Conecta con nosotros

Revista

Denise Maerker, la presentadora de noticias más vista de México, sale del aire

En la mayor empresa de televisión de México, el consultor de marca tenía una valoración tajante: hacer a una mujer la presentadora de un noticiario en horario de máxima audiencia podría ser un terrible error.

Las encuestas mostraban que muchos hombres mexicanos nunca le creerían a una mujer, y mucho menos a Denise Maerker, la presentadora de mediana edad elegida para el puesto, a la que se consideraban fría en lo personal y sin experiencia profesional.

“‘Es muy sencillo, es una mala decisión de la empresa’” , recuerda Maerker que le dijo el asesor en aquella reunión de 2016. “Decía ‘recapacita, esto es muy grave’”.

La empresa, Televisa, se quedó con Maerker de todos modos; y con el tiempo se convirtió en la presentadora de noticias más vista de México, con el triple de espectadores que su competidor más cercano.

Pero ahora, es ella quien tiene dudas sobre el lugar al que pertenece.

Al enfrentarse al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, que frecuentemente usa su plataforma para hablar mal de la prensa, los medios mexicanos se han vuelto profundamente polarizados y pasan gran parte del tiempo en una batalla con el hombre más poderoso de México.

Maerker está entre las pocas voces destacadas que quedan que en su mayor parte ha evitado ser arrastrada al cuadrilátero. Ella dice que intenta adherirse a un fundamento del periodismo independiente: la imparcialidad.

En un momento en que muchos periodistas se han convertido en francos seguidores o detractores del presidente Andrés Manuel López Obrador, Denise Maerker dice que ha intentado seguir imparcial. (Marian Carrasquero/The New York Times)

En un momento en que muchos periodistas se han convertido en francos seguidores o detractores del presidente Andrés Manuel López Obrador, Denise Maerker dice que ha intentado seguir imparcial. (Marian Carrasquero/The New York Times)

 

Este lunes, Maerker, de 58 años, dejará su puesto frente a las cámaras en un momento en que dicho principio está bajo amenaza. Sus defensores dicen que es una pérdida para la objetividad en un país cada vez más dividido. Sus críticos dicen que su enfoque en realidad es demasiado suave y que ya no tiene lugar en el aguerrido escenario mediático del México actual.

Mientras el país se acerca a unas elecciones presidenciales muy disputadas, Maerker ha empezado a creer que el estilo restringido de su cobertura pronto será más difícil de sostener.

“Cada vez va a haber menos espacio de aquí a las elecciones para posiciones que no sean blanco o negro”, dijo, “menos espacio para gente como yo”.

El presidente ha tenido una relación combativa con los medios desde que asumió el cargo en 2018, empleando su púlpito intimidatorio para menospreciar a la prensa independiente y retratar a los reporteros críticos como agentes de una oposición decidida a verlo fracasar.

En un país en el que los comentaristas más destacados son fieles defensores del presidente o sus más acérrimos detractores, Maerker se muestra a mitad de camino. Mantiene un tono ecuánime, intenta usar el menor número posible de adjetivos y evita a toda costa “una colisión directa” con el presidente.

La campaña para las elecciones presidenciales de 2024 empezará este año, y si bien la política es siempre un deporte de combate en México, la contienda que se avecina enfrentará a rivales acérrimos del propio partido del presidente. Se prevé que las elecciones resulten especialmente desagradables.

“La temporada electoral es temporada de caza y la evasión de conflictos no va a funcionar”, dijo Carlos Bravo Regidor, un analista político que vive en Ciudad de México. “Un noticiero televisivo que no polemice será condenado a que no lo vean o que no sea relevante”.

 

En México, la combatividad no era algo por lo que el oficio fuera conocido cuando Maerker entró al periodismo. Politóloga de formación —obtuvo su maestría en la prestigiosa Universidad de la Sorbona de París—, consiguió su primer trabajo en medios entrevistando a políticos para una cadena emergente en 1997.

Su productor le dijo que no importaba que nunca hubiera estado en televisión.

“Vas a decir ‘hola, muy buenas noches’ y te vas a voltear y tú vas a hacer tu entrevista y luego te volteas y dices ‘gracias’”, recuerda que le dijo el productor.

El país había estado gobernado por un solo partido durante décadas, y los votos habían sido comprados o robados durante tanto tiempo que no había necesidad de criticar públicamente a los funcionarios electos, según los expertos. Sin embargo, la situación cambió cuando las elecciones se volvieron realmente competitivas y los candidatos, de repente, vieron el valor de convencer a la gente para que votara por ellos.

Canal 40, su cadena pequeña y sin recursos, aprovechó el momento. Quizá porque nunca se habían visto obligados a eludir las preguntas, los políticos que se presentaban ante Maerker se mostraban extraordinariamente sin filtro.

“Pasaron cosas increíbles”, dijo.

Revista

Regresa “Betty La Fea” en una nueva secuela

Yo soy Betty… la fea, el fenómeno mundial colombiano, doblado a más de 25 idiomas y con versiones como la hecha por Salma Hayek para Estados Unidos, Ugly Betty, está de regreso con Betty la fea: La historia continúa, pero adaptada a los tiempos que se viven.

Hace 25 años, los actores Ana María Orozco y Jorge Enrique Abello se aventuraban en un proyecto que les cambió radicalmente la vida y que los hizo ser parte del libro de Récords Guinness al ser considerada la telenovela más exitosa de toda la historia.

A 23 años de haber concluido casi tres años de transmisiones, la dupla confesó a Excélsior que hubo un momento en que dudaron retomar los personajes de Betty Pinzón y Armando Mendoza.

Hace 10 años, por lo menos en mi caso, era un ‘no’ rotundo, hasta hace poco”, compartió Ana María Orozco, “pero en realidad todo dependía de cómo lo íbamos a abordar. Es algo que indiscutiblemente ha seguido vigente, ha sido un gran éxito, que ha sido una historia muy linda y muy potente que ha crecido inclusive con los años. Ha envejecido bien, de alguna manera, y cuando me llamaron quise escuchar primero, ver de qué se trataba y nos entusiasmó”, contó.

Lo que más les preocupaba a los actores era no regresar a un proyecto que siguiera el humor machista y a veces violento que se manejó, en ocasiones, en la telenovela escrita por Fernando Gaitán, como sucedió, por ejemplo, cuando Don Armando se enoja con Patricia Fernández (La peliteñida), porque no le pasó sus recados telefónicos; la toma bruscamente del cabello y la empieza a jalonear.

Aunque ambos saben que en aquel momento eran parte de una idiosincrasia latinoamericana y la gente lo normalizaba, hoy en día mucho de ese humor quedó rebasado ante los cambios culturales que ponderan el respeto y la cero violencia hacia la mujer. De tal suerte, ambos propusieron, para poder regresar, fungir como productores de la serie con tal de tener control y decisión sobre la historia.

Clásicos: Parte del Cuartel está de regreso en Ecomoda para acompañar a Betty, pero también esos personajes que fueron deleite del público o el solapador de Armando, Mario.

Siento que ser políticamente correcto frente a eso no ayuda mucho a identificar los problemas y a seguirlos poniendo sobre la mesa porque la realidad es que el machismo sigue existiendo, el feminicidio sigue existiendo, el chauvinismo sigue existiendo, la desigualdad y si tenemos productos que son políticamente correctos y que no ponen sobre la mesa los conflictos, vamos a empezar a obviar la realidad que no ha terminado de evolucionar socialmente en nuestros países. Nosotros eso lo discutimos mucho y sí habrá momentos en que eso se va a encontrar porque la sociedad no ha cambiado, el discurso ha cambiado y la sociedad está en un proceso evolutivo para cambiar ese discurso. El espectador, a través de la circunstancia y de la puesta en escena sabrá qué posición tomar”, reflexionó Jorge Enrique Abello.

Orozco, quien visitó nuestro país junto a Abello para promocionar esta serie que se estrena el 19 de julio por Prime Video, se sumó a lo expresado por su colega.

Hemos sido muy conscientes de esta nueva realidad y también hemos actuado en consecuencia. Obviamente hay personajes que son de cierta manera, tienen una esencia y unas características que no se pueden perder, pero sí hemos sido muy cuidadosos, hemos tenido en el radar todo lo que está pasando y estamos a la altura del contexto actual, no podemos hacernos de la vista gorda, en absoluto”, complementó la actriz colombiana de 51 años.

TE RECOMENDAMOS: ¡Tan divinos! Estos son los mejores memes inspirados en ‘Betty, la fea’

Lo último que vimos en Yo soy Betty… la feaes que el amor venció las diferencias y dificultades y Armando y Betty terminaron juntos, se casaron y tuvieron una bebé. La serie de 10 capítulos los mostrará ahora como padres de una adolescente y como una pareja separada y llena de conflictos y diferencias que deben tomar las riendas de Ecomoda para poder cumplir con una voluntad testamentaria, frente a la discrepancia de varios personajes como Marcela Valencia, Hugo Lombardi o Mario Calderón, personajes que están de vuelta.

Siguiendo la línea de los cambios culturales que se han dado en poco más de dos décadas, muchos de los fans de la novela quieren saber si Betty está convencida de seguir con un hombre que era muy ojo alegre.

Es buena pregunta de los fans. Betty se va a cuestionar su vida, sin embargo, don Armando es su gran amor. Es muy interesante porque tampoco se trata de castigar, el amor puede comprender muchas cosas, puede transformar y es lo lindo también que pasa en esta historia, esa exploración”, relató Orozco.

Convertidos en un fenómeno global, se les preguntó a los actores lo que se llevan de estos personajes.

Es un regalo de la vida, un aprendizaje enorme a nivel personal y también como actriz. Para mí ha sido un personaje muy importante, que me ha enseñado, que me ha aportado y que me ha acompañado. Es difícil dimensionar todo lo que pasó, sigo mi vida, trato de vivir mi vida normal, sigo actuando, hago mis cosas, pero esto es algo que me ha acompañado, por supuesto que ha habido oleadas y Betty está muy popular, pero creo que todos lo hemos llevado en general bastante bien, con mucho agradecimiento y muy contentos. Ha sido muy lindo”, contó emocionada Orozco.

Por su parte, Abello reflexionó sobre cómo ha vivido esta fama con un sentimiento de dualidad.

Justo lo hablábamos y coincidimos en que el fenómeno de Yo soy Betty… la fea es raro, es muy lindo, pero a la vez es muy raro porque eso no pasa en la vida de los actores comúnmente y es algo extraño que retomemos el proyecto 23 años después de que acabó. Que un actor haga algo y se convierta en un clásico, especialmente en Latinoamérica, que no pertenezca a Hollywood o al sistema más fuerte, pues es algo muy extraño. Eso no te pasa comúnmente y yo coincido con Ana que es una gran fortuna que eso pase, que es un privilegio enorme que hay que agradecer y que es un regalo muy bonito que nos dio la vida.

El poder estar en contacto con la gente, al paso del tiempo, es muy extraño, pero es bonito y que te vean con amor, con cariño y que te lo agradezcan es una bendición muy grande para nosotros”, relató el actor de 56 años.

Betty la fea: La historia continúa trae de vuelta a varios actores del melodrama con sus personajes: Marcela Valencia, Patricia Fernández, Hugo Lombardi, Nicolás Mora, Mario Calderón y parte del
Cuartel.

Cabe destacar que los más de 300 capítulos de la telenovela también están disponibles en Prime Video.

DE LA SERIE

  • Betty la fea: La historia continúa
  • Estreno:  Viernes 19 de julio por Prime Video.
  • 10 capítulos.
  • Se liberarán dos capítulos cada semana.
  • Elenco: Ana María Orozco, Jorge Enrique Abello, Lorna Cepeda, Mario Duarte, Zharick León, Juanita Molina, Julián Arango, Ricardo Vélez y Natalia Ramírez.
  • Género: Comedia.
  • País: Colombia.
  • Año: 2024.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto