Conecta con nosotros

Acontecer

En México se consumen por lo menos 163 litros de refresco por persona

Maureen Birmingham, representante de las organizaciones Panamericana de la Salud y Mundial de la Salud (OPS/OMS) en México, reconoció que el problema de la obesidad en México es consecuencia, en parte, por el alto consumo de refrescos.

Durante un desayuno con líderes de opinión organizado por la senadora Marcela Torres Peimbert, Birmingham subrayó que en el país hay una falla en la atención para abatir ese problema de salud, lo que ‘tiene a todo el mundo mirando para ver cómo libra esa batalla’.

En su oportunidad la legisladora panista informó que presentó una iniciativa al Congreso de la Unión para que se incluya en la próxima reforma fiscal y hacendaria a fin de que se aplique un impuesto de 20 por ciento a los refrescos y las bebidas azucaradas.

Planteó que con ello se inhibiría la venta de esos productos y se evitaría la muerte de unas 80 mil personas anualmente por problemas de salud derivados por el alto consumo de los mismos.

Torres Peimbert explicó que se propone cobrar más impuestos a las empresas refresqueras y que esos ingresos se traduzcan en programas para motivar a la población, sobre todo a la niñez, a modificar sus hábitos para que dejen de tomar refrescos y opten por el agua mediante bebederos en las escuelas.

A su vez Alejandro Calvillo, director de la organización el Poder del Consumidor, mencionó que por lo menos 500 mil personas perdieron la vida en los últimos seis años como consecuencia de problemas relacionados con la obesidad y la diabetes.

La iniciativa presentada por Marcela Torres es resultado de las propuestas de más de 70 organizaciones de la sociedad civil, que advirtieron sobre el riesgo de que México se convierta en el país número 1 en cuanto a casos de obesidad y consumo de refresco.

Alejandro Calvillo mostró estadísticas que muestran que en el país se consumen por lo menos 163.3 litros de refresco por persona, mientras que en Chile suman 116.2, en Brasil 89.1, en Colombia 65.3, en Perú, 55.7 y en Estados Unidos 118 litros.

Obesos-300x223

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Acontecer

Trabajo asalariado cerró el 2023 en el nivel más alto de la historia

El crecimiento del empleo asalariado está vinculado con la incorporación de 1.2 millones de personas al trabajo subordinado, renglón que lideró la creación de empleo en 2023.

El 66.1% de la población ocupada en el país tiene un trabajo asalariado y esto representa la cifra más alta de la historia, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE). El 2023 cerró con el mejor nivel de trabajadores asalariados y estuvo acompañado de una mejora en las condiciones laborales como el acceso a prestaciones de Ley.

En el arranque del 2023, el 65.1% de las personas ocupadas tenía un empleo asalariado, a lo largo del año esta población se mantuvo en un nivel de 65.5 por ciento. Para el período octubre-diciembre, tuvo un crecimiento trimestral de 0.6 puntos porcentuales, lo que se tradujo en la mejor cifra desde el 2005, cuando se comenzó a medir el mercado laboral a través de la ENOE.

El nivel alcanzado se relaciona con un fortalecimiento del trabajo subordinado, este renglón lideró las ganancias de empleo el año pasado con un crecimiento de 1.2 millones de personas; en cambio, el trabajo por cuenta propia y los empleados a penas aportaron en conjunto 40,000 personas ocupadas.

En total, el 2023 tuvo un crecimiento de 1 millón 54,000 de empleos, este es el balance de las plazas laborales creadas por los reglones anteriores y la pérdida de poco más de 200,000 puestos clasificados como trabajo no remunerado.

La creación de puestos de trabajo estuvo acompañada de una reducción de la desocupación, el cuarto trimestre del 2023 cerró con una tasa de desempleo de 2.7% y una disminución anual de 0.3 puntos porcentuales.

A la par del buen ritmo de incremento del trabajo asalariado, se observó en el mercado laboral una mejora en las condiciones laborales de quienes se integraron a una ocupación. Por ejemplo, del total de personas que consiguieron un trabajo subordinado, el 85% lo obtuvo con prestaciones de Ley.

Por otra parte, la fuerza laboral subordinada que labora más de 48 horas por semana tuvo una ligera disminución de casi 37,000 personas, aunque aún se registran 10 millones de trabajadores con una jornada laboral superior a la establecida en la Ley, lo que representa el 26% de toda la población trabajadora con un patrón.

Informalidad alcanza su nivel más bajo

Entre otros indicadores clave del mercado laboral, la tasa de informalidad descendió a su cifra trimestral más baja de la historia, el 2023 cerró con un nivel de 54.8% de trabajo informal, su mejor compormiento, sin contar los efectos de la pandemia en el mercado laboral.

El año pasado inició con una tasa de 55.1% y logró hilar tres trimestres con descensos. En los últimos tres años, el trabajo informal sólo ha tenido repuntes en tres cuatrimestres.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto