Conecta con nosotros

Resto del mundo

Moda de símbolos del nazismo en Bangkok, molesta a turistas

Caricaturas de pandas, Teletubbies, Ronald McDonald. A primera vista estos personajes no parecen tener mucho en común más allá de ciertas características infantiles. Pero durante una visita a Bangkok podrías descubrir otra característica que comparten estos populares íconos culturales: su parecido con Adolfo Hitler.

En el último estallido de la moda nazi en la capital tailandesa, los pandas, Teletubbies y Ronald McDonald se transforman en alter egos del Fürher, quien parece ejercer una fascinación infantil sobre algunos jóvenes tailandeses.

Con un poco de suerte podrás ver a algunos jóvenes a la moda presumiendo sus playeras con imágenes de caricatura del dictador nazi.

En un diseño particularmente popular, el rostro de Hitler fue transformado en una caricatura de Ronald McDonald, la imagen del payaso de la popular cadena de comida rápida, con un abultado cabello color rojo cereza y una mirada severa.

En otra camiseta, se muestra al Führer con un adorable disfraz de oso panda y un brazalete nazi. Y en otro aparece como un Teletubbie rosa con ojos de ciervo, orejas de jarro y una svástica rosa como antena. Hace pucheros de manera petulante como un niño malcriado mientras realiza el saludo nazi.

Las playeras cuestan entre 200 y 370 bahts (entre siete y 12 dólares) por pieza, y algunas prendas incluso cuentan con camisetas que combinan. El compañero de Adolf McDonald es un travesti con cabello color fucsia, lápiz labial, pestañas grandes y una sonrisa tímida tipo Mona Lisa. El doble más varonil del panda viste un uniforme café de un soldado de asalto.

No es divertido

“Algunos extranjeros se enojan (cuando ven mis camisetas a la venta), entran a mi tienda y se quejan”, reconoce el propietario de Seven Star, una pequeña tienda de ropa en Terminal 21, un nuevo centro comercial de tiendas de ropa en el centro de Bangkok en Sukhumvit Road, un centro turístico muy popular.

El propietario es un hombre de treinta y tantos años quien se identifica con el apodo Hut. Es graduado del programa de arte de una universidad local. Hut hace un gran negocio vendiendo sus camisetas. Los artículos más populares de Seven Star son sus diseños de McHitler, el cual vende junto con sus caricaturas de Michael Jackson, el Che Guevara y Kim Jong Il.

Parado frente a su tienda está un enorme muñeco de Hitler vestido como Ronald con su brazo izquierdo motorizado que sube y baja imitando el saludo nazi. Los clientes tailandeses adoran posar alegremente con el muñeco.

“No es que me guste Hitler”, insiste Hut. “Pero se ve cómico y las camisetas son muy populares entre los jóvenes”.

Hut sabe bien que algunos extranjeros no lo encuentran divertido. El embajador de Israel en Tailandia es uno de ellos.

“No quisieras ver los recuerdos del periodo nazi trivializados de esta manera”, señala el embajador Izhak Shoham, cuya embajada está justo detrás de Terminal 21. “Lastima los sentimientos de todos los judíos y de las personas civilizadas”.

Shoham recientemente se quejó con Hut. “Le dije, ‘no me preocupa el muñeco; simplemente quítale la cara’”, dice el embajador.

La cara del muñeco de McHitler ahora está cubierta con una máscara de lucha libre.

La moda nazi

Al otro lado de la ciudad se encuentra otro centro comercial de ropa, donde una tienda pequeña tiene sus propias caricaturas de Hitler impresas en playeras. El Hitler panda se muestra orgulloso entre los Pitufos impresionistas, las celebridades pop y los personajes de manga (cómics) japonesa.

“Las camisetas de Hitler son muy populares, especialmente con los chicos adolescentes”, señala el dueño de la tienda, quien tiene 30 años y cuya familia opera una fábrica de ropa.

Mientras tanto, en el refugio de los mochileros en Bangkok, Khao San Road, otros diseños de camisetas presumen impresiones hechas con Photoshop del Führer, incluyendo uno en donde lo representan mientras toma desnudo un baño de sol en una playa tropical.

Los clientes que buscan banderas nazis, reproducciones de propaganda del Tercer Reich, banderines con cruces de hierro y águilas nazis y cascos de la SS de imitación pueden encontrarlos en el mercado Chatuchak Weekend Market, en donde se venden junto a los retratos de Bob Marley y accesorios para rastafaris.

Algunos turistas extranjeros ven a esta moda nazi tan sólo como un aspecto peculiar de la cultura juvenil tailandesa.

“Creo que alguien podría decir ‘caray, es un mundo bastante ignorante el de los chicos de hoy’”, señala Mark Goldberg, de Nueva Orleans, “dudo que las personas (a) quienes (les gustan estos diseños) tan siquiera conozcan su significado”.

Eso es una apuesta segura. La mayoría de los jóvenes tailandeses al parecer conocen poco sobre los nazis y sus crímenes más allá de los atractivos diseños. Así que se sienten atraídos por la propaganda visualmente alucinógena de Hitler y su régimen.

En septiembre pasado en la ciudad de Chiang Mai, un grupo de estudiantes de preparatoria, se presentó a un desfile deportivo vestidos con uniformes nazis hechos en casa (con todo y brazaletes con svásticas y armas de juguete). Los dirigía una chica adolescente vestida con un uniforme de imitación de la SS con un bigote falso de Hitler.

Las personas locales que se encontraban en las aceras ovacionaron alegremente a los estudiantes mientras que los turistas los veían horrorizados.

En 2007, cientos de estudiantes de una escuela de Bangkok realizaron un desfile similar con disfraces con temática nazi.

Después de las protestas internacionales, los profesores de las dos escuelas ofrecieron disculpas, diciendo que no tenían idea de que los estudiantes planeaban vestirse como nazis.

En 2009, un museo de cera de Pattaya, un centro turístico a orillas del mar, hizo una una cartelera gigante en donde se presentaba al Führer con la leyenda en tailandés “¡Hitler no está muerto!”.

Como era de esperar hubo protestas. Los gerentes del museo rápidamente retiraron el cartelón, insistiendo en que no tenían la intención de ofender.

“Es una falta de exposición a la historia”, señala Harry Soicher, un rumano quien enseña en una preparatoria en Bangkok. “Si no vives en Tailandia, puede costarte trabajo creer que realmente no quieren ofender a nadie”.

La cabalgata de la moda nazi

En defensa de los tailandeses, el fenómeno de la moda nazi difícilmente se limita a su país. El mal uso de los símbolos nazis con propósitos de moda también es común en países que van desde India hasta Japón.

Hace algunos años, las tiendas 7-Eleven en Taiwán vendieron muñecos y llaveros con imágenes de Hitler. En Hong Kong, una cadena de tiendas de ropa una vez decoró el establecimiento con banderas y pancartas nazis. En Corea del Sur y en Japón, la ropa con estilo nazi a menudo es parte del cosplay, en donde los jóvenes se visten como sus personajes favoritos de los cómics japoneses.

Abraham Cooper, director asociado del Centro Simon Wiesenthal en los Ángeles, un grupo que monitorea las actividades neonazis en todo el mundo, está de acuerdo en que las manifestaciones de la moda nazi en la región comúnmente se dan por pura ignorancia. Sin embargo, insiste en que los locales deberían pensar un poco sobre Hitler y su nocivo legado ideológico.

“Si los nazis hubieran ganado la guerra, la ideología racista de Hitler eventualmente habría tenido como objetivo todas las razas a las que él consideraba inferiores, incluidos los asiáticos”, señala Cooper.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resto del mundo

Manuel Merino presenta su renuncia “irrevocable” como presidente interino de Perú

Manuel Merino, que asumió el cargo de presidente interino de Perú a principios de esta semana tras la destitución de Martín Vizcarra, renunció este domingo tras sucederse varias jornadas de protestas en su contra.

El político peruano hizo el anuncio a través de un mensaje a la nación.

“Yo, como ustedes, quiero lo mejor para este país”, dijo Merino antes de anunciar su dimisión “irrevocable”.

Los enfrentamientos entre policías y manifestantes quienes estaban en contra del gobierno de transición en Perú, dejó un balance de dos personas muertas, casi un centenar de lesionados y 41 personas desparecidas, informaron organismos de derechos humanos y fuentes hospitalarias.

La ola de protestas que sacude el territorio Inca desde el pasado lunes, tras la destitución de Martín Vizcarra como presidente de Perú, provocó la represión violenta que pudo verse a través de la televisión y en redes sociales de los miles de asistentes a la protesta, la cual fue una de las más multitudinarias vistas en Lima en las últimas décadas.

La ola de protestas que sacude el territorio Inca, tras la destitución de Martín Vizcarra como presidente de Perú, provocó la represión violenta que pudo verse a través de la televisión y en redes sociales de los miles de asistentes a la protesta

El diario El Comercio confirmó el deceso de Jack Bryan Pintado Sánchez, de 24 años, sufrió un traumatismo encéfalocraneano por el impacto de un proyectil de un arma de fuego y señaló que el paciente llegó sin vida al centro de salud.

Horas después se confirmó el segundo deceso de un hombre de 24 años identificado como Inti Sotelo Camargo, de 22 años, quien llegó con una herida grave en el tórax al Hospital Grau. Según declaraciones del padre y el hermano de la víctima a los medios locales, el joven habría llegado sin vida al centro médico.

La marcha nacional de este sábado se inició alrededor de las tres de la tarde. Los ciudadanos se manifestaban con música, carteles de repudio a Merino, de protección al Tribunal Constitucional, a la superintendencia de calidad educativa en las universidades y el respeto a las elecciones generales convocadas en abril.

Los ciudadanos pretendían llegar hasta el Congreso de la nación pero fueron interceptados por un gran número de elementos policiacos, quienes habían cercado la zona. Varios medios locales han reportado abusos por parte de las fuerzas de seguridad.

Tras conocerse los fallecimientos, el exprimer ministro Salvador del Solar pidió al político que dimita. “Esta noche debería ocurrir la renuncia del señor Merino”, indicó.

Asimismo, el presidente del Congreso y el líder del partido Alianza para el Progreso, César Acuña, cuya bancada votó por la salida de Vizcarra, han pedido la renuncia de Manuel Merino.

Fuente: ADN 40

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Trump deja a Biden sin informe clave de seguridad nacional

A diferencia de mandatarios anteriores, el presidente Donald Trump -quien cuestiona los resultados de las elecciones- no ha dado al presidente electo Joe Biden acceso a un informe altamente confidencial de inteligencia.

El reporte se conoce como Informe Presidencial Diario (PDB por sus siglas en inglés).

Los expertos en seguridad nacional e inteligencia esperan que Trump cambie de actitud, ya que el presidente entrante debe estar preparado desde el primer día para abordar cualquier problema de seguridad nacional que se presente.

Nuestros adversarios no esperan a que se consume la transición”, dijo el exlegislador republicano Mike Rogers, quien presidió a la comisión de inteligencia de la cámara baja.

Joe Biden debería recibir el PDB a partir de hoy. Debe conocer las amenazas más recientes y empezar a elaborar los planes correspondientes. Este no es un asunto político, sino de seguridad nacional”, añadió.

Desde el momento que ocupe la Oficina Oval, Biden deberá afrontar problemas cruciales de las relaciones exteriores.

Uno de ellos es un nuevo acuerdo de control de armas nucleares con Rusia.

Si Trump no negocia un pacto en las próximas semanas, Biden tendrá apenas 16 días para tomar medidas antes de que caduque el último tratado que limita los dos arsenales nucleares más grandes del mundo.

Es posible que espías estadunidenses hayan recogido información sobre la posición de los rusos y las armas que quieran excluir del acuerdo.

Esa es la clase de información que podría aparecer en el PDB, un resumen de información confidencial y análisis de los problemas de seguridad nacional que los presidentes reciben diariamente desde 1946.

Lo coordina y entrega la oficina del director nacional de inteligencia con información de la CIA y otras agencias.

Según los deseos de cada presidente puede ser un informe oral o escrito o ambos, un resumen breve o un informe largo, en papel o en la pantalla de una computadora.

El acceso al PDB le permitiría a Biden elaborar una posible respuesta a Corea del Norte, que suele lanzar misiles o realizar ensayos nucleares cuando se produce una transferencia del mando en Estados Unidos.

Biden tiene décadas de experiencia en asuntos exteriores y seguridad nacional, pero probablemente no está al tanto de la información más reciente acerca de Irán y el enriquecimiento de uranio, o las operaciones de ataque cibernético de Rusia, China y la república islámica.

La represión china en Hong Kong se está acentuando. Adicionalmente, la amenaza de los extremistas islámicos, aunque contenida en parte, aún persiste.

Biden intenta restar importancia a la falta de acceso al PDB.

Evidentemente, el PDB sería útil, pero no es necesario. No soy el presidente en este momento”, dijo el martes.

Preguntado si había intentado comunicarse con Trump sobre éste u otro asunto, se limitó a responder, “señor presidente, ansío hablar con usted”.

El acceso a la información confidencial es útil”, añadió.

Pero no estoy en posición de tomar decisiones sobre esos asuntos. Como dije antes, un presidente por vez. Él será presidente hasta el 20 de enero. Sería bueno tenerlo, pero no es crucial”´, insistió.

Fuente: Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Conoce a la familia mexicana que alimenta a personas sin hogar en NY

El aroma de chuletas de cerdo, jalapeños y cactus a la brasa llena la cocina de este restaurante del sur del Bronx. Detrás de la puerta, en un cartel rojo, se lee: “no deportaciones”.

Los platillos oaxaqueños que se preparan aquí no son sólo para los clientes del local, sino también para los cientos de personas hambrientas en este barrio y otras zonas pobres de Nueva York. El pequeño restaurante, llamado La Morada, se convirtió en comedor de beneficencia durante la pandemia y en la actualidad produce unas 650 comidas al día que se reparten a desempleados, neoyorquinos que viven sin gas y no pueden cocinar, ancianos o discapacitados.

Los dueños mexicanos del restaurante, que también son activistas a favor de migrantes que, al igual que ellos, carecen de documentos en Estados Unidos, describen la labor de dar de comer a estadounidenses y migrantes pobres como gratificante. Es un trabajo que hacen junto con otros grupos y organizaciones que les donan alimentos y fondos y que distribuyen la comida.

“Siempre decimos que el activismo es como nuestro sazón secreto, así que creo que fue algo muy natural para nosotros servir a nuestra comunidad con lo que tenemos”, dijo Yajaira Saavedra, de 32 años y copropietaria del restaurante con sus padres. “También es algo que nos devuelve a nuestras raíces indígenas, cuando todos participábamos en las comidas, aportando unos pocos ingredientes, y cocinando una gran olla juntos”.

El Bronx, un condado de población mayoritariamente hispana y afroestadounidense, es una de las zonas donde el COVID-19 azotó con más fuerza en Estados Unidos. El condado pertenece al distrito congresional número 15, el más pobre de todo el país, con un promedio de salario anual por vivienda de 31 mil 61 dólares en 2019, según datos del censo.

Al inicio de la pandemia, la familia entera de Saavedra presentó síntomas de COVID-19 y La Morada cerró durante un mes.

Solicitaron préstamos federales como el Economic Injury Disaster Loan pero todos fueron rechazados debido a su estatus migratorio, dijo Saavedra. Un portavoz de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA por sus siglas en inglés) dijo a The Associated Press que los solicitantes de préstamos deben ser ciudadanos estadounidenses o extranjeros “calificados”, lo que incluye a residentes permanentes, entre otras categorías.

Saavedra se beneficia de un programa conocido como DACA que otorga alivio migratorio temporal a inmigrantes, que fueron llevados sin autorización a Estados Unidos por sus padres cuando eran niños.

Sus padres, Natalia Méndez y Antonio Saavedra, cruzaron el desierto de Sonora, en Texas, y llegaron a Nueva York en 1992. Saavedra y su hermano Marco hicieron lo mismo un año después con parientes. Marco, quien ahora tiene 30 años, solicitó asilo en 2019 y está esperando una decisión.

Sin ayuda federal, un amigo abrió una página en internet para recaudar dinero, lo que permitió que la familia reabriera el restaurante en abril. La Morada abrió también como programa de comida comunitaria porque los Saavedra tenían comida acumulada que no querían tirar y había demasiados hambrientos en el sur del Bronx. La noticia corrió rápido: la gente empezó a hacer fila en la calle y unas 200 sopas desaparecieron en menos de una hora, dijo la familia.

“Nos dimos cuenta de que la necesidad era enorme. Al día siguiente, sin pensar, cocinamos el doble”, dijo Méndez, quien tiene 50 años y constantemente se las ingenia con los ingredientes disponibles.

Un día pueden ser “enfrijoladas”, es decir, tortillas cubiertas con salsa de frijoles negros; otro día serán sopas de res y otro día será ensalada con pollo. Mercados locales, vecinos y amigos también donan: cualquiera puede presentarse en el restaurante con una bolsa de arroz o patatas.

“Quiero decirles ‘gracias’ porque una libra de arroz cuando la cocino se convierte quizás en 20 platos, con verduras y carnes que se consigan”, dijo Méndez.

Durante la pandemia, La Morada, que abrió sus puertas en 2009 y ha recibido varios prestigiosos premios Michelin Bib Gourmand, se alió con ReThink Group, una organización sin ánimo de lucro que promueve acceso a alimentos, para llevar adelante el comedor de beneficencia. El restaurante también se unió a otro grupos e iglesias.

La comida se distribuye a barrios pobres y a neveras comunitarias, un proyecto nuevo que consiste en llenar neveras que se enchufan a la electricidad de un negocio y se dejan en plena calle para alimentar al que lo necesite.

Una tarde reciente, Antonia Morales tomó dos bolsas de comida de La Morada en un jardín comunitario donde éstas eran repartidas por voluntarios. “Nos ayudó mucho. En la pandemia esto fue muy importante,” dijo la inmigrante mexicana, que tiene cuatro hijos y perdió su trabajo limpiando casas.

Dentro de La Morada, voluntarios entran y salen constantemente a lo largo del día, recogiendo pequeñas cajas de comida para repartir. El restaurante incluso ha podido contratar a gente para ayudar con el comedor de beneficencia gracias a becas locales.

“Se trata de la comunidad aportando y amigos y aliados diciendo ‘vamos a hacer esto, vamos a luchar juntos y a sobrevivir’”, dijo Saavedra.

Antes de la pandemia, La Morada también era un pequeño centro de intercambio de libros. Imágenes de protestas y de inmigrantes con carteles, pidiendo que paren las deportaciones de miembros de sus familias, decoran las paredes del local, que están pintadas de morado.

Estados Unidos ha superado los 10 millones de casos de COVID-19, convirtiéndose en la nación con el mayor número de infecciones. Nueva York, que hace meses se convirtió en el epicentro de la pandemia, vuelve a sufrir ahora infecciones en aumento. Según un informe del contralor de la ciudad, la pandemia podría resultar en el cierre permanente de casi 12 mil bares y restaurantes en Nueva York y, por lo tanto, la pérdida de unos 159 mil empleos en un periodo de seis meses a un año.

La comida comunitaria de La Morada funciona de martes a viernes. Los lunes Méndez y sus ayudantes preparan y limpian el ajo, la cebolla, los tomates, la lechuga y otros ingredientes para tenerlos listo para cocinar.

“Es muy placentero para mí, me llena de paz, de emoción, de energía”, dijo Méndez, en referencia a cocinar para gente necesitada. “Estoy muy contenta porque estoy cocinando para personas que realmente lo necesitan, que no pueden pagar un plato”.

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto