Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

‘Estafilococo hominis’, la bacteria que mató a dos bebés en Chiapas

La muerte de dos recién nacidos y la hospitalización de otros 29 en la comunidad de La Pimienta, en el municipio de Simojovel, Chiapas, se debió a una bacteria llamada Estafilococo hominis, comúnmente alojada en la piel, y no a la vacuna que se les aplicó, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Javier Dávila, director de Prestaciones Médicas, indicó que la segunda fase de la investigación arrojó que la única vacuna aplicada en común a los niños fue la de Hepatitis B, por lo que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) analizó el lote completo de 100 mil vacunas y determinó que estaba debidamente certificado y bajo la norma.

El análisis determinó que la vacuna no estaba defectuosa y no perdió su cadena de frío; por lo tanto, la contaminación bacteriana se dio durante el procedimiento de manejo y aplicación.

“Los resultados de los cultivos de sangre arrojaron la presencia de contaminación externa local, ajena al biológico de la vacuna, en particular bacterias, lo cual era coincidente con los cuadros clínicos de los niños hospitalizados”, aseguró el doctor Dávila.

Los análisis de la Cofepris ratificaron que no se registró ningún otro caso de reacciones adversas en las más de 100 mil dosis aplicadas en diversas partes del país, de octubre a la fecha, provenientes del mismo lote, indicó Rocío Alatorre, comisionada de Evidencia y Manejo de Riesgos.

De acuerdo con el IMSS, en la literatura médica internacional no existe evidencia en donde un porcentaje tan alto de personas haya presentado reacciones tan severas y de estas características por la aplicación de la vacuna contra la Hepatitis B ni por ninguna otra.

Dávila detalló que esta segunda etapa estuvo a cargo de un grupo de epidemiólogos, toxicólogos, pediatras e infectólogos, así como del laboratorio de microbiología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición de la Secretaría de Salud, quienes  determinaron que se trató de esa bacteria (Estafilococo hominis), común en la piel de las personas, como en las manos, “y provino de una sola fuente de contaminación”, lo que ocasionó la muerte e infección de los bebés.

Explicó que estos hallazgos descartan otro tipo de bacterias, como las que se encuentran en el sistema gastrointestinal y en las vías respiratorias. Los estudios moleculares realizados demostraron que el Estafilococo hominis aislado en los diferentes pacientes fue el mismo, es decir, que la bacteria provino de una sola fuente de contaminación.

Sobre los bebés hospitalizados, el Seguro Social confirmó que 27 han sido dados de alta con un buen estado de salud y han regresado con sus familias a sus comunidades. Solo dos niños permanecen hospitalizados y se encuentran estables.

Sobre estos hechos, se confirmó que la Procuraduría General de Justicia de Chiapas, la Procuraduría General de la República (PGR), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y el Órgano Interno de Control del IMSS iniciaron de oficio las investigaciones correspondientes, por lo que el pasado viernes 15 de mayo la Cofepris envió los resultados de las pruebas.

El IMSS dio a conocer que continuarán con las investigaciones para esclarecer los hechos y seguirán asumiendo los compromisos con los familiares de los menores afectados y fallecidos, así como las indemnizaciones correspondientes.

A principios de mayo suspendió de manera preventiva a escala nacional la aplicación de vacunas BCG (Tuberculosis), Rotavirus y Hepatitis B, luego de que dos bebés fallecieron. Asimismo, inició una investigación para identificar la causa de la afectación a 31 menores, que presentaron reacciones adversas presuntamente asociadas a la aplicación de estas vacunas.

Milenio

Salud y Bienestar

Declaran al talco como probablemente cancerígeno para los humanos

La Organización Mundial de la Salud (OMS)clasificó al talco como “probablemente cancerígeno” para los humanos, de acuerdo con un informe del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, dependiente de ese organismo internacional, (CIRC/IARC) que fue publicado en la revista The Lancet Oncology.

En el mismo informe se incluyó al acrilonitrilo —un compuesto orgánico que se utiliza principalmente en textiles y plásticos— al que clasificó como “cancerígeno”.

El talco, un mineral natural extraído en diversas regiones del mundo, ha sido asociado con un riesgo aumentado de cáncer de ovario en estudios parciales en seres humanos y pruebas suficientes en animales de laboratorio. La exposición al talco se da principalmente en entornos laborales durante su extracción, molienda o procesamiento, así como en la fabricación de productos que lo contienen.

Para la población en general, el uso de cosméticos y polvos corporales que contienen talco representa la principal fuente de exposición. Sin embargo, no se puede descartar la posible contaminación del talco con amianto —un producto calificado como cancerígeno— en varios estudios humanos.

Por este motivo, los expertos no descartan ciertos sesgos en los estudios que han mostrado un aumento en la incidencia de cáncer.

En un comunicado de prensa, la OMS informó respecto de la evaluación realizada sobre el talco: “Después de revisar exhaustivamente la literatura científica disponible, el grupo de trabajo de 29 expertos internacionalesclasificó el talco como probablemente cancerígeno para los seres humanos (Grupo 2A) basándose en una combinación de pruebas limitadas para el cáncer en humanos (para el cáncer de ovario), evidencia suficiente para el cáncer en animales de experimentación y fuertes evidencia mecanicista de que el talco exhibe características clave de carcinógenos en células primarias humanas y sistemas experimentales”.

La OMS clasifica al talco como "probablemente cancerígeno" para los humanos
La OMS clasifica al talco como «probablemente cancerígeno» para los humanos

Aclaró, seguidamente, que “la clasificación del Grupo 2A es el segundo nivel más alto de certeza de que una sustancia puede causar cáncer”.

De esta forma, los expertos señalaron que “hubo numerosos estudios que mostraron consistentemente un aumento en la incidencia de cáncer de ovario en humanos que informan sobre el uso de talcos corporales en la región perineal. Aunque la evaluación se centró en el talco sin contener amianto, la contaminación del talco con amianto no pudo excluirse en la mayoría de los estudios de humanos expuestos”.

El informe también menciona que en junio, la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson (J&J) llegó a un acuerdo con la justicia de 42 estados en Estados Unidos en un caso relacionado con el talco, acusado de causar cánceres. A pesar de ello, una síntesis de estudios publicada en enero de 2020, basada en 250.000 mujeres en Estados Unidos, no encontró un vínculo estadístico entre el uso de talco en las partes genitales y el riesgo de cáncer de ovario.

En la década de 1970, surgió preocupación por la contaminación del talco con amianto, un mineral a menudo encontrado cerca de las fuentes de talco. Subsecuentes estudios indicaron un mayor riesgo de cáncer de ovario en las usuarias de talco.

La OMS advirtió que “también se observó cáncer de ovario en estudios que analizaban la exposición ocupacional de mujeres expuestas al talco en el industria de la celulosa y el papel. Sin embargo, no se puede excluir la confusión por la coexposición al asbesto. El aumento de la tasa se basó en un pequeño número de cánceres de ovario en esos estudios ocupacionales”.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto