Conecta con nosotros

Deportes

Entre espeluznantes lesiones y el grito discriminatorio: así fue el amargo debut de México en la Copa Oro 2021

Las expectativas en el debut de México en la Copa Oro 2021 no fueron cumplidas. El conjunto dirigido por Gerardo “Tata” Martino no logró sacar la victoria frente a una endeble selección de Trinidad y Tobago que llegaba de jugar un clasificatorio para para este torneo de Concacaf.

El juego comenzó de la pero manera posible, pues apenas a los 10 minutos de juego, Hirving “Chuky” Lozano tuvo que salir del partido debido a una escalofriante lesión, pues su cuello y cráneo sufrieron un terrible impacto con la rodilla del portero trinitario luego de que un defensor lo hiciera tropezar dentro del área.

A pesar de lo impresionante del impacto, de la abertura en la ceja y de que el jugador del Napoli quedó inconsciente, el árbitro no marcó penal y los jugadores mexicanos comenzaron los reclamos. Tan intensos fueron los gritos que Edson Álvarez fue amonestado.

Desde ese momento, la intensidad del seleccionado decayó y comenzaron las desconcentraciones, a tal grado que durante el primer tiempo hubo pocas llegadas en el área rival, pero ninguna causó daño, mucho menos se marcó un gol.

Con la entrada de Jonathan Dos SantosOrbelín Pineda Efraín Álvarez, quien entró por el Chuky, el Tri intentó abrir el marcador, pero a lo largo del encuentro no logró ni siquiera un susto. Esto, aunado a un mal arbitraje, provocó la desesperación de varios jugadores nacionales y de los aficionados.

México no pudo sacar la victoria en su debut de Copa Oro (Foto: Kevin Jairaj/USA TODAY Sports)México no pudo sacar la victoria en su debut de Copa Oro (Foto: Kevin Jairaj/USA TODAY Sports)

Debido al grito discriminatorio durante los saques de meta, el árbitro detuvo el partido en dos ocasiones. La primera se registró en el minuto 86, y la segunda al 94, pues se siguió el protocolo de la FIFA en este aspecto.

Al percatarse del primer incidente, el juez principal dio la indicación e informó a los entrenadores que realizaría la primera llamada de atención. Acto seguido, en el sonido local se informó a los aficionados que comenzaría el protocolo respectivo. Además, los jugadores mexicanos pidieron respeto hacia el rival.

A pesar de ello, los ánimos no se mermaron y el grito continuó, así que el central tomó el balón y caminó hacia el centro del campo. Conforme a lo establecido por la FIFA, en situaciones de ese tipo, la segunda ocasión que el silbante decida llamar la atención podrá detener el partido por un par de minutos.

Ya en los minutos finales, el Tri intentó ganar. Varias jugadas obligaron al arquero Marvin Philip a ensuciar su uniforme. El grito de gol fue ahogado después de que Rogelio Funes Mori anotó en posición inadecuada en fuera de lugar.

La desesperación se apoderó del conjunto mexicano, el cual no logró batir al portero trinitario (Foto: Kevin Jairaj/USA TODAY Sports)La desesperación se apoderó del conjunto mexicano, el cual no logró batir al portero trinitario (Foto: Kevin Jairaj/USA TODAY Sports)

Con este resultado, las críticas hacia el conjunto manejado por “Tata” Martino llegaron, pues a pesar de contar con gran parte de sus figuras europeas, México sufrió una abolladura en la corona de un torneo que ha sido calificado como de “chocolate” por algunos especialistas deportivos.

Ahora la selección nacional tendrá que prepararse de mejor manera para enfrentar a Guatemala el próximo miércoles 14 de julio. Cabe recordar que este equipo centroamericano tuvo que sustituir a Curazao debido a un brote de COVID-19 entre los integrantes.

Sobre la salud del Chuky, no se ha emitido ningún comunicado oficial por parte de la Federación Mexicana de Futbol. Lo último que se supo fue que la principal preocupación de los médicos radica en la herida que recibió en la ceja y el ojo. Aparentemente, la profundidad es considerable, por lo que será necesario evaluar y, en su caso, evitar un posible procedimiento quirúrgico para no extender su periodo de recuperación fuera de las canchas. De igual forma, el padre del futbolista informó que ingresó consciente a los estudios.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Deportes

Histórico: Argentina le ganó a Brasil y se consagró campeón de la Copa América

Línea de tiempo

Argentina

4-4-2
Argentina 1 0 Brasil Brasil

4-3-3
Copa Americasábado 10 julio 2021
Estadio
Estadio do Maracanã

Árbitro

Esteban Osto

Histórico. El Maracanazo bis. Cayeron todas las mochilas de Lionel Messi, los 28 años de sequía, los sufrimientos por las finales perdidas, las derrotas. Con gol de Di María, Argentina derrotó 1-0 a Brasil y se consagró campeón de la Copa América.

lo hizo con justicia. Porque aún sin grandes luces, jugó la final con seriedad, dejando hasta la última gota de sudor. Con un primer tiempo de concentración extrema, en el que sacó diferencia. Y con el aguante del segundo, con el padecimiento del gol anulado de Richarlison, de las dos atajadas de Dibu Martínez… Y las chance de Messi y De Paul del final, que pudieron haber disparado los festejos mucho antes, sin la necesidad del pitazo final de Ostojich.

El inicio resultó casi un juego de espejos. Con los dos equipos presionando bien arriba, dentro del área contrario, buscando bloquear los posibles receptores. Una vez con el balón, la Albiceleste buscó asegurar el balón, hacerlo correr, aún pecando de falto de ritmo, en pos de ganar confianza.

El inicio resultó intenso y áspero, con faltas al límite de ambos lados, como el planchazo de Fred a Montiel (lo dejó sangrando), que le valió una tarjeta amarilla, o la de Otamendi a Paquetá, similar, pero que no recibió amonestación por parte de Ostojich. Los roces llegaron hasta al banco de suplentes, donde se cruzaron los entrenadores Scaloni y Tite.

Play

Ninguno de los dos habían generado riesgo, hasta que a los 21 minutos De Paul soltó la pierna con un pase milimétrico al espacio que atacó Di María sobre la derecha. Y Fideo dibujó un globo excelso por encima de Ederson para abrir el marcador, tal como hizo en los 7 partidos de la Copa América. La conquista, por su factura similar, hizo recordar al grito del mediocampista que le dio la consagración a la Selección frente a Nigeria en la final de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

El gol le marcó el camino a Argentina: a espaldas de Renán Lodi, Di María encontró territorio firme para lastimar, tal vez el único resquicio con continuidad que ofreció el primer tiempo. A los 32?, una réplica furiosa que inició en De Paul derivó en Messi, quien aceleró, gambeteó y remató de zurda: su intento se marchó apenas ancho.

El duelo sostuvo la tónica de antes del tanto: asfixia mutua, espacios ínfimos. Los conducidos por Scaloni lograron aire cuando consiguieron algunos oasis de tenencia, a partir de la inteligencia de De Paul o los estiletazos de Paredes. Sin embargo, casi no sufrió en el área de Martínez. Algún titubeo en la pelota parada le dio alguna esperanza a Brasil. Lo concreto: Argentina llegó dos veces y sacó ventaja. Y mantuvo la concentración, el celo en las marcas y el orden con mucho sacrificio, al punto que lo mejor de Messi estuvo en el esfuerzo por participar activamente de la presión, con el overol tatuado.

El agradecimiento de Di María a De Paul por la gran asistencia (NELSON ALMEIDA / AFP)El agradecimiento de Di María a De Paul por la gran asistencia (NELSON ALMEIDA / AFP)

Tite jugó fuerte en el entretiempo: hizo ingresar a Roberto Firmino, atacante, por Fred. Eso denunció un cambio de postura, más agresiva, por parte del local. Y empezaron a llegar las situaciones para el dueño de casa. Primero, con el gol anulado por offside a Richarlison. Luego, con el tapadón de Dibu Martínez, también al punta del Everton de Inglaterra. Con mayor movilidad y Neymar en posición de enganche, de frente a la jugada, hizo más daño.

En consecuencia, la Selección buscó recuperar la vertical. Scaloni apostó por Guido Rodríguez, un 5 más posicional, por Paredes. Luego, le dio pista a Nicolás Tagliafico por el amonestado Lo Celso, pasando Acuña a la línea de volantes.

Con las modificaciones, Argentina se reacomodó. Incluso rescató varios balones con la presión alta, algo que había perdido en la primera porción del complemento. También sufrió grietas por la ansiedad y el apuro sobre el final. Dos veces Gabigol inquietó, con un remate que desvió Pezzella y con otro que rechazó Dibu Martínez.

Pero, dicho quedó, Argentina pudo definirlo antes. En la contra hilvanada con paciencia y toque que Messi, a tres minutos del epílogo, no logró definir. O ya en el descuento, cuando De Paul quedó mano a mano y ganó Ederson la puja.

"Que de la mano, de Leo Messi", cantaron los futbolistas tras el título (REUTERS/Ricardo Moraes)«Que de la mano, de Leo Messi», cantaron los futbolistas tras el título (REUTERS/Ricardo Moraes)

Pero la Selección jugó la final como lo pedía el partido. Y al fin alzó el trofeo. Como lo había hecho por última vez en 1993, en Ecuador, con aquel equipo que orientaba Coco Basile y tenía a Gabriel Batistuta como faro. Al fin y al cabo, terminó siendo el combinado de camino más firme. Los conducidos por Lionel Scaloni iniciaron la competición con una igualdad (1-1) ante Chile que les supo a poco. Pero más tarde ofrecieron actuaciones más convincentes ante Uruguay y Paraguay (ambos 1-0) y la goleada (4-1) ante Bolivia. En los cuartos pasaron algunos momentos de zozobra contra Ecuador pero justificaron el pase de ronda con la victoria (3-0) y el duelo en el que más angustia soportaron fue el posterior, frente a Colombia, cuando no consiguieron cerrar el pleito en los 90 minutos reglamentarios y recurrieron a los penales -con el inolvidable desempeño de Dibu Martínez- para clasificarse a la final. El invicto de Argentina lleva ya 20 compromisos. Señales que alimentan los merecimientos.

Y Messi, el Messi que colecciona coronas con el Barcelona, se probó por primera vez una con la Selección Mayor (ya la tenía con la Sub 20 -Mundial 2005- y la Sub 23 -JJOO 2008). Quedaron atrás las Copas América 2007, 2015 y 2016, más la definición del Mundial 2014 ante Alemania. Esta vez no miró el trofeo con recelo y con rencor. Lo levanta, orgulloso. El fútbol se lo debía. Y se dio en el templo de este deporte en Río de Janeiro. Así como Uruguay tuvo su Maracanazo en 1950, Argentina y Messi rubrican el suyo en 2021. Histórico. Inolvidable.

Otra postal conmovedora: el llanto de la Pulga tras la consagraciónOtra postal conmovedora: el llanto de la Pulga tras la consagración

Formaciones:

Argentina: Emiliano Martínez; Gonzalo Montiel, Cristian Romero, Nicolás Otamendi, Marcos Acuña; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes, Giovani Lo Celso, Ángel Di María; Lionel Messi y Lautaro Martínez. DT: Lionel Scaloni

Brasil: Ederson; Danilo, Marquinhos, Thiago Silva, Renan Lodi; Casemiro, Fred; Everton, Lucas Paquetá, Neymar; y Richarlison. DT: Tite

Estadio: Maracaná de Río de Janeiro

Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay)

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Deportes

Gilberto “Zurdo” Ramírez mantuvo su invicto frente a Sullivan Barrera por la vía del nocaut

En tan sólo cuatro rounds, Gilberto “Zurdo” Ramírez demostró su poderío boxístico y derrotó al cubano Sullivan Barrera para mantener su invicto.

Al ritmo de Bad Bunny y los corridos sinaloenses, el mexicano salió al ring del Banc of California Stadium para aumentar su récord de 41 peleas ganadas, 27 por nocaut, y cero perdidas. Del otro lado se encontraba Sullivan, que intentaba ser quien intentaría arrebatarle esa celebración.

Los primeros dos rounds fueron de reconocimiento. Ninguno de los pugilistas se hizo daño. El “Zurdo” intentó buscar a su rival, pero no logró conectar ningún golpe certero. No obstante, y a pesar de la cautela, recibió un guantazo en el rostro casi al final del segundo episodio, situación que detonó su actuación posterior.

Ya en el tercer periodo, Ramírez no escatimó en energía. Con decisión salió en la búsqueda de Sullivan. Algunos intercambios de golpes emparejaron la situación, pero el nacido en Mazatlán, Sinaloa, logró una combinación que culminó con el cubano de rodillas en la lona.

El cuarto round se desarrolló de manera similar. Después de algunos segundos, “Zurdo” cazó a su oponente y lo mandó a la lona después de un gancho en el abdomen. Sullivan se levantó para continuar el combate, pero cayó a la lona por segunda vez. En ese momento se detuvo la pelea a solicitud de la esquina rival.

Luego de la tercera caída a la lona, la esquina de Sullivan decidió no continuar (Foto: Twitter/@camilo_zamora)Luego de la tercera caída a la lona, la esquina de Sullivan decidió no continuar (Foto: Twitter/@camilo_zamora)

Al terminar esta magnífica actuación, Gilberto Ramírez aseguró que los golpes que le dieron la victoria no fueron fortuitos, pues los entrenó durante mucho tiempo y los calificó de “hermosos”.

Finalmente, le dedicó esta pelea a todos los mexicanos y retó al boxeador ruso Dmitry Bivol con un contundente mensaje: “tú eres el siguiente”.

 

Esta pelea significó su debut en la empresa Golden Boy Promotions y dar un paso más para igualar el récord de peleas invicto ostentado por Floyd Mayweather, boxeador que ganó 50 peleas, 27 de ellas por nocaut.

Gilberto Ramírez Sánchez se desempeña en la categoría de peso semipesado. De acuerdo con el ranking por categoría de ESPN, está catalogado como el quinto mejor exponente de las 175 libras, aunque fue el primer mexicano en conseguir el título de campeón en las 168 por la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Su promotor, Óscar de la Hoya, aseguró que el “Zurdo” se encuentra listo para enfrentar al mejor libra por libra del momento, Saúl “Canelo” Álvarez. A pesar de lo polémico que esto pueda sonar, respaldó las declaraciones y respaldó al ex pugilista para enfrentar al campeón unificado de las 168 libras.

Gilberto "Zurdo" Martínez se dijo listo para enfrentar al Canelo Álvarez en un futuro cercano (Foto: Instagram@zurdoramirez)Gilberto «Zurdo» Martínez se dijo listo para enfrentar al Canelo Álvarez en un futuro cercano (Foto: [email protected])

Durante una rueda de prensa previa a su pleito en contra del cubano Sullivan Barrera aseguró que “la pelea (con Canelo) sucederá en un futuro cercano y es bueno porque la gente ha pedido esa pelea. Esperan una guerra cada vez que dos mexicanos suben al ring. Tiene que suceder en México, sería increíble”.

Nació el 19 de junio de 1991 y es 11 meses más joven que el tapatío. Su primera pelea como profesional la encaminó en su estado natal a los 18 años de edad y derrotó por la vía del nocaut a su compatriota Jeseth Magallanes. Desde entonces, mostró grandes cualidades como púgil y ganó las siguientes cuatro peleas con el mismo método. En todo su historial suma 26 victorias por la vía del cloroformo.

Aunque, al igual que Álvarez, tuvo grandes actuaciones en las dos categorías inferiores a las 168 libras, en diversas ocasiones ha manifestado la dificultad para llegar a las peleas con el peso justo. De esa forma, decidió incursionar una categoría más arriba, como peleador semipesado, donde se siente más cómodo, fuerte y enfrentará al cubano Sullivan Barrera bajo la representación de Golden Boy Promotions.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto