Conecta con nosotros

Revista

Michelle Williams encarna a Monroe en ‘Mi semana con Marilyn’

Mi semana con Marilyn es una ventana a un cuento de hadas en una antigua villa inglesa donde la actriz rodó El príncipe y la corista a mediados de los cincuenta. La mirilla a través de la que un joven aprendiz de cineasta, Colin Clark, interpretado por el actor británico Eddie Redmayne, se cuela unos pocos meses en la rutina y el esplendor de la diva de Hollywood que Michelle Williams fagocita casi hasta la confusión.

La actriz estadounidense (Montana, 1980) pasó 10 meses a solas con Marilyn Monroe y Norma Jean en un ejercicio de introspección al que se entregó como “un niño que aprende a leer”, dice la intérprete en conversación telefónica. Sin expectativas ni ideas preconcebidas. Empezó con sus películas, sesiones intensivas de la filmografía de Monroe. “Esta primera fase fue inquietante. Sus actuaciones parecen tan sencillas, superfluas, casi sin esfuerzo, hasta que se produce ese impasse en el que descubres que todo responde a una intención y Marilyn Monroe era un personaje que ella había creado”.

La teoría se la confirmaron los libros de Eve Arnold en las noches de lectura que siguieron. Williams se dio cuenta de la capacidad automática de desdoblamiento de Monroe. “Esta idea de que molecularmente se construyó a sí misma para ser otra supone una gran ventaja”, explica. “Asumí que había un componente divino que era muy complicado de imitar, pero al mismo tiempo se mezclaba con un don natural basado en el aprendizaje, que la convertía en asequible”.

Poco a poco fue extrayendo sus movimientos, más lentos al principio, menos exagerados que en sus últimas etapas. Asumió la evolución de su voz, de grave a más aguda y respirada. Y todas estas lecciones las puso en práctica con su hija, el repartidor que iba a su casa o cualquier desconocido que le sirviera de ensayo antes de pisar el plató de rodaje de Simon Curtis, que se estrena en la gran pantalla con tamaña empresa después de una larga trayectoria de películas para televisión. “Era tan extrema la diferencia entre el personaje y la persona que podía desaparecer hasta la invisibilidad entre la multitud. He leído muchas anécdotas de taxistas que llegaron a decir: ‘Vaya, te pareces un poco a Marilyn Monroe”.

Los meses de ensayo también fueron un período de una transformación física a la que no se había enfrentado en anteriores papeles. Por desgracia, la dieta a la que tuvo que someterse no cultivó los resultados esperados –los kilos de más se le subieron a los mofletes y no a las caderas- y Williams tuvo que recurrir a prótesis para emular las curvas de Monroe. La única licencia que se permitió, entre libros, películas y clases de canto y baile, fue la creación de la faceta íntima del personaje. “No hay testimonios de Marilyn interactuando con un amigo. Todos los vestigios audiovisuales que quedan son actuaciones o entrevistas con periodistas, y aun así siempre hay cierto deje en sus maneras en su afán por intentar influir en la percepción que los demás tenían o podían llegar a tener de ella”. Por este resquicio Williams se entrega a la imaginación y la improvisación en sus paseos con el joven Colin, o sus disputas con el actor y productor de la película, Laurence Olivier, interpretado por Kenneth Branagh. Pero en especial, en esos momentos de contradicción que conforman la esencia de Monroe.

“Cuando entré al rodaje por primera vez me sentí como ella en el plató de El príncipe y la corista, todos esperaban algo de mí, pero llegó un punto en que tuve que silenciar determinados consejos”, recuerda Williams. “Soy una persona muy insegura, más proclive a las críticas que a las adulaciones. No podía contentar a todo el mundo, pero sí tenía que hacer justicia a la relación que había establecido con Marilyn”.

Aun así, confiesa que sigue intentando comprenderla. Tal vez porque Mi semana con Marilyn no es un biopic, más bien una ventana abierta a una de las etapas más vívidas de la actriz. “Decidí hacer la película porque no tenía la responsabilidad de contar su historia”, recalca, aunque de una forma u otra, el extraño fallecimiento de la actriz y las acontecimientos que sucedieron a su autopsia penden sobre la película. “No soy nadie para interpretar la vida y muerte de Marilyn, nunca llegaría a una respuesta concluyente y prefiero quedarme con este pequeño cuento. Me encantaría interpretar este papel para siempre. Voy a echarla de menos”.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista

Crean memes en redes del cereal «chachitos», ¿Los recuerdas?

¿Quién no recuerda haber escuchado alguna vez la frase; “Mamá, me das mis Chachitos con leche helada”? Para quienes no vivieron esos tiempos, se trataba de un comercial en la radio y televisión sobre una marca chihuahuense de cereal que se popularizó fuertemente en los años ochentas y noventas.

En la actualidad, Chachitos puede ser encontrado en prácticamente cualquier tienda de Autoservicio en México, y ha rebasado las fronteras de nuestro país, logrando venderse en algunas ciudades del sur de Estados Unidos.

Usuarios en redes sociales crearon «Memes de Chachitos» para parodiar y recordar la niñez con divertidas creaciones, aquí les dejamos unos de ellos:

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Revista

Foto: Lourdes Munguía se desnuda y deja con la boca abierta hasta a Maribel Guardia

Para festejar que llegó a los 300 mil seguidores en su cuenta de Instagram, la actriz Lourdes Munguía consintió a sus fans con un desnudo en la bañera que dejó con la boca abierta a más de uno, incluyendo a su amiga Maribel Guardia.

A sus 59 años de edad, la actriz ha sabido conservar su figura en perfectas condiciones y al igual que su compañera Maribel Guardia, luce radiante y aparenta menos edad de la que tiene.

Su escultural figura le valió protagonizar la portada de la revista Play Boy en dos ocasiones: Una en 2006 y, porque el público lo pidió, nuevamente en 2013, cautivando a sus fanáticos que siempre la han seguido a lo largo de su carrera que inició a finales de la década de los 70’s, en la película “Amor a la Mexicana”.

Desde entonces, la actriz ha forjado su profesión tanto en el cine, teatro y especialmente en las telenovelas, en Televisa, donde se supo ganar el cariño del público.

El desnudo

Pero este fin de semana, Lourdes Munguía “despertó los demonios de Instagram” y causó furor entre los que la siguen, y para celebrar que ya ingresó a los 300 mil “followers”, la intérprete publicó una imagen en la que se le ve tomando un baño.

En la foto sale completamente desnuda, dentro de una tina de baño y de espaldas, dejando todo a la imaginación de su público, mientras adorna el ambiente un ramo de rosas rojas que brinda más sensualidad a la imagen.

“Gracias a ustedes… ya somos 300,000! Los amo!!!!”, escribió la actriz, con un emoji de besos, rosas y corazones.

Impresionó a Maribel Guardia

La belleza innegable de Lourdes Munguía dejó impresionada hasta su amiga Maribel Guardia, quien también luce espectacular y le dejó un mensaje en la bandeja de comentarios, en la que le escribe: “Fiu Fiu”, acompañado de una corona de reina.

De inmediato los seguidores destacaron el comentario de Maribel, a quien también halagaron por conservarse siempre tan bella.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Revista

Ve cómo lucía Christian Nodal cuando cantaba en los pasillos de su secundaria

Actualmente Christian Nodal es uno de los cantantes de música regional mexicana con más éxitos pues sus temas se han logrado colocar como los más reproducidos en diversas plataformas musicales, además el cantante oriundo de Caborca, Sonora ha sido nominado a grandes premios como los Grammys Latinos, sin dejar a un lado sus participaciones en festivales, y concursos de canto en donde conoció “al amor de su vida” como él mismo llama a Belinda.

Sin embargo, para que Nodal lograra el gran éxito del que actualmente goza, tuvieron que pasar muchos años antes, pues aunque tiene solamente 21 años, el cantante inició su carrera desde muy pequeño.

Nodal proviene de una familia de músicos pues o todos cantan o todos tocan algún instrumento musical, sin embargo, Christian a muy corta edad se dio cuenta de su talento para componer canciones, mismo que aprovechó para que sus temas fueran únicos.

A los 14 años, mientras estudiaba en el sistema educativo Muñoz Campus Caborca, en donde cursó su primer semestre de bachillerato ahí aprovechaba los tiempos libres con sus compañeros de escuela para que entre clase y clase en los pasillos de la escuela cantar sus canciones favoritas.

En redes sociales circula un video en el que se puede ver a Nodal cantar mientras esperaba iniciar clases el tema que interpreta en dicho video es “Mujer de piedra” quien la interpreta originalmente Gerardo Ortíz.

En una entrevista con el periodista Gustavo Adolfo Infante, Nodal cuenta que cuando inició a cantar su mamá fue quien le dijo un par de palabras que le hicieron replantearse si en verdad quería ser un cantante de escenarios pues en sus primeras presentaciones fue la madre del cantante quien se dio cuenta que su hijo no interactuaba con el público y se la pasaba detrás de las bocinas por lo que habló con él y le dijo que si quería dedicarse a eso debía cambiar su modo de actuar.

Ante las palabras de su madre, Nodal cambió su actitud pues no estaba dispuesto a cambiar por nada del mundo la sensación que tiene cada vez que se sube a un escenario.

Fue entonces que comenzó a cambiar su desarrollo y desenvolvimiento que tiene en cada presentación, actualmente, Nodal ha compartido escenario con grandes cantantes como Alejandro Fernández, Juanes, David Bisbal, Piso 21, Belinda, Ricardo Montaner, entre otros.

Fuente: El Heraldo de México

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto