Conecta con nosotros

Resto del mundo

Japón: el terremoto de 8,1 grados dejo más de 10 heridos

Más de diez personas resultaron heridas por el terremoto de 8,1 grados Richter que golpeó Japón este sábado, el segundo mayor desde 1885 en el país asiático, aunque a pesar de su fuerza no se derrumbó ningún edificio, informaron este domingo las autoridades niponas.

La mayoría de las heridos se localizaron en Tokio y sufrieron daños leves como resultado de caídas o de accidentes domésticos, según reveló la Agencia de bomberos de Japón.

El fuerte seísmo, que se produjo a las 20.24 horas del sábado (11.24 GMT), tuvo su hipocentro a 682 kilómetros de profundidad en las lejanas islas Ogasawara, pertenecientes a la prefectura de Tokio aunque situadas a más de 1.000 kilómetros al sur de la capital nipona.

En un principio, la Agencia meteorológica deJapón cifró en 8,5 de la escala Richter el seísmo pero revisó esta cifra a 8,1, lo mismo que ocurrió con su profundidad que tras el terremoto se situó en 590 kilómetros.

El temblor con epicentro en alta mar y que no causó alerta de tsunami se dejó sentir en la práctica totalidad del territorio japonés, pero debido a su lejanía y profundidad no se han registrado graves daños materiales o personales, señalaron los expertos.

Su intensidad superó la del terremoto de 7,3 grados Richter de Kobe (centro) que en 1995 causó la muerte de más de 6.000 personas.

La Agencia meteorológica nipona apuntó que el de ayer fue el segundo mayor terremoto en Japón desde 1885, solo superado por el gran seísmo del 11 de marzo de 2011, que alcanzó una magnitud de 9 grados Richter y azotó fatalmente la región noreste del país.

En Tokio muchas líneas de tren y metro se vieron afectadas por lo que se vivió cierto caos en las primeras horas de la noche del sábado en la gigantesca red de transporte de la capital niponas.

También en Tokio, más de 100 personas se quedaron atrapadas en el museo Mori, que se sitúa en la planta 53 de la torre Roppongi Hill, debido a que los ascensores dejaron de funcionar tras el seísmo y los afectados tuvieron que esperar más de dos horas hasta poder abandonar el edificio, según recoge la agencia Kyodo.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las infraestructuras están especialmente diseñadas para aguantar los temblores.

EFE

Resto del mundo

Pide Biden a Trump trabajar juntos para aprobar un acuerdo migratorio

Joe Biden insistió en la «necesidad» de que el Congreso apruebe un proyecto de ley, el cual incluye restricciones al derecho al asilo y ayuda para Ucrania e Israel.

Washington.- El mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, le pidió este jueves al expresidente y líder republicano Donald Trump que trabaje a su lado para conseguir apoyo suficiente en el Congreso a un acuerdo migratorio que se hundió en el Senado ante el rechazo de los opositores.

Durante una visita a la ciudad fronteriza de Brownsville, al sur de Texas, Biden insistió en la «necesidad» de que el legislativo apruebe un proyecto de ley, pactado por un grupo bipartidista de legisladores, que incluye financiación para las autoridades migratorias, al igual que restricciones al derecho al asilo y ayuda para Ucrania e Israel.

«Esto es lo que le digo al señor Trump: únase a mí o me uno yo a usted para que digamos al Congreso que apruebe el proyecto bipartidista de seguridad fronteriza», señaló el mandatario, tras haberse reunido con miembros de la Patrulla Fronteriza y autoridades migratorias.

El demócrata, quien aspira la candidatura de su partido para las presidenciales de noviembre, aseguró que los funcionarios con los que habló le comunicaron que necesitan más apoyo económico.

«Necesitan desesperadamente más recursos, necesitan más agentes, más oficiales, más jueces, más equipo para asegurar nuestra frontera», destacó Biden.

El polémico acuerdo, que nació tras largas negociaciones en las que participaron funcionarios de la Casa Blanca, fue bloqueado por la bancada republicana del Senado a inicios de febrero.

El proyecto mezclaba la ayuda a Ucrania e Israel, las dos principales prioridades de política exterior del Gobierno de Biden, con la cuestión de la frontera, un asunto espinoso en año electoral.

La inmigración a través de la frontera con México, que ha alcanzado cifra récord en el último año, se ha convertido en un tema central de campaña tanto para Biden como para Trump, quien se posiciona ya como el favorito para la candidatura de su partido.

Las negociaciones en el Senado fueron un reflejo de la dificultad de avanzar en cuestiones que toquen la migración antes de unas elecciones:los republicanos rechazaron el acuerdo a pesar de que incluía las mayores restricciones migratorias en décadas.

Trump se posicionó públicamente en contra de este acuerdo y a su vez, según informaron medios estadounidenses, llamó personalmente a algunos legisladores para presionarlos a votar en contra.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto