Conecta con nosotros

Resto del mundo

Los periodistas Maria Ressa y Dmitry Muratov, Premio Nobel de la Paz 2021

Los periodistas Maria Ressa y Dmitry Muratov han sido elegidos coganadores este año del Premio Nobel de la Paz 2021 por sus «valientes» esfuerzos para proteger la «libertad de expresión, que es una condición indispensable para la democracia y una paz duradera», en Filipinas y Rusia. «Son representantes de todos los periodistas que defienden esta idea en un mundo en el que la democracia y la libertad de prensa se enfrentan a condiciones cada vez más adversas».

Este año, todavía marcado por la pandemia de coronavirus y las desiguales campañas de vacunación, el Comité Noruego del Nobel —formado por cinco selectos miembros elegidos por el Parlamento del país— ha preferido finalmente a estos periodistas por encima de otros candidatos que también han sonado fuerte para uno de los Nobel más polémicos, como la jovencísima activista medioambiental Greta Thunberg, que repite por tercer año consecutivo en las quinielas; la líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanóvskaya; la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su (polémica) gestión de la pandemia de covid-19, o el opositor Alekséi Navalni, encarcelado en Rusia.

Maria Ressa es una periodista filipina fundadora del portal Rappler, desde donde «expone el abuso de poder, el uso de violencia y el creciente autoritarismo» en Filipinas, ha defendido la portavoz del Comité Noruego, quien ha hecho referencia a las investigaciones de Rappler sobre la ‘guerra contra la droga’ del Gobierno filipino, que se ha cobrado miles de vidas. Por sus investigaciones, la propia Maria Ressa ha sido blanco de las críticas del presidente filipino Rodrigo Duterte.

En 2021, ha sido también galardonada con el Premio Mundial de la Libertad de Prensa otorgado por la Unesco. Dmitry Muratov es director del periódico ruso ‘Novaya Gazeta’, «el periódico más independiente en Rusia hoy día y con una actitud fundamental crítica con el poder», según el Comité Noruego del Nobel. «Su profesionalismo e integridad les han hecho una fuente importante de información en aspectos sensibles de la sociedad rusa raramente mencionados en los medios generales: desde corrupción a violencia policial, fraudes electorales y el uso de la fuerza militar rusa tanto dentro como fuera del país», ha señalado la portavoz durante el anuncio de los premios.
Unos premios muy polémicos

Según el deseo de Alfred Nobel, creador de los premios, el Nobel de la Paz debe reconocer a quienes hayan contribuido «a la eliminación o reducción de armamento, al hermanamiento de los pueblos y contribuir a la paz en el último año». Por su alto componente político, el Nobel de la Paz es especialmente polémico, con ganadores como el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Ali, ahora inmerso en una guerra civil contra los rebeldes de la región del Tigray y sobre el que incluso pesan acusaciones de genocidio y limpieza étnica, la birmana Aung San Suu Kyi o Barack Obama.

A lo largo de su historia, y quizá para intentar alejarse de la polémica, el Nobel de la Paz se ha entregado también a reconocidos activistas, como Desmond Tutu, Andrei Sajarov o Teresa de Calcuta. La inclusión de activistas entre los galardonados por el Premio Nobel de la Paz —una decisión que ya de por sí trajo cierto debate por el cambio de rumbo en lo que se había entendido siempre como la intención original de Nobel— comenzó en 1952, cuando el ganador fue Albert Schweitzer, fundador de un hospital en Gabón. Posteriormente, se han dado también a organizaciones, como el Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas (Acnur).

Al interpretar la instrucción de Nobel de manera más abierta, el Comité Noruego ha incluso entregado en ocasiones anteriores el Nobel de la Paz a activistas medioambientales, como en 2004 a la keniana Wangari Maathai o —compartido— al exvicepresidente estadounidense Al Gore en 2007, por sus «esfuerzos en propagar el conocimiento sobre el cambio climático creado por el hombre».

El Premio Nobel de la Paz incluye este año un monto de 10 millones de coronas suecas, unos 956.876 euros. Según el Instituto del Nobel, este año han sido nominadas 329 candidaturas, de las cuales son 234 personas individuales y 95 organizaciones, pero no se conocerá la lista completa hasta dentro de 50 años.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad Caleb Ordoñez 

Nota Principal

Tiroteo en una escuela de Texas: la policía confirmó que hay cuatro heridos y buscan al sospechoso

Al menos cuatro personas resultaron heridas por disparos este miércoles durante una pelea en el instituto de secundaria de Timberview en la localidad de Arlington, en Texas (EE.UU.), donde el autor de los tiros se dio a la fuga.

En una rueda de prensa, el jefe adjunto de la Policía de Arlington, Kevin Kolvye, explicó que una de las víctimas sufrió heridas leves y rechazó tratamiento médico, mientras que los otros tres fueron llevados a un hospital

La policía identificó a Timothy George Simpkins, de 18 años, como principal sospechoso del suceso.

“Llame al 911 si conoce el paradero de Timothy George Simpkins, de 18 años, que puede estar conduciendo un Dodge Charger 2018 Silver con matrícula PFY-6260?, escribió la policía de Arlington en Twitter junto a una foto del joven.

El sospechoso señalado por la policíaEl sospechoso señalado por la policía

Según las investigaciones preliminares, las autoridades creen que hubo un pelea en una de las aulas en la segunda planta entre dos estudiantes y que uno de los dos empleó un arma.

La Policía indicó que no se trata de un suceso de violencia fortuita en el centro, sino que fue una pelea.

Durante el suceso se cerraron los accesos al centro educativo y los estudiantes y profesores estuvieron confinados en las aulas y oficinas del instituto.

Imágenes de televisión en vivo mostraron una fuerte presencia policial alrededor de la escuela, con oficiales armados registrando el extenso campus y camiones de bomberos en la escena.

Las imágenes en vivo también mostraron una línea de ambulancias y vehículos del departamento de bomberos en el exterior de la escuela, pero no se pudo ver a las personas que estaban siendo tratadas por lesiones. Una persona publicó en las redes sociales un video que mostró a alumnos escondidos en un aula mientras afuera se oyen disparos.

También se podía ver una flota de autobuses escolares amarillos preparándose para evacuar a los estudiantes de la escuela.

Timberview tiene unos 1.900 estudiantes de noveno a duodécimo grado. El extenso complejo se inauguró en 2004.

(Captura de pantalla)(Captura de pantalla)

El suceso se produjo pocos días después de un tiroteo en una escuela autónoma de Houston en la que quedó herido un administrador.

Después de un año dedicado principalmente a aprender en línea, las escuelas estadounidenses han regresado al aula, reviviendo el miedo a los tiroteos en el campus, con múltiples incidentes a pequeña escala reportados en las últimas semanas.

Más de 248.000 estudiantes han estado expuestos a la violencia con armas de fuego en las escuelas desde que 13 personas murieron en la masacre de Columbine High School en Colorado en 1999, según datos compilados por The Washington Post.

La cifra incluye a los involucrados, incluyendo los testigos y los que se vieron obligados a evacuar las instituciones educativas cuando estallaron los disparos.

En 2018, hubo 25 tiroteos en escuelas y 23 más en 2019.

El tiroteo escolar reciente más mortífero en los Estados Unidos tuvo lugar en 2018, cuando 17 estudiantes murieron en un tiroteo de un ex alumno en una escuela secundaria en Parkland, Florida.

El mismo año ocurrió el tiroteo escolar más mortífero en Texas, cuando un joven de 17 años armado con una escopeta y una pistola abrió fuego en Santa Fe High School cerca de Houston, matando a 10 personas, la mayoría de las cuales eran estudiantes.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Legionarios de Cristo crearon tres fideicomisos en un paraíso fiscal, revela Pandora Papers

Sacerdotes y empresarios cercanos a la congregación religiosa los Legionarios de Cristo crearon entre 2010 y 2011 una intrincada red de fideicomisos y empresas subsidiarias que opera desde un paraíso fiscal y que acumuló 295 millones de dólares en activos en empresas del sector inmobiliario, petrolero y tecnológico.

Como parte del escándalo fiscal, revelado el pasado domingo, denominado Pandora Papers, en la investigación particular de la orden religiosa colaboraron el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ), la organización Quinto Elemento Lab, el diario italiano L’Espresso y la revista Proceso.

Cabe destacar que esta estructura financiera vio la luz hace una década, justo en el momento que El Vaticano tenía en la mira a los Legionarios de Cristo por escándalos de abuso sexual, y donde ya se mencionaba la opacidad en las finanzas.

La corporación acepta que crearon la estructura con el objetivo de recibir donaciones, pero que nunca tuvo información de los fideicomisos que se mencionan en la investigación y que involucran inversiones en tres decenas de empresas en Nueva Zelanda, un conocido paraíso fiscal.

En 2010, el entonces papa Benedicto XVI instruyó al cardenal Velasio de Paolis, encargado de las finanzas del Vaticano, que ordenara el tema de los recursos de la Curia.

Tres días antes de su nombramiento la Iglesia creó The Retirement and Medical Charitable Trust (Fideicomiso Caritativo Médico y de Jubilación, RMCT), con el propósito de “recaudar donaciones y hacer inversiones” para “apoyar económicamente a miembros retirados, afectados mentalmente, o heridos en algún accidente”, según el acta de creación.

La investigación publicada en el diario español El País, revela que “detrás de la fachada benefactora, sin embargo, se erigía una estructura formada por otros dos fideicomisos que invertía millones de dólares cada año en una cartera demasiado exótica para una congregación conocida por su doctrina conservadora”.

Esos otros dos fideicomisos involucran al sacerdote mexicano Luis Garza Medina, y dos de sus hermanos empresarios, quienes abrieron el 15 de noviembre de 2011 Salus Trust y AlfaOmega Trust, entidades que se utilizaban para invertir en cientos de proyectos en todo el mundo.

“En esa estructura inyectaron millones de dólares que, según explican, provenían de ‘una herencia familiar’. De acuerdo con las actas de creación, ambos contaban con 100 dólares de capital inicial y los fondos incorporados posteriormente consistían en ‘transferencias bancarias’ de dinero en efectivo y posiblemente acciones del grupo empresarial mexicano ALFA, fundado por la familia de Garza Medina”, revela la investigación.

Los periodistas involucrados en los Pandora Papers definen que “es incierto si el Vaticano sabía de estos fideicomisos en Nueva Zelanda. Los Legionarios de Cristo han explicado que ‘las instituciones religiosas no tienen la obligación de enviar información detallada al Vaticano sobre la organización o decisiones financieras internas’”.

Todo lo encontrado contradice lo expresado en 2017, cuando se había revelado en el escándalo de los Panamá Papers que los Legionarios de Cristo tenían un entramado offshore.

“Hoy la Legión de Cristo no tiene compañías offshore ni tiene recursos en compañías offshore”, afirmó entonces el portavoz global, Aaron Smith. “Fueron creadas cuando el padre Marcial Maciel era administrador general, y luego fueron cerradas”, agregó.

Agencias

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto