades sanitarias y educativas locales.

Informó que en las Brigadas Correcaminos participarán las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena); de Marina Armada de México (Semar); de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), con base en el personal adscrito en las diferentes regiones, así como personal del Operativo Correcaminos, y delegados de los programas sociales del gobierno federal, con el acompañamiento de las subsecretarías de Educación.

La funcionaria federal explicó que un componente esencial en el programa de vacunación es fortalecer el diálogo con los maestros para conocer sus propuestas y necesidades en el eventual regreso a las actividades escolares presenciales y, al mismo tiempo, incentivar su colaboración con niñas, niños, madres, padres de familia y tutores.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, señaló que el personal del sector educativo será inmunizado con la vacuna CanSino. De acuerdo con el cálculo de producción, están garantizadas tres millones de dosis que llegarán en las próximas semanas.

Indicó que los sectores salud y educativo mantienen una estrecha coordinación con las autoridades estatales y municipales para llevar a cabo el proceso de vacunación en personas trabajadoras de la educación.

Por su parte, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, coincidió con el subsecretario López-Gatell, en que el retorno a clases en los cinco estados con semáforo epidémico en verde debe llevar un proceso social dentro de la Nueva Normalidad.

Refirió que, en el caso de Chiapas, se trabajará con los institutos de seguridad social del estado, las autoridades locales e instituciones de educación de todos los niveles. Afirmó que si se suma la capacidad instalada hospitalaria del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (ISSTECH), Issste, IMSS ordinario e IMSS-Bienestar se logrará el reto de inmunizar a los casi 121 mil trabajadores de la educación en esta entidad, por lo que anunció que se buscará movilizar a personal de otros lados para reforzar el plan de vacunación y lograr a la brevedad cubrir la inmunización de las maestras y maestros.

Fuente: La Jornada

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Slider Principal

México exigirá el registro de datos biométricos para contratar una línea de telefonía móvil

Para poder tener acceso a una línea de teléfono móvil, los mexicanos tendrán que entregar casi todos sus datos personales al Gobierno y a las empresas de telefonía. Además de una simple copia de una identificación, ahora tendrán que registrarse las huellas digitales, fotografías del rostro y datos detallados del domicilio del usuario.

Todo para poder comunicarse. Este martes, el Senado mexicano aprobó, por una muy cerrada votación, la creación de un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, que obligará la entrega de datos biométricos para poder tener acceso a la comunicación celular.

En su justificación, el Poder Legislativo ha indicado que existe un mercado negro de equipos celulares que se utilizan para extorsionar y cometer otro tipo de delitos, como el secuestro. “No existe evidencia de que los registros de tarjetas SIM (para el uso de la línea móvil) contribuyan a la reducción de delitos”, dice en entrevista Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D).

La idea de tener todos los datos de los mexicanos en una gran base no es nueva, pero es la primera vez que se hace de modo tan ambicioso. En 2008, se creó el Registro Nacional de Usuarios de Telecomunicaciones (Renaut), que fue desechado en 2011 por el Gobierno de México ante el casi nulo registro de usuarios. “Pone nuevamente a México en una lista de países autoritarios que exige a los ciudadanos sus datos biométricos para acceder una línea telefónica móvil”, dice García. De acuerdo con la organización, países como China, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela tienen una política similar.

Poner datos tan sensibles como los rostros, huellas dactilares o registros de voz de los mexicanos en una base de datos, es riesgoso, de acuerdo con especialistas consultados por EL PAÍS. Desde hace una década, es posible comprar el registro de datos personales de instituciones bancarias o de organismos como el Instituto Nacional Electoral (INE), a la venta en varias páginas de Internet. “Puedes cambiar tus contraseñas, pero no puedes cambiar tus huellas ni tu rostro”, dice García.

Hasta 2019, la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) que agrupa a los principales operadores de telefonía móvil en México, tiene un registro de 815.512 denuncias de equipos móviles robados, en contraste con los casi 620.000 que se sustrajeron el año anterior. “Con esta ley se promueve que se roben más celulares al no poder registrarlos y por lo tanto, que haya más crimen porque la mayoría de las líneas no se usan para delitos”, dice Gabriel Székely, presidente de la Anatel.

De acuerdo con datos de la consultora en telecomunicaciones The Competitive Intelligence Unit (CIU) a finales de 2010, existen casi 126 millones de líneas móviles registradas, las cuales tendrían que estar sujetas a escrutinio de este padrón para poder seguir dando el servicio. “Es una necedad de las autoridades, ya que desincentiva a los usuarios a que se comuniquen y hagan uso de un equipo móvil por no poder entregar los datos que se requieren”, dice Gonzalo Rojón, director de análisis de The CIU.

De acuerdo con el documento de iniciativa aprobado por el Senado mexicano, las empresas de telecomunicaciones serían las encargadas de recabar y validar la información sobre la identidad, datos biométricos y domicilio del usuario, así como proporcionar la información con la cual se integrará el registro y realizarán las altas, bajas y demás movimientos asociados a las líneas telefónicas en este padrón. “Al INE le ha costado muchos años contar con un padrón, es ilógico pensar que con esta iniciativa puedas registrar 125 millones de datos en dos años”, indica Székely.

Según el último reporte del Instituto Federal de Telecomunicaciones en México, apenas se ha logrado contar con 100% de penetración de servicios móviles en el país. Sin embargo, de las líneas registradas, alrededor del 6% de los usuarios tienen dos o más líneas.

“¿Y si no puedes o no quieres registrar tus datos, ¿te van a desconectar?” cuestiona Rojón, de The CIU. Para Efrén Páez, analista de la firma Digital Policy & Law, este padrón condiciona la huella digital de los usuarios que ya cuentan con una línea. “De ser obligatorio, los usuarios tendrán que entregarlo para no perder una conexión que ya es vital para la mayoría”, indica.

Según los expertos consultados, tanto individuos como empresas podrían emprender varios procesos de amparo para evitar que se usen sus datos biométricos. “Esperamos que se llegue hasta la Suprema Corte”, indica García, de R3D. El derecho a la comunicación, así como la presunción de inocencia, son algunas de las garantías individuales que podría comprometer este padrón.

Fuente: El País

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Slider Principal

Alemania no inyectará segunda dosis de AstraZeneca a menores de 60 años

Los menores de 60 años vacunados en Alemania contra el covid con una dosis de AstraZeneca recibirán la segunda con otra vacuna, decidieron este martes los ministerios de Salud federal y regionales.

El 30 de marzo Alemania decidió restringir el uso de la vacuna de AstraZeneca para los menores de 60 años, después de que se registraran unos casos de trombosis en Europa.

Las personas de esta franja de edad que hayan recibido una primera dosis del laboratorio anglo-sueco antes de esta fecha tendrán una segunda de BioNTech/Pfizer o Moderna, también disponibles en Alemania, decidieron este martes tras una reunión, según la agencia de noticias DPA.

La solución hallada ofrece una buena protección», declaró a DPA el presidente de la Conferencia de ministros de Salud, Klaus Holetschek.

Los ministros siguen así la recomendación de la Comisión Permanente de Vacunación (Stiko).

La Stiko aconsejó que la segunda inyección se ponga doce semanas después de la dosis inicial de AstraZeneca.

Alemania ha decidido, como muchos países, limitar el uso de AstraZeneca a las personas mayores porque se han observado unos pocos casos de trombosis en otras más jóvenes.

Hasta el 2 de abril se contabilizaron 42 casos documentados de trombosis venosa cerebral después de una vacunación con AstraZeneca. En 35 casos son mujeres de 20 a 63 años y ocho han muerto.

Según el Ministerio de Salud, unos 2,2 millones de ciudadanos menores de 60 años han recibido la primera vacunación con AstraZeneca durante las últimas semanas.

Francia también optó por sustituir la segunda dosis de AstraZeneca por una vacuna de ARN mensajero.

La OMS señaló que a falta de «datos adecuados» no podía hacer recomendaciones sobre un cambio de vacuna anticovid entre dos dosis.

Fuente: Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto