Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

El chikungunya ya está en medio país, informa Salud

La Secretaría de Salud informó que el chikungunya ya se extendió a 16 estados, con un total de 3 mil 306 casos confirmados, informó Pablo Kuri, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Un padecimiento en el cual, desde que se detectó el primer caso importado y notificado oficialmente el pasado 26 junio de 2014, ha representado un gasto de 719 millones de pesos en educación e información, labores de contención, fumigación con brigadas y unidades de vigilancia epidemiológica que involucran a casi 30 mil trabajadores de la salud.

Luego de que autoridades de Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz aseguraran que carecen de los recursos económicos para hacer pruebas moleculares a los sospechosos, Kuri refirió que el sistema de salud en México está descentralizado y corresponde a cada entidad la responsabilidad operativa de sus sistemas sanitarios y la aplicación de los recursos.

En Oaxaca, la entidad donde más casos se registran en el país —de acuerdo con Cuitláhuac Ruiz Matus, director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades— hubo un descontrol debido al paro médico que se registró hace unos meses y es ahí donde están más presente las autoridades sanitarias.

A la Secretaría de Salud federal, explicó Kuri, le corresponde supervisar que haya adecuadas prácticas de contención epidemiológica. Sin embargo, agregó que si la gente sigue manteniendo situaciones de riesgo, como floreros y tambos con agua sucia, ningún presupuesto alcanzará para evitar contagios, tanto de chikungunya, como de dengue, ya que se trata del mismo vector transmisor.

Kuri aclaró que ese mosquito elije al azar qué transmite a la persona, si chikungunya o dengue.

Los síntomas son similares: fiebre, cefaleas, mialgias, náuseas, fotofobia, diarrea, temblor, conjuntivitis, faringitis y erupciones cutáneas, y la principal diferencia radica en que el chikungunya causa severos dolores en articulaciones tras 12 días de ser picado.

“Solo 10 por ciento de los casos ha requerido hospitalización, que son los que evolucionan con algún grado de cronicidad”.

La Ssa explicó que la rápida propagación de los casos se debe fundamentalmente a las lluvias, sobre todo en las zonas tropicales, aunque no se descarta que el virus pueda llegar al norte. En el caso del Distrito Federal, hasta la fecha no se ha detectado un paciente con el virus autóctono, debido a que el mosquito transmisor no se ha adaptado a la altura.

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico publicado por la Dirección General de Epidemiología de la Ssa, al corte del 31 de julio 2015 el virus se encuentra Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Colima, Michoacán, Campeche, Morelos, Estados de México, Jalisco, Yucatán, Nayarit, Tabasco, Tamaulipas, Coahuila y ahora se incluye Quintana Roo.

Del 11 al 31 de julio hubo un aumento de 819 casos, de acuerdo a lo publicado por MILENIO, que oscilaba en 2 mil 487. Su nivel de letalidad es de 0.45 por ciento y, hasta la fecha, no se han reportado casos mortales.

Líder de la CNTE no contrajo la enfermedad

La Secretaría de Salud informó que Rubén Núñez, líder de la sección 22 d de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Oaxaca, no resultó contagiado con este virus y lo suyo se debió a un cuadro infeccioso, de acuerdo con los resultados del Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán, donde estuvo hospitalizado.

Núñez fue hospitalizado de emergencia el pasado sábado bajo una supuesta sospecha de haber contraído el virus chikungunya transmitido por la picadura del mosquito aedes aegypti y aedes albopictus, mismo que transmite el dengue.

Fuente: Milenio.

Salud y Bienestar

Declaran al talco como probablemente cancerígeno para los humanos

La Organización Mundial de la Salud (OMS)clasificó al talco como “probablemente cancerígeno” para los humanos, de acuerdo con un informe del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, dependiente de ese organismo internacional, (CIRC/IARC) que fue publicado en la revista The Lancet Oncology.

En el mismo informe se incluyó al acrilonitrilo —un compuesto orgánico que se utiliza principalmente en textiles y plásticos— al que clasificó como “cancerígeno”.

El talco, un mineral natural extraído en diversas regiones del mundo, ha sido asociado con un riesgo aumentado de cáncer de ovario en estudios parciales en seres humanos y pruebas suficientes en animales de laboratorio. La exposición al talco se da principalmente en entornos laborales durante su extracción, molienda o procesamiento, así como en la fabricación de productos que lo contienen.

Para la población en general, el uso de cosméticos y polvos corporales que contienen talco representa la principal fuente de exposición. Sin embargo, no se puede descartar la posible contaminación del talco con amianto —un producto calificado como cancerígeno— en varios estudios humanos.

Por este motivo, los expertos no descartan ciertos sesgos en los estudios que han mostrado un aumento en la incidencia de cáncer.

En un comunicado de prensa, la OMS informó respecto de la evaluación realizada sobre el talco: “Después de revisar exhaustivamente la literatura científica disponible, el grupo de trabajo de 29 expertos internacionalesclasificó el talco como probablemente cancerígeno para los seres humanos (Grupo 2A) basándose en una combinación de pruebas limitadas para el cáncer en humanos (para el cáncer de ovario), evidencia suficiente para el cáncer en animales de experimentación y fuertes evidencia mecanicista de que el talco exhibe características clave de carcinógenos en células primarias humanas y sistemas experimentales”.

La OMS clasifica al talco como "probablemente cancerígeno" para los humanos
La OMS clasifica al talco como «probablemente cancerígeno» para los humanos

Aclaró, seguidamente, que “la clasificación del Grupo 2A es el segundo nivel más alto de certeza de que una sustancia puede causar cáncer”.

De esta forma, los expertos señalaron que “hubo numerosos estudios que mostraron consistentemente un aumento en la incidencia de cáncer de ovario en humanos que informan sobre el uso de talcos corporales en la región perineal. Aunque la evaluación se centró en el talco sin contener amianto, la contaminación del talco con amianto no pudo excluirse en la mayoría de los estudios de humanos expuestos”.

El informe también menciona que en junio, la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson (J&J) llegó a un acuerdo con la justicia de 42 estados en Estados Unidos en un caso relacionado con el talco, acusado de causar cánceres. A pesar de ello, una síntesis de estudios publicada en enero de 2020, basada en 250.000 mujeres en Estados Unidos, no encontró un vínculo estadístico entre el uso de talco en las partes genitales y el riesgo de cáncer de ovario.

En la década de 1970, surgió preocupación por la contaminación del talco con amianto, un mineral a menudo encontrado cerca de las fuentes de talco. Subsecuentes estudios indicaron un mayor riesgo de cáncer de ovario en las usuarias de talco.

La OMS advirtió que “también se observó cáncer de ovario en estudios que analizaban la exposición ocupacional de mujeres expuestas al talco en el industria de la celulosa y el papel. Sin embargo, no se puede excluir la confusión por la coexposición al asbesto. El aumento de la tasa se basó en un pequeño número de cánceres de ovario en esos estudios ocupacionales”.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto