Conecta con nosotros

Policiaca

El crimen golpea la educación superior

El robo simple y con violencia y el de vehículos, así como las amenazas y la extorsión, son los incidentes clasificados como graves que se registran con mayor frecuencia en las instituciones de educación superior.

Sin embargo, la mayoría de ellas carece de sistemas para que los estudiantes denuncien los hechos, se canalicen o se les dé seguimiento.

Así lo señala el estudio «La Seguridad en las Instituciones de Educación Superior», de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

El informe indica que es en el noreste y noroeste del País donde se registra el mayor número de incidentes de este tipo.

En la zona metropolitana del DF y en el centro-sur del País, el consumo de alcohol es el incidente que ocurre con mayor frecuencia en las universidades.

Las instituciones de educación superior en México carecen de protocolos para atender diversos tipos de delitos que se pueden presentar al interior de sus instalaciones.

El estudio fue elaborado un año después de que la ANUIES preparara el Manual de Seguridad, que contenía un primer diagnóstico sobre la seguridad en las instituciones de educación superior con datos de 2009 y 2010.

El manual propuso a las universidades establecer medidas para garantizar la seguridad de los estudiantes, los maestros y su personal.

La primera recomendación era contar con un programa de seguridad, sin embargo, el estudio revela que el 60 por ciento sigue sin tener un plan.

«Los datos generados a partir de las encuestas nos muestran que el 60.6 por ciento no tiene un instrumento de esta naturaleza y el 34.9 sí», señala el estudio.

De las instituciones que sí lo tienen, sólo 22 por ciento cuenta con un diagnóstico del problema y únicamente 22.9 por ciento estableció metas a alcanzar.

De acuerdo con el estudio, 7 de cada 10 no cuentan con protocolos para saber qué hacer si se presenta un enfrentamiento con arma de fuego dentro de las instalaciones; o con la detención de un delincuente, la atención de un caso de abuso sexual, cómo denunciar un robo o qué hacer en caso de una amenaza de artefactos explosivos.

Sólo 24.8 por ciento tiene un protocolo que le permite saber qué hacer en estos casos y coordinarse con las autoridades locales de seguridad pública; y 17.4 por ciento tiene claro qué hacer en un caso de abuso sexual o violación dentro de sus instalaciones.

«Los temas que más atienden los protocolos de seguridad son los relacionados con ingreso-salida a recintos, así como el de realización de rondines, mientras que los temas menos tratados se relacionan con la operación de un plan técnico de seguridad, atención a enfrentamientos con arma de fuego y situaciones de consumo y venta de alcohol y droga», señala el estudio.

Por zona geográfica, destaca que la mayoría de las instituciones de educación superior que cuentan con un plan o programa de seguridad se ubican en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

Mientras que en la zona noroeste, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa y Sonora, sólo 14 por ciento de las instituciones cuenta con un plan o programa de seguridad y en el noreste, Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas, 33 por ciento de las instituciones.

De acuerdo con el propio Manual de la ANUIES, el Plan o Programa de Seguridad es el instrumento de planeación que guiará el quehacer de las instituciones para garantizar la seguridad física, psicológica o material de los miembros de la comunidad.

La ANUIES recomendó que este plan al menos contenga un diagnóstico, objetivos, estrategias, metas e indicadores de seguimiento.

El estudio también identificó que 34 por ciento de las instituciones de educación superior cuentan con normas para atender la seguridad dentro del campus universitario, 32 por ciento están en proceso de elaborarlas y 31 por ciento no tiene normas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiaca

Terrible: Banda colombiana torturaba niñas para forzarlas a prostituirse

Cuatro personas que reclutaban a chicas menores de edad para prostituirlas fueron capturadas recientemente por la Policía Metropolitana de Bogotá, Colombia. Las víctimas, principalmente extranjeras, eran engañadas con falsas promesas de trabajo en la capital y sometidas a malos tratos y golpizas.

De acuerdo con un informe del canal Caracol, el grupo era conocido como “Los Verdugos” y estaba integrado por dos hombres de nacionalidad venezolana y una pareja de colombianos.

Tras una labor de inteligencia de la Policía, se pudo determinar que la red delinquía en un bar de la localidad de Bosa, al sur de la ciudad, donde las niñas eran obligadas a sostener relaciones sexuales con distintos hombres y maltratadas para que callaran y no delataran a sus agresores.

Grabaciones obtenidas por los investigadores revelaron como una de las jóvenes era torturada: amarrada de manos, la amenazan con que le romperán los dientes, la golpean con un arma de fuego en la boca y le arrancan pelo.

Con varias pinzas de presión, sus captores le aprietan los dedos de los pies, la cachetean y hablan de matarla mientras encienden un taladro. Las imágenes fueron captadas por los mismos delincuentes con sus teléfonos, dispositivos que también quedaron en poder de las autoridades.

La coronel de la Policía, Elena Gómez, señala que la menor del video habría sido agredida como represalia luego de que uno de los administradores del establecimiento donde era obligada a prostituirse se enterara de que ella le reveló a un cliente del lugar que ahí vendían licor adulterado.

El general Carlos Rodríguez, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, informó que los cuatro detenidos han sido judicializados y acusados de trata de personas, inducción a la prostitución y tortura.

La medida de aseguramiento para estos sujetos fue posible gracias al testimonio de cuatro de las niñas extranjeras reclutadas, que han sido devueltas a su país de origen. El bar donde se cometían los delitos ha sido clausurado, aseguró.

Fuente: RT

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Policiaca

La cruel tortura del Mencho: Quemaron la cara de su rival con ácido porque su apodo era “Ghost Rider”

Un reporte de medios internacionales señaló que miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) capturaron al “Ghost Rider”, apodo que llevaba el líder de la facción conocida como Cárteles Unidos. Lo torturaron y luego subieron las imágenes a las redes sociales.

Cártles Unidos es una organización criminal que consta de varios grupos, aliados, en gran parte encabezados por Los Viagras, para hacerle frente al CJNG en su conquista de Michoacán.

La captura y la sanguinaria tortura tuvieron lugar este fin de semana. Los informes dicen que la víctima fue llevada a un rancho cerca de Tepalcatepec, donde le rociaron la cara con alcohol isopropílico y le prendieron fuego. El hombre gritó y suplicó porque lo mataran.

“Igual que en las películas”, se burla uno de los sicarios de la víctima.

CJNG y CU están en una guerra sangrienta en curso en Michoacán. Al igual que en 2013 cuando la violencia experimentó un aumento masivo con los movimientos de autodefensas y el enfrentamiento contra los Caballeros Templarios, el gobierno federal una vez más está ignorando la violencia. Los federales han enviado unidades de “mantenimiento de la paz”, pero poca intervención literal.

El último enfrentamiento violento entre los grupos continuó durante 3 días El Aguaje, Aguililla, y sus inmediaciones.

El recuento oficial fue de 20 muertos, aunque los informes de las redes sociales pusieron el recuento mucho más alto.

Además, al igual que en 2013, las noticias sobre los combates, las imágenes de las muertes y la reducción de los recuentos de muertes han estado en su mayoría ausentes en la prensa nacional, dejando a Michoacán aislado.

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Policiaca

El desgarrador momento en el que madre encuentra a su hijo en fosa clandestina

En redes sociales circula el video del desgarrador momento en el que Enedina, integrante del colectivo “Buscadoras de la Paz”, encuentra a su hijo Víctor en una fosa clandestina, a seis meses de su desaparición, en Hermosillo, Sonora.

Víctor, de 24 años, desapareció en abril pasado, por lo que su madre presentó una denuncia ante las autoridades correspondientes.

Sin embargo, tiempo después, Enedina inició su propia investigación para dar con el paradero de su hijo, luego de que cerraron la carpeta de investigación del caso de Víctor, debido a que se había “extraviado”.

Junto con el colectivo “Buscadoras de la Paz”, el pasado 14 de septiembre, encontró el cuerpo de Víctor en una fosa clandestina, que estaba en una casa abandonada, en la colonia San Bosco, en la Ciudad de Hermosillo. Dieron con el lugar gracias a su investigación y a una llamada anónima que confirmó las sospechas.

En la grabación se observa a Enedina en medio del llanto hincada a un costado de los restos de su hijo.

En un segundo video, publicado por dicho colectivo, una mujer recorre el lugar lleno de basura, donde fueron hallados los restos de Víctor.

“Encontramos a un muchacho que estaba buscándolo su mamá desde hace seis meses […] pueden ver su tenis y sus piernas. Creemos que está de cabeza en este hoyo. Así dejan a nuestros hijos, nadie los busca si no salimos nosotras”, señala la mujer con la voz entre cortada.

Por su parte Cecilia Delgado pide a la ciudadanía su apoyo para que aporten información de manera anónima, sobre la ubicación de posibles fosas clandestinas.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2F104017507980753%2Fvideos%2F2762873440628127%2F&show_text=0&width=560" width="560" height="315" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true" allowFullScreen="true"></iframe>

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto