Conecta con nosotros

México

Madre corre a su hijo de 12 años de la casa por no cubrir cuota de renta

Una madre corrió a su hijo de 12 años de la casa por no cubrir su cuota de renta (350 pesos mensuales que le cobraba desde hace cuatro años; cuando el menor de edad apenas tenía 8). Adriana ‘N’, de 33 años, fue denunciada el pasado 5 de marzo en el municipio de Técamac, Estado de México.

Un video compartido en redes sociales muestra el momento en que la policía se acerca a la víctima, gracias a una vecina, a quien el adolescente recurrió para solicitar ayuda luego de que su madre lo corriera. La denunciante además ofrecía trabajo al menor, que vendía jugos de naranja para cubrir su cuota de la renta.

Asimismo, el menor de edad también debía pagar a su madre por los servicios que utilizaba, entre los que se incluían la cuchara con la que comía, el vaso donde bebía, y el agua fría con la que se bañaba, ya que no tenía permitido usar el agua caliente. Asimismo, cuando la vecina acudió a la mujer para preguntarle lo que pasaba, esta le entregó los papeles del adolescente.

«Aquí están sus papeles, se lo regaló tiene 15 días para darse cuenta de que es una fichita».

Además de los 350 pesos, la madre se quedaba con el sueldo que recibía su hijo vendiendo jugos, pero este mes no le fue suficiente, pues corrió a su hijo porque no no alcanzó a reunir el dinero necesario para su renta y alimento. En consecuencia, el menor de edad acudió a su empleadora, quien se presentó ante las autoridades.

Ahora la madre enfrenta una denuncia y la fiscalía del Estado investiga el caso por el posible delito de violencia familiar.

En sus declaraciones, el adolescente dijo tener un hermano de 17 años que también habría sido víctima de su madre, así como no querer regresar a su domicilio, por lo que ahora se encuentra al resguardo del DIF municipal. Según explicó el personal, padece del síndrome del niño maltratado; una forma grave de maltrato infantil consecuencia de violencia doméstica.

Fuente: SDP

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

México

Ordena AMLO apretar el paso en Tren Maya y cumplir calidad

El Presidente tiene prisa. Nada que en 2024. Quiere dar el banderazo al Tren Maya en 2023 de la obra completa, no de tramos, porque asegura que antes de “irme a Palenque” –dado el sonoro nombre de su rancho– se hará cargo de no dejar obras inconclusas.

Durante dos días, los constructores –civiles o militares– soltaron cifras como metralla: porcentajes de avance, empleos creados, durmientes en existencia y por recibir, kilómetros desmontados y un largo etcétera.

No es suficiente. El presidente Andrés Manuel López Obrador vino a apurar y reconocer, a expresar confianza al tiempo que apretaba tuercas.

Él y Rogelio Jiménez Pons, con quien concibió el proyecto, enumeraron los obstáculos sin aludir a recursos jurídicos de comunidades o ambientalistas. Hablaron sobre todo de la pandemia y de las abundantes lluvias del sureste. Pero también de demoras debido a los cuidados ambientales y la protección que merecen los hallazgos arqueológicos.

En un solo tramo (Calkiní-Izamal) fueron hallados, informó Jiménez Pons, 4 mil 983 vestigios arqueológicos. El arquitecto usó palabras suaves para decir que eso hace más lentos los trabajos, lo que se evitaría si hay “una mejor coordinación con el INAH”.

El Presidente pidió a directivos de los grupos Carso, México y otras empresas que aprieten el paso, que trabajen día y noche para aprovechar la temporada de secas, que cumplan en tiempo, calidad y sin sobrecostos.

La tarea se miraba cuesta arriba incluso en el entorno de López Obrador, pero él prometió que volverá a apurarlos una vez que pase la veda electoral.

Los gobernadores de Quintana Roo, Yucatán y Campeche sostuvieron un duelo de elogios al Presidente y su obra emblemática. Las expresiones del yucateco Mauricio Vila podrían resumirse en una palabra: “Agradecerle” por esto, “agradecerle” por lo otro, incluyendo asuntos que apenas se están considerando, pero que López Obrador menciona, como la vacunación de maestros.

Vila (PAN), quien hizo carrera como gerente de una cadena de comida rápida en la tierra del panucho y la cochinita, se deshizo en elogios al “mayor proyecto de desarrollo de la historia”.

Pero el que se voló la barda fue el priísta campechano Carlos Aysa: “Cuando existe voluntad, los grandes sueños son posibles. La construcción del Tren Maya avanza y cuando esté listo, sobre rieles correrá una nueva era de progreso”.

Pobladores de Maxcanú también se acercaron al acto. Detrás de la valla observaban, aplaudían, echaban porras o preparaban sus peticiones.

“No veníamos preparados”, dijo Gilberth Jesús Can, un hombre menudo que consiguió una silla prestada para escribir ahí mismo una carta al mandatario federal. La firmaron varios miembros de la familia y contenía una sola petición que no ha sido atendida a pesar de múltiples solicitudes: ser inscritos en una tanda y recibir 25 mil pesos para comprar pollos y cerdos.

El Tren Maya y el Presidente son un imán irresistible. A Maxcanú también llegaron grupos que, a todas luces, quieren rebanadita del pastel. El “jefe” de uno se hace llamar “Líder Supremo Indígena Nacional” y una señora se presentó como “gobernadora indígena”. “Son de esos que apoyaron la obra desde el principio y no les dieron lo que esperaban”, comentó una fuente de Mérida.

En otro extremo, pero invitado de honor en toda la gira, estuvo Daniel Chávez, dueño del grupo turístico Vidanta, elogiado como “supervisor honorario” del tren.

En 2015 Enrique Peña Nieto lo nombró “empresario del año”.

Fuente: La Jornada

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

“Checo” Pérez demandó por 58 millones de pesos a Pemex

A unas cuantas semanas de que inicie la Temporada 2021 de la Fórmula Uno (F1), el piloto mexicano Sergio “Checo” Pérez vive momentos dulces en sus primeros días como nuevo volante de Red Bull Racing, la segunda escudería más poderosa del máximo circuito.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas afuera de las pistas para el tapatío de 31 años de edad. De acuerdo con varios medios nacionales, desde 2019 Pérez mantiene una demanda por USD 2.8 millones (58 millones de pesos) a MGI Asistencia Integral, una compañía outsourcing que trabaja para Petróleos Mexicanos (Pemex), el llamado “gigante energético” del país.

Según se informa, la empresa le retiró al mexicano “el patrocinio de forma anticipada y con mala fe”, pues el pacto que comenzara en octubre de 2018 y que duraría todo 2019, cuando aún estaba con la escudería Racing Point, pero fue cortado debido al cambio de sexenio. El presidente Andrés Manuel López Obrador aplicó una política de austeridad recortando los recursos económicos para rubros que consideró no esenciales, afectando directamente al convenio con el piloto mexicano.

En tanto, Sergio pidió una medida cautelar en la que se aseguraran las cuentas de MGI por el monto que le deben, pero el Juzgado Noveno en Materia Civil rechazó la moción.

Pero eso no quiere decir que todo esté dicho, ya que el juez Rodolfo Sánchez Zepeda dictó el pasado 9 de octubre sentencia, en la que absolvió en parte y condenó en parte a MGI. La resolución aún no ha sido publicada por el juzgado, debido a que ambas partes apelaron la sentencia ante un tribunal unitario, por lo que el caso final se prolongará por varios meses más.

En su más reciente informe, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) identificó a MGI Asistencia Integral como una compañía que utiliza Pemex para tercerizar servicios administrativos y legales en la refinería de Dos Bocas, el proyecto energético más ambicioso de la administración de López Obrador que se construye en Tabasco, en el sureste del país.

La carrera del piloto mexicano en la F1 ha contado con el amparo del empresario Carlos Slim. El magnate ha sido uno de sus principales patrocinadores desde sus inicios en Sauber hasta en sus grandes logros como su victoria el pasado diciembre al ganar el Gran Premio de Sakhir (Bahréin).

Fuente: Infoba

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto