Conecta con nosotros

Resto del mundo

Los periodistas españoles David Beriáin y Roberto Fraile, asesinados mientras grababan un reportaje en Burkina Faso

Los dos periodistas españoles que fueron secuestrados este lunes tras sufrir un ataque en el este de Burkina Faso, han sido asesinados, según ha informado, a falta de una confirmación oficial de las autoridades del país, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

Se trata de los periodistas españoles David Beriáin y Roberto Fraile que estaban trabajando en un reportaje junto a un periodista irlandés y un burkinés. Estaban una zona muy peligrosa donde hay milicias, grupos terroristas y bandidos.

El suceso ha ocurrido en la zona de Pama, donde individuos armados emboscaron a una patrulla de unos cuarenta efectivos burkineses contra la caza furtiva, en la que iban empotrados los periodistas españoles.

PUBLICIDAD

El este y el norte de Burkina Faso han sufrido un aumento de la inseguridad durante los últimos años, especialmente a causa del repunte de los ataques por parte de grupos yihadistas, entre ellos la rama de Al Qaeda en el Sahel, el Grupo para el Apoyo del Islam y los Musulmanes (JNIM), y Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS), que han provocado además un incremento de los enfrentamientos intercomunitarios.

Según ha explicado González Laya en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, aunque la información aún es «confusa», todo indica que dos de los cadáveres encontrados en el lugar del ataque corresponden a los dos periodistas españoles que, junto a un reportero irlandés, estaban realizando un documental sobre la caza furtiva en la región.

David Beriáin tenía su productora audiovisual, 93 metros, junto a su esposa, Rosaura Romero. Beriáin, de 44 años, era un habitual de los reportajes televisivos fuera de nuestras fronteras.

Por su parte, Roberto Fraile, de 47 años y con dos hijos, era un veterano cámara que también se curtió en reportajes en zonas peligrosas como en diciembre del 2012 cuando fue herido mientras cubría la guerra siria en Alepo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Resto del mundo

El director de una empresa de EE.UU. es despedido tras aparecer en un video acosando a un joven que llevaba un vestido a su baile de graduación

El director general de una empresa de telemedicina de Tennessee (EE.UU.) fue despedido después de ser captado en vídeo acosando a un adolescente que llevaba un vestido a su baile de graduación el pasado sábado por la noche.

En el vídeo, grabado por el novio del adolescente y publicado originalmente en TikTok, se puede ver al ya ex director general de VisuWell, Sam Johnson, discutiendo con el estudiante, que lleva un vestido rojo de mujer.

En la grabación, se oye a Dalton Stevens, estudiante de último año de secundaria, decirle a Johnson: «He elegido lo que quiero llevar, así que puedes irte a la mierda», a lo que el hombre responde: «¿Es eso cierto?». El adolescente entonces se aleja de Johnson, pero este le sigue y le espeta: «Pareces un idiota».

En ese momento, Johnson parece intentar golpear el teléfono del novio de Stevens, Jacob Geittmann. Luego, fuera de cámara, se oye a Stevens decir: «Lo siento, soy precioso», a lo que Johnson responde: «¿Lo eres?»

El vídeo termina con voces fuera de cámara, al parecer de adultos, pidiéndole a Johnson que detenga su actitud.

«Es solo un baile de graduación. Son niños, es un grupo de niños. Vamos, amigo», dice uno de los presentes.

Johnson se convirtió en tendencia en redes sociales el lunes después de que el vídeo provocara múltiples reacciones de activistas que denunciaron lo ocurrido como un caso de homofobia y acoso.

«Si este es Sam Johnson en Nashville, Tennessee, el CEO de @VisuWell, estratega de crecimiento de tecnología de la salud, casado con Jill Johnson, que pueden residir en Franklin, Tennessee, parece que se muere por ser famoso en línea», tuiteó la comediante Kathy Griffin.

En un comunicado oficial publicado el lunes, la compañía condenó «inequívocamente el comportamiento exhibido por Sam Johnson» en el video y anunció su cese del cargo.

«Después de investigar el asunto y hablar con las personas involucradas, la junta directiva de VisuWell ha optado por despedir al Sr. Johnson de su posición como director ejecutivo con efecto inmediato».

Acusaciones «totalmente falsas»

Por su parte, Johnson afirmó que su problema no era la vestimenta de Stevens, sino el comportamiento demostrado por los jóvenes en un lugar público.

El hombre dijo a NewsWeek que las acusaciones contra él son «totalmente falsas», alegando que los adolescentes estaban siendo «odiosos» y «ruidosos» y que se dirigió a ellos para pedirles que «bajaran el tono de las vulgaridades ante las familias y los niños que estaban presentes», incluida la suya.

«Acabábamos de sentarnos a cenar en un restaurante que frecuentamos, y yo volvía del baño cuando me vi expuesto a sus fuertes groserías», dijo Johnson. «Convertirlo en algo sobre el vestido fue idea suya y editaron la mayor parte del intercambio», añadió.

Por su parte, Geittmann explicó que que su novio decidió ir vestido así al baile de graduación en un esfuerzo por «romper el estigma en torno a los hombres que llevan vestidos», dijo en TikTok

«Estaba guapísimo, a todo el mundo le encantó, nadie tuvo ningún problema», añadió.

El adolescente contó que Johnson comenzó a acosar a su novio con «bromas homofóbicas» cuando la pareja estaba a punto de salir del hotel donde se había estado tomando fotos.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

La restricción a un tipo de pescado siembra de dudas el plan de Japón para verter al mar las aguas radiactivas de Fukushima

El Gobierno de Japón anunció la semana pasada una restricción a la venta de una especie local de pescado de roca cuando se capture en aguas cercanas a la prefectura de Fukushima, donde se encuentra la central nuclear que resultó gravemente afectada por el terremoto de 2011.

El pez en cuestión, conocido en el mercado local como ‘kurosoi’, ha servido en varias ocasiones como indicador de los niveles de contaminación de las aguas del Pacífico y en la última medición se detectó un exceso de cesio radiactivo casi tres veces superior al límite establecido. En un ejemplar capturado el 1 de abril frente a la ciudad de Minamisoma, a aproximadamente 13 kilómetros de la costa, se detectaron 270 bequerelios de actividad radiactiva por kilo de peso.

En opinión de expertos chinos citados por el periódico Global Times, este nuevo veto a la comercialización de esta especie demuestra que las autoridades japonesas «mintieron en relación al nivel de contaminación nuclear del agua» que la operadora de la central, la empresa TEPCO, quiere verter al océano. Los expertos instan al Gobierno japonés a prestar atención a los datos científicos «en vez de confundir al público con pseudociencia» y dañar «aún más la cadena alimentaria humana y marina».

Contaminación variable

Que repetidamente se hayan capturado peces con contaminación excesiva es una situación preocupante, y la decisión del Gobierno japonés de restringir la pesca «ha empeorado aún más las cosas» para los pescadores de Fukushima, comentó en declaraciones al medio Shaun Burnie, experto de la ONG Greenpeace East Asia.

Por su parte, Shang Qi, investigador de Salud Ambiental, no duda en calificar de «mentira» el plan de Japón de diluir las sustancias peligrosas hasta dejarlas en una séptima parte para luego verterlas al mar. Según sostiene, la dilución no tiene sentido para cantidades totales de emisiones de la radiación, ya que lo que puede degradarse es la materia orgánica, no los materiales nucleares.

Además, Shang explicó que las sustancias radiactivas halladas dentro de los peces se originan en otras especies marinas también contaminadas, y no solo en el agua contaminada. En este sentido, el experto conjetura que si la vida marina en la cadena alimentaria inferior contiene sustancias radiactivas y luego es consumida por los eslabones superiores, la densidad radiactiva acumulada en ese tope podría ser decenas de miles de veces mayor que la del agua contaminada vertida al mar.

Intereses de pesca contra la desconfianza de los consumidores

Desde la Asociación Cooperativa de Pesca de Fukushima indicaron al medio chino que la nueva prohibición es un caso aislado y que es probable que ninguna otra especie marina que vive en las aguas de Fukushima contenga material radiactivo, algo que ponen a prueba los pertinentes exámenes que llevan a cabo con regularidad.

Sin embargo, el exvicepresidente de la Universidad Oceánica de Guangdong, Zhu Jianzhen, recuerda en declaraciones a Global Times que ese gremio nipón aboga por los intereses de la industria. Reconocer abiertamente que, posiblemente, otros organismos marinos contienen materiales radiactivos sería un golpe para la pesca en Fukushima y aumentaría aún más la desconfianza de los consumidores hacia el pescado y los mariscos producidos en el departamento.

En el primer año posterior a la tragedia de Fukushima, los niveles de emisión radiactiva registrados en los peces de la región por la operadora TEPCO eran mucho mayores, de hasta los 38.000 becquereles por kilo, precisamente en un espécimen del pescado de roca negro que capturaron en agosto de 2012 a 25 kilómetros de la central nuclear.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto