Conecta con nosotros

Opinión

Lucharán quienes luchen. Por Itali Heide

Itali Heide

La navidad es una fecha que se esperaba todo el año, la pascua también emocionaba. La cuenta regresiva del cumpleaños se contaba con los dedos y se esperaba con ansias la noche de Halloween. El Día de la Bandera, de la Independencia, de los Maestros, eran esperados por pasar un día menos en la escuela, más no celebrados con tanta emoción. Para el Día de la Madre y del Padre, se hacían regalitos hechos con amor en la escuela y para el Día de los Abuelos se les abrazaba con mucho cariño. ¿Pero el Día Internacional de la Mujer? Con menos de una semana antes del día que conmemora a la mujer desde 1975, vale la pena cavar un poco más profundo.

En mi memoria, apenas existía. No era un día que esperara con ansias, y mucho menos que me preocupara y pensara en él. No fue hasta la edad adulta que se hizo presente, e incluso en ese momento se redujo a imágenes de Piolín con frases sin sentido inundando las redes, declarando que <las mujeres son el mayor tesoro de la tierra>. No es que me desagradara el día, pero me parecía ridículo recibir un <felicidades por ser mujer> de la misma sociedad que las oprime, violenta y mata.

Con el paso del tiempo, habiendo conectado con personas apasionadas y comunidades fortalecidas, el día empezó a representar un símbolo de empoderamiento. Más que un festejo, el 8 de marzo es una conmemoración y un recordatorio de la lucha que por siglos ha definido el reconocimiento de las mujeres en la sociedad. A medida que los movimientos por los derechos de las mujeres han ganado adeptos en los últimos años, se aportó un nuevo significado a un día que suele celebrarse en lugar de recordarse (aunque la celebración sea bien intencionado). Su historia también delata la importancia de su recuerdo: las semillas de la fecha se plantaron en 1908, cuando 15 mil mujeres se manifestaron en Nueva York, exigiendo jornadas laborales justas, salarios dignos y el derecho al voto.

En años anteriores, las marchas y los movimientos sociales han proporcionado espacios para que las mujeres se unan y conmemoren este día, especialmente en México, donde la violencia contra las mujeres es un hecho cotidiano. Con una pandemia que hace estragos, muchas deciden mostrar su apoyo de manera virtual.

Quizás la situación impida que todas las mujeres salgan a la calle a pedir justicia, pero la magia de la tecnología le regala voz a las mujeres y los hombres que decidan alzarla, poniendo su granito de arena para mover hacia el futuro que promete equidad total y la libertad de vivir sin miedo.

Este año, será un poco diferente. Marcharán quienes marchen, gritarán quienes griten, llorarán algunas, sentirán todas, pensarán quienes piensen, lucharán quienes luchen, pintarán paredes, quemarán lo innecesario, publicarán lo importante, escribirán la historia, escribirán tweets emotivos y recordarán las palabras exigidas para el futuro. En un mundo que ofrece un millón de maneras de ser voz, es sólo cuestión de escoger nuestra arma. Lejos del cliché, cada voz cuenta cuando queremos cambio, y el cambio radica en las voces de los que luchan por conmemorar y seguir luchando, día a día.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Opinión

Opinión: Los niños perdidos en el país de nunca jamás

Nunca había sentido tan acertada una referencia… no sé si alguien recuerda a los niños perdidos que viven en el país de nunca jamás, pero me pareció tan semejante lo que estamos viviendo con nuestros niños actualmente.

Ya sé que no es un tema nuevo y que probablemente lo hayan leído más de una vez, pero no puedo dejar de pensar cómo están siendo relegados los niños en este país. Es increíble que sigamos dejando a nuestros niños olvidados, como si no existieran, como si no importaran. ¡Si son lo más valioso que hay!. A muchas personas les gusta referirse a ellos como “el futuro”, y lo son, pero ¿qué es un futuro sin presente? Ellos importan hoy como niños, y mañana como futuros adultos. No es posible que nadie se haya detenido a pensar en ellos. En sus necesidades, en su desarrollo, en su bienestar.

Siguen avanzando las cosas, sigue volviendo un poco el ritmo de vida, pero los niños….perdidos. Abren bares, restaurantes, centros comerciales… y los niños siguen sin poder acompañarnos por la leche al Oxxo. Las escuelas muertas. Nada tiene sentido. En que cabeza cabe que un adulto en un bar será más prudente que un niño en una escuela. Veo a mis hijos como han adaptado el uso de cubrebocas, la costumbre de usar gel antibacterial, y lavarse las manos cada vez que llegan a un lugar. Ellos respetan mucho mas de lo que son respetados.

Me cuesta mucho pensar que no lo sepan quienes están deteniendo estas actividades para ellos, no creo que no se les haya ocurrido un aforo mínimo en escuelas, un reconocimiento a su capacidad de responder, confiar un poquito en ellos….que a decir por las acciones, son mucho mas razonables que quienes toman decisiones.

Vivimos en el país que nunca jamás piensa en sus niños, que nunca jamás busca su bienestar…pero me da infinita tristeza ver como para ellos los niños son inexistentes, invaluables….no dejemos que nuestros niños estén perdidos, hagamos lo que nos toca y lo que esté en nuestras manos para que salgan adelante en esta pandemia.

Nancy Anahí Toledo Rascón
Instagram @eso.pienso
Facebook Eso pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

México y Argentina, un nuevo pacto. Por Caleb Ordóñez T.

Caleb Ordóñez T.

Caleb Ordóñez T.

“En política la forma es fondo”, solía decir el ideólogo del PRI, Jesús Reyes Heroles. Esto es una serie de acciones generosas que se muestran dos personas que, con oficio conciliativo y de unidad, se ayudan dentro de la arena política.

El presidente parafrasea correctamente continuamente esta famosa frase con: “Amor con amor se paga”. Y no puede estar más feliz con la visita de su homólogo de Argentina, Alberto Fernández, que vino a México a dar un histórico espaldarazo a su gobierno. En casi tres años, ningún presidente extranjero había visitado Palacio Nacional, pero este 23 de febrero los mandatarios se fusionaron en un abrazo cariñoso y que tiene muchas aristas por reflexionar.

LEER EL TEXTO COMPLETO AQUÍ 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto